Destete de lechones

¿Podemos destetar hasta 40 lechones por cerda por año?

Publicado el: 5/1/2012
Autor/es:

Mientras que en algunos países 30 lechones por cerda por año es apenas un objetivo distante, otros ya están hablando de lograr una meta de 40. La cifra fue clave en diversas series de presentaciones durante la edición de este año de la Conferencia Internacional de Salud y Nutrición Animal de Alltech celebrada en Lexington, Kentucky, Estados Unidos en el mes de mayo. A continuación la opinión danesa y británica.


Un proyecto comprobado reveló que todas las granjas porcinas danesas tienen el potencial de lograr una tasa de parición de 90.

Dinamarca es el productor más eficiente de lechones destetados. Tenemos un sistema de producción altamente especializado y un sistema de reproducción, DanBred, que es bastante único. Hemos sido exitosos en la reproducción de cerdas de muy alto rendimiento que pueden producir muchos lechones. Al mismo tiempo, las cerdas danesas tienen un muy alto aprovechamiento del alimento. En consecuencia, se requerirá significativamente menos alimento para producir un lechón destetado en Dinamarca que en otros países. En el futuro seguirá siendo crucial que las cerdas sean capaces de atender a la mayoría de sus lechones de forma aceptable, en términos de bienestar animal.

Los niveles de productividad eficientes en las granjas porcinas dependen de:

1. Personal capacitado y confiable que coopere y actúe con destreza y cuidado puntuales.
2. Procedimientos de trabajo uniformes en las instalaciones donde paren las cerdas.
3. Una adecuada población de primerizas de calidad satisfactoria.
4. Una tasa de parición por encima de 90.
5. Manejo eficiente de la condición corporal de la cerda.
6. Una política de bienestar animal que garantice que las cerdas débiles sean tratadas antes de que sea necesario descartarlas. La meta es que el número de cerdas no elegibles para beneficiarlas no supere el 5%.


Personal

Los empleados de granjas porcinas danesas provienen de países muy distintos. Además de eso, los empleados son muy diferentes en términos de experiencia, capacidades físicas y destrezas.

Es importante que sólo un miembro del personal tenga la total responsabilidad y vigilancia de la producción. Esta es también la persona que maneja las condiciones físicas en general: electricidad, luz, agua, alimento, sistema de alimentación, ventilación y primerizas, dejando así que los otros empleados se concentren en su tarea fundamental que es cuidar de las cerdas y a los lechones. Suele ser una ventaja manejar las condiciones físicas a través de convenios de servicio con proveedores ya que de esa forma usted podrá prevenir que se presenten problemas inicialmente. Las reparaciones pueden ser onerosas cuando las piezas de rompen o los sistemas no funcionan correctamente.

   Gunner Sorensen:
“Las cerdas deben tener una buena vida para desempeñarse satisfactoriamente durante una larga vida productiva.”  

Los empleados también deben sentirse cómodos con sus colegas ya que esto creará un buen ambiente de trabajo. El idioma es esencial para poder comunicarse y por lo tanto es crucial que los extranjeros aprendan a hablar danés. Existen diversos cursos de danés, pero la forma más eficiente de aprender un idioma es utilizarlo en la práctica.

Los miembros del personal también necesitan una meta en común: por ejemplo, muchos lechones grandes y saludables se destetan en las instalaciones donde pare la cerda. Sin embargo, si ello se hace a expensas de la condición corporal de la cerda y utilizando muchas cerdas nodrizas, simplemente estará trasladando los problemas a las personas que se encuentra en las instalaciones de servicio. En las instalaciones de servicio, el personal solamente puede servir a las cerdas que posteriormente estén en capacidad de funcionar en un corral en grupo y el personal de la instalación de gestación tiene que estar en condiciones de generar cerdas saludables y uniformes para los corrales de parto. Los procedimientos de vacunación son otro ejemplo de actividades que afectan a varias instalaciones. Por lo tanto es un requisito previo conocer en general el funcionamiento de la cerda en las otras instalaciones de la granja, a fin de garantizar el óptimo funcionamiento del proceso de producción.

Los empleados también poseen un gran conocimiento especializado, dependiendo de la sección en la cual trabajen normalmente. Cada miembro del personal trabaja 37 horas a la semana, tiene entre cinco y seis semanas libres al año, puede enfermarse y también puede cambiar de trabajo. Esto hace que resulte de gran importancia que las rutinas de trabajo en cada sección estén descritas en el mayor detalle posible y que en todo momento haya al menos otro miembro del personal que esté familiarizado con las rutinas de trabajo de cada sección. Esto garantiza una producción estable y hace que la producción sea menos sensible a los cambios de personal, los brotes de enfermedad, etc.

 

Instalaciones donde la Cerda Pare

Cuando el dueño de una granja porcina desea aumentar los niveles de productividad, el mayor desafío estriba en el corral de parto. Las cerdas deben estar en condiciones de cuidar a más lechones por camada, sin comprometer el número de lechones destetados. Esto exige mucho esfuerzo por parte del gerente de las instalaciones de parto. Entre mayor el número de lechones en la camada, más rápido se deteriorarán las cosas si la cerda se enferma o si tiene muy pocos pezones. Sin embargo, el peso al destete cae cuando el número de lechones en la camada aumenta, lo cual se puede compensar suministrando a los lechones alimento seco.

 

Primerizas

Un granja porcina que funcione bien necesita una población adecuada de primerizas. Naturalmente que dichas cerdas deben tener una condición e índice satisfactorios para garantizar que serán vientres longevos.

Muchos productores porcinos consideran la opción de producir estas primerizas en la granja o comprarlas. Cuando se compran primerizas se adquiere el número y el grupo de edad deseado. También es posible formular quejas cuando las primerizas no son de la calidad que usted ha solicitado. La producción de primerizas en la granja requiere espacio y tiempo y no es muy flexible. Además, los cerdos Landrace x Yorkshire son más sensibles que los cerdos Landrace x Yorkshire x Duroc y esto implica más trabajo en los corrales de parto y en los corrales de destete. El principal argumento a favor de la producción de primerizas en la granja es el "riesgo de infección".

 

Tasa de partos

Un proyecto de demostración desarrollado conjuntamente con el servicio de asesoría porcina reveló que todas las granjas danesas de cerdas tienen el potencial de lograr una tasa de partos de 90 si el trabajo en el corral de servicio se hace correctamente. Tenemos el conocimiento, pero como se demostró en el proyecto, el dueño al igual que el personal, deben estar dispuestos a priorizar el trabajo que ello implica. Una alta tasa de partos garantiza un número elevado de cerdas productivas en la granja y una sólida base de reemplazos. Más aún, se ahorra aproximadamente un 5% en los costos de alimento.

 

Condición corporal

El manejo de la condición corporal de la cerda reducirá el consumo de alimento e implica que todos los miembros del personal cooperarán. También reduce el riesgo de tener que descartar vientres precozmente. La evaluación visual de la condición corporal es un buen método para evaluar la condición de las cerdas; sin embargo, la evaluación visual tiene que ajustarse regularmente y esto se hace palpando un grupo selecto de las cerdas, lo cual es un método sencillo. La condición corporal de la cerda debe evaluarse durante la totalidad del ciclo y preferiblemente al momento del parto, del destete, al control de la primera gestación y aproximadamente a los 70 días de gestación. Estas evaluaciones son necesarias para poder detectar las cerdas que están o demasiado gordas o demasiado delgadas. En consecuencia, no basta con simplemente evaluar la condición corporal; también hay que responder en concordancia. Es decir, aumentar o reducir la dosis de alimento para cada cerda individualmente.

 

Salud gástrica

La digestión y el transporte del alimento en el sistema gastrointestinal de la cerda tienen que funcionar en forma saludable y esto requiere una composición equilibrada de nutrientes en la dieta. De lo contrario, los cerdos pueden desarrollar cambios gástricos y el peor de los casos es la muerte aguda como consecuencia de úlceras gástricas. Los síntomas de cambios gástricos son:

  • Cerdos pálidos y débiles
  • Heces negras u oscuras
  • Inapetencia (posiblemente vómito)
  • Desempeño sub-óptimo

El contenido de fibra y almidón y la molienda de las dietas de lactancia también deben ser adecuados para garantizar una óptima digestión y transporte del alimento en el sistema gastrointestinal y por ende prevenir cambios gástricos. El trigo es el ingrediente con el mayor impacto sobre la salud gástrica y por lo tanto debe usarse  con cautela en las dietas de la cerda. El equilibrio óptimo entre fibra y almidón varía de una a otra granja, dependiendo de las condiciones de alojamiento, el acceso a paja, etc., lo cual hace imposible hacer una recomendación general. Las dietas deben ser simples y estar compuestas principalmente de ingredientes bien conocidos como la cebada, el trigo, la avena y la harina de soya. El contenido de fibra de una dieta puede aumentarse utilizando harina verde, remolacha peletizada y fibra de pectina. Estos ingredientes también benefician la salud gástrica y pueden usarse en combinación con trigo. Los resultados del estudio indican que la salud gástrica de los cerdos se puede mejorar añadiendo fibra adicional en forma de remolacha peletizada a las dietas de gestación y fibra adicional a las dietas de lactancia. No se observó ningún efecto sobre la salud gástrica de la cerda cuando se aumentó la estructura del alimento de la lactancia. Esta observación fue inesperada y se atribuye al hecho de que no se cambió la estructura del alimento de la lactancia. Esto indica que la estructura del alimento y el contenido de fibra deben aumentarse tanto en las dietas de gestación como en las de lactancia para lograr una mejoría global de la salud gástrica de las cerdas sacrificadas.

 

Bienestar Animal

Las cerdas deben disfrutar de una buena vida para poder desempeñarse satisfactoriamente con una larga vida productiva. Es mucho lo que puede hacerse en las granjas mediante destrezas específicas y cuidados. El personal de la granja se sentirá muy satisfecho cuando todas las cerdas estén saludables y se desempeñen bien y solamente las lesiones agudas en las cerdas requieran de su atención. Algunas cerdas morirán inevitablemente y a otras habrá que sacrificarlas por causa de lesiones agudas.

Es importante que cada dueño de granja determine el porcentaje de cerdas muertas o sacrificadas que aceptará en su granja. También es necesario contar con procedimientos establecidos para el manejo de una cerda lesionada y cuáles deberán trasladarse a un corral hospital. Sin embargo, el factor más importante es la prevención para garantizar que los problemas se mantengan bajo control. Por ejemplo, solamente servir a las cerdas que tengan una buena posibilidad de soportar un nuevo período de gestación y solamente coloque a las cerdas en grupos cuando crea que podrán manejarse en grupos. Un buen criterio de selección es ver la forma de caminar de la cerda cuando usted la traslade al corral de parto; una cerda que camine con dificultades debe ser sacrificada. Evalúe la marcha de la cerda y la condición corporal cuando se transfiera a un grupo; no albergue cerdas delgadas y cerdas con problemas de marcha en grupos.

¿Cerdas con 40 lechones?

Durante el mismo simposio en Lexington, Kentucky, el Dr William Close, de Close Consultancy, Reino Unido, formuló la siguiente pregunta: "¿Qué queremos decir por 40 lechones?" - "¿Destetados, nacidos vivos o total de nacidos?"

Durante su presentación explicó que: "A razón de 2,4 camadas por cerda por año, para lograr esa cifra la cerda tendría que producir 20, 18 ó 16 lechones por camada. Todo es posible, pero siendo realistas, ¿Puede la cerda producir 16 lechones por camada en forma constante durante toda su vida reproductiva?

Una meta más real es que cada cerda de la piara produzca el menos 40 lechones destetados durante su vida. Esta última cifra considera no solamente el tamaño de la camada, sino la distribución del número de partos de las cerdas en la piara, así como la longevidad. Trataremos estos temas.

Se sabe que los minerales orgánicos "satisfacen mejor las necesidades de la cerda moderna hiperprolífica, garantizando que se atiendan las necesidades metabólicas, endocrinológicas y fisiológicas del crecimiento, la reproducción y la inmunidad. En este sentido, la sustitución total de minerales inorgánicos por minerales orgánicos ha demostrado que aumenta el tamaño de la camada en al menos 0,5-1,0 lechón por camada y, además, fortalece la vida reproductiva de la cerda, lo cual genera un aumento del desempeño anual y a lo largo de la vida.

Sin embargo, es bien sabido que a medida que aumenta el tamaño de la camada, disminuye el peso de los lechones al nacer. Los resultados sugieren que por cada lechón adicional nacido, disminuye el peso al nacer en 40 g y aumenta la variabilidad. Además, el porcentaje de agua en el lechón en desarrollo aumenta, mientras que el porcentaje de proteína (carne magra) y de grasa disminuye. También se ve afectado el desarrollo muscular. Las reservas de glicógeno, minerales y vitaminas pueden verse igualmente afectadas. Por lo tanto, el lechón al nacer es más vulnerable y su condición inmunológica está disminuida; esta mayor vulnerabilidad produce una merma en el desempeño y una mayor mortalidad.

El suministro de minerales orgánicos en la dieta de la cerda durante la gestación y la lactancia también beneficia al lechón al nacer, al destete y posteriormente. Se ha demostrado que la inclusión de minerales individuales*  aumenta la condición mineral del lechón, disminuyendo así la mortalidad pre-destete y aumentando el peso del lechón al momento de destetarlo. Estos beneficios se mantienen a través de un mejor desempeño del lechón.

Por lo tanto, la sustitución total de minerales inorgánicos por minerales orgánicos no solamente beneficia a la cerda al ayudarle a alcanzar su potencial genético en la reproducción, sino que además beneficia al lechón garantizando lechones de mejor calidad al nacer y al destete y por ende una mayor sobrevida y un mayor desempeño posterior.

Publicado en www.pigprogress.net, octubre 2011

 
remove_red_eye 6713 forum 92 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved