Engormix/Lechería/Artículos técnicos

¿Qué sigue después de los 6 meses de edad de la becerra lechera rumbo al cumplimiento de su primer parto entre los 22 y 24 meses de edad?

Publicado el: 3/1/2022
Autor/es: Ing. Joel H. Velasco Molina. Asesor Técnico de ABS México. Profesor Emérito del Tecnológico de Monterrey
Quienes amablemente han leído la serie de artículos anteriores, secuenciados, en torno a los acontecimientos dables en la curva de crecimiento de un reemplazo lechero, desde su nacimiento hasta llegar a su primer parto, seguramente  habrán mentalizado que, en resumidas cuentas, he hecho hincapié en que es imprescindible  apegarse, a algunas métricas para evaluar qué tanto estamos cumpliendo con la buena marcha de la crianza de los reemplazos lecheros; cuando la meta es (o debe ser) la de contar con vaquillas al parto, a los 22 o 24 meses de edad, cubriendo a cabalidad con los Benchmarks de su raza. Así pues, he apuntado que habremos de:
  • Estar ciertos de la tasa de mortalidad perinatal (parto hasta 24 a  48 horas posparto) que se consigna en vacas de primer parto y de partos subsiguientes: ¿Es menos de 5 a 8 %?
  • Cuantificar la morbilidad y mortalidad registrada a través de la etapa de dieta líquida en el predestete: nacimiento a los 7 u 8 semanas de vida; y si su peso y estatura. ¿cumplen con los Benchmarks establecidos para edad y raza?, a saber:

Estado de Salud y Supervivencia
Morbilidad: Neumonía < 10 % --Predestete—Diarrea < 15 %
Mortalidad: 24 horas a 60 días: 3 %.

Tasa de Crecimiento (de 24 horas hasta el destete: 56 -60 días)
  • Al menos doblar el peso de nacimiento
  • Estatura: de 10 a 12.7 cm más de la del nacimiento en becerras Holstein
(Estándares de Oro. DCHA. 2019)
  • Certificar que las becerras están satisfaciendo a los 6 meses de edad, la estatura, peso y condición corporal adecuados, vía de pavimentar el camino hacia la pubertad, primera inseminación y primer parto

Estatus de la becerra a los 6 meses de edad
Estado de Salud y Supervivencia
Morbilidad: Neumonía < 12 % --posdestete a 6 ms—Diarrea < 3 %
Mortalidad: posdestete a 6 ms: 2 %.
Tasa de Crecimiento a los de 6 meses:
Estatura: el 79 % de la estatura de una vaquilla al parto:
Explicación:  
Estatura a 6 ms vs estatura al parto: 112 cm/142 cm x 100: 79 %  
Peso corporal: el 30 % del peso de la vaquilla antes del parto
Condición corporal: 2.5   

¿Qué sigue después de los 6 meses de edad  en la becerra lechera?
  1. Deberá sumarse un 25 % más de crecimiento en estatura a los 12 meses; es decir: alcanzar un 75 % de la diferencia entre la  estatura del parto a los 24 meses (142 cm en Holstein) y la del nacimiento (82 cm) = 60 cm x 75 % = 45 cm + 82 cm (nac.) = 127 cm. que medirá la vaquilla a los 12 meses.
  2. A través de esta etapa de crecimiento se está dando un crecimiento Alométrico en la glándula mamaria (hasta los 9 meses)   
  3. Durante este crecimiento habrá de presentarse el principio de la Vida Reproductiva de la vaquilla: La Pubertad
  4. Entre los 13 y los 15 meses deberá arrancar la preñez en la vaquilla para que el primer parto lo presente entre los 22 y 24 meses de edad
¿Qué sigue después de los 6 meses de edad de la becerra lechera rumbo al cumplimiento de su primer parto entre los 22 y 24 meses de edad? - Image 1
Debo aclarar que en esta contribución solamente hablaré de la etapa puberal y quedará pendiente para la próxima, las etapas de la  primera inseminación y el primer parto. 
     
Hacia la pubertad en las becerras lecheras
Hablar de pubertad es hablar del arranque de la vida reproductiva de los animales desde un punto de vista fisiológico; pero no desde el punto de vista zootécnico. Esto es, una vaquilla Holstein puede exhibir su pubertad--- mediante el celo--- entre los 8 y 10 meses; lo cual indica que se está dando la actividad ovárica (ovulación).No obstante, su desarrollo somático (estructura esquelética y muscular, etc.) solamente ha alcanzado un 45 %, aproximadamente, del peso corporal de una vaca adulta; falta aún que incremente un       10 % más, para que alcance el 55 %, y estar apta para exponerla a semen por primera vez.
Ejemplo: establo de vacas Holstein con un peso adulto (peso de 3 y más lactancias) de     650 Kg.
Peso a la pubertad (entre 8 y 10 meses): 45 % del peso adulto = 292 Kg
Peso a la primera inseminación, arranque a los 13 meses: 55 % del peso adulto = 357 Kg
Al entrar en el análisis de estos números podríamos corroborar que las ganancias de peso diario giran en derredor de 800 gramos, lo cual si lo cotejamos con lo recomendado (ver gráfico siguiente) para el futuro de la producción de leche de las vaquillas, está dentro de lo aceptable.
¿Qué sigue después de los 6 meses de edad de la becerra lechera rumbo al cumplimiento de su primer parto entre los 22 y 24 meses de edad? - Image 2
Un meta análisis halló que la relación  entre la ganancia diaria de peso prepuberal y la producción de la primera lactancia no fue lineal. La tasa de ganancia óptima fue de 800 gramos al día, y un rango de entre 727 a 864 gramos es considerado ideal. (tomado de: Jud Heinrichs and Coleen, M. Jones. Monitoring dairy heifer growth. PennState Extension. The Pennsylvalia Stete University. Adaptado por J.H. Velasco Molina (dic. 2021)   

¿Por qué el interés de una pubertad temprana en las becerras lecheras?
Planear la administración de variables que pueden afectar el arranque de la vida reproductiva (la pubertad) de un reemplazo lechero es una excelente decisión económica; pues acortar días o meses en contar con gestaciones tempranas que conlleve a un pronto retorno de la inversión hecha en las vaquillas, va en favor de la economía de la empresa.
Además, dos ventajas adicionales que cobra sentido subrayar: una primera, que si el criterio adoptado por la administración de la granja es el de iniciar las inseminaciones a los 12 meses de edad (usando semen sexado), serían diferentes escenarios en el que una pubertad se presentara a los 8 que a los 12 meses; para el primer caso---con pubertad a los 8 meses---, en 4 meses entre ésta y la primer inseminación a los 12, cabría la posibilidad de utilizar casi 6 celos disponible (120 días / 21 días de CE); mientras que con una pubertad a los 12 meses, posiblemente sería en un primer celo cuando se inseminara (con menos posibilidades de éxito). Sorensen A. et al. (1959) sugirieron que las vaquillas Holstein deberían ser inseminadas al segundo o tercer estro, cuando hayan sido alimentadas con dietas altas en energía para un desarrollo temprano. Reportan que el retraso en el servicio de inseminación  incrementó las anormalidades reproductivas, y anularon la posibilidad de un retorno productivo más temprano. La otra ventaja a considerar, que en cada Ciclo Estrual se estimula el crecimiento el parénquima (alvéolos) mamario secretor de leche y, obviamente, con una fábrica de mayor tamaño se tendrá mayor producción de leche.
Factores asociados con la pubertad      
Algunos factores pueden hacer variar la aparición de la pubertad de hembras y machos en las distintas especies de los animales de granja. En los bovinos estamos ciertos de que la Genética y las causas Medio ambientales afectan el tiempo de la presentación de la pubertad.
Causas Genéticas
Como ejemplo de causas genéticas son de citarse el factor raza y el diámetro testicular (circunferencia escrotal) de los toros, y su efecto en la presentación  de la pubertad en sus hijas. Dicho sea de paso que esto último reviste menos interés para las ganaderías lecheras, habida cuenta que actualmente poco se utiliza la monta natural en las mismas; pues afortunadamente la inseminación artificial casi ha sustituido a los toros en la granjas.
Respecto al factor raza sabemos que hay diferencias en la aparición de la pubertad entre becerras de las razas Holstein y Jersey; estas últimas son más precoces que las primeras. Las razas bovinas británicas para carne consignan su pubertad entre los 12 y 13 meses; mientras que las razas de la especie Bos índicus (cebuinas) la consignan hasta alrededor de los 24 meses (P. L.  Senger. 2003).
En lo tocante a la circunferencia escrotal de los toros respecto a la pubertad de sus hijas, la investigación sobre la selección de la circunferencia escrotal (carácter de heredabilidad alta) ha revelado que por cada centímetro de incremento en circunferencia escrotal, se espera que las hijas de un toro alcancen la pubertad cuatro días antes. Este aumento en el tamaño escrotal, como se apunta, ha tenido un impacto positivo en la reducción de la edad de la pubertad, y también existen correlaciones genéticas entre el tamaño testicular y la edad de pubertad de las medias hermanas y de las hijas de los toros que tenían la circunferencia escrotal superior al promedio recomendado para su edad y para la raza (Brinks et al., 1978; King et al., 1983).
Causas Medio ambientales
En lo que concierne a las causas Medio ambientales que inciden en la aparición de la pubertad, sin menosprecio de la estación del año, el fotoperíodo, la presencia de animales de distinto sexo (toros junto con vaquillas)), el confort, etc., La Nutrición de las becerras es determinante en el arranque de su reproductividad. El peso de las becerras más que su edad es quien fija cuando se presenta la pubertad.
¿Qué sigue después de los 6 meses de edad de la becerra lechera rumbo al cumplimiento de su primer parto entre los 22 y 24 meses de edad? - Image 3
Las becerras de razas grandes (Holstein y Pardo Suizas) pueden llegar a tener ganancias diarias de peso hasta de 1 kilogramo, y la Jersey unos 500 a 650 gramos por día. Sin embargo, debe tenerse presente en que hay un período crítico en que la sobrealimentación puede tener un efecto perjudicial sobre el desarrollo de la ubre. Este comienza, aproximadamente, a los 3 meses de edad y finaliza, con el arranque de la pubertad, entre los 9 a 10 meses de edad de la vaquilla. Lo cual---como recordarán--- se conoce como el período Alométrico de crecimiento mamario. Seguramente también han de recordar, que durante este período, el crecimiento y desarrollo de la ubre es 3.5 veces mayor que el de otros sistemas corporales. Los estudios indican que cuando se produce un acondicionamiento excesivo durante este período, el tejido secretor mamario productor de leche en la ubre se reduce considerablemente y se substituye por grasa. Se pueden propiciar períodos temporales de rápida ganancia en peso en las vaquillas tras principiada la pubertad (aumentos compensatorios), con el objeto de lograr un parto a los 24 meses, con el 94 % de peso adulto del animal (ej. Peso Adulto para el establo 650 Kg x 94 % = 611 Kg antes el parto). Pero hay que insistir que las ganancias de peso diario, entre los 3 y los 9 meses de edad, no habrán de sobrepasar lo los 800 gramos.
Tom Bailey y Julia. M. Murphy, por su parte, exponen lo siguiente en la tabla que aparece a continuación.
¿Qué sigue después de los 6 meses de edad de la becerra lechera rumbo al cumplimiento de su primer parto entre los 22 y 24 meses de edad? - Image 4
No sale sobrando subrayar que la evaluación periódica de la condición corporal en los reemplazos lecheros (becerras y vaquillas)  es una herramienta de gran utilidad, de la que podemos echar mano, para el chequeado de las reservas de grasa de cobertura en los animales. 
¿Qué sigue después de los 6 meses de edad de la becerra lechera rumbo al cumplimiento de su primer parto entre los 22 y 24 meses de edad? - Image 5
Finalmente, y de manera introductoria para la siguiente publicación, presento la información que seguidamente aparece que nos permite tener un punto de referencia para fijar las metas de crecimiento que se determine establecer tomando en cuenta la genética, nutrición-alimentación y el manejo general del establo. 
En virtud de que las vaquillas de los diferentes hatos lecheros difieren en el tamaño genético se pueden estimar “los objetivos meta” de peso corporal para antes del parto y otros puntos de referencia de crecimiento de la becerra o vaquilla, utilizando un sistema de referencia universal de vaquillas (tabla # 3). Los coeficientes de referencia universales de vaquillas en la tabla 1, son una modificación de la información publicada previamente en National Research Council (NRC, 2001).
En la tabla 3 aparecen para el peso corporal de la becerra al nacimiento, de la vaquilla en etapa reproductiva y en el preparto, la cifras multiplicativas de ajuste, con respecto al Peso Corporal Adulto (PCA); estas son 6%, 55% y 94%, respectivamente (Hoffman, 1997); (NRC, 2001). El Peso Corporal Adulto (PCA) ---como antes lo he apuntado--- se estima como el peso corporal promedio de las vacas lecheras de tercera lactancia en el hato lechero; sería más representativo tomar las de una cuarta lactancia, pero como el número de éstas es mínimo, es válido entonces muestrear las de tercera lactancia del hato que cuenten con unos 120 días en leche. No es recomendable sacar el promedio---para tal efecto--- de las vacas de desecho (muy flacas y/o muy gordas) del rebaño. Usando los coeficientes de PCA antes mencionados, se puede estimar el peso de nacimiento, para el primer servicio de inseminación, y para el preparto de las vaquillas lecheras, en cualquier base de tamaño genético. Posteriormente, la ganancia diaria de peso puede estimarse para cualquier edad de parto común como sigue:
(Peso antes del parto - Peso al nacer / edad al parto en  meses x 30.4 días)
¿Qué sigue después de los 6 meses de edad de la becerra lechera rumbo al cumplimiento de su primer parto entre los 22 y 24 meses de edad? - Image 6
Tomado de: Hoffman. P. C. 2017. Large Dairy Herd Management. Third edition. Adaptado por J.H. Velasco Molina
 
Recapitulación
  1. Hay que mentalizar que si no se pesa y se mide no estamos en capacidad para evaluar.
  2. Que en la pubertad debieron experimentarse un incremento en la estructura músculo-esquelética de la vaquilla (Peso y estatura) y un crecimiento del tejido glandular mamario.
  3. Que si bien se acepta que el punto de arranque de la etapa reproductiva de una vaquilla es la pubertad; zootécnicamente debemos apegarnos a los Benchmarks establecidos para la estatura, el peso y la condición corporal, a fin de practicar en la vaquilla el primer servicio de inseminación.
  4. Que si las ganancias diarias de peso en los reemplazos lecheros son del orden de los 800 gramos diarios, esto se traduce en una mayor producción de leche en la primera lactancia.
  5. Que el interés por una pubertad temprana en la becerra busca tener menos días en alimentación al reemplazo lechero, y una más pronta recuperación sobre la inversión económica hecha.
  6. Que entre las factores Genéticos y Medioambientales que inciden en la pubertad se hallan: Genéticos: Raza del animal y la circunferencia escrotal de los toro padres, y en Los factores Medioambientales: la estación del año; el fotoperíodo; presencia de toros junto a las hembras y, sobre todo, la Nutrición que se exhibe en el crecimiento.
  7. Que la sistemática calificación de la condición corporal de los reemplazos lecheros es una herramienta de insospechable valor en la evaluación de los programas de alimentación y manejo general del hato de reposición.
  8. Finalmente: que toda vez que las vaquillas de diferentes  hatos lecheros    difieren en el tamaño genético, se  pueden estimar “los objetivos meta” de peso corporal para antes del parto y otros puntos de referencia de crecimiento de la becerra o vaquilla, utilizando un sistema de referencia universal. Los coeficientes de referencia universales para becerras y vaquillas, son una modificación de la información publicada previamente en National Research Council (NRC, 2001).

Referencias bibliográficas

 
Autor/es:
 
Visualizaciones477Comentarios3EstadísticasCompartir