Explorar
Comunidades en español
Anunciar en Engormix

Capacidad de adsorción de micotoxinas en productos de calidad premium en Costa Rica – estudio de referencia

Publicado: 27 de junio de 2022
Por: Jolien van Soest (Orffa Additives B.V., Breda, the Netherlands), Hector Navarro (Orffa Additives B.V. Mexico), Christ’l Detavernier, Mario Van de Velde, Sarah De Saeger, Y Marthe De Boevre (Ghent University, Centre of Excellence in Mycotoxicology and Public Health, Department of Bioanalysis, Bélgica)
Resumen

Es bien conocido que la contaminación con micotoxinas afecta negativamente la productividad de las aves. A fin de reducir el efecto dañino de las micotoxinas sobre las aves, el uso de adsorbentes debe ser implementado. Los adsorbentes comercialmente disponibles difieren en su capacidad para fijar a las micotoxinas en el tracto gastrointestinal, un ambiente complejo donde el pH varía entre un pH de 3.0 y hasta un pH de 7.0. A fin de investigar la capacidad de adsorción de 6 absorbentes de micotoxinas comercialmente disponibles en el mercado costarricense, se realizó un estudio de referencia in vitro utilizando ambos niveles de pH. Orffa en colaboración con el Centro para la Excelencia en Micotoxinas y Salud Pública (Centre of Excellence in Mycotoxicology and Public Health) de la Universidad de Ghent (Bélgica), desarrolló un método para probar la capacidad de adsorción a través de LC-MS/MS. La mayor parte de los productos mostró una buena capacidad de adsorción para todas las micotoxinas (AFLB1, AFB2, AFG2, FUMB1, FUMB2, OTA, ZEN, ENNB), a excepción de los Tricotecenos, (HT2, T2, DON). Algunos de los productos superaron en mucho a otros en actividad hacia micotoxinas específicas. Uno de los productos mostró una mayor capacidad de adsorción de zearalenona respecto al resto de productos, y otro exhibió mejor fijación de los tricotecenos. Sin embargo, en este último la adsorción de otras micotoxinas fue menor. En general, puede concluirse que se requiere de una solución de amplio espectro que no solo adsorba micotoxinas y se controlen sus efectos, sino también permita lidiar con los efectos negativos de otras micotoxinas más difíciles de controlar como son los tricotecenos.

Palabras Clave: Micotoxinas, Capacidad de adsorción, Referencia, in vitro


Abstract
Feed contamination with mycotoxins is known to negatively affect poultry production. In order to reduce the harmful effects of mycotoxins on poultry, mycotoxin adsorbents can be applied. Commercially available mycotoxin adsorbents differ in their capacity to bind mycotoxins in the gastrointestinal tract of animals, a complex environment that varies in acidity from pH 3 to pH 7. To investigate the binding capacity of 6 commercially available mycotoxin binders in Costa Rica, an in vitro benchmark study was performed at both pH levels . Orffa in collaboration with the Centre of Excellence in Mycotoxicology and Public Health at the University of Ghent (Belgium) developed a model to test the binding capacity via LC-MS/MS. Most products showed good binding of all mycotoxins (AFLB1, AFB2, AFG1, AFG2, FUMB1, FUMB2, OTA, ZEN, ENNB) except for the trichothecenes (HT2, T2, DON). Some products outperformed others in activity to specific mycotoxins. One product showed better binding of zearalenone than the other products, while another product exhibited better binding of trichothecenes than the other products. However, binding of other mycotoxins was lower for this last product.
Overall, it was concluded that a broad spectrum solution is needed that not only adsorbs the mycotoxins, which prevents them from causing harm, but also supports the animal to deal with negative effects of mycotoxins that are difficult to
bind, such as trichothecenes.

Key Words: mycotoxins, adsorption capacity, benchmark, in vitro


 

Introducción

Las micotoxinas son el metabolito secundario de los hongos y son una preocupación importante en la producción animal, ya que se encuentran como contaminantes de los alimentos. En los últimos años en Costa Rica ha existido existe una gran prevalencia de micotoxinas, destacando Fumonisinas (FUM), Deoxynivalenol (DON) y Ocratoxina (OTA) Para materias primas, la harina de maíz, fue la que mayormente mostró prevalencia. Sorpresivamente, los cambios en la climatología no aparentan ser la causa de la presencia de diversos tipos de micotoxinas1.
Las aves son sensible a la presencia de las micotoxinas en el alimento. El efecto de las diferentes micotoxinas en determinados individuos dependerá de diversos factores como (tipo de ave, edad, etapa productiva, etc.). La presencia de micotoxinas en el alimento de las aves puede ser causante de signos clínicos y subclínicos y consecuentemente reducciones en comportamiento productivo2. Además de los efectos negativos en productividad, las micotoxinas pueden acabar en productos alimenticios, como por ejemplo el huevo, la carne o los órganos. Esto podría suponer una amenaza para la salud humana3.
Estas preocupaciones enfatizan la necesidad de de contar con soluciones para reducir los efectos negativos de las micotoxinas en las aves, y están disponibles en la forma de productos comerciales. La toxicidad de las micotoxinas ingeridas se relaciona con el hecho de si son metabolizadas en el tracto gastrointestinal y terminan en la circulación, o de si logran ser adsorbidas antes de causar algún daño. Otros factores que pueden afectar la toxicidad son el número de metabolitos ingeridos, el periodo de exposición y la sensibilidad del animal3. Una de las formas más comunes de acción de los absorbentes de micotoxinas, está ya indicado en el nombre de los mismo y es ser adsorbentes de micotoxinas. Entre los ingredientes capaces de fijar las micotoxinas están las arcillas y los derivados de las levaduras. Dichos elementos son capaces de fijar micotoxinas en el tracto digestivo de los animales, que les causen daño. Un importante parámetro de dichos adsorbentes es su capacidad de adsorción, la cual debe ser alta tanto a un pH 3 y dentro del rango pH3-pH7, ya que este rango representa el total de tracto digestivo. La pregunta surge en tanto a saber cuántos productos comerciales son capaces de fijar las diversas micotoxinas. Esto dependerá de la composición, la estructura de los ingredientes y del tipo de micotoxina. Las aflatoxinas son conocidas por ser adsorbidas por la mayor parte de las arcillas, pero las micotoxinas como el DON son difíciles de fijar.

El propósito de este estudio fue investigar la eficiencia de adsorción de los principales productos calidad premium, comercialmente disponibles en Costa Rica. Los productos incluidos en éste estudio son diferentes en su composición.
Algunos productos (ejemplo producto 1, 2 y 5) solo incluyeron elementos como derivados de levadura y minerales de arcilla, destinados a la adsorción de micotoxinas. Otros productos proveen un espectro de solución más amplio pues también incluyen ingredientes con otras funciones. Ejemplos son, enzimas para la biotransformación de micotoxinas, hacia metabolitos menos tóxicos extractos de plantas o de algas que pretenden apoyar la función hepática y la función inmune, como los que se incluyen como en el producto 3 y el 4. Otros ingredientes funcionales pueden incluir moléculas que pretenden prevenir el crecimiento de hongos en el alimento almacenado o bien moléculas que favorezcan la integridad intestinal y la salud hepática (hepato-protección), en el producto6.

Materiales y Métodos

El autor de este trabajo en colaboración con el Centro para la Excelencia en Micotoxicología y Salud Pública en Ghent (Bélgica) realizó un estudio de referencia con diversos productos absorbentes de micotoxinas comerciales y de calidad premium, utilizados en Costa Rica. En el estudio, la eficacia de adsorción (%) fue estimada para las diferentes micotoxinas:
  • Aflatoxinas; Aflatoxina B1 (AFB1), Aflatoxina B2 (AFB2), Aflatoxina G1 (AFG1), Aflatoxina G2 (AFG2)
  • Tricotecenos; HT-2 Toxina (HT-2), T-2 Toxina (T-2), Deoxynivalenol (DON) -Fumonisinas; Fumonisina B1 (FUMB1), Fumonisina B2 (FUMB2)
  • Ocratoxinas; Ocratoxina A (OTA)
  • Zearalenona (ZEN)
  • Eniatinas; Eniatina B (ENNB)
A fin de similar las condiciones del total de tracto gastrointestinal, la capacidad de adsorción de los absorbentes fue evaluada a un pH 3 (estómago), y después el pH fue incrementado gradualmente hasta un pH7 (tracto intestinal).
Cada una de las micotoxinas que fueron incluidas, a razón de; DON (100 ng/ml), AFB1 (5 ng/ml), AFB2 (5 ng/ml), AFG1 (5 ng/ml), AFG2 (5 ng/ml), ZEN (25 ng/ml), FUM B1 (100 ng/ml), FUM B2 (100 ng/ml), OTA (12.5 ng/ml), HT-2 (25 ng/ml), T2 (25 ng/ml), Enn B (20 ng/ml).

Tres condiciones diferentes fueron evaluadas para cada muestra por separado de micotoxina;
1. Con buffer y una mezcla estandarizada de micotoxina
2. Con buffer, una mezcla estandarizada de micotoxina y el producto adsorbente.
3. Con el buffer y el producto adsorbente
Las soluciones para el pH3 fueron incubadas por una hora a 37 °C y agitadas constantemente. Una muestra fue colectada a pH 3, y posteriormente la micotoxina fue extraída. El buffer remanente fue entonces ajustado a un pH7 por otras tres horas de incubación y después la muestra fue colectada a un pH 7. Las muestras fueron analizadas por CromatografíaTandem y espectrometría de masas líquida (LC-MS/MS) y las eficiencia en adsorción fue calculada.

Resultados


La capacidad de adsorción se presenta en la Tabla 1 y es categorizada por la siguiente leyenda:
0 = 0% (adsorción no significativa)
+ = 1-10% (adsorción no significativa
++ = 10-30% (adsorción muy limitada)
+++ = 30-50% (adsorción limitada)
++++ = 50-70% (adsorción parcial)
+++++ = > 70%. (adsorción completa)
Considerando que el promedio del total de las micotoxinas, de todos los adsorbentes evaluados, excepto por el producto
1, mostraron una alta capacidad de adsorción. Especialmente los productos 3, 4 y 6 tuvieron una adsorción completa a un pH 3. Como era de esperarse, las micotoxinas en el grupo de los tricotecenos, son difíciles de adsorber. Los productos evaluados mostraron efectos similares, con mejores resultados para el producto 1. Sin embargo, el producto 1, se comportó pobremente para fijar AF, FUM y ENN, las cuales son micotoxinas fáciles de absorber. El producto 2 muestra una eficiencia de adsorción más baja para los tricotecenos, comparado con los otros productos. El producto 6 muestra una mejor capacidad de adsorción para la zearalenona que los otros productos en la prueba.

Tabla 1. Eficiencia en la adsorción de micotoxinas de los diferentes productos utilizados en Costa Rica
Capacidad de adsorción de micotoxinas en productos de calidad premium en Costa Rica – estudio de referencia - Image 1
Capacidad de adsorción de micotoxinas en productos de calidad premium en Costa Rica – estudio de referencia - Image 2Click aquí para ampliar la imagen 
0 = 0%; + = 1-10%; ++ = 10-30%; +++ = 30-50%; ++++ = 50-70%; +++++ = > 70%
*Excential Toxin Plus (Orffa Additives B.V., The Netherlands)

Discusión

Las aflatoxinas (AF) afectan el hígado, riñones, inmunidad y consecuentemente también la productividad de las aves. Estos efectos son frecuentemente subclínicos. La aflatoxicosis aguda, la cual es la toxicidad causada por altas dosis de aflatoxinas, causa mortalidad en la aves4. La inmunidad humoral y celular se reduce con la contaminación de aflatoxinas, causando una pérdida de la habilidad para resistir los patógenos. Además de ello, el consumo del alimento, y la eficiencia se afectan también, conduciendo a una baja en el crecimiento y una baja de la postura. Cuando las aflatoxinas son ingeridas, estas son absorbidas en el intestino delgado, después de lo cual se almacenan en el hígado, y en los músculos, causando serios efectos hepatotóxicos. Actualmente, cerca de 20 tipos de aflatoxinas son conocidas por afectar la salud animal, clasificadas en 4 grupos; B1, B2, G1 y G2. La aflatoxina B1 es considerada la más tóxica.5. Los resultados muestran que para todos los adsorbentes evaluados, excepto para el producto 1, son capaces de adsorber completamente las aflatoxinas (AFB1, AFB2, AFG1, AFG2) en todo el rango de pH del tracto gastrointestinal (Tabla 1). Esto indica que estos 5 productos pueden proteger a las aves contra aflatoxicosis y evitar las pérdidas en productividad relacionadas con los alimentos contaminados con aflatoxinas.
Los tricotecenos, como el HT2, T2 y el DON, pueden causar efectos agudos y crónicos. Algunos efectos incluyen una reducción del crecimiento, lesiones orales, problemas de emplume, baja en el pico de postura, regresión de la bolsa de
Fabricio, problemas hepáticos e inmunosupresión6. Los síntomas causados por los tricotecenos pueden resultar en un decremento en la producción e incluso la muerte7. El producto 1 muestra alta adsorción de la HT2, adsorción parcial del
DON y limitada adsorción de T2. La capacidad de adsorción de los tricotecenos por este producto es alta comparada con otros productos, los cuales muestran una capacidad limitada de adsorción de estos.

Las fumonisinas (FUM) son otro tipo de micotoxinas altamente distribuidas. Los cerdos son considerados los más sensibles a las fumonisinas. Las aves son también afectadas por estas micotoxinas, pero son consideradas como más resistentes contra los efectos negativos de las fumonisinas, comparados con los cerdos. Cuando se ingiere la micotoxina, ésta es absorbida en el intestino donde desarrollará sus efectos dañinos., como reducción en la altura de las microvellosidades e hiperplasia de células caliciformes. Las fumonisinas son conocidas por su efecto sobre la inmunidad también8. Cuando observamos la adsorción de las fumonisinas por los productos evaluados, puede verse que el producto 1 no adsorbe fumonisinas, mientras los otros productos muestran alta capacidad adsorbente a un pH3 y de parcial a limitada at un pH3-pH 7. Esto indica que parte de las fumonisinas fijadas son liberadas a nivel intestinal, cuando el pH aumenta.
Las ocratoxinas (OTA), son ingeridas y absorbidas, y terminarán en gran parte en el hígado o en los riñones, donde causaran daño. Además las ocratoxinas también despliegan efectos inmunomoduladores, lo que reduce la resistencia contra patógenos. Las aves son capaces de excretar las ocratoxinas bastante rápido, lo que permite reducir los efectos negativos que pudiera causar. Estos efectos negativos dependen principalmente de la dosis y del tiempo de exposición a la toxina2. Los productos 1, 2 y 5 muestran una adsorción parcial a la ocratoxina a un pH 3, mientras que los productos 3, 4 y 6 muestran gran adsorción. Cuando el pH se incrementa a pH 7, todos los productos muestran una adsorción limitada, indicando una liberación de la ocratoxina a nivel intestinal.

La contaminación con Zearalenona (ZEN) es también muy difundida, con muchos productos agrícolas contaminados por ésta micotoxina y causando efectos negativos en hígado, riñón, sistema inmune y la reproducción. La estructura molecular de la ZEN y sus metabolitos, claramente recuerda la de los estrógenos y por lo mismo, fijándose a los receptores de estos y causando desordenes reproductivos9. Los productos 1, 3, 4 y 5 muestran una capacidad limitada de fijación de ZEN. El producto 2 no tiene capacidad de fijar ZEN. El producto 6 muestra que los mejores resultados relativos al ZEN, con una fijación completa a un pH3 y fijación parcial a un pH 3 a 7. Esto indica, que en base solo en adsorción, solo el producto 6 puede proveer protección en alimentos contaminados con ZEN.

Las eniatinas (ENN) son micotoxinas emergentes y que son frecuentemente detectadas en alimentos para aves. En contraste con las otras micotoxinas mencionadas, las eniatinas no se presume causen problemas de salud en las aves. El producto 1 no es capaz de fijar las eniatinas, pero todos los demás productos logran una adsorción total de eniatinas10.
Los productos 2 al 6 pueden por lo tanto, ser considerados como protectores aun contra altos niveles de eniatinas en el alimento, al adsorberlas en el tracto gastrointestinal.

Diferentes tipos de micotoxinas suelen ocurrir de manera simultánea, causando una contaminación conjunta. Esta situación puede causar efectos antagónicos, aditivos o sinérgicos en los animales11. Por ejemplo, como la ZEN y el DON, ambos producidos por micotoxinas de Fusarium, y que suelen coexistir12. La ZEN es conocida por potenciar el daño causado por otras toxinas como el DON y las aflatoxinas, comprometiendo la producción y la inmunidad de las aves9. Dado que este fue un estudio in vitro, las condiciones fueron bien controladas. La capacidad de adsorción fue evaluada para cada micotoxina y los efectos de coexistencia no fueron evaluados. Estudios posteriores pueden ser enfocados en hacer pruebas in vivo en aves, analizando la habilidad de los diferentes adsorbentes para reducir las micotoxicosis ante una coexistencia de estas en los alimentos. De igual forma sería interesante extender el estudio a otras funciones zootécnicas (reproductoras, ponedoras y pollo de engorde). Como se observe en ésta prueba y como fue anteriormente reportado13 algunas micotoxinas son difíciles de adsorber y los mecanismos de acción difieren entre las varias micotoxinas y los diferentes adsorbentes. Por lo anterior, se requiere de una estrategia combinada para adsorber eficientemente las diferentes micotoxinas prevalentes en los alimentos y para proteger a los animales de los efectos dañinos de las micotoxinas. Dicho solución de Amplio espectro, debiera permitir la hepato-protección y mejorar el sistema inmune, así como la barrera intestinal, evitando el desarrollo de nuevos hongos en el alimento almacenado al incluir ácidos orgánico en su composición. Los productos 1, 2 y 5 no incluyen dichos componentes y por lo mismo no proporcionaran de protección contra las micotoxinas que son difíciles de adsorber. Los productos 3 y 4 no incluyen componentes destinados a la hepato-protección ni al apoyo a la función inmune, y así mismo carecen de elementos para evitar el desarrollo de los hongos. El producto 6 si incluye componentes que están destinados para todas esas funciones, lo que contribuirá tanto a la prevención como a la productividad, al darse el consumo de alimento contaminado con micotoxinas.
En conclusión, la eficiencia de adsorción difiere entre los diferentes adsorbentes comerciales. La mayoría de productos mostraron una limitada capacidad para adsorber a los tricotecenos, mientras que hubo una buena adsorción de otras micotoxinas. Esto resalta la necesidad de incluir un producto que no solo se enfoque en adsorber a las micotoxinas, como también proteja a los animales contra los efectos dañinos de las micotoxinas.

[1] A. Molina, G. Chavarría, M. Alfaro-Casante, A. Leiva, F. Granados-Chinchilla, (2019). Mycotoxins at the start of the food chain in Costa Rica: Analysis of six Fusarium toxins and ochratoxin A between 2013 and 2017 in animal feed and aflatoxin M1 in dairy products, Toxins, 11 (6), 312, https://doi.org/10.3390/toxins11060312
[2] K. Nesic, V. Nesic, V. Jasevic, (2009) Mycotoxins in Poultry Production, Zbornik Matice srpske za prirodne nauke, 116, p. 7-14, DOI:10.2298/ZMSPN0916007R
[3] P.E. Ochieng, M.L. Scippo, D.C. Kemboi, S. Croubels, S. Okoth, E.K. Kang’ethe, B. Doupovec, J.K. Gathumbi, J.F. Lindahl, G. Antonissen (2021). Mycotoxins in Poultry Feed and Feed Ingredients from Sub-Saharan Africa and Their Impact on the Production of Broiler and Layer Chickens: A Review, Toxins, 13 (9), 633, https://doi.org/10.3390/toxins13090633
[4] A. Abedi, E. Talebi (2015). Effect of Aflatoxins on Poultry Production and Control Methods of Destructive Influence, ARPN Journal of Agricultural and Biological Science, 10 (12)
[5] K. Dhama, R.S. Chauhan, M. Mahendran, K.P. Singh, A.G. Telang, L. Singhal, S. Tomar (2015). Aflatoxins - Hazard to Livestock and Poultry Production: a Review, Journal of Immunology and Immunopathology, 9 (1 & 2), p. 1-15
[6] A. Filazi, B. Yurdakok-Dikmen, O. Kuzukiran, U.T. Sireli (2017). Chapter 4: Mycotoxins in Poultry, M. Manafi, Poultry Science, InTech, p. 73-92
[7] D. Konjević, E. Srebočan, A. Gudan, I. Lojkić, K. Severin, M. Sokolović (2004). A pathological condition possibly caused by spontaneous trichotecene poisoning in Brahma poultry: first report, Avian Pathology, 33 (3), p. 377-380, DOI:10.1080/0307945042000220714
[8] G. Antonissen, S. Croubels, F. Pasmans, R. Ducatelle, V. Eeckhaut, M. Devreese, M. Verlinden, F. Haesebrouck, M. Eeckhout, S. De Saeger, B. Antlinger, B. Novak, A. Martel, F. Van Immerseel (2015). Fumonisins affect the intestinal microbial homeostasis in broiler chickens, predisposing to necrotic enteritis, Veterinary Research, 46 (1), 98, DOI:10.1186/s13567-015-0234-8
[9] K. Wu, C. Ren, Y. Gong, X. Gao, S.A. Rajput, D. Qi, S. Wang (2021). The insensitive mechanism of poultry to zearalenone: A review, Animal Nutrition, 7 (3), p. 587-594, https://doi.org/10.1016/j.aninu.2021.01.002
[10] S. Fraeyman, S. Croubels, M. Devreese, R. Ducatelle, M. Rychlik, G. Antonissen (2018) Chronic Dietary Intake of Enniatin B in Broiler Chickens Has Low Impact on Intestinal Morphometry and Hepatic Histology, and Shows Limited Transfer to Liver Tissue, Toxins, 10 (1), 45, https://doi.org/10.3390/toxins10010045
[11] G.J.A. Speijers, M.H.M. Spijers (2004). Combined effects of mycotoxins, Toxicology Letters, 153 (1), p. 91-98, https://doi.org/10.1016/j.toxlet.2004.04.046
[12] J. Liu, T. Applegate (2020). Zearalenone (ZEN) in Livestock and Poultry: Dose, Toxicokinetics, Toxicity and Estrogenicity, Toxins, 12 (6), 377, https://doi.org/10.3390/toxins12060377
[13] B. Bruneel. 2018. Binding Mycotoxins: A Benchmark Study, World Mycotoxin Forum 2018, Amsterdam

Temas relacionados
Autores:
Hector Navarro
Devenish Nutrition
Recomendar
Comentar
Compartir
Ricardo Claramunt
Huevos Prodhin
26 de agosto de 2022
Gracias por los aportes
Recomendar
Responder
Jose Mauro Arrieta Acevedo
Huvepharma
26 de agosto de 2022
Estimado Ing. Ricardo Claramunt. A manera de contribución, comento: Una de las debilidades de las evaluaciones in vitro (de adsorción y desorción de micotoxinas) es que no existe una metodología estandarizada para su ejecución, y esto da pie a que manipulando las condiciones del ensayo (por ejemplo, el pH del medio de contacto entre micotoxina y adsorbente) se consiga hacer ver a un producto como muy eficiente, sin que esto pueda garantizar que in vivo también lo será. Es bajo las condiciones de campo, que el producto debe mostrar el beneficio. En algunos casos, las pruebas in vitro se utilizan de rutina, solo para monitorear la uniformidad en la composición de los lotes de adsorbentes; entendiendo que tales productos han sido ya validados para condiciones de campo. Uno de los aspectos de calidad-inocuidad que no pueden valorarse in vitro, es, por ejemplo, los niveles de dioxinas y/o metales pesados. Estos últimos no interferirían con la capacidad de adsorción del aditivo, pero si se encuentran en niveles críticos, pueden tener efectos detrimentales en la salud de los animales. Por eso es recomendable en las pruebas controladas in vivo, tener grupos de animales donde se monitoree la inocuidad del adsorbente o aditivo anti-micotoxinas (serian animales que reciben dietas libres de micotoxinas y suplementadas con la dosis más alta recomendada del adsorbente o producto anti-micotoxinas).
Recomendar
Responder
Fernando Tamames
Special Nutrients
26 de agosto de 2022

Muy interesante su pregunta

Si se han hecho estudios pero llegaron a la conclusion que NO EXISTE correlacion entre estudio in Vitro e in Vivo.

Esto basicamente se sabe desde 1987 cuando el Dr. Phillips de Texas AM vio que el carbon activado adsorbia excelentemente in vitro pero no fuciona in Vivo.

El Profesor Malmman de la universidad de Santa Maria efectuo tambien un estudio y evaluo varios productos. Llego a la conclusion de que no habia relacion. Lo que vio fuen una tendencia es que si finciona in vitro mas de un 70% pudiera ser que funcionase in vivo.

Lo mas critico de la eficacia in vivo que demustran Protecion del Organo Susceptible y/o mejora de el biomarcador.

Recomendar
Responder
Ricardo Claramunt
Huevos Prodhin
26 de agosto de 2022
Un consulta de ignorante. Todos los fabricantes informan pruebas de absorcion "in vitro". Hay algun estudio de correlacion con pruebas in vivo validando el metodo?
Recomendar
Responder
Jose Mauro Arrieta Acevedo
Huvepharma
22 de agosto de 2022
Estimado Fernando Tamames. En general coincido con usted. Definitivamente, usted tiene razón al afirmar que un aditivo que no adsorbe micotoxinas (sobre todo in vivo) no debería ser catalogado como adsorbente de micotoxinas, y ciertamente es muy común que denominemos como adsorbente prácticamente cualquier aditivo anti-micotoxinas. Aunque esto último no es correcto, tampoco es el aspecto central de esta problemática. El aspecto central de esta problemática es la limitación efectiva y rentable de los efectos negativos de las micotoxinas. Podemos hablar de adsorbentes de micotoxinas de diferente grado de efectividad y de diferente espectro de adsorción; todos son adsorbentes (por que adsorben a la o las micotoxinas presentes en una situación particular), aunque no serán igualmente efectivos. Aunque la adsorción de micotoxinas es indispensable para lograr esta reducción de efectos negativos, considero que es válido recurrir a otras tecnologías que contribuyan a complementar o magnificar el efecto benéfico de los adsorbentes. Lógicamente, estas tecnologías deberán demostrar su efectividad y un atractivo retorno de inversión bajo condiciones prácticas. Sigo considerando que la mejora de salud y la mejora productiva de los animales, es la referencia más objetiva de que una intervención contra las micotoxinas está siendo efectiva. Reiterando que dicha mejora debe ser obtenida cuidando la rentabilidad.
Recomendar
Responder
Fernando Tamames
Special Nutrients
22 de agosto de 2022
Si es muy importante la educación correcta del consumidor final y basarla en la experiencia. Este año cumplo 35 años de experiencia en adsorbente de micotoxinas. Mi papa y yo lanzamos el primer adsorbente de micotoxinas en 1987. “ Si hay mejora productiva es porque hay “protección” del animal. ” La mejora de los parámetros productivos POR SI SOLOS en presencia de micotoxinas no es suficiente para decir que un producto es un adsorbente de micotoxinas. Si tenemos micotoxinas presentes y utilizamos o un antibiótico (promotor de crecimiento y/o terapéutico) o una levadora (inmunomodulador) o un probiótico (para mejorar la microflora y /o inmunidad) muy probable que se mejoraran los parámetros productivos. Estos ingredientes reducen los EFFECTOS SECUNDARIOS de las micotoxinas lo cual se refleja en la mejora de los parámetros productivos, pero no hay “protección” del animal. ¿Se pueden llamar estos ingredientes adsorbentes de micotoxina por que han mejorado los parámetros productivos? NO Para poder decir que un producto es un adsorbente de micotoxinas se requiere lo siguientes factores: a) Mejorar los parámetros productivos Y b) Proteger los órganos susceptibles que cada micotoxina afecta en particular Y/O c) Corregir/ disminuir los biomarcadores que cada micotoxina altera específicamente. Estoy totalmente de acuerdo que para la resolución de esta y otras problemáticas que enfrenta hoy nuestro sector pecuario se requiere un abordaje multidisciplinario. Las herramientas como almacenamiento, bioseguridad, muestreo, etc., tiene que ser utilizadas correctamente bajo las condiciones de cada usuario. Los aditivos a ser utilizados tienen que haber sido probados científicamente en vivo con estadística demostrando su eficacia en el uso que se le va a utilizar.
Recomendar
Responder
Jose Mauro Arrieta Acevedo
Huvepharma
20 de agosto de 2022

Estimado Fernando Tamames.

En principio creo pertinente hacer un par de precisiones a su amable participación en este foro:

No estoy involucrado en el estudio original sobre el que hice mis comentarios, aunque si tengo experiencia en este tema. Luego entonces, la mayoría de sus muy validos cuestionamientos debieran ser respondidos por los autores del trabajo.

Coincido con algunos de sus comentarios, pero discrepo en otros, mismos que detallo a continuación.

No todos sabemos que un producto que funciona in vitro, es posible que no funcione in vivo. Recuerde que siempre hay gente nueva que va saliendo a la practica profesional, y que parte de nuestras funciones es transferir nuestras experiencias y conocimientos (aceptando que no siempre tener experiencia implica tener la razón).

La intención de mis comentarios fue precisamente destacar al mismo tiempo la importancia y las limitaciones de las evaluaciones in vitro de adsorbentes y/o aditivos anti-micotoxinas (incluso por que no en todos los casos los aditivos anti-micotoxinas buscan actuar exclusivamente mediante la adsorción de estos compuestos).

Considero que la mejora de parámetros productivos si es adecuada para establecer la efectividad de un adsorbente o aditivo anti-micotoxinas (en el entendido de que hablamos de situaciones donde hay elementos para asegurar que las micotoxinas están afectando negativamente tales parámetros productivos). Y creo que esta mejora de parámetros productivos es algo de lo que más importa para un productor pecuario.

Si esta mejora productiva coincide con determinados cambios en ciertos biomarcadores, habrá que tenerlo como referencia. Pero lo que determina la utilidad de un producto es la mejora en la salud y la productividad de los animales. Esto último es lo que ayudara al productor en la rentabilidad de su negocio.

Si hay mejora productiva es porque hay “protección” del animal. Esta desde luego será de grado variable, dependiendo del tipo de desafío, dosis y calidad del aditivo anti-micotoxinas utilizado, así como de otros factores propios del animal y el medio ambiente en el que este se encuentre.

Para la resolución de esta y otras problemáticas que enfrenta hoy nuestro sector pecuario, no existen "balas de plata". Se requiere un abordaje multidisciplinario.

Saludos.

Recomendar
Responder
Jose Mauro Arrieta Acevedo
Huvepharma
4 de julio de 2022
Felicidades por el estudio realizado. Las evaluaciones de adsorción (y desorción) in vitro de aditivos anti-micotoxinas son sin duda un primer paso para determinar la utilidad potencial de tales aditivos. Aunque en general se puede considerar que la capacidad de adsorción in vitro de un aditivo anti-micotoxinas es el aspecto central que definirá su potencial utilidad práctica, otras características del aditivo pueden contribuir a hacerlo más o menos efectivo. Por eso es necesario pasar luego a las evaluaciones in vivo, para confirmar el beneficio potencial del aditivo. En este caso y a diferencia de lo observado en las pruebas de adsorción in vitro; es posible validar un posible beneficio de la actividad del aditivo, no derivada de su espectro de adsorción (obteniendo así una foto más completa de la potencial utilidad práctica del aditivo bajo estudio). En estas pruebas in vivo, también es importante evaluar la inocuidad del producto (que no se puede dilucidar con las pruebas in vitro), suministrándolo a grupos de animales que reciben la dieta experimental libre de contaminación por micotoxinas; de modo que se constate que no hay ningún efecto detrimental en la respuesta productiva de los animales por consumir el aditivo anti-micotoxinas. Finalmente, y a pesar de contar con un aditivo que haya superado las pruebas anteriores, es posible que la respuesta a una micotoxicosis bajo condiciones comerciales varíe; ya que además del nivel de contaminación por micotoxinas, existen factores propios del animal y factores ambientales que suelen modular tanto la sensibilidad a un nivel dado de contaminación, como la respuesta a un tratamiento anti-micotoxinas. Que bueno que se continúe con este tipo de estudios para una mejor caracterización de las herramientas con que los productores pueden contar para enfrentar los desafíos por micotoxinas en la producción animal.
Recomendar
Responder
Profile picture
¿Quieres comentar sobre otro tema? Crea una nueva publicación para dialogar con expertos de la comunidad.
Súmate a Engormix y forma parte de la red social agropecuaria más grande del mundo.