engormix
search
search
El servicio no esta disponible para contactar a esta empresa desde Argentina

Criterios a considerar para la elección de un programa de alimentación en lechones (Preiniciadores)

Publicado el: 3/5/2019
Autor/es:

Introducción

En los últimos noventa años los cerdos han tenido un avance genético muy importante, en 1927 se esperaba un peso de 15 kg a los 102 días y un peso de venta de 95 kg con 1,525 días de edad (Brody, 1927), Esto ha cambiado drásticamente en la actualidad esperamos 15 kg a los 48 días y 95 kg a los 146 días (figura 1, figura2). Hoy en día se tiene un presupuesto de 270 kg de alimento para lograr un venta de 119 kg (ver figura 3), de los cuales el alimento preiniciador representa únicamente el 4.4% del consumo total de la alimentación (figura 4), sin embargo el impacto de esta etapa en la producción puede llegar a ser muy significativo, Robinson desde 1976 citó; “la tasa de crecimiento postdestete parece ser lineal, para las edades y los pesos que probablemente se utilizarán en el futuro cercano, además, la tasa de crecimiento está altamente correlacionada con la eficiencia de la alimentación”, desde hace mas de 40 años se reconoce la importancia de la etapa de preiniciadores.

 Figura 1. Curva crecimiento 1927. 
Fuente: Adaptado de Brody (1927).
 
Figura 2. Curva crecimiento actual
Fuente: Adaptado GRUPO NUTEC® (2014).
 
Figura 3. Presupuesto por fases
 
Figura 4. Participación de fases alimenticias
Factores para ser tomados en cuenta

El diseño de un alimento preiniciador es un arte que debe considerar aspectos múltiples como cubrir los elevados requerimientos nutricionales de la etapa productiva, incorporar ingredientes altamente digestibles, palatables y libres de factores antinutricionales, cuidar los procesos de manufactura teniendo especial atención con la granulometría de la materia prima y calidad de pellet, todo esto con el objetivo de adaptarse al comportamiento del animal recién destetado, la funcionalidad y estructura del intestino delgado, favorecer la microbiota benéfica intestinal, como consecuencia no causar problemas digestivos como diarreas en los lechones, pero sobre todo lo mencionado previamente, lograr la característica que diferencia un gran preiniciador que es alcanzar altos niveles de consumo de alimento preiniciador en las primeras horas posdestete, con una mayor ingesta cada día que transcurre y con una muy eficiente conversión alimenticia, cercana a 1 y por lo tanto una ganancia de peso muy similar al consumo registrado.

El costo del alimento representa más del 70% del total del costo del kilogramo producido, por lo que es común buscar una reducción de este muchas veces sin tomar en cuenta el costo beneficio que esto representa, por lo que algunos porcicultores buscan disminuir el costo de los programas alimenticios en estas etapas iniciales, aun cuando los preiniciadores representan el 10% del costo total de la alimentación, atentando con ello el propósito original de los mismos y que fue descrito previamente en este artículo, y como consecuencia teniendo un impacto productivo con consecuencias no solo en esta etapa de vida de los lechones, sino también en las subsecuentes durante la engorda del cerdo.

El objetivo principal de un programa de nutrición para lechones destetados es maximizar el consumo de alimentos durante la primera semana posterior al destete con dietas altamente digestibles para facilitar la transición a dietas mas simples, tales como las dietas de finalización.

Un incremento en la ingesta alimentaria en destete causa un aumento en la actividad del flujo digestivo y disminuye la proliferación de bacterias en el intestino, lo cual, reduce la incidencia de diarrea (Whang et al, 1998).

Los efectos benéficos de alimentar con preiniciadores y lograr consumos esperados en destete van más allá de este periodo, también generan beneficios posteriores impactando directamente en una mejora aproximada del 2% en la eficiencia de la alimentación, obteniendo de 5 a 6 kg de peso adicional en un periodo menor, logrando así alcanzar el peso a venta en menos días (Whang et al, 1998).

Criterios de selección de programa de preiniciadores

Costo de alimento, comparando precio kilo a kilo o costo de programa

Este criterio de selección tiene como base el elegir el programa o las fases más económicas, no toma en cuenta la productividad que ofrece cada programa. 
 

Con base en lo anterior la elección por precio favorece al alimento 1.

Productividad animal

Bajo este criterio la selección del programa de preiniciadores es el peso obtenido al termino de los preiniciadores y el alimento convertido.
 

Bajo este criterio el alimento de elección sería el alimento 2, sin tomar en cuenta el precio.

Costo kilogramo producido

Se basa en un conjunto de medias que involucran la parte productiva (conversión alimenticia) y el costo del alimento consumido.
 

Para calcular el costo ponderado del alimento se suma la cantidad de alimento consumido, por otra parte se toma en cuenta el costo total del alimento (se multiplica la el costo de la fase 1 por el numero de kilos consumidos, esto para cada una de las fases, al final se divide el costo del programa entre los kilos ofrecidos dando como resultado el costo ponderado del alimento, posterior se multiplica el costo ponderado del alimento por la conversión alimenticia para obtener el costo/kg/producido.

Bajo este criterio debería elegirse el alimento numero 1 debido a que ofrece un menor costo por cada kg producido.

Utilidad Bruta (UB)

La utilidad bruta engloba todos los conceptos anteriores además toma en cuenta los kilogramos producidos a diferencia del costo/kg/producido. 

Para calcular la UB se multiplican los kilogramos producidos por el precio del lechón y se resta el total de la inversión en el costo de alimento, bajo este criterio el alimento 2 ofrece al productor un mayor retorno de inversión, es decir recibe $60.80 pesos extra por cada lechón, para llegar a esta elección tomas en cuenta todos los parámetros productivos y le das valor a los kilogramos extras producidos en el mismo periodo de tiempo. 

Conclusiones

Los preiniciadores para alimentar a los lechones son alimentos que requieren un grado de especialización elevado que toma en cuenta características de los ingredientes, de los procesos de manufactura y de los animales. El mejor criterio para su selección tiene que ver con el beneficio económico que implica su uso, siendo la Utilidad Bruta el que considera la cantidad de dinero que ingresa por los kilos generados de lechón y resta el gasto realizado por el concepto de alimento consumido. 

Bibliografía

  • Brody, S. (1927). A Comparison of Growth Curves of Man and the other Animals. na.
  • Robison, O. W. (1976). Growth patterns in swine. Journal of Animal Science, 42(4), 1024-1035.
  • D. C. Mahan, G. L. Cromwell, et al (1998). Evaluation of the Feeding Duration of a Phase 1 Nursery Diet to Three-Week-Old Pigs of Two Weaning Weights.
  • K. Y. Whang, et al (2000). Effect of starter feeding program on growth performance and gains of body components from weaning to market weight in swine.
 
remove_red_eye 702 forum 3 bar_chart Estadísticas share print
"Me gusta" de Referentes: Saúl Salgado, Erick Castañon
Compartir:
close
Ver todos los comentarios