Secado de la vaca

Secado de la vaca

Publicado el: 29/11/2010
Autor/es:

Cuando por alguna razón visito fincas de amigos o de cualquier productor con quien deseo realizar cierta negociación o simplemente conversar, observo detalles en las vacas y sus crías que hacen pensar en una administración animal deficiente. Cero Etología. Es el caso de ver vacas de baja condición corporal próximas a parir y todavía tienen un becerro pegado mamando; crías de tres o más meses con poco desarrollo físico, y el colmo, el toro presente en el potrero de vacas recién paridas. Indudablemente falta orden: cuando converso con los dueños concluyo que aparte de orden, falta conocimiento.

Planteo la importancia que tiene el receso sexual de la vaca después de haber parido; en esta oportunidad voy a tratar de otro receso: el de la UBRE. ¡ Pobre ubre ! ..después de siete meses de lactancia, de por lo menos 300 días secretando leche, requiere también un  receso de  recuperación.  Es justo.  Si  los humanos  tenemos  unas  vacaciones  al  año.   ¿ Por qué no le damos también a la ubre unas vacacioncitas  de por lo menos dos meses ? ..¿ Que opinan ?

Cuando menciono la oportunidad de descanso de la ubre de la vaca, me refiero al conocido y mal practicado periodo seco o de vaca seca, el cual se puede definir, como el tiempo durante el cual la vaca se deja de ordeñar totalmente a fin de permitir la regeneración del tejido mamario y favorecer la recuperación de las reservas corporales  a instancias de  que el inicio  y desarrollo de la próxima lactancia se presenten en el más alto nivel de calidad y producción; constituye una fase de reposo entre lactancias. El cese del ordeño, que generalmente coincide con el destete,  marca el comienzo del periodo seco y da lugar al inicio de la absorción de la leche no secretada.

Hacia una lactancia productiva.

Es fundamental que la nueva lactancia se inicie con un calostro de máxima calidad; y sabiendas que la cría viene sin protección alguna , el consumo de calostro es importantísimo, sobre todo el del primer día y en las primeras; es el primer alimento que le aporta su madre,  que contentivo de elementos inmunológicos y nutrientes, constituye la base de arrancada para su salud  presente y futura. Esto es fundamental y es de saber  y reafirmar que el calostro de calidad  y la abundancia láctea tiene como base, a parte de una buena condición corporal de la vaca, el receso vacacional de ordeño preparto de por lo menos dos meses de duración.

El cese de ordeño debe producirse cuando la vaca tiene 7 meses de gestación comprobados, ya sean por fecha de monta o por palpación ginecológica; suele coincidir con la fecha de destete, tiempo cuando el becerro (a) en cría tiene 9 meses o  más. Nunca menos. Recuerde la vaca tiene que tener un reposo sexual después del parto. Si no es así, es lamentable. Terriblemente lamentable..!

Los investigadores y la experiencia han permitido concluir que la duración del cese o receso de ordeño debe ser de por lo menos 60 días. Se considera internacionalmente y muchos criadores lo confirman, que este tiempo es suficiente para la regeneración de la glándula mamaria.


El secado.

Las vacas que son sometidas al proceso de secado deben ser observadas y tratadas con máxima atención sanitaria. Se sabe que un elevado casos de mastitis se adquieren durante este tiempo, generalmente todo se debe a inadecuados manejos sanitarios. Primeramente la vaca debe ser observada durante la lactancia a fin de garantizar su salud mamaria antes de llegar al tiempo de secado.  Nunca se debe someter a secado una vaca afectada de mastitis.

Una semana antes de iniciar el proceso de secado las vacas  deben ser ubicadas en un potrero a parte, retirárseles el suministro de concentrados alimentarios, tales como sales minerales y granulados, y darles pasto seco o semi-seco de baja calidad y agua.  Se trata, interviniendo discretamente su alimentación, de gradualmente minimizar la producción de leche.

Por consideraciones expositivas basadas en la experiencia y la práctica, se presentan a continuación dos casos usuales para el secado de vacas:

  • Vacas de mediana producción ( 8 a 10 litros de producción diaria de leche )

En este caso se aplica el método de Secado Radical. que consiste en dejar      abruptamente de ordeñar; la leche que se acumula en la ubre  por el retiro del ordeño comienza a ejercer presión sobre las células del tejido secretor de leche, lo cual incide directamente en la baja de producción por el inicio de la absorción orgánica de la misma; en una semana  o diez días la ubre deja de producir, se encoje y comienza a regenerarse. En este caso, de vacas de baja producción, el proceso no resulta difícil  puesto que muchas vacas a este tiempo comienzan  por si solas a reducir la producción de leche,

En las ganaderías de doble propósito, donde se ordeña con el apoyo del becerro, el día del secado éste se retira; la desaparición de su estímulo contribuye a la reducción de producción de leche; de seguida se procede a realizar el último ordeño a fondo, es decir escurriendo totalmente cada uno de los cuartos, siempre con la mayor asepsia y meticulosidad; a continuación se desinfestan los pezones con agua y algún producto antiséptico, se seca cada uno y luego se les inyecta individualmente una jeringa preventiva de mastitis, contentiva de antibióticos intramamarios para secado. Antes de introducir la punta de la jeringa, es recomendable para lubricarla, hacer salir una gota del producto y de este modo facilitar su inserción. La punta debe introducirse lo menos posible dentro del canal del pezón .Se puede posteriormente usar un sellador para los pezones que impida el paso de bacterias por el mencionado canal.

El efecto del medicamento intramamario dura por lo menos 30 días e inicia inmediatamente su acción antibacterial paralelamente al proceso de absorción de la leche que posiblemente continuará produciéndose los días siguientes al último ordeño. El proceso, como se dijo dura varios días, y siempre debe estar bajo la observación directa del criador o veterinario.

Al observarse el encogimiento total de la ubre es señal que el secado se ha producido; es momento de restablecer al animal la alimentación acostumbrada. No se puede perder, en el plan de secado, la idea que la vaca está preñada y que en los últimos tres meses es cuando se produce mayor crecimiento del feto, por esto se debe favorecer su máxima condición corporal, por lo menos debe mantenerse en el nivel 3,5 de la escala valorativa 1 al 5.   Atención. Más o menos 10 o 12 días antes del próximo parto la ubre comenzará nuevamente a llenarse.

  • Vacas de alta producción ( 11 o más litros . Hasta 20 )

Las vacas puras o mestizas de alta producción lechera requieren un tratamiento más gradual. Muchas de ellas a los 7 meses de preñadas continúan produciendo mucha leche. Para tener éxito en el secado, antes del ordeño de cierre de lactancia se les aplica el método Gradual o Progresivo para llevarlas a un nivel de producción de 10 litros o menos, esto permite que el secado resulte  mucho más fácil de lograr. Es como un pre-secado inicial,

Las vacas igual que en el método anterior se someten una semana antes al proceso de secado, a la debida restricción alimentaria. Se inicia propiamente el proceso con la fase del pre-secado gradual inicial ya mencionada. Si se ordeñaban  2 veces al día, se ordeñarán 1 sola vez durante 3 días; luego se realizarán  3 o 4 ordeños más con día libre intermedio. El séptimo u octavo día, cuando supuestamente ha bajado la producción de leche, se realizará un último ordeño a fondo y se aplicará la jeringa intramamaria de secado  y preventiva de mastitis. El proceso que continua es igual al antes explicado para vacas de producción media. El producto intramamario cumplirá su trabajo bactericida de exterminio y prevención y  la leche  estará sometida a plena actividad de absorción.

En ambos casos, después del último ordeño, por lo menos durante 2 o 3 días las ubres deben ser observadas sin manipulación alguna, solo observación, y durante todo el periodo de secado deberán hacerse recorridos para evaluar la apariencia externa de las ubres.

Siempre es importante el confort de los animales, el stress debe brillar por su ausencia. Un buen manejo de los animales y la tranquilidad que se les produzca son factores ineludibles para el logro perfecto del proceso. Recuerde la vaca está preñada y su cuerpo se ordena para parir.

Si se desea reducir los niveles de mastitis clínica o subclínica, obtener crías robustas alimentadas desde las primeras horas de nacidas con un calostro rico en inmunoglobulinas, y una lactancia próspera y abundante, dé descanso a sus vacas después del parto y aplique un secado correcto a los 7 meses de comprobada preñez. La práctica dará la razón.

La exposición anterior queda sometida a los criterios personales de cada criador, quien con sus conocimientos y observaciones sabrá hacer los ajustes que considere pertinentes.

 
Autor/es
 
remove_red_eye 21904 forum 30 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved