engormix
search
search
El servicio no esta disponible para contactar a esta empresa desde Estados Unidos de América

Inmunosupresión en aves: Causas y prevención

Publicado el: 25/11/2019
Autor/es:

I. EL SISTEMA INMUNE

El sistema inmune es el encargado de proteger a los animales frente a cualquier agente externo potencialmente dañino (antígeno). Estos antígenos pueden ser tanto biológicos (bacterias, virus, protozoos) como físico-químicos (contaminantes, radiación).

El sistema inmune en las aves se divide en innato y adaptativo. La respuesta inmune innata o inespecífica se basa en la actividad de células con capacidad fagocítica; mientras que el sistema inmune adaptativo, característico de los animales pluricelulares vertebrados, se basa en células especializadas (linfocitos T y B) que reconocen, recuerdan y responden específicamente a la presencia de antígenos concretos.

La principal particularidad del sistema inmune de las aves, en comparación con el de los mamíferos, es que no disponen de nódulos linfáticos y que sus órganos linfoideos principales son la bolsa de Fabricio y el timo. Esto es debido a la elevada temperatura corporal (entre 40 y 42ºC), que ejerce un efecto antimicrobiano. Otra particularidad de las aves es su inmunoglobulina Y (IgY), presente en la yema del huevo.

II. CAUSAS DE INMUNODEFICIENCIA EN AVES

Existen múltiples factores que pueden causar inmunodeficiencia en aves. La presencia de estos agentes en la granja puede afectar el funcionamiento del sistema inmune del ave y aumentar la susceptibilidad a sufrir infecciones, por ejemplo, por E. coli y Mycoplasma, lo que conlleva un retraso del crecimiento, disminución de la productividad y un incremento de la mortalidad.

Por lo tanto, conviene minimizar su presencia y hacer todo lo posible para optimizar la fisiología del sistema inmune.

II.1. MICOTOXINAS

Estas toxinas producidas por hongos afectan al funcionamiento del sistema inmune, ya que causan daño intestinal (enteritis) y hepático, lo que conlleva una reducción de la absorción, síntesis y utilización de proteínas, componentes esenciales de los efectores del sistema inmune. Además, el hígado es el encargado de sintetizar inmunoglobulinas, entre otras moléculas, por lo que cualquier factor que afecte a su funcionamiento tendrá repercusiones sobre el sistema inmune.

Algunas micotoxinas interfieren directamente con las células del sistema inmune, causando inmunosupresión. Por ejemplo, las aflatoxinas reducen la estimulación de linfocitos, la producción de anticuerpos y la fagocitosis. Por otro lado, los tricotecenos y la ocratoxina interfieren con los macrófagos y la respuesta linfocitaria, además de que causan necrosis de los órganos linfoides.


II.2. CAUSAS INFECCIOSAS, PRINCIPALMENTE VÍRICAS

Las enfermedades infecciosas descritas a continuación causan depresión del sistema inmunitario y, por tanto, un incremento de la susceptibilidad a otras infecciones. 

El diagnóstico de estas infecciones puede ser confuso, ya que las lesiones causadas por microorganismos secundarios, que aprovechan la inmunodefensión, pueden enmascarar el patógeno primario.

En estos casos, para solucionar el problema de raíz, es importante identificar la causa primaria. Para ello, no debemos basarnos únicamente en las principales lesiones observadas o en los microorganismos aislados en el laboratorio, y hay que buscar síntomas específicos de las enfermedades inmunosupresoras.

  • Enfermedad de Marek: enfermedad vírica muy contagiosa que se caracteriza por causar linfomas y aumentar el grosor de nervios periféricos. El virus infecta a los linfocitos B y T, los primeros son eliminados, mientras que los segundos pueden formar tumores.
  • Enfermedad de Gumboro: enfermedad vírica altamente contagiosa caracterizada por la destrucción de los órganos inmunes, principalmente de la bursa de Fabricio (donde se diferencian los linfocitos B).

Bursitis causada por la enfermedad de Gumboro*

*La enfermedad de Gumboro es una enfermedad ocasionada por un virus de RNA perteneciente al género Avibirnavirus de la familia Birnaviridae. La lesión más representativa es la presencia de petequias en la Bolsa de Fabricio (órgano del sistema inmunitario exclusivo de las aves), Bolsa de Fabricio atrofiada y diarreas blanquecinas. Uno de los vectores más frecuentes de esta virosis es Alphitobius diaperinus.

  • Bronquitis infecciosa aviar: enfermedad respiratoria que, además, puede causar problemas renales y reproductivos. Cursa con un descenso de la producción de huevos y alteraciones de la cáscara en ponedoras y reproductoras.

Riñón afectado por bronquitis infecciosa

II.3. FACTORES AMBIENTALES Y DE MANEJO

Un buen manejo es un factor esencial para asegurar el correcto funcionamiento del sistema inmunitario. Factores como elevadas densidades, una temperatura y/o humedad inadecuadas, una mala calidad del aire (por ejemplo, elevadas concentraciones de amonio), un manejo deficiente o una dieta pobre o desequilibrada tienen un efecto negativo sobre la inmunidad de las aves.

De hecho, cualquier factor causante de estrés tendrá sus consecuencias sobre el sistema inmune, incluido el estrés causado por los elevados niveles productivos de las líneas utilizadas actualmente en la avicultura intensiva.


II.4. GENÉTICA

Se puede entender a un ave como una “silla de tres patas”: el crecimiento, la reproducción y la inmunidad. Cuando se selecciona una raza o línea en favor de una de las tres patas, el ave “cojeará” de las otras dos.

El uso de líneas comerciales provenientes de unos pocos individuos seleccionados para la producción y no para la resistencia a enfermedades ha provocado que sean más susceptibles a sufrir determinadas infecciones. Por ejemplo, los broilers seleccionados específicamente para el crecimiento muestran una capacidad reproductiva reducida y una peor respuesta inmune [5]–[7].


III. ¿CÓMO ASEGURAR EL CORRECTO FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA INMUNE?

III.1. VACUNACIÓN

Actualmente, la vacunación es una de las herramientas de prevención preferidas para los productores. Se han desarrollado vacunas para las tres enfermedades inmunosupresoras mencionadas en el artículo, que suelen administrarse en la sala de incubación y, en algunos casos, también durante el periodo de cría (recordatorios vacunales).

Es imprescindible maximizar la eficacia de estas vacunas para asegurar una protección suficiente de las aves, especialmente en el caso de enfermedades inmunosupresoras. Esto se puede hacer mediante la administración de productos inmunoestimulantes.


III.2. CAPTADORES DE MICOTOXINAS

Para prevenir los efectos de las micotoxinas, la mejor herramienta de la que se dispone actualmente son los captadores o atrapantes de micotoxinas, que se unen a éstas y previenen su absorción, además de sus efectos irritantes sobre la mucosa intestinal.

Existen distintos tipos de captadores en el mercado y es esencial seleccionar el que tenga un mayor espectro de acción, es decir, que proteja a los animales sin importar las variaciones en la contaminación del pienso. Un ejemplo de captador con amplio espectro de acción y efectivo a baja dosis es la molécula patentada Silicoglycidol, a base de silicatos naturales modificados.


III.3. MANEJO ADECUADO

Seguir las recomendaciones que se dan en las guías de manejo y formar correctamente a los trabajadores es un factor esencial, y muchas veces menospreciado, para asegurar la salud de los animales. Evitar cualquier tipo de estrés mediante un manejo adecuado, el control de las condiciones ambientales y asegurar el correcto aporte de alimento y agua son algunas de las cosas que hay que tener en cuenta.

La mayor pare de líneas comerciales cuentan con guías de manejo de la propia empresa subministradora, además, existen distintas organizaciones especializadas en nutrición que dan consejos para la formulación de dietas equilibradas, como las tablas de FEDNA (Federación Española de Nutrición Animal).


III.4. INMUNOESTIMULANTES NATURALES

El uso de inmunoestimulantes naturales a base de pronutrientes es particularmente recomendable en las dietas para producción intensiva. Como se ha mencionado en el artículo, las aves en granja, tanto broilers como ponedoras o reproductoras, están sometidas a un estrés constante debido a las condiciones de cría y a los elevados niveles productivos.

Adicionalmente, están constantemente desafiadas por enfermedades y contaminantes que causan depresión del sistema inmune.

Los pronutrientes son moléculas activas procedentes de extractos vegetales capaces de mantener el funcionamiento normal de las células. Los pronutrientes inmunoestimulantes, activan las células del sistema inmune para que estén preparadas para luchar contra cualquier infección y evitar que se vean afectadas por factores inmunosupresivos.

Se recomienda administrar estos pronutrientes especialmente en:

IV. CONCLUSIONES

En la avicultura industrial, existen múltiples factores capaces de disminuir la capacidad inmune de los animales, es decir, factores que incrementan la susceptibilidad de las aves a sufrir infecciones.

La vacunación es una herramienta ampliamente usada para la prevención de enfermedades en avicultura, entre las cuales la bronquitis infecciosa, la enfermedad de Marek y la enfermedad de Gumboro, todas ellas con actividad inmunosupresora.

La eficacia de la vacunación depende completamente de un buen estado del sistema inmune. Por esta razón, es esencial evitar el efecto inmunosupresor de los factores citados en el artículo, mediante un buen manejo y usando captadores de micotoxinas con un amplio espectro de acción, como el Silicoglycidol.

Otra solución natural que está en nuestras manos para asegurar una correcta respuesta inmune es el uso de pronutrientes inmunoestimulantes, capaces de optimizar el funcionamiento del sistema inmune, prevenir los efectos de enfermedades inmunosupresoras y mejorar la respuesta a la vacunación.

Estas moléculas han sido ampliamente estudiadas y su eficacia ha sido probada en múltiples ensayos de campo y de laboratorio. Pueden añadirse a las dietas en pequeñas cantidades y no dejan residuos en carne u otros productos, además de que no requieren periodo de retiro.

El Silicoglycidol y los pronutrientes inmunoestimulantes se comercializan por Biovet, S.A. bajo los nombres Alquerfeed Antitox y Alquernat Inmuplus, respectivamente.

 
Autor/es
 
remove_red_eye 361 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
"Me gusta" de Referentes: David Diez
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
Productos
Inmunoestimulante natural Polvo prémix y solución oral INDI...