Bondades nutricionales del árbol Jaguay (Pithecellobium dulce), nativo del trópico seco guatemalteco

Publicado el: 17/7/2020
Autor/es:

DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE.

Es un árbol perteneciente a la familia de las Leguminosas, con flores de un tono verde claro o amarillento, el fruto es una vaina angosta y larga que mide de 15 a 20 cm largo por 10 a 15 mm de ancho, la cual se presenta encorvada o enrollada en forma de espiral, con pulpa de color blanca, rosada o rojo claro, que se usa para consumo humano y animal.

Se caracteriza por ser un árbol de porte mediano que fija nitrógeno al suelo, alcanza hasta 20 metros de alto y 30 a 50 cm de diámetro a la altura del pecho; a menudo presenta tallos múltiples y abundantes ramas. Tiene una copa redondeada e irregular, con pocas ramas delgadas que se extienden más allá del resto de la copa; la corteza es lisa, de color gris blancuzco y más fisurada en ramas viejas. Los tallos tienen a menudo un par de gruesas espinas que llegan a medir hasta 13 milímetros.

 

 

Las hojas son perennifolias, bipinnadas dispuestas en espiral, pero con solo un par de pinnas por hoja y dos foliolos por pinna; las flores se agrupan en densas cabezuelas de 1 a 3 cm, con 20 a 30 flores por cabeza de color verde blanquecino pálido, con una fragancia dulce; los frutos son en forma de vainas enroscadas en espiral en una o dos vueltas, miden hasta 20 cm de largo, son de color rojo anaranjado cuando maduras y se vuelven pardas al abrirse; dentro de cada vaina existen entre 8 y 12 semillas negras y brillantes rodeadas de un arilo dulce, carnosos y blanco.

 

 

USOS.

La madera es ligera, resistente y duradera; se usa para la construcción y en la elaboración de paneles, cajas y herramientas agrícolas. Producto de las ramas se obtiene leña para la combustión aunque es de mala calidad porque produce mucho humo, posee espinas, moderado valor calórico y tiene un olor desagradable recién cortada. Entre otros usos, vale la pena mencionar que las flores producen un néctar de excelente calidad para la producción de miel, así como que los taninos de la corteza, hojas y semillas pueden usarse para curtir cuero.

Las vainas y hojas constituyen un forraje altamente nutritivo y grato al paladar; aunque la producción de biomasa de hojas es baja, contiene 29 por ciento de proteína, por lo que en algunas regiones del Oriente los árboles se podan y las ramas se dejan en el suelo hasta que las hojuelas se caen, para recolectarlas y suministrarlas al ganado bovino, caprino y gallinas. Las vainas también se pueden usar para alimentar a los animales, pero más a menudo se reservan para consumo humano. Las semillas contienen en promedio 17 por ciento de aceite que se extrae en algunas zonas y en el residuo se concentra un 30 por ciento, constituyendo un buen alimento para animales.

El arilo blanco comestible de sabor dulce y carnoso que rodea las semillas dentro de la vaina, puede consumirse por los humanos en estado fresco o ingerirlo al prepararlo como un refresco similar a la limonada. Las vainas las recogen a menudo los niños para consumirlas, siendo común observarlas como un producto en los mercados locales, sin embargo es recomendable que el consumo de las mismas se haga pocos días después de ser recolectadas.

El valor de los productos que genera el árbol es muy escaso, por lo que en el país los productores agropecuarios no lo cultivan en plantaciones como parte de sistemas agroforestales intensivos. A menudo se encuentran algunos ejemplares como ornamentales en calles, parques, carreteras y delimitando propiedades, pero más frecuentemente como árboles aislados en pasturas del Corredor Seco y la Costa Sur. También se usa con mucha frecuencia para formar setos vivos ya que sus espinas proporcionan una barrera impenetrable para el ganado.

 

 

ADAPTABILIDAD.

La distribución natural del Jaguay es en el clima subtropical y tropical, de seco a semiárido, con una precipitación anual promedio que fluctúa entre 500 y 1,000 mm, aunque ha sido plantado exitosamente en áreas con precipitaciones hasta de hasta 400 mm y estaciones secas con un máximo de 5 meses. El árbol tolera una gran variedad de tipos de suelo, incluyendo los arcillosos, rocosos de piedra caliza, arenas pobres en nutrientes y suelos con un nivel alto de agua subterránea salina.

La especie demanda fotoperiodos largos y se caracteriza por ser un colonizador agresivo de terrenos abiertos y perturbados, especialmente en presencia de ganado, componente que contribuye a dispersar la semilla. La alta producción de semilla y la tolerancia a un amplio rango de suelos y climas que incluyen sequía y calor extremo, combinado con su agresividad, la han clasificado como maleza en muchos lugares del mundo. Una vez que se establece, es difícil de eliminarla debido a sus espinas, su alta capacidad para rebrotar.

Aparece de forma natural en el Bosque Seco Subtropical, Tropical y Monte Espinoso subtropical desde México a través de la vertiente del Pacífico de América Central hasta el Norte de América del Sur. La especie se ha extendido y naturalizado en las partes húmedas de América Central y en el Caribe; sin embargo, no ha sido plantada ampliamente en fincas ganaderas como componente de sistemas agroforestales.


PROPAGACIÓN Y MANEJO.

Habitualmente el método de propagación es por semilla, pero también es posible la reproducción vegetativa utilizando estacas de más de dos metros de largo que no han alcanzado la madurez total. La semilla se siembra en germinadores y posteriormente se trasplanta; también se siembra directamente en bolsas y las plántulas se trasladan al campo cuando tienen los dos meses en el vivero o han alcanzado de 25 a 40 centímetros de altura. Es muy común plantarlos como árboles solitarios cumpliendo funciones ornamentales en parques o carreteras y para establecimiento de setos vivos para delimitar propiedades, a espaciamientos cerrados; a nivel experimental se ha plantado en Guatemala y Honduras, utilizando densidades de 2,500 árboles/ha. Los árboles se pueden cortar repetidamente o podar sin que haya pérdida de vigor debido a la capacidad de rebrote.

 

 

PRODUCCIÓN DE SEMILLA.

La forma más fácil de cosechar la semilla es agitando el árbol para que caigan al piso las vainas maduras, a las cuales permanecen unidas las semillas aunque éstas se abran, por lo que el proceso de recolección no presenta inconvenientes. La semilla puede extraerse de las vainas de forma manual, si previamente éstas se colocan a secar al sol para que el arilo pierda humedad y facilite el desprendimiento de las semillas al estrujarlas con la mano.

Cada kilogramo contiene de 9,000 a 26,000 semillas; la cubierta de la semilla es inusualmente blanda a pesar de ser una leguminosa de zona seca, por lo que no requiere algún tratamiento previo a la siembra, inclusive la inmersión en agua caliente puede dañar el embrión. Otra característica importante es que pierde viabilidad si se almacena por más de 6 meses, aún bajo condiciones adecuadas de almacenamiento en contenedores herméticos a menos de 10 por ciento de humedad y 4°C

 

 

Puede llegar a ser una especie de crecimiento rápido pero bajo condiciones favorables, pues se ha visto alcanzar hasta diez metros de altura en 6 o 7 años, pero normalmente el crecimiento es menor de un metro al año. En ensayos de crecimiento hechos con especies de Bosque Seco de América Central, ocupó el lugar número 20 entre un total de 25; en otro ensayo asociado con maíz hecho por el CATIE en una zona de Bosque Seco Subtropical de Guatemala, con 904 mm de precipitación media anual y 6 meses secos, temperatura media anual de 27.3 °C y a 360 msnm, la especie creció a los tres años de edad 1.3 a 2.6 metros de altura total, plantada a una densidad de 2 x 2 metros, en un suelo franco y con pH de 7.3.

 

Referencias bibliográficas

 
Autor/es
 
remove_red_eye 87 forum 2 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved