Alimentación líquida y estres por calor en la producción porcina

Publicado el:
Autor/es:

Tiempo atrás escribimos este artículo para ENGORMIX, se lo enviamos ampliado y actualizado porque entendemos que la lucha contra el estrés producido por el calor siempre es un tema de actualidad.

La alimentación líquida no es un sistema nuevo pero no se ha extendido su utilización en algunas partes del mundo.

Los sistemas de alimentación líquida han sido ampliamente utilizados durante años para aprovechar los co-productos líquidos en los criaderos del Norte y del centro de Europa, Italia incluida.

En la medida que es necesario bajar los costos de producción el sistema se va imponiendo poco a poco, teniendo en cuenta las numerosas ventajas que aportan los sistemas de alimentación líquida comparados con los sistemas de alimentación en seco, en cuanto a productividad, eficiencia, flexibilidad, salud y bienestar animal.

 

1. El principio básico del sistema de alimentación líquida consiste en:

Mezclar con agua en el tanque de mezcla (mixer) las diferentes materias primas que componen la comida. Desde los silos adyacentes al tanque de mezcla, los componentes entran en el mismo automáticamente en las cantidades programadas.

Los componentes pueden ser alimentos balanceados en harina, maíz u otros granos de cereales molidos, maíz húmedo partido, coproductos de la industria de la alimentación humana, de la fabricación de etanol, diversos suplementos minerales y vitaminas, ácidos, etc..

El sistema de alimentación líquida no precisa planta de alimento pero los componentes deben entrar molidos al sistema. Se pueden almacenar granos enteros y disponer de una sección de molienda entre el acopio y el tanque de mezcla. Las cédulas de carga que lleva el tanque de mezcla controlan el peso de los componentes que entran en el tanque, con una precisión de hasta 10 gramos.

Después de la mezcla con agua, se bombea la comida líquida al comedero mediante una bomba a través de tuberías de PVC.

El sistema informático se encarga de controlar automáticamente la preparación y la distribución de la comida y también analiza todo el proceso. El control del sistema se puede llevar a cabo a distancia.

 

El sistema de alimentación líquida está compuesto por las unidades siguientes:

  • Tanque de mezcla con cédulas de pesaje.
  • Bomba de alimentación (4 o 5,5 kW).
  • Línea de alimentación.
  • Válvulas de alimentación (una por comedero)
  • Comederos (se debe disponer de 30 cm de comedero por capón, en caso de alimentación restringida)

El tanque de mezcla está hecho de una fibra de vidrio de gran solidez. Las paredes interiores del tanque son totalmente lisas, con lo que se evita la deposición de comida y la limpieza es rápida y sencilla. El tanque dispone de un mezclador especial y de un sistema automático de limpieza. Las células de pesaje integradas permiten pesar la comida con precisión. Después de realizar la mezcla y de llenar las tuberías con comida, el alimento se suministrará a los comederos a través de las válvulas.

La línea de alimentación es un circuito de caños de PVC de Ø 63 mm. El sistema elabora las diferentes dietas controlado por una computadora. Se entrega a cada animal (en el caso de cerdas en maternidad) o a cada corral (en engorde) la cantidad de alimento previamente programada en una curva de alimentación.

Habitualmente, las dietas líquidas presentan un contenido seco del 20 al 25 %.

Uno de los aspectos más importantes para el éxito de la alimentación líquida es hacer “una lectura de los comederos” para asegurarse un correcto consumo del alimento preparado.

 

Las principales ventajas que el sistema ofrece:

1. Un mejor aprovechamiento de los nutrientes y una gran flexibilidad en el uso de las diferentes raciones

2. Menor costo de producción. Está comprobado por diferentes trabajos que se pueden ahorrar 20 kilos de alimento por capón en el tramo de 30 a 125 kilos de peso vivo. A los costos actuales de alimento esto representa una economía del orden de 4 u$d por capón, sin considerar el uso de coproductos (derivados de suero, DGS, etc.).

3. La mejora en el costo de producción es debida a la utilización más eficiente de los alimentos. La alimentación líquida mejora la digestibilidad de los nutrientes.

4. Con la incorporación de ácidos orgánicos se mejora la salud intestinal, el nº de E. Coli es sensiblemente inferior.

5. Reduce la presencia de Salmonellas

6. Ahorra mano de obra (un criadero de 10.000 plazas puede ser atendido por dos personas).

7. Facilita la utilización de co-productos (suero de leche, DGS, gluten feed, etc.) y de granos partidos de maíz húmedo .

8. Reduce la producción de polvo

9. Ayuda a luchar contra el stress de calor, los animales siguen comiendo un alimento que les aporta toda el agua que necesitan en los días de excesivo calor.

 

2. El estrés por calor

La frontera entre temperaturas deseadas y no deseadas está entre los 26 y 27ºC. A partir de 26ºC se considera que los animales dejan de comer del orden de 90 gramos de alimento por cada grado centígrado que asciende la temperatura.

Con los sistemas de ventilación denominados TUNEL DE VIENTO y aumentando las velocidades del aire que circula sobre los animales podemos “soportar” temperaturas más elevadas.

 

Velocidades del aire del orden de 1,5 m/s sobre los animales (5 ft/s) mejoran la sensación térmica de los animales en unos 8 ºC (18 ºF).

 

En los túneles de viento se trabaja con velocidades superiores a 2 m/s


Pero durante los períodos muy calurosos no es posible evitar solo con la ventilación las altas temperaturas en el interior de los edificios.

Incluso, si el aislamiento de las naves no es bueno, la temperatura interior puede llegar a ser algo mayor que la del exterior.

Los sistemas que pueden utilizarse para enfriar el ambiente de los edificios son los que se fundamentan en la refrigeración evaporativa, esto es, los que enfrían el aire aprovechando el calor necesario para la evaporación del agua (la energía que el agua líquida toma de su entorno para evaporarse).

Para MINIMIZAR el STRESS POR CALOR hay que:

  • Dar a los animales el espacio adecuado (1,0 m2 por animal en terminación si se utiliza full slat)
  • Sombrear los edificios
  • Aislarlos térmicamente
  • Adecuar la ventilación
  • Suministrar agua en abundancia
  • Hacer ajustes nutricionales (aumentando la energía de los alimentos)
  • Restringir el alimento utilizando la alimentación líquida, sistema que permite además aportar importantes cantidades de agua con el alimento y alimentar en horas de menos calor.

Con la alimentación líquida podemos hacer todo tipo de ajustes nutricionales, dar una o dos comidas exclusivamente a base de agua, programar las comidas en las horas más frescas del día, adicionar bicarbonato, vitaminas, etc., al alimento de manera inmediata. Como decíamos anteriormente el sistema es muy flexible.

A título de ejemplo con la alimentación líquida podríamos dar:

  • A las 05:00 h una comida con el 25% del requisito diario
  • A las 10:00 h otra comida con el 25% del requisito diario
  • A las 14:00 h otra comida exclusivamente con agua
  • A las 18:00 h otra comida con el 25% del requisito diario
  • A las 22:00 h otra comida con el 25% restante.

El nº de repartos de agua puede ser mayor si es necesario. En definitiva con la alimentación líquida podemos asegurar un adecuado suministro de agua fresca a todas horas, a todos los cerdos.

El efecto más notable de las temperaturas altas en crecimiento y finalización de cerdos (de 25 a 130 kg) es una reducción en el consumo de alimento (Tabla 1).

Podríamos considerar que los animales “funcionan” bien entre 15 y 25 ºC

 

Tabla 1.- Efecto de la temperatura en los rendimientos de finalización, con cerdos de 70 kilos de peso vivo.

Fuente: Robert Myer and Ray Bucklin de la Universidad de Florida, adaptado por JM Ciutad

En terminación los cerdos de más de 50 kilos reducen la ingesta de alimento a partir de los 20ºC, lo que se traduce en una reducción de la ganancia diaria de peso. Con temperaturas por encima de 30°C la conversión de alimento (cantidad de alimento requerido por unidad de ganancia de peso) se ve afectado de manera muy adversa.

Con los cerdos en crecimiento (25 a 50 kg), los efectos negativos del estrés por calor no son tan grandes como en la fase de  terminación pero las temperaturas superiores a 30 ° C afectan negativamente al rendimiento.

Para evitar esta pérdida de consumo y en consecuencia pérdida de peso nos van a ayudar no solo los sistemas de climatización de los galpones sino también la alimentación líquida.

 
remove_red_eye 294 forum 4 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved