Los retos nuevos de productividad en la industria avícola Moderna

Publicado el:
Autor/es:

Estoy muy satisfecho de haber estudiado, investigado y trabajado en una industria tan dinámica desde los inicios de1980. Posiblemente muchos de los que están leyendo este artículo ni siquiera habían nacido entonces, que son el 90% de mis colaboradores. Sin embargo, siempre en las reuniones y convenciones internas enseño los cambios que por lo menos he visto personalmente en nuestra industria a todos los niveles como mantenimiento de salud, que es una palabra bonita para uso correcto de los antibióticos y vacunas, genética, manejo y salud.

Con estos cambios que son necesarios para la sobrevivencia de nuestra industria vienen otros cambios que no podemos evitar y mirar para otro lado. Estos cambios no son uno o dos, sino una lista larga que no tiene fin. Vamos a mencionar algunos que dependen del CONSUMIDOR. Esa persona que quiere saber todo lo que está pasando detrás de esta pared misteriosa de la producción avícola. Otros factores muy importantes son los asuntos de mercadeo y competitividad. Afortunamente la industria avícola es ágil y fácil de cambiar a los requisitos del consumidor vs otras industrias. El secreto número #1 es saber que estamos haciendo. Producir productos costosos que al final no quiere el consumidor es una locura.

 
Redes sociales:

El tema más popular hoy en día en mi opinión son las redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram, Snapchat etc. Las generaciones que llamamos milenios, zeta, alfa etc., que nacieron al final de los 90s y ahora tienen 10, 20 y 30 años y casi siempre están 24/7/365 conectados a las redes sociales leyendo lo que dicen en sus círculos y reenviando los videos de como se cosechan los pollos, crían, o vacunan.

El uso de redes sociales no es exclusivo de estos jóvenes, nosotros mismos en los 40s hasta la muerte estamos conectados a nuestros móviles o tableta y a cada rato revisamos. Un ejemplo claro y efectivo de que estas redes sociales son efectivas es el uso de Twitter por los políticos a nivel mundial, hasta nuestro querido presidente DJT. El uso de Twitter ha cambiado gobiernos y la situación política de muchos países mundialmente. Si se pierde este aparato o se acaba la batería ya es un estrés y no podemos trabajar y funcionar. Ya ni recordamos números de teléfonos de nadie y pocos usamos los aparatos fijos como teléfonos o televisores.

La realidad es que normalmente nadie reenvía observaciones buenas sino cuando algo está mal y en cuestión de segundos miles de personas ya saben que hizo un trabajador en su empresa afectando su marca negativamente. Aquí no hay que tener miedo a estos cambios, pues querámoslo o no van a estar allí y cada día con más fuerza y tecnología.
 
 
En Panamá donde la población es de 4 millones, existen más de 6 millones móviles. Facebook tiene más de 1000 millones de seguidores y entre todas las redes sociales básicamente todos tenemos alguna red social, que puede ser Outlook hasta Baidu en China con casi 1,000 millones de seguidores chinos. Podemos decir que todos tenemos redes sociales o acceso a aparatos inteligentes desde los 6 meses de edad. 
 
Esta tecnología ahora muchas empresas avícolas ya están utilizando para llegar a sus clientes para buscar más seguidores y desarrollar royalty con la mayor cantidad de personas que se pueda desde edad temprana. La mayoría de los jóvenes que son nuestros consumidores actuales y futuros ya no ven televisión y tenemos que acercarlos y hablar de nuestros productos y lo más importante educarlos de los valores nutritivos que tienen nuestros productos que son fáciles de preparar, cocinar, deliciosos y económicos vs otras proteínas. Debemos aprovechar para aclarar los cientos de mitos de existen sobre nuestros productos y aclararlos poco a poco con mensajes muy cortos y fáciles de entender en las redes sociales. Tenemos que pensar más y hablar menos (Think More, Talk Less).

 
Percepción del consumidor: 

Nunca ha sido tan importante la percepción del consumidor sobre la industria avícola. Estamos rodeados de muchos grupos pequeños de ciertos intereses que quieren imponer sus ideas a los demás. En un reciente estudio encontrarán que básicamente más del 96% de la población quiere productos que produce la industria, pero este % antes era 99%. Esto indica que el consumidor quiere productos diversificados y opciones para escoger cuando va al super. Sin duda, sabemos que estos tipos de productos como ABF, NAE, orgánicos, fortificados, etc. cuestan mucho más, sin embargo, hay ciertos clientes que desean estos productos. En un reciente viaje a San Diego, California encontré la docena de huevos a $9.00, el pollo entero $13.00 y había consumidores comprando. Pero cuando ves la clase de gente en este super manejaban sus BMW, Audi y llegaban al supermercado con valet parking. 
 
El mensaje que quiero dejar es que siempre hay ciertos consumidores que desean estos productos y no podemos ir en contra. Las empresas que se dedican a producir estos productos que dicen que son 100% orgánicos, nunca usan antibióticos, o solamente comieron pasto, hay que certificar y auditar. Mientras el resto de la industria avícola que producimos 95% de pollos y huevos debemos enfocarnos en producir productos de alta calidad y ser productivos. No debemos perder el tiempo en ir contra estas empresas, cada uno tiene que enfocarse en lo que hace mejor. 
 

Ambiente:
 

Con el crecimiento de la industria avícola también vienen asuntos muy importantes de como producimos nuestros productos sanamente para no afectar el ambiente negativamente. Hay ciertas reglas locales que debemos respetar y para las empresas que exportan hay más reglas mundiales que debemos cumplir. Honestamente creo que este debe ser nuestro objetivo de trabajar pro-ambiente en forma proactiva y abrazar estos reglamentos que son a favor de la tierra y las futuras generaciones. 
 
La buena noticia es que la industria avícola es el sector más favorable al ambiente vs las demás industrias como ganadería, lechería, porcinos y pescado. Utilizamos menos tierra, menos agua y producimos más proteína de alta calidad por m2. Muy importante es el manejo adecuado del agua, los desechos de las plantas y granjas y su destino final. 
 

Bienestar animal:

Es un punto que cada día tiene más importancia en nuestra industria intensiva. Todos los días vemos artículos, fotos, películas, documentales hasta en Netflix, llamando nuestras granjas “Chicken or Egg Factory”, pues como que estamos fabricando pollos y huevos en una línea de producción. Hay empresas enteras que ya han cambiado sus gallinas a piso y hay reglamentos fuertes en EU y EE. UU contra el uso de jaulas o densidades actuales de pollos y gallinas.

Son tendencias que suceden y están en aumento y no debemos negar y prepararnos. Todavía en su infancia en varios países de América Latina, pero conozco empresas que ya están cambiando totalmente sus gallinas de jaula a piso y se venden más caras. No podemos cerrar los ojos, hay que prepararnos. Esto incluye como cosechamos los pollos y las aves llevándolas a plantas faenado.

Debemos cuidar como estamos transportando las aves en jaulas en las calles de la ciudad, asegurándonos que todo está bien y no tienen jaulas sin tapas o aves atrapadas entre las jaulas. Recuerden que posiblemente alguien está observando las aves maltratadas tomando fotos y subiendo en cuestión de segundos en las redes sociales.
 

Ciencia y confianza:


En un reciente artículo blog publicado en Meatingplace, 2 de mayo 2018 Charlie Arnot me llamó mucho la atención el uso de la frase “Licencia Social” donde todos operamos bajo ciertas regulaciones establecidas por entidades gubernamentales y/u otras medidas regulatorias respetando las éticas de trabajo, el ambiente, vecinos y comunidad local donde tenemos las instalaciones. Este permiso de operar se puede perder con alguna falla en la planta que todos sabemos que puede suceder, como escape de gas, agua de plantas, olores no deseados, alta mortalidad, ruidos, etc. 
 
El argumento de este blog fue que no todo se puede resolver defendiendo lo que hacemos y/o presentando datos científicos. Investigaciones han demostrado que datos técnicos, experiencia y talento solos no solucionan, sino valores compartidos que tienen hasta 5 veces más potencial para construir la confianza con los clientes. 
 
La recomendación es que hay que aprender a Escuchar, Preguntar y Compartir y en vez de tratar de convencer a un consumidor y decir que está equivocado, primero es mejor entender su preocupación. Hay que recordar que la licencia social de operar es ganada cada día “Social license is earned every day” y debe ser parte integral de nuestra agenda de trabajo diaria como cualquier otra tarea que tenemos cada día. Hoy en día con el uso de las redes sociales en forma masiva, los consumidores que somos también uno de ellos, tenemos poder de expresar nuestra opinión a favor o en contra de un producto, o empresa en cuestión de minutos alrededor del mundo. 
 
Así que recordemos esta frase que “La confianza de los consumidores se ha convertido en el asset más valorado de una organización. “Trust has become the most valuable intangible asset of any organization.”


Somos un equipo con consumidor:

Producción con calidad y eficacia no es solamente trabajo de uno, es un conjunto de muchos colaboradores desde líneas puras de aves, hasta los productos terminados que recibe “el CONSUMIDOR” y que encuentra en el mercado. Allí es donde ella o el evalúa si vale pagar el precio que tienen puesto en el paquete. Además, en estos días se puede navegar fácilmente al perfil de una empresa y/o al código barra del producto allí mismo en los pasillos del supermercado leer, evaluar la fama y confianza que tiene la empresa en su región, su país o mundialmente. Pues “it takes two to tango” “se necesitan dos para bailar tango.” Nunca antes los consumidores habían sido una parte integral e importante de una cadena de producción.
 
 

Los mensajes para llevar: 
  • La población está creciendo en el mundo y especialmente en América Latina requiere alimento y proteínas de alta calidad como el huevo y el pollo y nuestra industria puede jugar un rol muy importante para satisfacer esta demanda. 
  • Los productos avícolas son muy económicos y fáciles de producir y preparar si sabemos cómo hacerlo. El éxito no viene solo, hay que saber cómo generarlo. Recuerden la frase que dice “Generar calidad, no controlarla” 
  • Las redes sociales están aquí para quedarse y tenemos que ver cómo nos conectamos a las nuevas generaciones y las entendemos mejor, contratando gerentes que estén más al día con los pensamientos y las tendencias de los milenios, zetas y alfas. Actuar en forma proactiva y acoger estas tecnologías a favor. 
  • Hagamos caso a lo que nos piden los consumidores, que son los que nos mantienen y pagan nuestros salarios, recordando que todos nosotros somos consumidores. 
  • Es muy importante estar al día de como producir productos avícolas libres de antibióticos y al mismo tiempo ver cómo podemos diversificar nuestra gama de productos para los consumidores que quieren huevos libres de jaulas o pollos que crecen más lentos.
  • Una parte integral de nuestras empresas debe ser cuidar el ambiente, clima y lo más importante producir aves con todas las medidas que ayuden a su bienestar animal. Sabemos que aves más cómodas crecen mejor, producen más huevos y se enferman menos. 
  • Desde 1925 hemos visto cambios dramáticos en el rendimiento de los pollos y los cambios van a seguir 
  • Todos los índices económicos de los rendimientos han mejorado múltiples veces a favor de nosotros, así que nosotros también debemos multiplicar nuestros esfuerzos, cariño y atención a los pollos. Hay que dar para recibir, nada en este mundo en especial la Industria avícola es gratis. 
  • Hay que ganar confianza de los consumidores 
 
Autor/es
 
2055 16 Estadísticas
Compartir:
Ver todos los comentarios
   | 
Copyright © 1999-2018 Engormix - All Rights Reserved