engormix
search
search
El servicio no esta disponible para contactar a esta empresa desde Estados Unidos de América

Creep Feeding

Publicado el: 31/8/2021
Autor/es: Matias Aba

El Creep Feeding permite “suplementar” a los terneros que están al pie de la madre con un concentrado o ración Energética-Proteica, en forma exclusiva, a la que las vacas no tienen acceso. Esta técnica resulta una estrategia de “desmadre progresivo”, que cubre el aumento de los requerimientos nutricionales de sus crías cuando comienza a disminuir la producción de leche de las vacas.

Al realizar esta técnica en ambientes semiáridos como el Sudoeste Bonaerense, nos encontramos con los siguientes desafíos:

Fuerte demanda de calidad y cantidad de forraje (durante 9 meses considerando una parición de agosto y destete en marzo)
Una oferta concentrada de calidad y volumen de recursos forrajeros disponibles en 2 meses (noviembre y diciembre), como sucede en la mayoría de las zonas de cría. (Fig. 1)

Figura 1. Producción de forraje (Raciones ha-1 .) Bahía Blanca y Cnel. Rosales.

 

 

Por lo tanto, debemos ajustar dichos componentes, de demanda y oferta, para equilibrar el sistema. Llevar adelante un Creep Feeding es una de las estrategias con la que se lograría menores riesgos, disminución de costos y mayores márgenes (además de combinar con otras técnicas como estrategias de desmadre, incorporación de pasturas perennes y una correcta planificación forrajera).

¿Cuáles son los objetivos del creep feeding?

  • Alcanzar un mayor peso al destete, permitiendo un mayor valor de venta e incremento de la producción de carne por hectárea.
  • En posdetete, los terneros se estresan menos, se adaptan mejor a la ración y tienen una mayor mansedumbre.
  • Se logra un rodeo de destete más homogéneo, ya que el suplemento compensa las diferencias individuales de producción de leche de sus madres.
  • Se aumenta la carga animal por la disminución del consumo de forraje por parte de los terneros y/o disminuyendo la competencia entre el ternero y la madre por el pasto.

En un estudio de la Estación Experimental INTA Bordenave, se realizo un relevamiento (1) de casos de creep feeding bajo condiciones reales de producción local (SudOeste Bonaerense) se obtuvieron las siguientes conclusiones finales:

  • Es una técnica válida para zonas semiáridas de cría porque permite independizarse de los verdeos de verano, con mínima dedicación e infraestructura.
  • En promedio el inicio de la suplementación fue a los 70 días y terneros de 70 kg (cabeza de parición).
  • La calidad de alimento, utilizada en el relevamiento, cubrió las recomendaciones señaladas en las bibliografías (superándose el 15% de proteína y mayor a 70% de digestibilidad).
  • El consumo ad líbitum en los casos analizados estuvo en el rango de los 300g a 1,300 kg desde el comienzo al promedio-final.
  • La ganancia de peso promedio fue de 600-700 gr/día , logrando al final del período valores de 1- 1,3 kg/día en los terneros cabeza de parición.
  • Se observó en todos los casos mayor peso al momento de la venta, en el rango de 20 a 40 kg, por lo tanto se incorporó mayor peso a la cabeza de parición y acortar las diferencia con la cola de parición, homogeneizando el rodeo general.

Según los técnicos del INTA, luego de los 3 meses de edad, promediando los 70 kg, los requerimientos de los terneros no pueden ser cubiertos por la leche materna (1), por lo tanto es necesario contar con alimentos de buena calidad y cantidad para cubrir la diferencia que se presenta entre ambas líneas (período deficitario, área celeste Fig. 2.).

Figura 2. Producción de leche de una vaca de carne promedio vs requerimientos nutricionales de un ternero lactante. (1).

 

 

Como se observa en figura 2, hasta los 3 meses de vida del ternero las curvas de la leche requerida y disponible, en condiciones normales, se encuentran por debajo de los 10 litros. A partir de ahí, la demanda de leche aumenta y disminuye la leche que ofrece la madre disponible cubriendo sólo la mitad de los requerimientos que demandan los terneros (2).

A partir del tercer y cuarto mes de edad, la leche no cubre los requerimientos, por lo que el ternero pasa a depender más del pasto y menos de la leche para alcanzar la ganancia de peso ni su peso final esperado para la venta. A esto debemos sumarle, en zonas de cría, una oferta forrajera cada vez más pobre en cantidad y calidad.

Con respecto al consumo de leche y suplementos, Olaizola Beghetti et al. (2016) (3) estudiaron el consumo de suplementos, de leche y ganancias diarias, en terneros al pie de la madre y realizando un creep feeding ad libitum. El consumo de Alimento Balanceado FUE de 1,59 kg/día, de leche 2,09 lts/día y una GDP (ganancia diaria de peso) de 1,112 kg/día, mientras que “al pie” DE LA MADRE, el consumo de leche fue de 3,74 lts/día y la GDP 0,606 Kg/día (Fig. 3).

Figura 3. Consumo de suplementos, consumo de leche y ganancia diaria de peso por tratamiento. Olaizola Beglhetti et. al.

 

 

Infraestructura: existen varias alternativas

Algunas opciones que podemos encontrar:

  • Tolvas jaulas de simple o doble entrada.

5 a 10 cm por animal en el caso de comederos de autoconsumo

  • Silo autoconsumo o comedero batea.

Con ingreso restringido de forma física con caños o similares con la altura que permite que ingrese solo al ternero y no a la madre.

Los comederos que se pueden utilizar dentro del corral son bateas y/o tipo autoconsumo colocados a unos 50 cm de suelo y que aseguren 30 cm lineales por animal en el caso de utilizar bateas.

Acostumbramiento de los terneros

Según Carreras (2012) (4) el acostumbramiento de los terneros a la suplementación se debe comenzar a una edad promedio de 60 días, o con un peso entre los 70 y 120 kilos.

El acostumbramiento se puede llevar a cabo colocando los comederos al lado de los bebederos y rodeando la hacienda por un par de horas todos los días, durante una semana, para que los terneros entren al comedero por curiosidad y se acostumbren a consumir el alimento.

Una manera más rápida es permitiendo el acceso de las madres al corral durante los primeros días para que le enseñen a los terneros a comer el alimento balanceado, o incorporar al lote terneros ya acostumbrados a consumir el suplemento a modo de “señuelo” para el resto (Carrera, 2020) (5) Al principio conviene poner pequeñas cantidades de alimento: no más de 100 gr/cab/día durante la primera semana, antes de permitir un acceso a voluntad.

De Andrade Rodrigues y da Cruz (2002) (6) recomiendan, en creep feeding, proporcionar 0,5 a 1% del peso vivo con lo que se logra consumos en promedio de entre 0,6 a 1,2 kg/animal/día.

Calidad del alimento balanceado

Para un correcto suministro en creep feeding se deben usar concentrados energéticos y proteicos de alta calidad.

En nuestros productos Primia utilizamos ingredientes proteicos de alto valor biológico (aminoácidos de soja). Además incorporamos saborizantes y aromatizantes que aumentan la palatabilidad y estimulan el consumo.

Referencias bibliográficas

 
Autor/es
 
remove_red_eye 218 forum 1 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
Productos
Alimento destinado a la recría de terneros para su correcto desarro...
Concentrado proteico desarrollado para balancear dietas de terneros, novill...