La siguiente publicación técnica esta relacionada al evento:
XXVII Reunión Internacional sobre producción de Carne y Leche en climas cálidos

El crómo orgánico en la engorda de bovinos

Publicado el:
Autor/es:
Información del video
Fecha: jueves, 10 de mayo de 2018
Descripción:

El dr. Rubén Barajas Cruz hos explica la importancia del cromo en bovinos

Ver más

INTRODUCCIÓN

El interés en el cromo como mineral traza para la alimentación animal es relativamente reciente (NRC, 1997): el primer trabajo orientado a escudriñar sus efectos en la respuesta inmune de becerros destinados a la engorda se desarrolló a principios de los años 90 (Chang y Mowat,1992), a pesar que desde los años cincuenta ya se había señalado su importancia como nutrimento esencial tanto para humanos como para los animales (Schwarz y Mertz, 1959), y en el siglo XXI apenas se comienza a reconocer que el cromo puede ser de importancia para el ganado bajo ciertas condiciones de estrés (NRC, 2001). Existen una serie de trabajos que han probado su utilidad para mejorar la respuesta inmune y la producción en los bovinos (Chang et al., 1995; Kegley et al., 1997), sin embargo, después de veinticinco años de investigación al respecto, aún no se han establecido los requerimientos de este micro-mineral. El presente documento se orienta a revisar algunos de los hallazgos relacionados con el uso de cromo, adicionado a las dietas de los bovinos a partir de moléculas orgánicas y su influencia en la respuesta inmune y en producción intensiva de carne en bovinos.

 

REVISIÓN DE LITERATURA

1.1. Generalidades

El cromo integra 1/3000 parte de la corteza terrestre, principalmente en forma de cromita (FeOCr2O3) y su concentración en las plantas es baja (McDowell, 1992). Aunque el cromo hexavalente es considerado tóxico; el cromo trivalente es biológicamente activo en plantas y animales, y es señalado como un elemento traza esencial en humanos y animales para potenciar la acción de la insulina (Schwarz y Mertz, 1959).

El cromo es absorbido principalmente en el intestino delgado (NRC, 1997), y es transportado por la transferrina (Vincent, 2000). El cromo trivalente juega un papel importante en el metabolismo de carbohidratos y lípidos (NRC, 1997) y su participación gira alrededor de una biomolécula denominada cromodulina (Jeejeebhoy, 1999), un oligopéptido con peso molecular aproximado de 1438 daltons, aislado del hígado y riñón de varios mamíferos (Yamamoto et al., 1998). La cromodulina en su forma activa (Holocromodulina) está integrado por glicina, cisteina, glutamato y aspartato en proporción 2:2:4:2, respectivamente y cuatro átomos de cromo (Jacquament et al., 2003). Actualmente, se considera que la cromodulina funciona como parte de un sistema único de auto amplificación de la señal de la insulina y que actúa estabilizando la subunidad β del receptor de la insulina (Vincent, 2004).

1.2. Efecto de la adición de cromo en el metabolismo de la glucosa y respuesta inmune

La adición de cromo reduce la vida media de la glucosa en sangre y aumenta su tasa de desaparición tanto en becerros de engorda y vaquillas Holstein (Mowat et al., 1993; Bunting et al., 1994; Kegley et al., 2000; Sumner et al., 2006). En el cuadro 1, se presenta una compilación de resultados existentes en la literatura de la influencia del cromo orgánico en la desaparición de la glucosa en sangre en pruebas de reto.

La inclusión de cromo espacialmente de fuentes orgánicas disminuye el cortisol en sangre de los bovinos (Chang y Mowat, 1992; Chang et al., 1995; Barajas y Almeida, 2002) y se manifiestan en una mejora de la capacidad de la respuesta inmune, en aumenta la concentración plasmática tanto de IgM (Chang y Mowat, 1992; Almeida y Barajas, 2002), como de IgG en becerros estresados (Kegley y Spears, 1995; Almeida y Barajas, 1999; Almeida y Barajas, 2002). En el Cuadro 2, se presenta una compilación de la disminución en la concentración de cortisol en sangre de bovinos en respuesta a la adición de cromo a la dieta; en tanto que en el Cuadro 3, se muestra en relación al aumento en la concentración de IgG.

Una de las situaciones de mayor riesgo de salud y en consecuencia de reto para el sistema inmunológico en los bovinos en explotación intensiva, lo constituye el proceso de acopio y recepción de los animales que serán destinados al proceso de engorda para consumo humano. Durante este proceso, los becerros son privados de comida y agua por periodos prolongados, mezclados con animales de muy diversos orígenes, hacinados, golpeados y transportados en vehículos motrices en distancias largas y con tiempos de transporte que pueden varias desde horas hasta días, por lo que son un buen modelo para apreciar la posibilidad de modificar la capacidad de respuesta inmune con algún manejo o sustancia determinado, en animales en los que se les ha proporcionado cromo adicional en la dieta durante el periodo de recepción, se aprecia una disminución de la morbilidad por problemas respiratorios que en promedio se acerca al 30%; en el Cuadro 4, se muestra un concentrado de resultados en la disminución de la morbilidad atribuidos a la inclusión de cromo en la dieta de recepción.

1.3. Efecto del Cromo en la respuesta productiva de Bovinos en engorda intensiva

Etapa de recepción (primeros 28-35 días).

En varias ocasiones se ha observado un beneficio en la ganancia de peso de novillos estresados por transporte durante sus primeros días en la engorda, como resultado de la inclusión de levadura alta en Cr, cromo + niacina y nicotinato de Cr (Moonsie-Shageer y Mowat, 1993; Chang et al., 1995; Kegley et al., 1997). Barajas y Almeida (1999), señalan un 21.7 % de aumento en la GDP proporcionando 1.0 ppm de Cr a partir de metionina de cromo en la dieta, a becerros livianos sometidos a estrés por destete, transporte y calor durante sus primeros 28 días en el corral. La respuesta en ganancia de peso a la inclusión de cromo presenta un comportamiento cuadrático, una concentración cercana a 0.4 ppm de Cr en las dietas de recepción parece ser la más adecuada (Barajas et al., 1999); y un incremento en la ganancia de peso cercano al 20% es la respuesta esperable (Barajas et al., 2005a).

Etapa de crecimiento (primeros 70 a 97 días).

Durante la etapa de crecimiento en corral, la inclusión de levaduras altas en cromo, picolinato de cromo o niacina+cloruro de cromo no han mostrado beneficio (Chang y Mowat, 1992; Bunting et al., 1994; Chang et al.,1995). En tanto que con la adición de 0.4 ppm de Cr a partir de nicotinato de cromo o metionina de cromo se ha encontrado un aumento del 10.6% en la GDP (Kegley et al., 1997; Barajas et al., 2005b).

Últimos días en engorda. La adición de metionina de cromo durante los último 34 días de engorda, en una concentración de 0.4 ppm de Cr en la dieta de toros en finalización, mejoró en 4.8% la GDP, en 4% la conversión alimenticia y disminuyó en 29% la concentración de cortisol al momento de la muerte (Monterrosa et al, 2008). La inclusión de metionina de cromo los últimos 32 días de engorda, en concentración equivalente a 0.2 ppm de una dieta para toretes en finalización, mejoró en 14.7% la ganancia de peso y en 12.3% la conversión alimenticia (Barajas et al., 2008c).

Durante la engorda completa. La adición de levadura alta en cromo en concentraciones entre 0.2 y 0.4 ppm de Cr durante toda la engorda (120 a 175 días) no modificó la respuesta productiva de novillos (Pollard et al., 1999; Luseba, 2001); en tanto que Pechova et al. (2002), reportan un aumento del 26% en la GDP al proporcionar entre 6 y 8 mg de Cr/día a ocho toros de 285 kg de peso inicial, después de 220 días de engorda.

Con la adición de metionina de cromo en concentración promedio de 0.3 ppm de Cr (0.4 ppm los primeros 56 días y 0.2 ppm durante el resto de la engorda) en la dieta proporcionada a toros en una prueba de engorda durante la época fresca que duró 174 días, incrementó 21% la ganancia diaria de peso, 8% consumo de MS, mejoró 5.6% la conversión alimenticia y aumentó en 6.8% el peso en canal (Barajas et al., 2008ª); en una prueba complementaria desarrollada durante 215 días en época caliente, la adición de Cr aumentó en 6.9% la GDP y en 2.29% el peso en canal (Barajas et al., 2008b). De manera general en bovinos en engorda sujetos de alguna manera a condiciones de estrés, es esperable que la suplementación con cromo de moléculas orgánicas de alta disponibilidad, promuevan una mejor ganancia de peso en una proporción cercana al 12% en comparación con animales que no recibieran cromo adicional en su dieta.

 

CONCLUSIONES

La información existente indica, que el cromo es un elemento necesario para el funcionamiento adecuado del sistema de señalización de la insulina, que participa como componente de la molécula denominada cromodulina y que en los procesos de estrés se incrementa la pérdida de cromo vía orina. que la adición de cromo orgánico a las dietas de los bovinos sometidos a algún tipo de estrés durante su integración y a través del proceso de engorda, les permite disminuir los efectos negativos del estrés, mejora su respuesta inmune, contribuye a reducir la morbilidad y a presentar mayores aumentos de peso.

 

LITERATURA CITADA

Almeida, L. and R. Barajas. 1999. Effect of vitamin E and chromium-methionine supplementation on serum levels of immumoglobulin G and M and aspartate aminotransferase enzyme in calves recently arrived to feedlot. J. Anim. Sci. Vol. 77 (Suppl. 1):218 (abstract).
Almeida, L. and R. Barajas. 2002. Effect of chromium methionine and zinc methionine supplementation on blood concentration of immunoglobulin G and M and inflamatory response to a phytohemaglutinin in stressed feedlot calves. J. Anim. Sci. Vol. 80 (Suppl. 1):363-364 (abstract).
Barajas, R and L. Almeida. 2002. Effect of chromium methionine and zinc methionine supplementation on cortisol, glucose, aspartate amino transferase and creatinin in blood of streassed feedlot calves. J. Anim. Sci. Vol. 80 (Suppl. 1):364 (abstract).
Barajas, R, B. J. Cervantes, J.C. Calderón y R. de J. Virgilio. 2005 b. Efecto de la adición de cromo durante los primeros 28 días en la respuesta productiva de toretes durante todo el periodo de crecimiento. Memorias XIX Reunión Asociación Latinoamericana de Producción Animal. 95-96.
Barajas, R, B. J. Cervantes, R. de J. Virgilio, L. Almeida, J. M. Romo, and J. C. Calderón. 2005 a. Influence of chromium methionine supplementation on growth performance of medium stressed bull-calves during the receiving period in the feedlot. Proceedings, Western Section, American Society of Animal Science. Vol.56:430-432.
Barajas, R. and L. Almeida. 1999. Effect of vitamin E and chromium-methionine supplementation on growth performance response of calves recently arrived to feedlot. J. Anim. Sci. Vol. 77 (Suppl. 1): 269 (abstract).
Barajas, R., A. Felix, and A. Estrada. 1999. Effect of level of chromium-methionine in receiving diets on growth performance of Brahaman bull calves. J. Anim. Sci. Vol. 77 (Suppl. 1): 270 (abstract).
Barajas, R., B. J. Cervantes, E. A. Velazquez, J. A. Romo, F. Juarez, and P. J. Rojas. 2008a. Chromium methionine supplementation on feedlot performance and carcass characteristics of bulls: I. results during cool season in the northwest of Mexico. Proceedings of Western Section of the American Society of Animal Science. Vol. 59: 383-386.
Barajas, R., B. J. Cervantes, E. A. Velazquez, J. A. Romo, F. Juarez, P. J. Rojas, and F. R. Peña. 2008b. Chromium methionine supplementation on feedlot performance and carcass characteristics of bulls: II. results including trough hot and humidity season in 

the northwest of Mexico. Proceedings of Western Section of the American Society of Animal Science. Vol. 59: 374-377
Barajas, R., B.J. Cervantes, J.A. Romo, P.J. Rojas, E.A. Velazquez. 2008. Influence of chromium methionine addition during last days in feedlot on performance and carcass characteristics of finishing bulls. J. of Animal Sci. Vol. 86 (E-Suppl. 2): 283 (abstract).
Bunting, L. D., J. M. Fernandez, D. L. Thompson, Jr., and L. L. Southern. 1994. Influence of chromium picolinate on glucose usage and metabolic criteria in growing Holstein calves. J. Anim. Sci. 72:1591-1599.
Chang, X., and D. N. Mowat. 1992. Supplemental chromium for stressed and growing feeder calves. J. Anim. Sci. 70:559-565.
Chang, X., D. N. Mowat, and B. A. Mallard. 1995. Supplemental chromium and niacin for stressed feeder calves. Can. J. Anim. Sci. 75:351-358.
Jacquament, L., Y. Sun, J. Hatfield, W. Gu, S. P. Cramer, M. W. Crowder, G. A. Lorigan, J. B. Vincent, and J. Latour. 2003. Characterization of chromodulin by X-ray absorption and electron paramagnetic resonance spectroscopies and magnetic susceptibility measurements. J. Am. Chem. Soc. 125:774-780.
Jeejeebhoy, K. N. 1999. The role of chromium in nutrition and therapeutics and as a potential toxin. Nutrition Reviews. 5:329-335.
Kegley, E. B. and J. W. Spears. 1995. Immune response, glucose metabolism, and performance of stressed feeder calves fed inorganic or organic chromium. J. Anim. Sci. 73:2721-2726.
Kegley, E. B., D.L. Galloway, and T.M. Fakler. 2000. Effect of dietary chromium-L-methionine on glucose metabolism of beef steers. J. Anim. Sci. 78:3177-3183.
Kegley, E. B., J. W. Spears, and T. T. Brown Jr. 1997. Effect of shipping and chromium supplementation on performance, immune response, and disease resistance of steers. J. Anim. Sci. 75:1956-1964.
Luseba, D. 2001. The effect of selenium and chromium on stress level, growth performance, selected carcass characteristics and mineral status of feedlot cattle. Ph.D. Dissertation, University of Pretoria, South Africa.
McDowell, L. R. 1992. Minerals in Animal and Human Nutrition. Academic Press, Inc. New York.
Monterrosa, V, R. Barajas, J.A. Romo, B.J. Cervantes. 2008. Influence of chromium-methionine supplementation level during last 32 days on feedlot performance, carcass characteristics, and blood cortisol of finishing bulls. J. of Animal Sci. Vol. 86 (E-Suppl. 2): 283 (abstract)
Moonsie-Shageer, S. and D. N. Mowat. 1993. Effect of level of supplemental chromium on performance serum constituents, and immune status of stressed feeder calves. J. Anim. Sci. 71:232-238.
Morrison, S. R. 1983. Ruminant heat stress: effect on production and means of alleviation. J. Anim. Sci. 57:1594-1600.
Mowat, D. N., X. Chang, and W. Z.. Yang. 1993. Chelated chromium for stressed feeder calves. Can. J. Anim. Sci. 73:49-55.
Nocek, J.E., A.B. Johnson, and M.T. Socha. 2000. Digital characteristics in commercial dairy herds fed metal-specific amino acid complexes. J. dairy Sci. 83:1553-1572.

Nocek, J.E., M.T. Socha, and D.J. Tomlinson. 2006. The effect of trace mineral fortification level and source on performance of dairy cattle. J. Dairy Sci. 89:2679-2693.
NRC, 1971. Nutrient Requirements of Dairy Cattle (5th Revised Ed.). The National Academies Press. Washington, D.C.
NRC, 1984. Nutrient Requirements of Beef Cattle (6th Revised Ed.). The National Academies Press. Washington, D.C.
NRC, 1989. Nutrient Requirements of Dairy Cattle (6th Revised Ed.). The National Academies Press. Washington, D.C.
NRC, 2000. Nutrient Requirements of Beef Cattle Update 2000 (7th Revised Ed.). The National Academies Press. Washington, D.C.
NRC, 2001. Nutrient Requirements of Dairy Cattle (7th Revised Ed.). The National Academies Press. Washington, D.C.
NRC. 1997. The role of Chromium in Animal Nutrition. National Academy Press. Washington, D.C.
NRC. 2005. Mineral Tolerance of Animals. The National Academies Press. Washington, D.C.
Pechova, A., J.Illek, M. Sindelar, and L. Pavlata. 2002. Effect of chromium supplementation on growth rate and metabolism in fattening bulls. Acta Vet.BRNO, 71:535-541.
Pollard, G.V., C.R. Richardson, and T.P. Karnesos. 1999. Effect of varying dietary chromium supplementation on growth and carcass characteristics of feedlot steers. J. Anim. Sci. Vol. 77 (Suppl. 1): 2 (abstract).
Sasaki, S. 2002. Mechanism of insulin action on glucose metabolism in ruminants. Animal Science Journal. 73:423-433.
Schwarz, K. and W. Mertz. 1959. Chromium (III) and the glucose tolerance factor. Archives of Biochemistry and Biophysics. 85:292-295.
Spears, J.W. 2003. Trace minerals in ruminants. J. Nutr. 133:1506S-1509S.
Tomlinson, D.J., M.T. Socha, and J.M. DeFrain. 2007. Role of trace mineral nutrition in dairy immunity. Proc, Animal Feed Mfg. Assn. Sun City, South Africa pag. 1-24.
Underwood, E.J. and N.F. Suttle. 1999. The Mineral Nutrition of Livestock (3rd Edition). CABI Publishing, Oxon, U.K.
Vincent, J. B. 2000. The biochemistry of chromium. J. Nutr. 130:715-718.
Vincent, J. B. 2004. Recent advances in the nutritional biochemistry of trivalent chromium. Proceedings of The Nutrition Society. 63:41-47.

 
1855 47 Estadísticas
"Me gusta" de Referentes: Victor Hugo Monterrosa
Compartir:
Ver todos los comentarios
   | 
Copyright © 1999-2018 Engormix - All Rights Reserved