Engormix/Lechería/Artículos técnicos

Crianza: Calostro y calostrado - Capítulo 3

Publicado el: 4/6/2021
Autor/es: Nicolás Sambuceti, Georgina Frossasco, Fernando Orías, Mónica Moretto, José Giraudo y José Raviolo
¿Qué es el calostro?
El calostro es la primera secreción de la glándula mamaria después del parto, la cual se viene produciendo y acumulando desde 21 días antes del parto aproximadamente. El ternero nace sin defensas y con energía limitada. El consumo temprano de calostro le asegura las defensas que allí almacenó la madre y los nutrientes necesarios para iniciar su vida. El consumo de calostro es uno de los factores más importantes a la hora de asegurar la supervivencia del ternero. Las defensas (inmunoglobulinas) son proteínas producidas por la madre y transferidas al calostro. Luego de la ingestión de calostro son absorbidas en el intestino delgado y pasan a la sangre desde donde ejercen su acción.
calostro
Los terneros que consumen calostro de buena calidad van a tener mejor salud, menos diarreas, su sistema digestivo e inmune maduran más rápido, crecen más y alcanzan mejo-res pesos a menor edad y mejor producción en la lactancia.
¿Cómo distinguimos un calostro “bueno”?
Se puede suponer la calidad de un calostro al observarlo, cuando el mismo es espe-so, amarillento y no presenta sangre.
Sabemos también que el calostro de vaquillonas puede ser de menor calidad que el de vacas. No debe usarse el calostro de vacas que tengan mastitis al momento delparto, ni de animales positivos a brucelosis o tuberculosis.
Pero estas formas de apreciar el calostro nunca serán totalmente seguras. Un calos-tro de calidad debería tener 50 gramos de inmunoglobulinas (defensas) por litro. Tene-mos principalmente dos formas de estimar esta calidad:
Calostrómetro o calostrímetro:
Es una herramienta que se sumerge en el calostro y mide la densidad, lo cual está re-lacionado con la cantidad de inmunoglobulinas. Es importante saber que esta medición está influenciada por la temperatura, por lo que al medirse el calostro debe estar entre20 – 22 °C. La mayoría de los calostrímetros traen indicadores de color (verde, amarilloy rojo) para hacer más fácil la lectura de la calidad.
Calostrómetro
Refractometría en grados Brix:
Esta herramienta es mucho más simple de utilizar. Los refractómetros disponibles pueden ser ópticos o digitales. Es siempre importante calibrarlo (con agua destilada) previo a la determinación. El valor para definir que un calostro posee más de 50 gramos de inmunoglobulinas por litro es de 21 grados Brix. Con este método no influye la tem-peratura a la que se mide, pero sí el calostro debe estar correctamente homogeneizado(mezclado).
Visor del refractómetro óptico en grados brix: calibración
Visor del refractómetro óptico en grados brix: calibración
Visor del refractómetro óptico en grados brix: medición de calidad de calostro
Visor del refractómetro óptico en grados brix: medición de calidad de calostro
Refractómetro digital en grados brix: calibración
Refractómetro digital en grados brix: calibración
Refractómetro digital en grados brix: medición de calidad de calostro
Refractómetro digital en grados brix: medición de calidad de calostro
¿Cuánto, cuándo y cómo lo administramos?
Debemos tener en cuenta que no solo es “dar calostro”. El procedimiento tiene mu-chos puntos que asegurarán el éxito de este paso fundamental.
¿Cuánto calostro debemos dar?
La cantidad de calostro es muy importante. Lo recomendado es que el ternero tome alrededor del 10% de su peso vivo de un calostro de calidad. Por ejemplo, un ternero de 40 kilos debería tomar 4 litros de calostro. Muchos tambos toman una medida están-dar y dan a todos el mismo volumen; eso es correcto siempre y cuando nunca estemos dando menos del 10% del peso vivo en calostro. Si la cantidad de calostro a suministrar va a calcularse con el peso del ternero, debemos pesar el ternero con una balanza o báscula.
CRIANZA - Calostro y calostrado - Image 1
¿Cuándo debemos dar el calostro?
El ternero va perdiendo capacidad de absorción de defensas en su intestino a me-dida que pasan las horas luego del parto. La primer toma de calostro debe ser dada inmediatamente después del parto. Dentro de las primeras 6 horas ya debería haber consumido el 10% del peso vivo en calostro.
Momento ideal para la ingesta de Calostro
Momento ideal para la ingesta de Calostro
¿Cómo puede darse el calostro?
El calostrado puede ser de forma natural (al pie de la madre). En este caso es difícil asegurarse el momento de la toma, la calidad del calostro y principalmente la cantidad que toma el ternero. Puede suceder que el pezón que encuentre el ternero esté sucio, o que antes de encontrar el pezón y mamar, el ternero mamará a la madre en distintos lu-gares donde pueden encontrarse gérmenes que lo enfermarán. Esto, sumado a que no puede hacerse un control sobre la calidad y cantidad del calostro que ingerirá el ternero lo convierten en el método menos recomendado.
CRIANZA - Calostro y calostrado - Image 2
El calostro puede darse también de forma artificial mediante sonda o mamadera; de esta forma nos aseguramos la calidad y cantidad que toma el ternero y facilitamos el manejo en la guachera.
CRIANZA - Calostro y calostrado - Image 3
Existe una tercera opción que podemos denominar “mixta” o “de repaso” donde se deja al ternero con la madre para que tenga allí su primera toma de calostro. Asegurán-donos, luego de que haya mamado, de dar al menos dos litros antes de las 6 horas de forma artificial.
Importancia de la higiene en la recolección del calostro
Al momento de recolectar el calostro, ya sea de forma manual o con máquina de ordeñar, tenemos algunos puntos a considerar:
  • El calostro contiene bacterias que se reproducen a mucha velocidad, generando un calostro contaminado y de baja calidad.
  • Así como el ternero absorbe las defensas, puede absorber estas bacterias, las cuales pueden enfermarlo en sus primeros días de vida, e incluso llevarlo a la muerte.
Debemos evitar que el calostro se contamine con bacterias, para esto debemos:
  • Realizar una rutina de ordeñe previo a la recolección, asegurándonos de ordeñar pezones limpios, secos y desinfectados.
  • Tener las manos limpias durante la extracción y manejo del calostro; siempre es recomendable utilizar guantes.
  • Los recipientes donde se almacena el calostro y todo lo que esté en contacto con él (mamadera, sonda, pezoneras, tarro, etc.) deben estar correctamente higieni-zados.
CRIANZA - Calostro y calostrado - Image 4
También es importante que las bacterias que están en el calostro al inicio no se reproduzcan, ya que mientras más sean, peor será la calidad del calostro. Para esto debemos:
  • No dejar el calostro a la intemperie por más de 10 -15 minutos.
  • Si se va a entregar fresco, no esperar para darlo.
  • Si se va a almacenar, refrigerarlo inmediatamente (el calostro en heladera puede durar hasta 5 días).
  • En caso de que se congele, debe hacerse también inmediatamente (el calostro congelado en freezer puede durar hasta un año).
Banco de calostro
Muchos establecimientos utilizan bancos de calostro para tener asegurada la provi-sión de calostro de calidad. El banco de calostro requiere una logística y una cantidad de calostro que hace dificultosa su aplicación en pequeños establecimientos. De igual manera, siempre es recomendable tener calostro de calidad guardado como reserva para casos de necesidad puntual.
CRIANZA - Calostro y calostrado - Image 5
A la hora de trabajar con un banco de calostro debemos tener en cuenta:
  • El calostro a congelar será siempre proveniente de vacas sanas de más de un parto y de buena calidad (medido con calostrómetro o refractómetro).
  • El calostro se almacenará con la fecha de extracción y la calidad del mismo ano-tada en el recipiente.
CRIANZA - Calostro y calostrado - Image 6
  • Como recipiente pueden utilizarse botellas plásticas aplastadas (para facilitar el descongelado), limpias y desinfectadas. También pueden utilizarse bolsas plásti-cas, o recipientes comerciales.
  • No se recomienda hacer mezclas de calostro de distintas vacas.
  • Para el descongelado, debe tenerse la precaución de hacerlo a baño María, y que la temperatura del agua no sea superior a 45 °C (medido con termómetro).
CRIANZA - Calostro y calostrado - Image 7
  • Una vez descongelado, debe ser suministrado de inmediato al ternero para evi-tar la multiplicación de bacterias en el calostro.
¿Cómo podemos saber si un ternero calostró correctamente?
Para evaluar el calostrado en terneros, tenemos que tomar una muestra de sangre de la vena yugular (en el cuello) de terneros, a las 24 horas posteriores a la toma de calostro y hasta los 4 días de vida. Colocar esta sangre en un tubo nuevo y esperar que el coágulo y el suero se separen.
Con el suero podremos observar si aparecen en el ternero las defensas que debería haber adquirido con el calostro.
Extracción de sangre
Extracción de sangre
Separación del suero y el coágulo de la sangre
Separación del suero y el coágulo de la sangre
Existen dos tipos de refractómetros para hacer esto:
Refractometría en grados Brix:
Este es el mismo refractómetro que el utilizado para medir calidad del calostro. Sirven tanto el óptico como el digital. Para considerar que un ternero calostró adecuadamente, al medir el suero debe tener 8.4 grados Brix o más. Al igual que con el calostro, el re-fractómetro debe ser calibrado con agua destilada antes de cada medición.
Refractometría clínica:
CRIANZA - Calostro y calostrado - Image 8
El procedimiento para realizar la medición con éste refractómetro es similar al de gra-dos Brix óptico, pero al observar en el visor veremos tres escalas. Debemos utilizar solo la escala que se observa a la izquierda. Para considerar que un ternero ha calostrado correctamente, los valores deben ser de 5,5 o más. Este refractómetro también debe ser calibrado con agua destilada antes de la medición. Es importante saber que para calibrar NO debe utilizarse el 0 de la escala en la que mediremos el suero, sino la línea inferior que sirve para calibración.
Refractómetro clínico: calibración
Refractómetro clínico: calibración
Refractómetro clínico: medición
Refractómetro clínico: medición

Capítulo del libro: “Crianza artificial de terneros. Guía de buenas prácticas para operarios lecheros”
Nicolás Sambuceti, Georgina Frossasco, Fernando Orías, Mónica Moretto, José Giraudo y José María Raviolo
ISBN 978-987-688-432-7
La crianza artificial de terneros en nuestro país y en nuestra provincia presenta algunos problemas que son transversales a todos los sistemas lecheros. Esta actividad, además de contar con tecnologías de insumos y de procesos para su eficiente funcionamiento, debe disponer de personal idóneo, altamente calificado y que sea capaz de tomar decisiones que se basen en la comprensión de las tareas que se realizan.
El presente trabajo es el resultado de una labor conjunta entre docentes e investigadores de la Universidad Nacional de Río Cuarto y otras instituciones, realizado con el fin de facilitar una guía de buenas prácticas a productores, técnicos y operarios de los sistemas lecheros. En este sentido, el material se presenta como una herramienta, cuyo objetivo es el de ayudar a mejorar la eficiencia de las crianzas artificiales de terneros y, con ello, la de cada establecimiento, lo que mejorará la red económica tejida alrededor de la producción lechera en la provincia y la región.
 
 
Autor/es:
 
Visualizaciones784Comentarios4EstadísticasCompartir