Engormix/Avicultura/Artículos técnicos

Integridad intestinal es esencial para reducir la conversión alimenticia y aumentar la rentabilidad

Publicado el: 10/1/2023
Autor/es: Bauer Alvarenga
Desde que empezó la pandemia de la Covid-19, el costo de la producción del pollo de engorde aumentó cerca del 30%, creando un “nuevo normal” en lo que dice respecto a los altos costos de producción. En octubre de este año, por ejemplo, el costo de producción en Brasil llegó a la marca de los R$ 5,49/kg, 30 centavos menos que el récord histórico, de marzo de este año.
Integridad intestinal es esencial para reducir la conversión alimenticia y aumentar la rentabilidad
Esa nueva realidad es un desafío para el segmento de pollo de engorde, que precisa considerar acciones de como ser menos impactado por valores que se proyectan para 2023. En ese contexto, no hay duda: mirar hacia la nutrición de las aves es fundamental.
Primero, porque el costo del maíz y de la soya, las materias primas que son la base del limento de las aves, sigue en alta en el mercado — hay una proyección de aumento para 2023. Segundo porque, de acuerdo con Embrapa (Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria), la alimentación de las aves representa el 72,31% del total invertido en la actividad.
Es decir, si más del 70% del costo de la producción del pollo de engorde está vinculado a la nutrición, las agroindustrias precisan pensar en alternativas que contribuyan para la reducción de la conversión alimenticia — y, consecuentemente, para que no haya pérdida económica. Pero, ¿cómo colocar eso en práctica? El punto de arranque está en la salud general del plantel.
Integridad Intestinal y Conversión Alimenticia de las aves: directamente relacionadas
La salud general del plantel es uno de los factores que más influyen en la conversión alimenticia en pollos de engorde. Cuando la microbiota de las aves está en desequilibrio, por ejemplo, que es la llamada disbiosis, los nutrientes presentes en el alimento NO son absorbidos correctamente en la digestión y acaban siendo desperdiciados en las heces.
Para evitar que eso suceda y no haya pérdida en la rentabilidad, es importante que el equipo técnico esté atento a la integridad intestinal de los pollos de engorde, cuyo mantenimiento es posible con el uso de probióticos durante todo el ciclo de producción de las aves.

Para hablar más sobre el tema, vamos a explicar:
  • qué es integridad intestinal;
  • cuáles son las fases de colonización de la microbiota;
  • los factores que colocan la integridad intestinal en riesgo;
  • qué hacer para alcanzar la integridad intestinal;
  • cómo reducir la conversión alimenticia — recomendación de probiótico.
¡Siga el siguiente contenido!

Integridad Intestinal y Conversión Alimenticia de las aves: directamente relacionadas
Qué es integridad intestinal
Qué es integridad intestinal
 
La integridad intestinal es un concepto bastante amplio. Va mucho más allá del aspecto morfológico y conecta varios órganos y sistemas: digestivo, inmune, nervioso visceral y central. Por eso, la importancia en mantener la integridad morfológica de vellosidades y criptas intestinales — así como sus funcionalidades — debe comenzar aún en el proceso de incubación.
A final de cuentas, temperaturas altas en el tercio final de incubación afectan el desarrollo de los embriones y limitan la absorción de los nutrientes presentes en el saco vitelínico. Cuando pasa eso, nacen pollitos de menor calidad y que probablemente tendrán un desempeño inferior a los demás, contribuyendo para el aumento de la mortalidad inicial.
Además de la integridad intestinal, el intestino precisa tener una microbiota en equilibrio para presentar una buena funcionalidad. Es decir, una microbiota saludable, que presente alta diversidad de microorganismos no patogénicos y que sea fundamental para el metabolismo y absorción de nutrientes. La microbiota intestinal tiene relación directa con la integridad intestinal y su formación está compuesta por 3 fases.

Las 3 fases de la formación de la microbiota intestinal
1ª) Fase de colonización
Sucede durante el período perinatal: entre el final de la fase embrionaria y los tres primeros días de vida de la ave. Es marcada por un aumento significativo de la microbiota intestinal con relación a la cantidad de microorganismos y diversidad.
1ª) Fase de colonización
Como los pollitos nacen con una microbiota rudimentaria, después del alojamiento habrá un aumento significativo de la colonización intestinal debido a la ingestión de alimento, agua y cama.
2ª) Fase de maduración
Sucede entre el 4º y el 14º día de vida del ave y es cuando la microbiota intestinal pasa por cambios importantes. En esta fase sucede la diferenciación de la microbiota a lo largo del intestino junto con la maduración de las funciones intestinales, que establecen distintos pH, regulan la producción de enzimas, crean ambientes con mayor o menor concentración de oxígeno, etc.
2ª) Fase de maduración
Son esos factores los que favorecen la digestión del alimento y la absorción de los nutrientes. Al término de la fase de maduración, cada segmento intestinal será colonizado por distintos géneros bacterianos.
3ª) Fase de mantenimiento
intestinal. Es cuando hay una constante búsqueda por el dominio de los microorganismos comensales sobre sobre los patógenos (eubiosis).
3ª) Fase de mantenimiento
El intestino delgado es colonizado principalmente por bacterias lácticas, mientras en los cecos hay un predominio de bacterias anaeróbicas – restringidas o facultativas –, resultando en una mayor riqueza y diversidad microbiana.

Factores que colocan en riesgo la integridad intestinal de las aves
La inflamación intestinal puede ser causada tanto por agentes infecciosos como por factores no infecciosos, que promueven el aumento del turnover celular y/o que causan inmunosupresión. Eso impacta negativamente la integridad intestinal y el funcionamiento del sistema digestivo.
Factores que colocan en riesgo la integridad intestinal de las aves
Sendo así, la modulación de la microbiota es el mejor camino para llegar a la integridad intestinal. Ella debe empezar lo antes posible, aún en la planta de incubación, con probióticos de múltiples cepas o exclusión competitiva. La aplicación se puede hacer in ovo o vía spray. Ellos formarán la microbiota pionera de tal forma a:
  • favorecer rendimientos zootécnicos;
  • estimular el sistema inmune;
  • dificultar la colonización de bacterias patógenas que pueden estar presentes en el alimento, agua y ambiente de cría de las aves.

Probióticos auxilian en la conversión alimenticia
Las bacterias probióticas son responsables por ejercer un papel esencial en la colonización, maduración y mantenimiento de la integridad intestinal. Compiten con el crecimiento de bacterias patógenas, reducen la incidencia de enfermedades y — ¡lo que es muy importante! — permiten una mejor absorción de los nutrientes del alimento por el organismo del ave.
Con eso, contribuyen para la reducción de la conversión alimenticia y aumento del aumento de peso, lo que impacta directamente en la rentabilidad.
Hay grandes diferencias entre los probióticos disponibles en el mercado.
“Al elegir un probiótico, es importante poner atención en cuestiones relacionadas al número de cepas que componen el producto, su presentación, vías de aplicación, así como el tipo de fermentación adoptada (aerobiosis o microaerofilia). A final de cuentas, los niveles de oxígeno varían significativamente entre los segmentos intestinales.”
Aquí hablamos sobre los distintos tipos de probiótico. Para quien busca un programa que atienda con precisión los desafíos del plantel y permita una mejor integridad intestinal, recomendamos el Colostrum® Bio21 Mix.
 
Autor/es:
Veterinario graduado de la Universidad Federal de Uberlândia (Brasil); MBA en Gestión Estratégica de Agronegocios de FGV; con 15 años de experiencia en la industria avícola en el área de probióticos
 
Visualizaciones88Comentarios2EstadísticasCompartir