Comportamiento productivo de cerdos en crecimiento-ceba alojados en cama profunda de bagazo y alimentados con dietas basadas en mieles de caña de azúcar

Publicado el: 30/6/2010
Autor/es:

Se evaluó la tecnología de cama profunda para la producción porcina en Cuba a pequeña escala. Se utilizaron 72 cerdos (machos castrados y hembras) de la raza YL (Camborough) de aproximadamente 21 kg de peso vivo y 75 días de edad distribuidos en un diseño de experimentos en bloques al azar en dos tratamientos: cama profunda basada en un 80% de bagazo de caña de azúcar seco y un 20% de heno de gramíneas y piso de concreto sólido, con cuatro repeticiones por tratamiento. Los animales de ambos tratamientos consumieron NUPROVIM-75 con miel enriquecida de caña de azúcar. Se midieron los rasgos de comportamiento animal hasta el peso de sacrificio (100 kg) y se estudiaron las características de la canal de los cerdos y los índices de salud animal.

No se hallaron diferencias significativas en la conversión alimentaria (kg alimento/kg ganancia), ganancia media diaria (g/día) y peso final (kg) entre los cerdos en cama profunda y  en piso de concreto: 3.08, 3.06; 868, 872; 101.18, 101.61, respectivamente. Se ahorraron 151 m3 de agua. Se concluye que la tecnología de cama profunda en la crianza porcina constituye una alternativa viable a pequeña escala.

Introducción

En Cuba se ha producido un incremento del número de productores con dificultades para desarrollar la actividad porcina, debido a la ausencia de licencia ambiental para la producción de cerdos o para ampliar sus producciones por el inadecuado tratamiento de los residuales o a la ausencia del mismo, la carencia de agua en sus fincas y la necesidad de instalaciones económicas. Esta situación afecta la producción de carne de cerdo en el país proveniente de este sector y por consiguiente la disponibilidad de esta fuente de proteína.

La tecnología de cama profunda puede constituir una alternativa viable en la producción porcina a pequeña escala. Se define bajo el concepto de proveer al animal la habilidad de seleccionar y modificar su propio micro ambiente a través del material de la cama, (Hill  2000) y contribuye al incremento de la producción de carne de cerdo en países en desarrollo con un menor impacto ambiental (Wastell et al 2001). La tecnología consiste en la producción de cerdos en instalaciones donde el piso de concreto se sustituye por una cama de 50-60 cm de profundidad  que puede estar constituida por heno, cascarilla de arroz o de café,  hojas de maíz,  bagazo de caña, paja de trigo, paja de soya, una mezcla de varios de estos materiales bien deshidratados, entre otros, (Cruz et al 2008a). Es un sistema muy económico pues permite reciclar instalaciones en desuso o construir instalaciones nuevas empleando materiales localmente disponibles, (Arango et al 2005, Brumm et al 1997 y Landblom et al 2001). Genera un ahorro considerable de agua, y es además un sistema amigable con el medio ambiente por la baja emisión de residuos, la reducción considerable de malos olores y baja presencia de moscas, (Krieter 2002). Con la utilización de esta tecnología las deyecciones animales sufren un compostaje "in situ", reduciendo los riesgos de contaminación y se obtiene un fertilizante orgánico de excelente calidad para su uso en agricultura, (Uicab-Brito 2004).

El objetivo del presente trabajo fue evaluar la tecnología de cama profunda como alternativa  para el engorde de cerdos en el sector campesino en Cuba y para ello se realizó una  evaluación de la tecnología  utilizando cama de bagazo de caña seco (80%) y heno de gramíneas en la superficie (20%), en el Instituto de Investigaciones Porcinas.

 

Materiales y métodos  

Se utilizaron 72 cerdos (machos castrados y hembras) de la raza YL (Camborough) de aproximadamente 21 kg de peso vivo y 75 días de edad como promedio, distribuidos en un diseño de bloques al azar en dos tratamientos (CP, cama profunda basada en un 80 % de bagazo de caña seco y un 20% de heno de gramíneas en la superficie para evitar el contacto directo de materiales ásperos con los animales y CS, piso tradicional de concreto sólido) con cuatro repeticiones por tratamiento. Los animales se alojaron en una nave techada de estructura metálica dividida en ocho corrales de 13 m2 cada uno, cuatro corrales de piso de tierra con cama profunda (CP) y cuatro de piso de concreto sólido sin cama (CS) a razón de nueve animales por corral, para un espacio vital de 1.4 m2. La cama se ubicó a 40 cm por debajo del nivel de la tierra para alcanzar una altura final de 55 cm, el muro contentivo se construyó de bloques colocados de forma tal que se garantizó espacios libres para la entrada del aire a la cama. Se ubicaron respiraderos a 30 cm del fondo de la cama para su reventilación y garantizar la salida de gases.

 

Los animales de ambos tratamientos consumieron NUPROVIM- 75 (tabla 1) y miel enriquecida de caña de azúcar.

Tabla 1.  Fórmula del NUPROVIM- 75 (% BH)

Harina de soya

60.54

Afrecho de trigo

30.52

Cloruro de sodio

1.81

Fosfato dicálcico

5.78

Premezcla1

1.15

Cloruro de colina

0.20

% Proteína bruta

28.5

1 Vitaminas y minerales según NRC 1998

 

La escala de suministro de NUPROVIM durante el experimento se presenta en la tabla 2.

Tabla 2.  Tecnología de suministro del NUPROVIM (kg/día/cerdo)

Peso vivo, kg

NUPROVIM-75

20.0 - 30.0

0.98

30.5 - 40.0

1.09

40.5 - 50.0

1.19

50.5 - 60.0

1.27

60.5 - 70.0

1.33

70.5 - 80.0

1.40

80.5 - 90.0

1.44

 90.5 -100.0

1.47

 

El NUPROVIM-75 se ofertó a los cerdos en cantidades tales que como promedio en toda la etapa de prueba (21-100 kg de PV), consumieron 360 g de proteína bruta por día, según las recomendaciones (NRC 1998), establecidas para dietas convencionales basadas en cereales. Se suministró a los animales en forma de papilla (1 parte de NUPROVIM-75: 1.5 partes de agua) a primera hora de la mañana (8:00 a.m.). Se ofertó primero el NUPROVIM-75, siendo consumido totalmente en un tiempo máximo de cuatro horas y luego de ser consumido se ofreció ad libitum como fuente de energía, la miel enriquecida.

El alimento se ofreció en comederos lineales, y el agua a voluntad mediante bebederos automáticos tipo tetina, en el sistema de cama profunda los bebederos se ubicaron al lado de los comederos con drenaje hacia fuera de la instalación para evitar derrames de agua hacia la cama y hacia el comedero.  Los animales de ambos tratamientos se pesaron al inicio y al final de la fase experimental.

Fueron evaluados los rasgos de comportamiento productivo: peso inicial (kg); consumo de alimento (kg/día), ganancia media diaria (g/día), conversión alimentaria (kg alimento/kg ganancia) y peso final (kg), las características de la canal de los cerdos sin la cabeza: espesor de grasa dorsal (mm) y rendimiento de la canal (%), así como los índices de salud: morbilidad (%) y mortalidad (%), mediante un modelo matemático de clasificación simple y se aplicó análisis de varianza acorde (Steel  et al 1997).

La temperatura ambiental y de la cama a 30 cm de profundidad se registró diariamente en los horarios de 9:00 a.m.; 1:30 p.m. y 4:00 p.m., con  un termómetro digital portátil modelo Anritsu y se controló el volumen de agua de limpieza utilizado durante el experimento a través de un metro contador de agua modelo OSK M801424 hecho en Cuba. Se cuantificó el volumen de bagazo de caña seco y heno de gramínea empleado en este sistema.

 

Resultados  

La tabla 3 muestra los resultados obtenidos en la evaluación de los rasgos de comportamiento de los cerdos alojados en el sistema de cama profunda y en piso de concreto sólido.

Tabla 3. Rasgos de comportamiento de los cerdos alojados en cama  de bagazo y heno y  en piso de concreto sólido

 

Cama de bagazo y heno

Piso de Concreto

ES

PI¤, kg

21.32

21.35

0.47

Consumo

 NUPROVIM 75, kg/día

1.48

1.48

0.24

 Miel rica, kg/día

1.52

1.52

0.10

 Materia seca, kg/día

2.67

2.67

0.08

 Proteína bruta, g/día

354

354

0.72

GMD* g/día

868

872

12.37

Conversión alimentaria, kg alimento/kg ganancia

3.08

3.06

0.05

PF, kg

101.2

101.6

0.83

Días en experimento

106

106

 

¤PI = Peso inicial  *GMD = Ganancia media diaria PF = Peso final

No hubo diferencias significativas entre  ambos sistemas de alojamiento, por lo que los resultados obtenidos son comparables a los alcanzados en el sistema de crianza tradicional.

Las características de la canal de los cerdos alojados en cama profunda y en piso de concreto se exponen en la tabla 4. No se hallaron diferencias significativas para el espesor de grasa dorsal y el rendimiento de la canal de los cerdos en ambos sistemas de alojamiento.  

Tabla 4.  Características de la canal de los cerdos alojados en cama de bagazo y heno y  en piso de concreto sólido

 

Cama de bagazo y heno

Piso de Concreto

Media

± ES

Media

± ES

Grasa dorsal, mm

22.3

0.51

22.9

0.33

Rendimiento canal, %

72.5

0.74

71.4

0.43

En la tabla 5 se refieren los resultados obtenidos en los índices de salud animal (mortalidad y morbilidad) durante el experimento.  La morbilidad estuvo asociada a procesos respiratorios, la mayor incidencia en la crianza en piso de concreto estuvo influenciada por la humedad que genera este sistema de alojamiento debido a la limpieza diaria con agua.

Tabla 5.  Morbilidad y mortalidad por tratamiento durante el experimento

 

Total

animales

Morbilidad

Mortalidad

Enfermos

%

Muertos

%

Cama de bagazo y heno

36

8

22.2

-

-

Piso de Concreto

36

20

55.5

1

2.77

La temperatura ambiental durante la experiencia fue de 35.3± 2 0C y se registró 56.0 ± 1oC en la cama de bagazo y heno a 30 cm de profundidad, lo que pudiera indicar que este material facilita la actividad fermentativa o tiene  elevadas propiedades aislantes.

Durante este ciclo de crianza se utilizaron 151 m3 de agua para la limpieza diaria de los cerdos y corrales de piso de concreto sólido, esto representa un ahorro de 45.6 litros/animal/día.

Se utilizaron 3690 kg de bagazo de caña seco y 1580 kg de heno de gramínea para el montaje y mantenimiento de la cama durante el experimento, lo cual equivale a 7.8 kg de bagazo/cerdo/semana y 3.4 kg de heno/cerdo/semana.

 

Discusión  

Rasgos de comportamiento animal

Los resultados no concuerdan con los obtenidos por Honeyman y Harmon (2003), pero sí con los obtenidos por Arango et al (2005) y Guy  et al (2002) al evaluar ambos sistemas de alojamiento para cerdos de engorde, donde no hubo diferencias significativas en conversión alimentaria, ganancia media diaria y peso final, sin embargo si encontraron diferencias significativas (P<0,05) en el consumo diario de alimento. 

Cruz et al (2008b) obtuvieron resultados diferentes al evaluar la tecnología utilizando una cama de heno de gramíneas, ya que encontró diferencias significativas (P<0.05) para el consumo y  la conversión alimentaria, atribuyéndole este comportamiento a un aumento del requerimiento energético de los cerdos alojados en piso debido a un mayor movimiento por la ubicación del comedero y bebedero, a la  necesidad de los cerdos estabulados en piso de concreto sólido de producir mayor calor metabólico para el mantenimiento de la temperatura corporal y al consumo de ciertas cantidades del material de cama que se incorpora sin duda como fuente de fibra a la dieta. Estos autores encontraron además diferencias significativas (P<0.05)  para la conversión alimentaria, donde resultó mejor el comportamiento para los cerdos alojados en el sistema de crianza en cama profunda, como evidencia de un mejor aprovechamiento del alimento. No obtuvieron diferencias significativas para la ganancia diaria y el peso final.

 

Características de la canal de los cerdos

Los resultados en las características de la canal de lo cerdos son similares a los obtenidos por Honeyman y Harmon (2003) y  Gentry et al (2002). Sin embargo, Landblom et al  (2001) reportaron mayores rendimientos en la canal de los cerdos alojados en el sistema de cama profunda con respecto a los cerdos criados en un sistema a campo.

 

Temperatura y volumen de material de cama

En la implementación de la tecnología de cama profunda en el trópico la temperatura es uno de los puntos críticos más importantes a considerar sobre todo en la época de verano, debido a los altos valores ambientales y al calor que genera el material de cama propiamente, que puede influir negativamente sobre los rasgos de comportamiento de los cerdos, fundamentalmente en el consumo de alimento. Sin embargo las innovaciones de los propios campesinos en los principios constructivos de las instalaciones porcinas contribuyen  a atenuar este factor y demuestran que es una alternativa para la crianza porcina a pequeña y mediana escala (Sáez et al 2008). En climas templados la tecnología de cama profunda permite reducir la necesidad de calefacción (Hill 2000) porque funciona como abrigo de los animales.

Se hace imprescindible realizar evaluaciones sanitarias del sistema al final de cada ciclo de crianza para valorar el retiro a tiempo de la cama, en caso de deterioro y evitar problemas sanitarios posteriores.

Teniendo en cuenta los volúmenes de material que se utilizan para el montaje y mantenimiento de la cama en un ciclo de crianza, es importante que el productor conozca las características de la tecnología y el comportamiento productivo de los cerdos en sus condiciones climáticas propias, para valorar si realmente está en condiciones de implementar y  manejar este sistema de crianza, así como la  disponibilidad de material de cama,  el destino posterior del mismo (compostaje o abono directo) y la inversión para manejar estos importantes volúmenes de desechos.

 

Conclusiones 

  • Con la tecnología de cama profunda se obtienen resultados productivos en el consumo de alimento, la ganancia diaria, la conversión alimentaria y el peso final de los cerdos similares a los obtenidos con el sistema de estabulado clásico.
  • Esta tecnología permite un ahorro considerable de agua incrementando la cobertura de uso de este líquido para otros fines de importancia económica y ambiental.



NUPROVIM: Núcleos de proteínas, vitaminas y minerales

 
Autor/es
 
remove_red_eye 3078 forum 18 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved