El botón de oro: arbusto de gran utilidad para sistemas ganaderos de tierra caliente y de montaña

Publicado el: 10/12/2014
Autor/es:

En esta sección hemos comentado los usos de algunos árboles y arbustos adecuados para fincas ganaderas de trópico bajo, clima medio y trópico de altura. En esta ocasión discutiremos la gran versatilidad de un arbusto que crece desde el nivel del mar hasta las tierras altoandinas y que tiene enorme valor en sistemas ganaderos de todo tipo.

El botón de oro es una planta herbácea muy ramificada que alcanza alturas hasta de cinco metros; se reconoce fácilmente por sus grandes flores amarillas con fuerte olor a miel y por sus hojas simples y alternas, con tres a cinco lóbulos, el central más grande que los otros.

Esta especie se distribuye naturalmente desde el sur de México hasta Centroamérica y el norte de Suramérica (Colombia, Ecuador y Venezuela), incluidas las Antillas, y ha sido introducida en Estados Unidos, las islas del Pacífico, Australia, África y Asia. Aunque en algunas regiones se considera una planta invasora, en otras es un recurso muy apreciado. En Tailandia, por ejemplo, se celebra un festival durante su floración en noviembre.

 

Este sistema permite una propagación rápida del botón de oro a gran escala. Se siembran pequeñas estacas sobre surcos elevados cubiertos con plástico para controlar las malezas y estimular un rápido enraizamiento. Se cosechan fragmentos de tallo con raíces. Si se cortan las estacas con cuidado es posible dejar material suficiente para producir más plántulas por rebrote de los fragmentos que quedan enterrados.

 

 

 

Nombre científico: Tithonia diversifolia (Hemsl.) Gray. Familia: Asteraceae.

 

Esta planta es común en áreas perturbadas como bordes de ríos, caminos y carreteras. En Colombia, crece en diferentes tipos de suelo, desde el nivel del mar hasta 2.500 metros de elevación y en sitios con precipitaciones que fluctúan entre 800 y 5.000 mm.

El botón de oro tiene un gran valor ecológico como fuente de néctar y otros recursos para la fauna silvestre. Es una planta melífera valorada por los apicultores porque florece abundantemente durante todo el año.

Se propaga fácilmente a partir de estacas de 30 a 50 centímetros de longitud cosechadas del tercio inferior o intermedio de los tallos. En Colombia, muy rara vez se propaga a partir de semillas y no es fácil obtenerla sexual viable. En cierta medida, esta circunstancia es favorable porque impide el comportamiento invasor de la planta.

Por otra parte, el botón de oro se adapta bien a suelos ácidos y de baja fertilidad, tiene rápido crecimiento y su cultivo requiere una mínima cantidad de insumos y manejo.

El uso de esta planta como recurso para la alimentación animal es cada vez más generalizado debido a su buen valor nutricional, su rusticidad y a la elevada tasa de producción de biomasa.

 

Adicionalmente, el botón de oro tiene múltiples aplicaciones en la restauración ecológica de áreas degradadas debido a la facilidad con que cubre los suelos erosionados y forma densos mantos de raíces en terrenos inestables. Las franjas de botón de oro en alta densidad son útiles para la prevención y control de las remociones masales.

 

No es del todo claro si esta capacidad para restaurar suelos degradados se debe a la asociación con hongos formadores de micorrizas que capturan fósforo o a la presencia de ácidos orgánicos en las raíces que permiten una asimilación muy eficiente de este elemento.

Por esta misma razón, a escala global, el botón de oro es una de las 68 especies más utilizadas para el mejoramiento de suelos y en varios países su uso como abono verde en cultivos es muy común. Las hojas del botón de oro tienen más fósforo y potasio que la mayoría de leguminosas empleadas en agroforestería. Las hojas frescas contienen alrededor de 3,5% de nitrógeno; 0,3% de fósforo y 3,8% de potasio. En Kenia, la aplicación de abono verde de botón de oro ha logrado mayores incrementos en las cosechas de maíz que los fertilizantes inorgánicos y su efecto en el suelo es más durable (Jama, et al., 2006). En las montañas de Tanzania este arbusto se emplea para mejorar el contenido de nutrientes de los suelos, con excelentes resultados, especialmente cuando se mezcla con roca fosfórica (Ikerra, et al., 2006).

Adicionalmente, varios trabajos llevados a cabo por investigadores de Cipav y el grupo de entomología de la Universidad del Valle muestran que el botón de oro es útil como repelente natural contra las hormigas arrieras o cortadoras de hojas (Atta cephalotes). En las colonias de laboratorio que se ven obligadas a utilizar el follaje de botón de oro, el hongo del cual se alimentan las hormigas (Leucoagaricus sp.), muere a los pocos días con lo cual rápidamente se produce un colapso de la colonia. Aunque en condiciones naturales el botón de oro no mata a las hormigas, sí ejerce un efecto disuasivo sobre ellas. En cultivos experimentales de yuca se ha observado que las arrieras llevan a cabo recorridos largos para evitar las hojas que se encuentran cerca del botón de oro. En algunas regiones de Colombia, los productores mencionan un efecto repelente del botón del oro contra las garrapatas y moscas hematófagas del ganado.

 

Policultivo de yuca, maíz y fríjol asociado con botón de oro para control de hormiga arriera. Finca La Camelia. Calima Darien, Valle del Cauca.

 

Nutrición animal

El botón de oro es una planta forrajera adecuada para la alimentación de rumiantes (bovinos, cabras, ovejas y búfalos), con un alto nivel de proteína, alta degradabilidad en el rumen, bajo contenido de fibra y niveles aceptables de sustancias antinutricionales como fenoles y taninos. El follaje de botón de oro es rico en nitrógeno total, buena parte del cual está presente en aminoácidos y, en baja proporción, está ligado a la fibra dietética insoluble. Su concentración de proteína (de 18,9 a 28,8%) es comparable a la de otras especies forrajeras utilizadas para alimentación de rumiantes tales como el mararratón Gliricidia sepium (25%), Leucaena leucocephala (22,2 %) y cámbulo o cachimbo Erythrina poeppigiana (21,4%).

La calidad del forraje de botón de oro varía con el estado fenológico de la planta. Los valores máximos de proteína se han registrado en las etapas de crecimiento avanzado (30 días después del corte) y prefoliación (50 días). Tanto los estudios científicos como las observaciones empíricas de los productores en diferentes condiciones agroecológicas muestran la rápida recuperación de las plantas en cortes sucesivos e indican que el momento más adecuado para cosechar el forraje sin causarle deterioro al cultivo es el estado de prefloración, en el cual es factible obtener una producción de biomasa verde de 31,5 toneladas ha-1 en cortes cada 50 días. Sin embargo, en sistemas con ramoneo la recuperación de la planta requiere periodos de descanso más prolongados (60 a 90 días según el clima).

Mahecha y colaboradores (2007) evaluaron la producción y la calidad de la leche de vacas F1 Holstein x Cebú suplementadas con forraje de botón de oro como reemplazo parcial del alimento concentrado. Los autores no encontraron diferencias significativas en la producción de leche: en época de lluvias 12,5 litros vaca-1 día-1 con 100% de suplementación con concentrado frente a 12,4 litros vaca-1 día-1 con sustitución del 35% del concentrado por botón de oro fresco y en época seca 11,71 litros vaca-1 día-1 con 100% concentrado frente a 12,16 litros vaca-1 día-1 con sustitución de botón de oro. En cambio, sí se registraron pequeñas diferencias en la calidad de la leche a favor de la vacas que consumieron la mayor proporción de Tithonia diversifolia. El nivel de proteína se elevó a 3,82% (comparado con 3,51% en las vacas de 100% concentrado) y el de grasa llegó a 3,9% (comparado con 3,48%) lo que podría representar un incremento de $79 por litro de leche de acuerdo con la bonificación por la calidad del producto que reconoce la empresa Colanta. Los autores estimaron que, por cada 100 vacas en ordeño, el productor tendría un aumento neto anual adicional de $5.000.000 en sus ingresos al sumar los beneficios recibidos por la mejor calidad de la leche y la reducción del consumo de concentrado. Por esta razón, recomendaron esta especie como opción estratégica para reducir la suplementación de hembras lecheras y aumentar así la eficiencia de los sistemas de producción bovina de leche.

 

Sistema silvopastoril intensivo botón de oro – kikuyo. Finca Cien Años de Soledad. Rionegro, Antioquia.

 

 

Silvopastoril intensivo de botón de oro en Caquetá

En suelos ácidos con bajo contenido de fósforo y elevada saturación de aluminio tales como los que predominan en el piedemonte del Caquetá, el botón de oro y Cratylia argentea pueden sustituir exitosamente a la leucaena Leucaena leucocephala en sistemas silvopastoriles intensivos como arbustos forrajeros para ramoneo directo. En la hacienda Pekín del municipio de La Montañita, el médico veterinario José María Morales experimentó con éxito un sistema novedoso de multiplicación del botón de oro para ramoneo sembrando las estacas acostadas en las líneas que deja un renovador de praderas.

En la actualidad, este productor investiga un sistema más complejo que incluye varias franjas en potreros ya establecidos de pasto braquiaria (Brachiaria decumbens, Brachiaria humidicola, Brachiaria brizantha) de cinco metros de ancho preparadas con un renovador de praderas para sembrar una mezcla de Cratylia argentea (por semilla), estacas de botón de oro en alta densidad y, en el centro, una hilera de árboles fijadores de nitrógeno que incluye guamo Inga sp., bohío Clitoria fairchildiana y carbón o playero Pithecellobium (Zygia) longifolium. Durante el primer semestre, el forraje se corta y se le suministra al ganado directamente en el potrero. Una vez que los árboles crecen lo suficiente, se inicia el pastoreo del ganado en las franjas. En este sistema, el ganado puede entrar siempre y cuando se respete un periodo de descanso de los arbustos entre 70 y 90 días.

 

Ejemplo de SSPi para ICR silvopastoril con arbustivas como Tithonia diversifolia, Cratylia argentea y Leucaena leucocephala asociado a árboles maderables, como acacia Acacia mangium, yopo Anadenanthera peregrina y melina Gmelina arborea. Dos franjas ubicadas en los extremos de cada hectárea, con dos surcos de acacia y un surco interno de yopo; la franja central consta de siete surcos, cuatro de melina (surcos 2, 3, 5 y 6) y tres de yopo (surcos 1, 4 y 7). Fuente: Murgueitio et al. 2008 (El Sistema Silvopastoril Intensivo con leucaena y pastos mejorados, Fundación Cipav, Cali, Colombia)

 

Sistema silvopastoril intensivo botón de oro – kikuyo. Finca Cien Años de Soledad. Rionegro, Antioquia.

 

Este mismo sistema podría incluir árboles como melina Gmelina arborea y acacia mangium Acacia mangium con el fin de maximizar la fijación de nitrógeno y la producción de madera. Una variante adecuada para las vegas de ríos y sitios con nivel freático alto incluye al písamo Erythrina fusca. Todos estos diseños se ajustan a las densidades definidas por Finagro (Circular P-11 de 2008) para que los productores que adquieran un crédito para sistemas silvopastoriles tengan acceso al Incentivo a la Capitalización Rural que en este caso es del 40% hasta para 100 hectáreas y 30% para más de 100.

En las fincas ganaderas, el botón de oro puede ser sembrado en cercas vivas, sistemas silvopastoriles intensivos, bancos de forrajes, como especie ornamental, en franjas de vegetación protectora de microcuencas y como plantación nodriza para la protección de árboles de lento crecimiento. También se puede sembrar en anillos alrededor de los cítricos o de otros árboles que requieran una protección especial contra las hormigas arrieras. En este caso, la biomasa se puede cortar a una altura de 30 centímetros para depositar el abono verde alrededor de los árboles. Otra opción es hacer dobles cercos eléctricos y sembrar árboles y palmas en el centro, con botón de oro en dos hileras exteriores. Esto protege a los árboles de la competencia excesiva con las gramíneas y a la vez le proporciona al productor una fuente de forraje de corte para periodos de escasez.

A los estudios científicos se suman las observaciones empíricas hechas por miles de productores en varios países tropicales para ratificar el enorme valor de esta planta como recurso para la producción animal sostenible. La siguiente tabla resume modelos probados en investigación que demuestran la flexibilidad de la especie para beneficio de los ganaderos.

 

 

Literatura recomendada

Hanan A. M., Mondragón J. & H. Vibrans. 2006. “Tithonia diversifolia (Hemsl.) A. Gray Palocote tropical”. En: Malezas de México. http://www.conabio.gob.mx/ malezasdemexico/asteraceae/tithoniadiversifolia/ fichas/ficha.htm

Ikerra, S.I., Semu, E. & J. Mrema. 2006. Combining Tithonia diversifolia and minjingu phosphate rock for improvement of P availability and maize grain yields on a chromic acrisol in Morogoro, Tanzania. Nutrient Cycling in Agroecosystems 76(2-3): 249-260.

Mahecha L., Escobar J. P., Suárez J. F. y Restrepo L. F. 2008. “Evaluación del uso de Tithonia diversifolia (Hemsl.) Gray Asteraceae como suplemento forrajero de vacas cruzadas”. En Ganadería del futuro, investigación para el desarrollo. Cipav, Cali, pág. 417-430.

Mahecha L., Escobar J. P., Suárez J. F. y Restrepo L. F. 2007. “Tithonia diversifolia (Hemsl.) Gray (botón de oro) como suplemento forrajero de vacas F1 (Holstein por Cebú)”. En Livestock Research for Rural Development. Vol. 19, Artículo #16. Consultado: julio 14, 2008. http://www.cipav. org.co/lrrd/lrrd19/2/mahe19016.htm

Mahecha L. & M. Rosales. 1999. “Valor nutricional del follaje de botón de oro Tithonia diversifolia (Hemsl.) Gray, en la producción animal en el trópico”. En http://www.cipav.org. co/redagrofor/memorias99/Mahecha2.htm

Olivares E. 1999. “Nutrientes y Metales en Tithonia diversifolia (Hemsl.) Gray (Asteraceae)”. En http://www.cipav.org. co/redagrofor/memorias99/Olivares.htm

Ospina S. & E. Murgueitio (eds). 2002. Tres especies vegetales promisorias: Nacedero Trichantera gigantea (H. & B.) Nees. Botón de oro Tithonia diversifolia (Hemsl) Gray. Bore Alocasia macrorrhiza (Linneo) Schott. S. Cipav, Cali, Colombia.

Peters M., Franco, L. H., Scmidt, A. & B. Hincapié. 2002. Especies forrajeras multipropósito: opciones para productores de Centroamérica. CIAT, BMZ, GTZ. 113 p.

Ríos C. I. 2002. Guía para el cultivo y aprovechamiento del botón de oro Tithonia diversifolia (Hemsl) Gray. Convenio Andrés Bello. Bogotá. 40 p.

Ríos C. I. 1998. “Tithonia diversifolia (Hemsl.) Gray, una planta con potencial para la producción sostenible en el trópico”. Conferencia electrónica FAO-Cipav sobre Agroforestería para la Producción Animal en Latinoamérica. Artículo N.° 14. en http://www.fao.org/AG/ aGa/agap/FRG/AGROFOR1/Rios14.htm

Ríos C. I.1997. “Botón de oro Tithonia diversifolia (Hemsl.) Gray”. En: Árboles y arbustos forrajeros utilizados en alimentación animal como fuente proteica. Segunda edición. Colciencias-Cipav. Cali, Colombia págs. 115-126.

 

 

 
remove_red_eye 49879 forum 134 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved