La siguiente publicación técnica esta relacionada al evento:
A Puro Pasto 2012: Cambiando los paradigmas de productividad y utilización del pasto

Modelos Lecheros: Sistemas reales y tendencias en la producción y utilización de forraje

Publicado el:
Autor/es:
Información del video
Ver más

INTRODUCCIÓN

El negocio de producción de leche es claramente un negocio de transformación de alimentos. Partimos de alimentos primarios (granos y forrajes) que son transformados por la “fabrica” (la vaca) en un producto de valor agregado como es la leche.

En el proceso productivo intervienen recursos naturales (suelo, agua, radiación), insumos (semillas, fertilizantes, fármacos, etc.), conocimientos (científico/técnico, empíricos, herramientas empresariales, comercialización, etc.), personas (responsables de la gestión productiva) y una sumatoria de procesos que están interrelacionados y que dan mucha complejidad al sistema.

La eficiencia global del planteo productivo y la rentabilidad del negocio queda determinada por la sumatorio de las eficiencias de cada etapa y/o proceso y las relaciones de precios (insumo / producto).

En la última década se ha dado un fuerte incremento en los valores de la tierra tanto en zonas ganaderas como en zonas agrícolas (Grafico 1). Esto lleva a una fuerte competencia por un recurso limitante y/o caro (la tierra) y a la necesidad de aumentar la productividad mediante la intensificación del uso del suelo.

Gráfico 1:

 

El gran desafío es maximizar el uso de un recurso caro y limitante como lo es la tierra que ocupa. La competitividad de la actividad, medida como retorno por cada peso invertido; arranca maximizando el uso del suelo, el agua y la radiación.

Este proceso lleva a la intensificación del uso del suelo; que se va dando de la mano de la aplicación de conocimientos y la tecnología disponible.

 

¿CÓMO FUNCIONA EL NEGOCIO?

El Sistema de Producción esta basado en 2 etapas. 1er Etapa es la PRODUCCION PRIMARIA DE FORRAJE y el 2da es la TRANSFORMACIÓN en el producto comercializable (leche). La eficiencia global del sistema estará dada por la eficiencia lograda en la producción primaria (Kg/Ha de forrajes y granos) y en la transformación en producto final (Lts de leche / Kg de Materia Seca consumido). Se trata de maximizar las entradas al sistema o minimizar las salidas.

Para la 1er etapa los conceptos son similares a los cultivos agrícolas y debemos partir de la caracterización ambiental (suelo / agua); con qué recursos naturales contamos; en definitiva cúal es el potencial y el riesgo productivo. Cómo hacemos para maximizar el uso de los recursos (suelo, agua, radiación) en función del ambiente. Esto determinará el Costo del Kg de MS puesto en la "boca de la vaca".

En la 2da etapa quedará definida la eficiencia con que los alimentos (granos y forrajes) son transformados a leche (Lts / Kg de MS consumida). 

La caracterización de los ambientes productivos de cada establecimiento será el punto de partida para definir los potenciales y riesgos para la producción de granos y forrajes. A partir de esta caracterización de ambientes y el sistema de alimentación definido (pastoreo directo, pastoreo mecánico, reservas, etc.) habrá que diseñar la “cadena forrajera” que optimice el uso de los recursos.

No nos olvidemos que antes de ser “tamberos”, somos “agricultores” que transformamos los productos de la agricultura en leche.

En el proceso de transformación la primer premisa es maximizar el aprovechamiento o dicho de otra manera minimizar las pérdidas entre lo producido y lo consumido en todo el sistema. En este punto la carga animal y los sistemas de alimentación juegan un rol central.

La segunda premisa es maximizar la conversión o minimizar las pérdidas entre lo consumido y lo producido. La eficiencia de este proceso se mide en litros producidos / Kg de MS consumidos. Para que esto ocurra “la fábrica” o mejor dicho la vaca debe estar en condiciones de expresar su potencial genético.

Para que la vaca exprese su potencial y convierta mejor; debemos tener en cuenta los siguientes procesos:

a)    Reproducción: Tiene un impacto directo sobre la evolución del rodeo (crecimiento futuro) y la producción (días promedio de lactancia). En definitiva tiene alto impacto económico.

b)    Sanidad de la glándula mamaria: La mastitis atenta contra la producción.

c)    Sanidad podal: Tambos con < 2,5% de vacas con problemas podales no van a estar convirtiendo bien los alimentos consumidos en leche.

d)    Desarrollo y Edad al 1er Parto: Como se recrían las vaquillonas va a  determina como va a estar “armada” la estructura de la fábrica.

e)    Estado Corporal: Como paren las vacas de EC tiene impacto directo en la producción futura y en la reproducción.

f)     Nutrición: Con sus objetivos principales que son maximizar consumo (desafío en sistemas pastoriles), balancear energía / proteína, aportes de fibra efectiva y dar estabilidad al rumen.

g)    Confort animal: Aspecto central para maximizar consumo. Cada zona y cada sistema de producción presenta un desafío particular.

h)   Infraestructura de ordeñe y alimentación: Instalaciones acordes a los sistemas definidos y los objetivos planteados.

En el negocio de la lechería un aspecto común a los diferentes sistemas de producción es la necesidad de gestionar procesos donde las personas juegan un rol central. Muchas veces las diferencias de los resultados entre las empresas se explican por las diferencias en sus sistemas operativos. Nos deberíamos preguntar: Están los objetivos claros, son concretos, accesibles y compartidos entre los integrantes del equipo de trabajo? Las personas están capacitadas y motivadas? Los recursos son suficientes y están disponibles. Los procesos son sencillos y prácticos?

En este negocio las personas y la forma en que se organizan hacen la diferencia.

 

TENDENCIAS EN PLANTEOS REALES 

Es común observar que en una misma zona y en un mismo año (iguales precios, igual clima y el mismo país) los resultados económicos logrados por diferentes empresas son muy variables. En contraposición con los planteos agrícolas donde las variaciones son mucho menores.

Esto nos lleva a formularnos algunas preguntas:

  • Son diferentes los sistemas de producción entre las empresas de una misma zona?
  • Hay sistemas más eficientes que otros para una determinada zona?
  • Hay diferencias en las eficiencias de los procesos productivos entre las empresas?
  • Hay diferencias en la capacidad de gestión (Gerenciamiento de personas y procesos)?

Hay muchas más preguntas para plantearnos; lo importante no solo es formularlas sino buscar las respuestas a las misma.

Cualquier empresa lechera primero tiene que definir cual es el sistema de producción a adoptar. Debe tener claro cual es la forma de producir más apropiada para su realidad. Para tomar esta difícil decisión empresaria debería tener en cuenta algunas cuestiones como:

a) Zona: Estrechamente vinculado con el clima; y esto a su vez con los potenciales y los riesgos para producir forrajes / granos y lograr condiciones de confort animal. b) Capacidad de Gestión propia: Debería ser muy objetivo al momento de “medir” su propia capacidad para la gestión de procesos que pueden ser muy simples o muy complejos según el sistema que se adopte. Y la propia capacidad de gestionar personas (equipos de trabajo). c) Flexibilidad: Como varían los resultados económicos logrados ante cambio de las relaciones de precio, cambios climáticos entre años, cambios en los resultados productivos, etc.

Las empresas lecheras tienen en común que todos producen leche y usan una misma “fábrica transformadora”; la vaca. Pero la forma de producir puede ser muy diferente entre ellas.    

Entonces el punto de partida es tener claramente definido cúal va a ser la forma de producir; a partir de ahí surgen las “premisas” y/o pilares sobre los que se basa el planteo. Dentro del sistema de producción  debería quedar muy claro qué es “negociable” y que no.

Una vez definido el sistema de producción, todos deberán preocuparse y ocuparse por la búsqueda de la eficiencia en los procesos y/o por minimizar las pérdidas.

La intensificación en el uso de los recursos productivos va generando cambios en los sistemas de producción; hay mayor cantidad de capital involucrado y esto implica la necesidad de un aumento en la productividad para lograr mantener y/o mejorar la rentabilidad global del negocio.

Este camino hacia modelos más intensivos traen como consecuencias cambios estructurales en la forma de producir leche. Si bien el negocio sigue siendo transformar granos y forrajes en leche; las características y/o variables que definen la forma de hacerlo son muy diferentes.

La eficiencia global del sistema de producción estará dada por la suma de las eficiencias particulares de cada uno de los procesos productivos que están en juego.

La evolución de algunos parámetros y/o indicadores del Establecimiento Las Chicas de la zona de Nueve de Julio; muestra claramente algunos cambios que se fueron dando en las formas de producir. La intensificación por el aumento de la Carga (VO o VT/Ha) y la Producción Individual (Lts/VO/Día) permitió lograr aumentar considerablemente la Producción/Ha (Lts / Ha) que fue uno de los objetivos planteados:

Gráfico 2:

 

La “forma” de producir leche y/o las características de una tambo con una carga de 1,3 VT/Ha y una producción individual de 20 Lts/Ha; no tiene nada que ver que hacerlo con 2 VT/Ha y una producción individual de 26 Lts/Ha. En una misma empresa, mismo campo, misma zona los modelos cambiaron.

La superficie ocupada fue la misma pero la cantidad de alimentos (granos y forrajes) producidos y/o puesto sobre cada hectárea ocupada (Kg MS / Ha VO) son muy diferentes.

Gráfico 3:

 

En 10 años de evolución, hubo un incremento muy importante del ingreso de granos (concentrados) al sistema; pero también se logra prácticamente duplicar la cantidad de pasto + silajes que se producen en cada hectárea ocupada. La intensificación en el uso de los recursos esta clara.

En la alimentación de cada una de las vacas también se generaron cambios importantes; estos se visualizan en el siguiente gráfico.

Gráfico 4:

 

Para lograr producir 26 Lts/VO/Día promedio año vs los 20-22 Lts/VO/Día de hace 10 años atrás la alimentación fue un factor clave. En primer lugar aumenta el consumo de MS por vaca en casi1000 Kg/ Año; ahora las vacas comen lo que tiene que comer para producir y esto no solo tiene implicancias directas sobre la producción sino también indirectas sobre los Estados Corporales (EC) del rodeo y consecuentemente sobre la Reproducción.

La composición de la dieta tuvo cambios importantes. Baja fuertemente la participación del pasto de 50-60% a 30-35%; en contraposición al aumento del concentrado.

Que las vacas coman en forma individual menos pasto no significa que el sistema produzca y/o utilice menos pasto por hectárea. Hubo un incremento en la cantidad de pasto cosechado por hectárea. Esto es uno de los “pilares” de este planteo productivo.

Gráfico 5:

 

En la evolución hubo también un cambio importante en la composición y calidad del concentrado que consumen las vacas. Se trabajo mucho en el balance Energía-Proteína y la calidad de la Proteína. Además por cuestiones operativas y para lograr la uniformidad y calidad del alimento se incorporo el uso de Balanceado comercial.

Para lograr un incremento de 10.000 Lts/Ha/Año en 10 años; además de los aspectos comentados anteriormente también jugaron un rol clave los siguiente puntos:

1- Capacidad de Gestión: Entender el sistema, definir objetivos, definir qué es negociable y qué no lo es, “armar” y conducir el equipo de trabajo, definir inversiones, etc, etc.

2- Equipo de Trabajo: Con objetivos comunes, capacitado y bien conducido.

3- Sistema de recría: Recría bien alimentada, con objetivos de peso y desarrollo definidos y seguimiento para lograrlo. En este planteo se intensifico y se encerraron todas las categorías chicas de recría y la Vq preñadas salen o no al campo según disponibilidad de forraje pero siempre con apoyo del “mixer”

4- Proceso de alimentación: Profesionalización y automatización. Personal y equipos acordes.

5- Reproducción: Trabajo permanente para lograr los índices objetivo.

El aumento de la productividad permitió lograr una mejora en el Margen Bruto de la actividad; pero la intensificación llevo a un fuerte incremento de los Gastos Directos lo cual implica una caída en la relación Ingreso / Gasto

Gráfico 6

 

Gráfico 7:

 

El proceso intensificación que se viene dando en muchas empresas lecheras de la Argentina; implica inevitablemente una mayor exposición ante cambios de las relaciones de precios en los sistemas intensivos. Por lo cual la eficiencia productiva pasa a jugar un rol clave para poder lograr rentabilidad y resultados en condiciones adversas.

Para el Establecimiento Las Chicas las eficiencia de “conversión” logradas fueron las siguientes:

Gráfico 8:

 

Trabajar sobre la eficiencia de los procesos productivos y medirla son cuestiones básicas que toda empresa lechera deberían tener en cuenta. Conocer cúal es el costo del Kg de MS de granos y forrajes “puestos en la boca de sus vacas”;  cúantos Lts de Leche obtienen por cada Kg de MS consumida y los costos de producir cada litro de leche ($/Litro) son parámetros básicos y fundamentales a mirar.

 

COSTOS DEL KG MS “Puesto en la boca de la vaca”

Diferentes “Recursos Forrajeros”

 

Video de Conferencia: Lechería: Producción y tendencias en utilización de forraje, Ing. Agr. Nicolas Capelle

 
Autor/es
 
remove_red_eye 4350 forum 1 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved