Tiene responsabilidad el huevo en la génesis de la Enfermedad Cerebrovascular?

Publicado el: 4/6/2007
Autor/es:

Conceptos previos: Definición de aterosclerosis

La aterosclerosis es el endurecimiento de las arterias, una enfermedad común de los vasos sanguíneos principales que se caracteriza por franjas de grasa a lo largo de las paredes arteriales, formadas por depósitos de colesterol y calcio. 

Es un factor de riesgo para la ECV

La HTA es otro factor de riesgo para la ECV

Sobre todo si se acompaña de :

  • Hipercolesterolemia
  • Hipertrigliceridemia
  • Aumento del C-LDL
  • Aumento del C-VLDL
  • Disminución del C-HDL

La hipercolesterolemia favorece el desarrollo de la aterosclerosis en la carótida, facilita el proceso cerebral isquémico, que en el paciente hipertenso se hace pronunciado.

En el paciente geriátrico hipertenso se triplica el riesgo de muerte por enfermedades cerebrovasculares en general.

La edad avanzada favorece el desarrollo y mantenimiento de la hipertensión sistólica, y esta última se asocia con alta frecuencia con la ECV, incluso superior a la diastólica.


El tratamiento de la HTA:


Disminuye la morbilidad por ECV.

No baja la morbilidad por Cardiopatía isquémica porque en ocasiones el tratamiento de la HTA puede aumentar los niveles de Colesterol y Triglicéridos (por beta bloqueadores, diurético tiazídicos y metildopa)


¿Cómo se comporta?


La aterosclerosis por lo general es una enfermedad silenciosa hasta que se encuentra en las etapas avanzadas, cuando produce entonces alguna de sus diversas manifestaciones


Individuos con aterosclerosis pueden experimentar:

  • Angina de pecho (dolor en el pecho),
  • Ataque cardiaco,
  • Insuficiencia cardiaca,
  • Apoplejía (Ictus) Variedad de ECV
  • Insuficiencia renal
  • Enfermedad vascular periférica o claudicación intermitente (calambres y dolor en las piernas) ante un esfuerzo intenso.

Estos síntomas aparecen gradualmente, conforme la enfermedad progresa.


El ICTUS o Accidente Vascular Cerebral

“Es una enfermedad de aparición brusca, producida por la falta de irrigación sanguínea de una parte del cerebro”.

Puede ser debido:

a un coágulo sanguíneo o por placas y depósitos de colesterol (ateromatosis) o a una hemorragia.

La zona afectada queda sin funcionamiento por lo que se pierden algunas capacidades (de movimiento, de habla, entre otras).

Normalmente, otra parte del cerebro “aprenderá” las funciones pérdidas en mayor o menor grado.

  Accidentes vascular Encefálico  
Infarto Cerebral Hemorragia Sub Aracnoidea Hemorragia Cerebral


¿Ictus y colesterol?

Es cierto que las dislipidemias y la aterosclerosis son factores condicionantes para la Enfermedad Cerebrovascular (ECV).

El nivel de colesterol en sangre depende, de varios factores como:

la predisposición genética, del aporte de vitaminas y minerales de la dieta, del contenido de ácidos grasos saturados y poliinsaturados de los alimentos que consumimos.


Pero:

La mayor preocupación no es la cantidad de colesterol que se ingiere con la dieta, sino su excesiva producción por el hígado, a partir de las grasas neutras saturadas (o de otras sustancias por vías colaterales del metabolismo), que son aportadas principalmente por alimentos de origen animal, como la manteca de cerdo, mantequilla, el tocino, la grasa neutra contenida en las carnes rojas y pieles, la leche entera y algunas grasas de origen vegetal, como el aceite de palma y el de coco.


En las últimas décadas del siglo pasado surgió un mito sobre el exceso de colesterol en el huevo que produjo un sustancial descenso en su consumo:

Ciertamente el huevo contiene mucho colesterol, pero a diferencia de las carnes, contiene también sus propios antídotos absortivos.

La lecitina que contiene el huevo disminuye la absorción del colesterol y permite que el consumo moderado de este nutrimento sea muy saludable.

Los efectos positivos de la lecitina o fosfatidilcolina presente en la yema del huevo es, además, una excelente fuente de colina que actúa como neurotrasmisor en la función cerebral y la memoria.


Composición por 100 g de porción comestible de huevo de gallina:

La yema, de color amarillo, variable en intensidad y tonalidad (que no guarda relación con su valor nutritivo), es la mayor fuente de vitaminas y minerales del huevo y está constituida principalmente por lípidos: colesterol, triglicéridos (1/3 son ácidos grasos saturados y los 2/3 restantes, mono y poliinsaturados) y abundantes fosfolípidos entre los que se destaca, por su importancia, la lecitina.

Lípidos totales 12,1g
Ácidos grasos saturados 3,3 g
Ácidos grasos monoinsaturados 4,9 g
Ácidos grasos poliinsaturados 1,8 g
Colesterol 410 mg


Aunque el perfil de los lípidos de la yema está compuesto principalmente de ácidos grasos saturados y mono insaturados, se observa que también se encuentran los llamados ácidos grasos poliinsaturados del tipo Omega 6 (ácido linoleico) y algunos de tipo Omega 3, que son ácidos grasos esenciales.


Beneficios del huevo específicamente para el Subsistema Nervioso

La yema contiene dos sustancias valiosas: la colina y la lecitina. La primera es necesaria para producir la acetilcolina, fundamental para el subsistema nervioso. La lecitina actúa en las arterias, liberándolas de depósitos previos de grasa en las mismas.

Es uno de los alimentos más completos para el ser humano por su alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Su clara posee un elevado contenido en proteínas de alta calidad biológica (ovoalbúmina y ovoglobulinas).

La acción antioxidante de algunas vitaminas y oligoelementos del huevo ayuda a proteger a nuestro organismo de procesos degenerativos diversos (cáncer, diabetes, cataratas), así como de algunas enfermedades vasculares.


Otros beneficios

Es recomendable para personas :

obesas (pasado por agua o cocido aporta muy pocas calorías), diabéticas (no contiene azúcares solubles), Con hiperuricemia o con gota (no contiene purina). Con mala nutrición por defecto (proteína de alto valor biológico)


Los niveles de colesterol de un individuo no son consecuencia del consumo de un alimento concreto, sino del conjunto de alimentos que compone su dieta habitual.


Cambios en la dieta que pueden ser beneficiosos

Carne, vísceras y productos lácteos: Reduzca el consumo de carnes y grasa de lácteos.

Ácidos grasos trans: Evite las comidas que contengan ácidos grasos trans (como la margarina, manteca vegetal y los aceites vegetales parcialmente hidrogenados).

Ácido linolénico: Prefiera alimentos ricos en ácido linolénico (por ejemplo, el aceite de soya)

Fibra dietética: Ciertos tipos de fibra dietética están ligados a la reducción de los niveles de colesterol. Se encuentran en ,los cereales integrales, las frutas (pectina) y las leguminosas (goma guar).

Dieta ovovegetariana combinada con ejercicios y una reducción en los niveles de estrés, ha demostrado reducir la incidencia de aterosclerosis.

Sal: Reduzca el consumo de sal.


¿Es adecuado el consumo del huevo en todas las edades?

Sí. Por su alto valor nutritivo es adecuado especialmente en las situaciones en las que el organismo tiene una demanda extra como ocurre en el crecimiento, la gestación, la lactancia, y en los ancianos.

Es conveniente para los mayores de 60 años, ya que aporta colina, sustancia necesaria para el sistema nervioso y que, entre otros aspectos, fortalece la memoria temprana y el transito de la información hacia la tardía o persistente.


Y como punto final … Dentro del grupo de alimentos de origen animal, no es el más alergizante como se piensa :

Es más frecuente los procesos alérgicos o de hipersensibilidad a los productos cárnicos en general.

En segundo lugar no se ha definido quien es más alergizante entre él y los lácteos?


El trabajo elaborado por la Dra.  Ligia Marcos Plasencia fue presentado en el reciente Seminario Internacional de la Nutrición y el Huevo de la Habana 2007 y fue provisto gentilmente por el Instituto Latinoamericano del Huevo.
 
remove_red_eye 4592 forum 5 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved