De cuasi - ignorados a esenciales e imprescindibles

Publicado el: 06/04/2020
Autor/es: Prof. Dr. y Dr. Carlos Buxadé. Profesor Emérito UPM Y Profesor de la Universidad UAX. España

Resumo lo acabo de exponer hace unas horas en una charla impartida a distancia (seguimos confinados en nuestras casas, claro está). La he impartido a un grupo de profesionales que cursan un Máster de Desarrollo de la Inteligencia Emocional de una escuela de negocios. La verdad, nos guste o no reconocerlo, se caracteriza ahora por la aparición del virus SARS-CoV-2 en nuestra so...

remove_red_eye 644 forum 13 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ricardo Alvarez Ricardo Alvarez
Agricultor
6 de Abril de 2020
Gracias por estos comentarios, son palabras verdaderas y alentadoras en estos momentos tan difíciles para nosotros los productores de carne de cerdo y res. Desde Puerto Rico mis respetos y mejores deseos.
Responder
7 de Abril de 2020
Ustedes. todos ustedes, son los que se merecen nuestro respeto y nuestra infinita gratitud. Ustedes forman parte del grupo de heroes que se ocupan de toda la sociedad. Un saludo muy, muy cordial y agradecido..
Responder
6 de Abril de 2020
La. Pandemia nos hacerco a saber sobre nuestro hogar, alejándonos de todas las riquezas materiales y valorar el verdadero sentido de la vida
Amor por la vida o el. Miedo ala muerte
Total
Responder
7 de Abril de 2020
Totalmente de acuerdo. Gracias por su comentario. Saludos muy cordiales.
Responder
7 de Abril de 2020

Como de costumbre, tiene toda la razón mi buen y querido amigo Dr Carlos Buxadé
Con esas palabras y esa realidad, cada vez nos sentimos mas orgullosos de haber escogido este oficio de producir alimentos para nuestros congéneres, y más orgullosos aún de nuestros funcionarios que están en las granjas, en las plantas de alimentos balanceados, en las plantas de sacrifico y procesamiento y sobre el asiento de los camiones que llevan y traen nuestros insumos y productos.
Todo muy lindo, y hasta romántico, pero no falta La Mancha en el lienzo blanco, cuando en nuestro país (y se que en muchos de nuestro hemisferio), un altísimo porcentaje de los productores estamos sufriendo nuestro subdesarrollo, y el NO haber hecho caso de continuar nuestro proceso hasta el final.
Por nuestra misma culpa, hemos llegado solo a ser productores primarios de Cerdos, de pollos, o de leche.
En estos momentos el gran bloque de la población que aún tiene algo de capacidad de compra, lo hace por teléfono, o por internet, o presencial (con buenas medidas de bioseguridad), en las grandes superficies o supermercados. Lugares donde la gran masa de productores no llegamos, básicamente porque ellos compran productos terminados (porcionados, bien empacados, con marca), y nosotros solo producimos y comercializamos productos primarios (por nuestra culpa)
Como por muchos años nos hemos limitado solona producir, y hemos dejado que nuestros productos los comercialicen los “mayoristas”, y estos a los minoristas y a las “tiendas de barrio” las cuales ahora mismo están cerradas por simple sustracción de materia ya que sus habituales compradores están en encerrados en casa, con hambre y sin un solo peso para comprar alimento diferente a huevos y arroz.
Por nuestra culpa, nos estamos llenando de animales muy pesados en nuestras granjas.
Por nuestra culpa hemos atentado contra la BIOSEGURIDAD, (no respetando los vacíos sanitarios)
Por nuestra culpa estamos atentando contra el bienestar animal por violar las densidades.
Para colmo de males, reaparece en nuestro país el gremio de los productores de grano (ante la “amenaza” de los productores de proteína animal, de solicitarle al estado el NO cobro de aranceles por una pequeña porción de grano importado) solicitando sin escrúpulos la importación de pollo, cuando los de este sector están llenos y a precios de miseria.
Muy bueno sentir orgullo de haber pasado a ser esenciales e imprescindibles, pero Muy maluco ser tan importantes, y sentirnos como idiotas útiles, por no haber hecho las cosas como se deben hacer, y como lo hacen quienes ahora mismo pueden participar en los mercados locales e internacionales (donde nosotros cómo estamos no podemos ni asomarnos)
Me da pena aterrizar a nuestra realidad subdesarrollada tan loable artículo buen escrito y buen Intencionado de mi respetado amigo el Dr y Dr Carlos Buxadé, a quien desde mi cuarentena le envío un gran abrazo.

Responder
8 de Abril de 2020
Mi muy querido amigo, Dr. Hernando Blandón Montes. Muchísimas gracias por su comentarios ¿Cuántas veces no hemos comentado lo que usted expone hoy en las decenas de charlas en las que hemos compartido escenario a lo largo y ancho de Colombia de la mano de la ACP cuándo la Dra. Consuelo Velasco era su Gerente.
El tiempo ha transcurrido, pero todo sigue casi igual en mi amada Colombia.
En España, en lo que al porcino se refiere las cosas son un pc o distintas porque tenemos unas cadenas alimentarias en porcino, tanto verticales como horizontales que han hecho posible que tengamos una tasa de autoabastecimiento del orden del 180 por 100. En realidad somos el 4º Pais productor del Mundo (hablando siempre de porcino) y el Primer exportador mundial.
Ahora estoy enormemente preocupado porque en este año 2020 no nos visitaran los habituales 52 millones de turistas; la pandemia va a dejar un saldo mínimo de 3,5 nuevos millones de parados a medio plazo (con una clara disminución global del poder adquisitivo medio = PIB negativo).
Ello puede significar que el porcentaje de autoabastecimiento puede superar el 200 por 100. La pregunta es muy sencilla ¿Dónde podremos colocar los enormes excedentes ante un Mundo económicamente afectado?
Nadie había previsto bien la magnitud de la tragedia; tampoc nuestro sector porcino que vivía una época dorada con unas exportaciones crecientes y un mercado interior muy sólido.
Amigo mío, a pesar de las cadenas alimentarias (que no cadenas de valor) relativamente bien estructuradas, nos asomamos al abismo.
Con ello lo que quiero decir es que dándole a usted toda, toda la razón, a veces los imponderables golpean inmisericordes (también a un sector tan potente y dinámico como el sector porcino español de capa blanca).
Evidentemente, si estas cadenas no están bien estructuradas, el golpe puede será aun mayor (cómo ya empieza a suceder en España con los sectores del vacuno de carne o del ovino de carne).
El COVID-19 desnuda al más pintado, mi muy querido amigo Dr. Hernando.
Un fuerte abrazo desde el confinamiento y la distancia.

Responder
7 de Abril de 2020
Desde hace tiempo he tenido en mi cabeza la idea que los productores ya sea de cerdo, pollo, res o carne deben tomar el control del mercado; ya que como funcionan las cosas actualmente el comerciante y el mayorista se quedan con la mayor parte de la ganancia, llegando al grado incluso que el productor no obtiene ganancia y vende por necesidad de abastecerse de alimento para el resto de animales, por otro lado ya es tiempo que los gobiernos faciliten las cosas para los productores ya sean micro, pequeños o grandes productores
Responder
8 de Abril de 2020
Don Mario Alfonso: el problema es que el productor es el eslabón más débil d ela cadena y, por lo tanto, en general, es el que más sufre.

La solución estriba en estructurar adecuadas cadenas de valor dónde todos los eslabones de la cadena apliquen el principio del Win - Win. hasta llegar a un precio de venta al público que sea razonable (evitando para empezar las "ventas a pérdidas".

Para ello, y en primer lugar, los productores deberían unirse y formar un bloque de oferta fuerte, solido y con capacidad de negociación.

Ello permitiría estructurar unas correctas cadenas alimentarias.

Evidentemente, lo poderes públicos deberían apoyar políticas de esta naturaleza dónde el
justiprecio sea real.

Un saludo muy cordial y agradecido por su contribución a este tema.

Un saludo my cordial.


Responder
10 de Abril de 2020
Tiempo de Coronavirus
Como dice el Dr y Dr Carlos Buxadé “el coronavirus desnuda hasta el más pintado” vale la pena desnudarnos ahora mismo y mirarnos realmente.
Que tristeza tener que aceptar que nos llegara semejante problema para que aprendamos con sangre lo que estamos ahora si aprendiendo:
1. Nuestra existencia está en lo básico: la familia, el hogar, nuestro núcleo primario.
Igual la existencia de nuestras granjas está en lo básico: manejo, genética, sanidad y alimentation.
2. La BIOSEGURIDAD es lo único que garantiza una real protección: Por muy avanzada que esté la tecnología de los fármacos, desinfectantes y vacunas, la única real e inmediata barrera de evitar la propagación exponencial del virus es el aislamiento social o cuarentena, más muchas medidas de BIOSEGURIDAD (lavado de manos, distancias entre personas, etc)
En nuestras granjas, LA BIOSEGURIDAD es la real y práctica barrera de medidas contra TODAS las patologías que tenemos y que están por llegar, a pesar de tantos nuevos diagnósticos, antibióticos, medicamentos, co ayudantes, y elementos que combaten los “bichos” que ni conocemos, mientras la BIOSEGURIDAD bien aplicada (TOTALMENTE APLICADA), simplemente NO dejaría entrar NADA.
3. Lo elemental resulto MÁS IMPORTANTE que lo superfluo, que los lujos, que los excesos. Podemos tener el mejor de los carros, pero al igual del que solo tiene una bici, no podemos salir de viaje. Podemos tener la mejor y la de mayor cupo de las tarjetas de credito, pero al igual de quién no las tiene, pero si aún conserva algo de ingresos de su salario mínimo, solo podemos comprar alimentos y elementos básicos para el hogar, porque todo el resto o está cerrado o no lo podemos usar. TODOS podemos vivir solo con lo básico, alimento, aseo, poca ropa, mínimo entretenimiento, ejercicio elemental y convivencia sana y real con nuestro núcleo básico familiar.
En nuestras granjas pasa igual, y con frecuencia y cada vez más, lo olvidamos y lo hemos dejado a un lado, porque pensando que nuestros problemas están por fuera de la granja y como causa de las nuevas entidades, hemos dejado a un lado lo básico, lo fundamental, lo de siempre: el buen manejo de las cadenas de frío en vacunas y otros biológicos, en el respeto a los vacíos sanitarios, buenas y efectivas desinfecciones, respeto a las densidades, buena calidad, cantidad y temperatura del agua, buena calidad e intercambio del aire, buena temperatura al interior de los galpones, buen funcionamiento de los bebederos y los comederos, buen control y evaluación del desarrollo de las futuras reproductoras, buena detección de celos y buena elección de la hora real de inseminacion, buenas prácticas de aseo de las cerdas y de limpieza de los elementos al momento de la inseminacion, tranquilidad, control de condición corporal, alimentación de acuerdo al estado de preñez y adecuado plan sanitario a las hembras gestantes, control y atención a los partos incluyendo calefacción y aseguramiento de un buen amamantamiento a los neonatos, buen control de alimentación y estado general de las hembras paridas, garantizar adecuada temperatura, agua, ventilación, densidad y buen funcionamiento de comederos y bebederos para lechones pos destete, desarrollo y engorde.
En fin, es estar pendiente de lo básico, de lo fundamental, de “lo de siempre” en vez de buscar la causa y la solución de los problemas en los nuevos “bichos” recién descubiertos o recién mutados, y en el cambio de las vetustas construcciones y equipos por de altísima, costosa y moderna tecnología (que sin real BIOSEGURIDAD y sin hacer lo fundamental NO mejorarían para nada los resultados)
4. Ahora “resulta” (como gran descubrimiento) que es más importante un conductor de ambulancia, un camillero, un auxiliar de enfermería, una enfermera, un médico general, un especialista, un productor, obrero, operario o labriego del sector agropecuario, que un jugador de futbol, o un que un gran deportista o un gran artista, y ni que decir sobre un “influencer” o un “YouTuber” y más aún sobre un POLÍTICO !!! CLARO QUE SON MÁS IMPORTANTES los primeros aunque nunca nos habíamos dado cuenta y menos nunca lo hemos reconocido y reconocido abiertamente a ellos.
En nuestras granjas sucede lo mismo: atendemos con las mejores viandas a los “asesores” de sanidad, de nutrición, de genetica, de construcciones, de medio ambiente, financieros, banqueros, y autoridades que a NUESTRA GENTE, nuestros operarios, nuestros supervisores, nuestros jefes de sitio, nuestros conductores nuestros administradores, nuestro personal de oficina !!! Todos ellos nuestro núcleo básico que día a día y noche a noche están con nosotros y para nosotros, que hombro a hombro ven como lo hacemos nosotros, nuestro oficio como proyecto de vida.
Ojalá que una de las pocas enseñanzas productivas de esta pandemia, sea que nuestros funcionarios, desde el más elemental hasta el más alto de nuestros directivos, le quede tatuado en su alma misma, que PRIMERO está lo básico, lo fundamental, lo de siempre y lo que debe ser.
Siguiendo el refranero, sabemos que de esta “nadie saldrá con las botas limpias” y que “cuando baje la marea veremos quienes no tenían pantaloneta”
Espero y aspiro que nosotros cuando esto amaine (porque nunca terminará), aún tengamos botas y pantaloneta bien amarrada, y quedemos con la fuerza suficiente y la enseñanza aprendida que lo Fundamental y lo Básico es la real esencia de la vida misma incluyendo nuestra amada manera de ganarnos la vida y de alimentar a la humanidad.



Responder
13 de Abril de 2020
Es necesario no sólo saber no solo que los trabajadores propios de cada empresa han sido , son y serán los mejores recursos de una granja , sino reconocerles su gran esfuerzo y lealtad . Porque muchos de ellos sus condiciones laborales son muy precarias
Responder
13 de Abril de 2020
Hola a todos, totalmente de acuerdo, la alta gerencia debe hacerle ver a sus subalternos que todos estamos involucrados en las ventas y la realidad es que hay una gran cantidad de intermediarios entre el productor y el consumidor final. Pienso que en lugar de tristeza debemos ver con alegria lo que esta sucediendo para que nos organicemos y podamos reducir la cadena de comercialización y poder llegar al consumidor final a mejores precios con productos de alta calidad.Saludos
Responder
14 de Abril de 2020
Caballeros: muchísimas gracias por sus aportaciones; sin duda alguna ellas enriquecen y mucho, mi pequeña aportación inicial.
En estos momentos, ante la compleja situación que vivimos en España (con casi 18.000 fallecido oficiales, que probablemente serán muchos más cuando consigamos alumbrar todos los datos) la BIOSEGURIDAD es, efectivamente, absolutamente clave.
Pero, para nosotros, la atención integral (empezando por la sanitaria) al personal laboral y a SUS FAMILIAS, se ha convertido en la primera preocupación en nuestra gestión (si olvidar todas las que menciona el Dr. Blandón, por supuesto).
Los obreros, en general, han de desplazarse todos los días, salen y entran de sus hogares diariamente y están en una situación de riego, que implica también a sus familiares.
Controlar bien la situación y actuar siempre en consecuencia (desde medir temperaturas por la mañana y por la noche y estar muy atento a cualquier sintomatología para poder iniciar la cuarentena de cualquier colaborador que pueda entrar en fase de sospechoso, controlar realmente a los miembros de sus familias, que conviven con él en esta fase de aislamiento, etc.)
Les aseguro que no es un tema sencillo, pero es tan clave como el clave la BIOSEGURIDAD si no queremos ver diezmada la mano de obra directa en la explotación (que, efectivamente es absolutamente clave, como ustedes ya han puesto de manifiesto).
Caballeros, estamos inmersos en un mar muy tormentoso y, por lo menos en España, la tormenta. de momento, no amaina.
Por favor, aprendan de nosotros y no comentan los mismos y graves errores nuestros ¡GRACIAS!
Responder
19 de Junio de 2021
Como ganadero puedo permitirme dar fé que si bien nuestra labor a sido noble, ardua y constante al formar parte de la nutrición de las familias que consumen nuestros productos y subproductos cárnicos. Pero por este terrorífico mal COVID 19 nuestras ventas an ido mermando cada día que avanza está pandemia, lo que conlleva a que nuestro ganado encebe más y más cada día y así nuestros ingresos también disminuyan porque con pandemia o sin ella igual hay que asumir gastos tanto con las reces como de mantenimiento, impuestos que no nos a perdonado el estado, pago de servicios, pago de personal... Lo que nos a obligado a reducir el personal entre un 50 a 70% y a su vez esto nos a traído demandas laborales a todos los que somos ganaderos formales.
Responder
1
print
(644)
(13)
Engormix se reserva el derecho de suprimir y/o modificar comentarios. Ver más detalles
Crear nueva discusión:
Si esta discusión no cubre los temas de su interés, o genera nuevas preguntas, puede crear otra discusión.
Consultar a un Profesional en privado:
Si tiene una problemática específica puede realizar una consulta en forma privada a un profesional de nuestra Comunidad.
Pablo Moreno
Pablo Moreno
Medico Veterinario Zootecnista
  Lexington, Kentucky, Estados Unidos de América
 
Copyright © 1999-2021 Engormix - All Rights Reserved