Impacto de la cama de pollo sobre la calidad de las garras en galpones de crianza de aves con diferentes tecnologías

Publicado el: 15/4/2019
Autor/es:

Introducción

En los últimos años el bienestar animal ha tomado mayor relevancia en la producción de aves, tanto por motivos éticos como prácticos. Existen aspectos de importancia en este que son objeto de estudio en la industria avícola, como enfermedades metabólicas, hambre en aves reproductoras y la pododermatítis. Esta última es una lesión ulcerosa en la superficie plantar del pie que se caracteriza por ser una inflamación aguda, condición que puede causar cojera, incoordinación y pérdida de peso dependiendo del grado de severidad de la misma (Platt et al., 2001).

La causa de la pododermatítis es compleja, siendo varios factores los que pueden contribuir a su formación. Dentro de ellos pueden citarse el sexo, la dieta, calidad y tipo de la cama, la cual puede a su vez estar afectada por el tipo que se utiliza, las condiciones ambientales, el diseño de los bebederos, presión de agua (Bradshaw et al., 2002). Mayne et al. (2007) demostraron que la cama húmeda por si sola es suficiente para causar pododermatítis, siendo por lo tanto un factor importante para esta lesión la presencia de camas en mal estado.

A esta complejidad de causas sobre la humedad de la cama se suma la definición de la misma, que dice que la cama es húmeda cuando supera el 25 % su contenido en agua (Collet, 2012) y la Unión Europea requiere que todas las aves deben tener acceso permanente a una cama seca y friable (Lister, 2009).

Por otro lado, en los últimos años se han instalado en la región una nueva tecnología de alojamiento de las aves, denominada galpones oscurecidos o “Black Out”, en los cuales se brinda mejores condiciones ambientales y por lo tanto se puede criar un mayor número de animales por metro cuadrado.

 

Objetivo

El objetivo de este trabajo fue evaluar la presencia de lesiones en las garras de pollos parrilleros en galpones convencionales y oscurecidos, estudiando además la humedad de la cama.

 

Materiales y métodos

Durante el estudio se evaluó la incidencia de lesiones en garras en galpón convencional y oscurecido pertenecientes a una misma granja. Se realizaron 21 visitas a diferentes granjas del departamento Uruguay (Provincia de Entre Ríos) que contaban con ambos tipos de galpón. El manejo ambiental de los mismos se realizó mediante el uso de campanas, extractores y cortinas en el galpón convencional, mientras que en el galpón oscurecido se utilizaron campanas para calefaccionar, sistema de inlets centrales en el techo para ventilación, panel evaporativo y extractores.

Se procedió a encerrar 40 aves en cinco bretes distribuidos en diferentes zonas del galpón (Figura 1). Para verificar la presencia o ausencia de pododermatítis se clasificó la lesión en 5 grados (Figura 2) usando la escala de Welfare Quality, 2009.

  

Figura 1: Puntos de observación de aves

 

 Figura 2:  Lesiones en garras

Para la evaluación de la humedad de la cama se eligieron 21 puntos de extracción de diferentes lugares a lo largo del galpón (Figura 3) con el fin de obtener una buena representatividad de la humedad de la misma y a su vez lograr comparar los dos tipos de galpones estudiados. En todos los casos, posterior a la toma, la muestra se trasladó al laboratorio de Nutrición y Calidad de carne aviar de la EEA INTA Concepcion del Uruguay y se procedió a procesarla el mismo día. Se pesaron 30 g de cada una de las muestras en vasos de precipitado de 250 cm3 y fueron llevadas a estufa a 105 ± 1 oC durante 16 horas. Se realizó análisis de variancia y las diferencias entre medias se evaluaron con Test de Duncan.

Figura 3: Puntos de toma de muestra de cama de pollo

Se registró la incidencia de lesiones de garra en aves que tenían entre 44 (± 2) días de edad. Además, en los galpones oscurecidos se estudió el contenido de humedad en la zona de los extractores y en la de los paneles evaporativos, tomando tres puntos de muestreo para el análisis de estas dos zonas críticas (Figura 4).

Los datos de las lesiones en garras tienen la siguiente forma: en cada observación se anota el vector Y = (Y_1; Y_2,…, Y_r) que registra en sus componentes la cantidad de aves observadas con el grado de lesión correspondiente. En nuestro problema de interés, r = 5 y representan cada grado de lesión en las patas de las aves y la suma Y_1+…+Y_5 siempre es m = 200 que corresponde al número de aves tomadas en cada galpón. Por esta estructura particular de datos, se estableció una distribución multinominal para el análisis de los datos de las lesiones en garras. Se desea determinar estadísticamente, si las probabilidades de que ocurra cada lesión (p1, p2, p3, p4 y p5) son diferentes para los dos tipos de galpones.

Entonces, si X es una variable dicotómica que indica el tipo de galpón, la distribución asumida para Y l X es Multinomial ((p1, p2,…, p5); m = 200) dónde las probabilidades dependen de qué valor toma X. Las estimaciones correspondientes a este modelo se calcularon usando el software estadístico libre R® (2013).

 
Figura 4: Puntos de análisis de datos de humedad de la cama

Resultados y discusión

Los resultados presentados en este trabajo son preliminares, necesitando analizar una mayor población para obtener conclusiones definitivas sobre la incidencia de lesiones en garras y el efecto de los diferentes tipos de galpones (convencionales y oscurecidos) sobre ellas. Son múltiples los factores que inciden sobre la calidad de la cama, para lo cual se continuarán analizando diferentes granjas a fin de recabar una mayor cantidad de datos y robustecer este estudio. Las granjas visitadas presentaban camas con diferentes tiempos de uso (1 a 6 crianzas) y el material de la misma también varió, presentando algunas de ellas cáscara de arroz (10 %), viruta de madera (52 %) o mezcla de las mismas (38 %). En general, existió una densidad promedio de 11±2 y 15±2 aves/m2 en galpones convencionales y oscurecidos, respectivamente.

 En este estudio se evidenció que existe una interacción entre galpón y punto de muestreo con respecto a la humedad de la cama, debido al diferente comportamiento de la humedad en los puntos Laterales y centros de los galpones (Tabla 1). Los galpones oscurecidos presentaron valores menores de humedad que los convencionales en conjunto (37,2 % vs 43,0 %). Se determinó el coeficiente de correlación de Pearson para cada grado de lesión y el contenido de humedad, siendo el mismo no significativo en todos los casos (p>0,05). Los dos tipos de galpones presentaron humedad muy alta, superando los valores recomendados de 25 % (Collet, 2012). Utilizando un análisis multivariado se encontró que el galpón oscurecido presentó mayor cantidad de lesiones de grado 2, 3 y 4. 

Tabla 1: Análisis de la humedad según el lugar de muestreo y el tipo de galpón

a-c medias con diferente letra en columnas difieren estadísticamente (p<0,05)
y-z medias con diferente letra en filas son estadísticamente diferentes (p<0,05)

Por otro lado, los valores de humedad encontrados bajo los bebederos (53,6 y 51,4 % para galpones convencionales y oscurecidos, respectivamente) fueron más altos en comparación a los valores reportados por Cornelison et al. (2005) quienes evaluaron el impacto de diferentes bebederos sobre la cama de pollo y encontraron valores de 28,7 a 41,5 % de humedad en las mismas, Toppel et al. (2019) reportaron valores de humedad debajo delos bebederos de 40,7%. Además, comparando la humedad de los extremos (panel vs extractores) de los galpones oscurecidos se evidencia que en ambos extremos la humedad de la cama fue similar (37,6 vs 38,1 %) (p>0,05). Por otro lado, se observó que el punto de muestreo correspondiente al bebedero fue el que presentó mayor humedad siendo todos diferentes estadísticamente (Tabla 2). 

Tabla 2: Efecto de los extractores y paneles evaporativos sobre la humedad de la cama en galpones oscurecidos.

 

Medias con diferentes letras en difieren estadísticamente (p<0,05).

A los 42 ±2 días se pudo observar que las garras sin lesiones (grado 0) fueron 25,6 % vs 26,1 %; las de grado 1 fueron 11,4 % vs 13,5 %; las de grado 2 fueron 32,0 % vs 31,0 %; las de grado 3 fueron 24,1 % vs 21,0 % y las de grado 4 fueron 6,9 % vs 8,4 %; en los galpones oscurecidos y convencionales, respectivamente (Figura 5). 

 

Figura 5: Distribución del grado de lesiones en galpones oscurecidos (BO) y convencionales (CO) a los 42 días de edad.

Del análisis estadístico se observa que en los niveles de lesión más altos (grado 3 y 4) hubo diferencias significativas entre los dos tipos de galpones, mientras que para los niveles bajos (grado 1 y 2) no hubo diferencias significativas. Estas diferencias fueron analizadas a partir de la estimación del modelo de regresión multinomial para los grados 3 y 4. Las chances que haya aves con lesiones de grado 3 serán del 94 % y del 80 %, para galpones oscurecidos y convencionales, respectivamente. Por otro lado, para la lesión de grado 4, los galpones oscurecidos están en ventaja, ya que reducen más la probabilidad de lesión tipo 4 con respecto a los galpones convencionales (27 % vs 33 %).

 Los galpones oscurecidos presentan una probabilidad menor de contener aves con lesión de grado 4. Sin embargo, para las lesiones de grado 3, es más probable verlas en galpones de tipo oscurecidos que en convencionales (Figura 6). 

 

Figura 6: Probabilidades estimadas para los diferentes grados de lesión de garras en los galpones oscurecidos y Convencional

La causa de este comportamiento podría deberse a múltiples factores siendo algunos de ellos una inadecuada ventilación, excesiva carga de aves por metro cuadrado, mal manejo de la cama, entre otros. Martrenchar et al. (2002) define una mala crianza cuando las aves tienen más de un 10 % de garras con grado 3, correspondiendo en este estudio a la suma de grado 3 y grado 4 respectivamente. Además, Pagazaurtundua y Warriss (2014) en un estudio sobre la incidencia de dermatitis reportó que la población estudio de aves en un sistema de crianza tradicional intensivo tuvo una ocurrencia de 4 % de lesiones mayores al grado 2. Si se comparan los resultados de este estudio se observan mayores porcentajes de lesiones que superan a los de estos autores. 


Conclusiones

El estudio permite observar nuevamente que el lugar debajo de la línea de los bebederos fue el más húmedo, independientemente del tipo de galpón. Si bien fue menor la humedad de la cama de los galpones oscurecidos esto no se reflejó en el grado de lesiones 0, 1 y 2, ya que ambas poblaciones presentaron similar comportamiento. Por otro lado, las lesiones tipo 3 fueron mayores en los galpones oscurecidos, mientras que se encontraron mayor cantidad de lesiones tipo 4 en los galpones convencionales. Se debe destacar que el promedio de humedad observado de las granjas estudiadas es superior al recomendado como óptimo en la bibliografía. La falta de correlación entre humedad y grados de lesiones permite concluir que la problemática de la pododermatítis es compleja, obedeciendo a muchos factores que comprenden aspectos sanitarios, nutricionales, ambientales y de manejo. Con los datos obtenidos en el presente estudio, existen diferencias significativas en la calidad de las garras comparando el alojamiento de las aves en galpones oscurecidos y convencionales. Igualmente, es necesario continuar investigando el impacto de las tecnologías en mayor número de granjas para determinar cuáles producen menor incidencia de lesiones en las garras de las aves y encontrar alternativas de manejo que permitan disminuir el grado de lesiones. 


Fuente: Federico F., Gallinger C., Araujo S., Bernigaud I., Duarte S. Impacto de la Cama de Pollo sobre la Calidad de las Garras en Galpones de Crianza de Aves con Diferentes Tecnologías. En: Producción de Bovinos para Carne (2013-2017).  Tomo II. ISSN 0325-2132. Ediciones INTA

Referencias bibliográficas

 
remove_red_eye 624 forum 13 bar_chart Estadísticas share print
"Me gusta" de Referentes: Marlon Nangi dos Santos
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved