Prever retiros de alimentos para mascotas

Publicado el: 3/8/2020
Autor/es: Erika Ximena Montaño Riveros (INLASA. Instituto Nacional de Laboratorios de Salud. La Paz, Bolivia) y Pedro Valle Vega (Departamento de Alimentos y Biotecnología. Facultad de Química. Universidad Nacional Autónoma de México), México

Seguramente todo productor de alimentos para mascotas reconoce la importancia de brindar y procesar alimentos inocuos a las mascotas y que no sean una fuente de enfermedades para los dueños, en particular cuando hay niños, personas convalecientes o con problemas de salud. Al mismo tiempo evitar contaminantes dañinos a las mascotas. El objetivo de este escrito es analizar retiros del mercado de alimentos para mascotas reportados entre 2015 a Julio 2020 (1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7), siendo 134 casos detectados (Figura 1); clasificándolos como peligros biológicos, químicos y físicos, se incluyen retiros asociados a las amenazas a la calidad. Es decir que en los retiros los hay obligatorios y voluntarios. De tal manera que las tendencias detectadas sean una reflexión y mejora para plantas que pudiesen estar en el sector de mayor problemática, evitando que sean estadística por elaborar alimentos que no sean inocuos o de calidad.

 

RETIROS POR PELIGROS BIOLÓGICOS

En la tabla 1, los peligros biológicos con (84 retiros) sobresalen Salmonella, Listeria y la presencia simultánea de ambas. Le siguen los químicos y físicos. La incidencia de patógenos resalta la necesidaGd imperante de mejora en Buenas Prácticas de Manufactura, Medidas Preventivas y HACCP; más aún cuando se han detectado Escheriquia entero hemorrágicas y Clostridium botulinum. La idea de que Salmonella y Listeria no causan daño a las mascotas debe ser desechada, por el riesgo que implica a los humanos y en ocasiones a la mascota. Adicionalmente, varias regulaciones requieren que los alimentos para mascotas no contengan patógenos y menos a Clostridium por generar una toxina extremadamente tóxica en alimentos enlatados. Los alimentos asociados para Salmonella y Listeria o ambas fueron principalmente congelados crudos y premios (Figura 2), siendo alimentos para perro los de mayor incidencia (Figura 3).  

 

RETIROS POR PELIGROS QUÍMICOS

En los peligros químicos el panorama es igual de desalentador (tabla 1) aunque hay una menor incidencia de retiros (33 casos) refleja pésimas prácticas; solo así se explica el que se retire productos por exceso de vitaminas, minerales y restos de químicos indeseables como Pentobarbital (usado para eutanasia), hormonas, restos de sanitizantes (cuaternarios de amonio), propilen glicol, restos de antivirales o antibióticos, cloruro de colina y peróxidos altos. Algunos restos químicos provienen de los proveedores como serían hormonas, Pentobarbital, antivirales y antibióticos. Exceso de vitaminas y minerales reflejó una falta de control en formulaciones. Niveles de peróxidos altos podría asociarse a falta de rotación de productos o descuidos en los controles de recepción de insumos. El exceso de cloruro de colina detectado en alimentos enlatado para gatos ocasiona salivación excesiva, contracción de pupilas y visión pobre, diarreas, vómitos, dificultad para caminar, convulsiones, latidos irregulares, dificultad para respirar, fallas respiratorias y cardiacas, en situaciones extremas la muerte. De cualquier manera, el cumplimiento y revisión de especificaciones, seguimiento a proveedores, así como controles de calidad son requeridas para evitar retiros. Los alimentos para canes fue el sector más afectado.

 

RETIROS POR PELIGROS FÍSICOS

Retiros por riesgos físicos relativamente es bajo (9 casos), reflejando problemas asociados a una combinación de mantenimiento y Buenas Prácticas de Manufactura por la presencia de materia extraña como partículas metálicas de aluminio y otros metales, de pedazos de plásticos, pedazos de huesos y otras partículas. Dos casos de partículas fueron asociados potencialmente a asfixia en las mascotas. Alimentos para gatos y perros fueron afectados.

 

RETIROS POR AMENAZAS A LA CALIDAD

Los retiros por calidad (11 casos) por lo general fueron voluntarios por parte de la planta, por ejemplo, niveles bajos de tiamina, minerales y vitaminas en alimentos para gatos, aunque también hay casos de alimentos para perros. Se prefiere llamar amenazas a la calidad para diferenciar que la inocuidad no está directamente comprometida. Presencia de hongos, fallas en sellos granulometría fuera de especificación implican descuidos en proceso.

 

CONCLUSIONES

El tipo y severidad de los retiros no pueden justificarse como falta de conocimiento o descuidos de proceso. Alimentos para mascota deben ser inocuos y de calidad, otras consideraciones llevarían a negligencia con implicaciones legales, perdida de la imagen de la empresa y lo más lamentable que la salud de la mascota y del dueño se vieran comprometidas. Los incrementos de retiros del 2016 al 2018 son un relajamiento en las medidas de control y mitigación de patógenos y control de químicos. El 2018 incluso superó al 2015 por dos casos. Afortunadamente del 2018 a julio 2020 la tendencia a la baja es notoria, de hecho, acumulado a Julio en 2020 solo hay 4 casos detectados hasta el momento de la publicación.

La prevención de retiros es simple cuando hay compromiso de la gerencia para implementar Buenas Prácticas de Manufactura, medidas preventivas, HACCP, especificaciones robustas de calidad, desarrollo de proveedores, programas de limpieza, sanitización, mantenimiento, control de materia extraña, en general Prerrequisitos, pero que sean efectivos.

 

 

 

 

Referencias bibliográficas

 
remove_red_eye 24 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
Copyright © 1999-2021 Engormix - All Rights Reserved