Mejora de la Digestibilidad del Rumiante usando Microorganismos Eficaces

Publicado el: 16/9/2013
Autor/es: Ing. Agr. Juan Alfredo Sánchez. Consultor de Sistemas de Producción Sostenibles

El sistema digestivo del "rumiante" es un sistema digestivo ÚNICO que presenta un tipo de digestión muy específica caracterizada por la DIGESTION MICROBIANA.

Comencemos por entender que es el único estómago con cuatro compartimentos bien diferenciados y que se comunican uno con el otro a través de esfínteres.

El primero de los cuatro compartimentos del sistema digestivo de los rumiantes es el rumen, en el cual ocurre principalmente el "desdoblamiento" de las partículas de alimento ingerido, por medio de la fermentación de los alimentos promovida por los microorganismos propios del animal y el trabajo mecánico realizado por el rumen.

El trabajo mecánico del rumen consiste en triturar todo el alimento que entra por la boca y llega al rumen por medio del esófago, a través de movimientos peristálticos también llamadas ondas, el rumen durante el trabajo de triturar los alimentos se comprime lentamente de adelante hacia atrás y de luego de atrás hacia delante de tal manera que en el rumen todo el alimento sufre una fuerte presión. Cuando las ondas vienen de atrás hacia adelante la presión peristáltica empuja el alimento presionándolo a salir por la boca del estómago o píloro, hasta llegar a la boca del animal para ser re masticado y triturado aún más, para luego ser ingerido con un tamaño mucho menor.

Pero, el rumen no es solo una máquina mecánica de triturado y macerado de alimentos, de hecho, esa no es su función más importante. El rumen es también una "CÁMARA DE FERMENTACIÓN", donde la temperatura es alta, y también la humedad, condiciones fundamentales para que haya fermentación. Mientras todo esto del triturado y macerado ocurre en la boca y dentro del rumen del animal, está sucediendo la colonización de cada partícula de alimento por los MICROORGANISMOS RUMINALES (bacterias, hongos y protozoos), haciendo de estas partículas colonizadas, "su alimento".

Al proceso fermentativo producido por las bacterias es precisamente a lo que se denomina digestión o desdoblamiento de partículas de alimento.

Es importante entender que sea pasto, granos, ensilado, concentrados, sal mineral o el alimento que sea, NO ES AL BOVINO AL QUE NUTRIMOS, sino a los microorganismos del rumen. Ellos, después de ingerir los nutrientes contenidos en cada partícula de alimento que ingirió el animal, procesan en sus propios organismos los nutrientes, produciendo excreciones que servirán de alimento al rumiante.

A la pregunta ¿de qué entonces realmente se nutre un rumiante? Sin más preámbulos podemos responder que se nutren de excreciones y secreciones de bacterias, hongos y protozoos propios del animal, que a diario producen Vitaminas, principalmente del complejo B; Aminoácidos, fundamentales para la proteína; Ácidos Grasos Volátiles, que cruzan las paredes del rumen sirviendo de energía para los rumiantes; carbohidratos solubles, como azucares y almidones (cadena de glucosa fermentada). Además todos los días mueren bacterias, hongos y protozoos, pues su vida útil es corta, estos microorganismos muertos son digeridos en el cuarto estomago llamado abomaso (cuajar), como fuente de proteína para el animal.

¿Ahora bien, que función cumplen los Microorganismos Benéficos suministrados en el Rumen?

Los Microorganismos Benéfico al ser suministrados al animal por medio del alimento o el agua de bebida, incrementan la digestión de los alimentos, pues básicamente lo que ocurre es que se incrementa la mano de obra, que al sumarla con los propios del rumen se tendrá mayor cantidad de  mano de obra, es así que el trabajo se hace más eficiente, más rápido y bien hecho, por lo que se producirán MÁS NUTRIENTES disponibles para la nutrición del Animal, incidiendo directamente en la producción de más carne o leche disponible para nuestro consumo. Además tienen un impacto muy positivo en la salud del animal, pues trabajan por exclusión competitiva contrarrestando de esta manera los microorganismos patógenos, trabajando en un perfecto equilibrio y coexistencia con los microorganismos propios del rumen, aparte de fomentar la simbiosis de los microorganismos benéficos con el organismo del animal.

Los Microorganismos Benéfico contienen gran cantidad de levaduras, conocido por su capacidad de fermentación; bacterias de ácido láctico, conocidas por su capacidad de suprimir patógenos, tratar diarreas entre otras; hongos de fermentación, entre otros microorganismos que también sirven para alimento de los protozoos del rumen.

Además de ayudar en el trabajo de fermentación de los alimentos, los Microorganismos Benéfico mantienen un perfecto equilibrio del rumen, dejándolo lejos de sufrir cambios causados por desbalance de las dietas, además evita la formación de gases que dan la sensación de hinchazón al animal o en algunos casos producen timpanismos, su capacidad de regular el pH del rumen, dejándolo en condiciones normales que fluctúan de 5,4 a 6,9, evitando acidosis y/o alcalinidad ruminal.

En importante mencionar que al suministrar de manera continua los Microorganismos Benéficos a los rumiantes, estos se dispersan por todo el sistema digestivo del animal y no todos estos microorganismos mueren; una gran cantidad de ellos es expulsada al ambiente por medio de los bolos fecales, formados en los intestinos; estos bolos fecales son el vehículo de estos microorganismos Benéficos que saldrán al ambiente generando una mejora en la biocenosis, haciendo que el estiércol (boñiga) de los animales que consumen Microorganismos Benéficos tengan una transformación más rápida. Esta rápida transformación o si la queremos llamar desaparición del estiércol, ocurre debido a que se produce una descomposición fermentativa del estiércol y por ende gran liberación de nutrientes; y no una putrefacción del estiércol caído, siendo aprovechado casi en su totalidad por el suelo y las plantas.

Indirectamente esta fermentación ayuda al control de moscas y malos olores producido por los desechos de los animales en los diferentes sistemas productivos, además incide altamente en el control de las moscas de los cuernos o moscas paleteras; pues al fermentar el estiércol se produce una acidificación del medio evitando que eclosiones los huevos ovipositados por las moscas comunes y de cuerno o paleteras en el estiércol. De esta manera las poblaciones de moscas disminuirán hasta casi su desaparición, pues terminaran muriendo o mudándose a otros lugares propicios para su reproducción.

Para ir finalizando concluyamos que con la utilización de los Microorganismos Benéficos, en la alimentación animal o suministrada en el agua de bebida estos cumplen varios roles importantes dentro del tracto digestivo de los animales, además inciden indirectamente en el control ambiental de las instalaciones y sistemas productivos, evitando la generación de estrés de los animales y del colaborador de campo, haciendo el trabajo más armoniosos y más eficiente cada día.

Has que la medicina de tus animales sea su alimento y que el alimento de tus animales sea su medicina. (Parafraseado de Hipócrates).

 
remove_red_eye 5123 forum 64 bar_chart Estadísticas share print
"Me gusta" de Referentes: Ricardo Verri
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
Copyright © 1999-2021 Engormix - All Rights Reserved