Acidosis ruminal y del intestino grueso

Publicado el: 1/12/2020
Autor/es: Bretschneider, Gustavo; AER Necochea, INTA. Publicado originalmente en Ciencia a tierra

El intestino grueso está constituido por tres compartimentos, ciego, colon y recto. En general, la fermentación microbiana en el intestino grueso es responsable del 5 al 10% de la digestión total de los carbohidratos a lo largo del tracto digestivo del ganado bovino. En promedio, la contribución de este compartimento digestivo a la digestión de los diferentes componentes del alimento - expresada como porcentaje de la digestión total - es la siguiente: materia orgánica (6,7%), almidón (4,5%), carbohidratos no estructurales (5,5%) y fibra detergente neutro (11,9%). Sin embargo, cuando la fermentación en el rumen es ineficiente, el intestino grueso recibe una mayor carga de nutrientes y, consecuentemente, el mismo desarrolla una actividad de fermentación superior a lo normal para dicho compartimento digestivo. En este sentido, se indicó que, además de la tasa de fermentación, el potencial del almidón para inducir acidosis en el intestino grueso es función de la carga de almidón que llega al mismo; así, la contribución del intestino grueso a la digestión total del almidón se ubicaría en el rango de 0 a 2% para cargas bajas y de 4,6 a 11,7 % para cargas elevadas. En comparación al rumen, el intestino grueso tiene menor capacidad buffer. Por lo tanto, ante la menor capacidad de amortiguar la acidez, un incremento en la actividad microbiana de fermentación favorecerá el desarrollo de acidosis en el intestino grueso. Por lo general, este disturbio digestivo es precedido por un episodio de acidosis ruminal. Brevemente, en el curso de la acidosis, la evacuación más rápida del rumen - asociada con menor retención y fermentación del alimento - aumenta la carga de carbohidratos rápidamente fermentables en el intestino grueso. A campo, la acidosis del intestino grueso pude diagnosticarse mediante la observación de las heces. Los signos fecales de excesiva fermentación incluyen: heces acuosas, heces espumosas y/o heces con presencia de mucus intestinal. Este último, es un indicador de daño del epitelio intestinal. Al igual que en los episodios de acidosis ruminal, las endotoxinas y bacterias pueden acceder a la circulación sanguínea a partir del intestino grueso. De esta manera, los problemas de salud, comúnmente asociados con la acidosis del rumen, podrían también originarse a partir de un cuadro de acidosis del intestino grueso. Prolongadas o repetidas exposiciones a condiciones de acidez pueden dañar el epitelio del intestino grueso y, a largo plazo, causar problemas de salud. La acidosis es un problema persistente que atenta contra la salud y la respuesta productiva del ganado bovino para carne y leche.

Comentario: El amplio rango de digestión, particularmente para el almidón, indicaría que el intestino grueso tiene la capacidad para recibir y digerir elevadas cargas de nutrientes. Sin embargo, la sobrecarga de nutrientes en el intestino grueso, resultado de ineficiencias en el tracto digestivo anterior, podría tener consecuencias negativas sobre el bienestar del rodeo.

 
remove_red_eye 582 forum 4 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2021 Engormix - All Rights Reserved