La siguiente publicación técnica esta relacionada al evento:
I Congreso AMEBV 2016

Empleo de la prueba del perfil metabólico sanguíneo en un hato bovino de ganadería tropical en boca del río, veracruz

Publicado el: 22/8/2016
Autor/es:

INTRODUCCIÓN

Los trastornos alimentarios de los bovinos se han asociado, con mayor frecuencia, a una ingesta con base en alimentos de un bajo valor nutritivo y un deficiente manejo alimenticio más que un problema de formulación de raciones. De acuerdo con Juárez – Barrientos et al. (2015), en la ganadería tropical del centro de Veracruz, la suplementación alimentaria es una práctica común debido a los déficits de forraje que se presentan en la mayoría de los hatos, tanto en la época de lluvias, en un menor porcentaje, como en la época de secas cuando es más manifiesta. El examen del perfil metabólico sanguíneo (PMS), se ha utilizado principalmente para reflejar el equilibrio entre la entrada, metabolismo de nutrientes en distintos tejidos, así como su excreción, este examen que, sin ser una prueba nutricional, permite reconocer alteraciones en la homeostasis, por lo que se le considera un buen indicador del balance metabólico de los animales. El presente trabajo muestra los resultados del PMS efectuado en vacas de una unidad de producción de ganadería tropical en la región centro -costa de Veracruz.

 

 

MATERIAL Y MÉTODOS

28 bovinos hembra de diferentes grupos genéticos adaptadas a la región, constituyeron los 4 grupos fisiológicos considerados para este estudio: 7 Vacas de la raza Simmental (Grupo vacas vacías), 7 vacas de la cruza Simmental x Brahman (Sm x Br) (Grupo vacas gestantes), 7 novillonas de la cruza Sm x Br (Grupo Novillonas vacías y 7 de la cruza Sm x Br (Grupo Novillonas gestantes), las cuales se mantuvieron en el área rural del municipio de Boca del Río, Veracruz (a 10 msnm), durante la época seca (noviembre, 2015) en un régimen de pastoreo rotacional en praderas con base a pastos nativos e introducidos: Estrella de África (Cynodon nlemfuensis Vanderyst), Chetumal (Brachiaria humidicola y Pangola (Digitaria eriantha Stent), principalmente, todos los animales tuvieron acceso permanente a un alimento liquido concentrado durante la época seca (NUTROL® ), previo al inicio del verano fueron tratados vía subcutánea con una terapia de vitaminas y minerales, así como desparasitados con antihelmintos y bajo un programa control de ectoparásitos. Solo las vacas del grupo < 100D POSP, recibieron una suplementación daría de 2 kg de un suplemento alimenticio con 18% de proteína, al agua y las sales minerales comerciales se ofrecieron ad libitum. Muestras de sangre completa (tubo BD Vacutainer® Serum) y sangre con anticoagulante (tubo BD Vacutainer® K2 EDTA, 7.2 mg), se obtuvieron por venopunción, a las primeras se les separó el suero antes de dos horas para llevarse a -20 ºC, hasta su resolución analítica por espectrofotometría (SPECRONIC® GENESYS® 5), en tanto que las muestras con anticoagulante se analizaron por medio de un analizador hemático automatizado (MINDRAY® BC – 2800), además se consideró la calificación de la condición corporal (CC) escala 1 – 5. Los indicadores metabólicos considerados utilizando Kits comerciales fueron la concentración sérica de Albúmina (ALB) y Hemoglobina (HEM) en g/dL; Colesterol (COL) y Urea (URE), Fósforo (P) en mmo/L y Volumen del paquete celular (VPC) en porciento (%). El análisis de los datos consideró medidas de tendencia central y la obtención del valor H, definido como la “n” de las desviaciones estándar con respecto al valor de referencia conseguido a partir de datos de bovinos doble propósito de la región centro de Veracruz, utilizando para esto la aplicación de una hoja electrónica en el programa Excel® diseñada ex profeso para el cálculo del valor H y su representación por medio de un histograma.

 

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

La Figura 1 muestra los resultados del análisis H en el que se denotan las “n” desviaciones estándar con las que se aleja el valor con respecto a la media del metabolito; el cuadro 1, muestra los resultados de los indicadores metabólicos considerados para el estudio por medio de estadísticos descriptivos para los grupos fisiológicos incluidos; estos valores se encuentra dentro del rango que la teoría del PMS sostiene como deseable, (±2 DE), excediendo dicho espacio de seguridad metabólica únicamente para COL y P.

Sin embargo, esta condición que no representa ninguna alteración funcional debido a los valores de referencia (VR) deficitarios de los animales localizados en la región y a partir de los cuales se establecieron dichos VR. Un análisis más preciso de los resultados permitieron una interpretación asociada al manejo alimentario del hato; los valores bajos de los indicadores del estatus proteico; ALB, HEM y URE, denotan una mayor exigencia metabólica para las vacas, tanto vacías, las cuales como sucede en la mayoría de los hatos de ganadería tropical su manejo alimentario incluye la restricción al acceso a suplementos proteicos, como en las gestantes las cuales si bien reciben dietas que incluyen proteínas solubles la cantidad que reciben resulta inadecuada (2 kg/día). En cuanto a las variables asociadas al estatus energético, COL y P, estas muestran valores que sugieren que la suplementación extraordinaria ad libitum de un concentrado nutricional líquido y el empleo preventivo y terapéutico de compuesto vitamínico minerales permiten contrarrestar el tradicional déficit de energía de la ganadería de pastizal con base a gramíneas que caracteriza a la ganadería de la región, aunque este indicador resulta al mismo tiempo con valores que al igual del resto del ganado de la región pueden ser mejorados con un manejo óptimo de las praderas y una ración formulada para alcanzar el equilibrio que permita la rentabilidad del sistema de producción (Absalón–Medina et al., 2011); en tanto que las pruebas relacionadas con el estado general de salud y nutricional que representan los indicadores VPC y la CC (valores H de CC -1.86, 0.14 -1.00 -0.86, para vaca vacía, vaca gestante, novillona vacía y novillona gestante, respectivamente), los cuales resultaron útiles ambos, para valorar el esfuerzo metabólico que representa, por un lado, revertir un estrés energético negativo asociado a una producción láctea y por el otro la demanda nutricional de un feto en desarrollo, más la producción láctea.

 

 

CONCLUSIONES

La utilidad del PMS, como una herramienta de la medicina veterinaria preventiva y para el control del aporte de nutrientes en la ganadería tropical de Veracruz es factible, en la medida que su interpretación se logre considerando el manejo alimentario de los animales.

Figura 1, Valor H de los indicadores metabólicos A) Albúmina, B) Colesterol, C) Hemoglobina, D), Urea, E) Fósforo y F) Volumen del Paquete Celular en grupos (n = 7 por grupo) en vacas de cuatro estadios fisiológicos distintos en un hato de ganadería tropical en Boca del Río, Veracruz, México.

 

 

REFERENCIAS

Juárez-Barrientos J.M., Herman-Lara E., Soto-Estrada A., Ávalos-de la Cruz D.A, Vilaboa-Arroniz J. y Díaz-Rivera P. 2015, Tipificación de sistemas de doble propósito para producción de leche en el distrito de desarrollo rural 008, Veracruz, México. Revista Científica FCV-LUZ 4: 317- 323.

Absalón-Medina V.A., Blake W.R., Fox D.G., Francisco I. Juárez-Lagunés F .I., Nicholson C.F. Canudas-Lara E.G. Rueda-Maldonado B.L., 2011, Limitations and potentials of dual-purpose cow herds in Central Coastal Veracruz, México. Trop Anim Health Prod. DOI 10.1007/s11250-011-0049.

 
Autor/es
Coordinador de Estudios de Posgrado. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Región Veracruz, Universidad Veracruzana.
 
remove_red_eye 907 forum 4 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved