La otra forma de suplir las Extracciones Nutricionales

Publicado el: 7/11/2017
Autor/es: Consultor Ing. Agr. Anjel Rodas
Luego de profundizar el tema de las extracciones nutricionales y su cálculo de reposición de las unidades NPK, a propósito de mi reciente publicación de la Fertilización Foliar Total, donde postulo la realización de la nutrición de las plantas cultivadas,”- solo por la vía del follaje-¨, señalando una clara alternativa a la única forma de absorción de los macro nutrientes por las raíces, surgieron varios aspectos poco desarrollados de los mecanismos que disponen los cultivos para lograr disponer de sus requerimientos minerales y otros.
 
Allí se estableció, además, que ninguna mirada de fertilización foliar es independiente de la relación que existe entre la planta y el suelo.

Es aquí donde profundizamos algunos temas que pueden aclarar la relación suelo/nutrientes que importa a este artículo.

El rol dinámico del suelo es insustituible.  Incluso, uno de los parámetros de eficiencia de la fertilización foliar es la calidad del suelo; medida como porcentaje de Calcio en saturación de base, entre varios otros indicadores.

Entendemos por rol dinámico del suelo, a su fertilización biológica natural que aporta a las plantas. Esto procede del aporte de la materia orgánica  y la interrelación raíz / microorganismos / suelo.

Este mismo autor en este foro escribió un artículo sobre la importancia fundamental de la biótica edáfica (La Agricultura y Microorganismos Publicado el: 13/12/2006 ), para reafirmar su clara intervención en la fertilización de la plantas.
 
Una gráfica puede demostrar mejor que las palabras, el significado de un concepto; en esta foto se observa una raíz de tomate colonizada por microorganismos PGPR. (rizobacterias promotoras del crecimiento vegetal) e interactuando con mutuo beneficio.
 
 
Foto obtenida por microscopía electrónica de Pseudomonas Fluorescentes creciendo sobre las raíces de plantas de tomates. La barra blanca a la derecha representa 10 m. Tomado de Chin-A-Woeng et al, (1997)
 
Y por supuesto la calidad del suelo, como sustrato vivo que recibe raíz y microorganismos, requiere condiciones físicas (suelo agregado, porosidad, oxigenación) y materia orgánica.
 
Sin embargo, falta todavía precisar para nuestro objetivo, algunos requisitos que la definición amplia de materia orgánica, debiera considerar.
“Algunas líneas sobre la importancia en  el suelo del % de materia orgánica; no necesariamente  un suelo con mayor % de materia orgánica, es mejor que otro suelo con menor % de M.O.; lo que realmente lo convierte  en mejor  suelo para un cultivo, es la fracción oxidada que contiene dicho % de materia orgánica.
 
De manera tal que comparando un suelo de 5 grs de M.O./ 100 grs de suelo, con 0,5% de fracción oxidada (es decir con 0,025 grs de M.O. oxidada) , con otro suelo aparentemente más pobre, conteniendo 1,5 grs de M.O./ 100 grs de suelo, pero con un 25% de fracción oxidada (es decir con 0,375 grs de M.O. oxidada) este último, sería por lejos mucho más activo y nutritivo que el primero”1.
 
Dicho de otra manera más burda, no es la sola  incorporación de materia orgánica simple (guano, residuos de cosechas, compostaje, etc.), lo que arroja calidad nutritiva al suelo.
 
Este apretado repaso puede ser suficiente para reflejar el concepto del rol dinámico del suelo, aunque se dejan fuera otras importantes variables.
 
Entrando en lo específico que atañe al objetivo de este artículo,  está determinada la relación de la CIC del suelo, con la CIC que dispone cada especie y variedad en su raíz y todavía más, con la CIC que existe en el follaje de éstas; es decir, estamos en presencia de tres CIC, íntimamente engranadas.
 
Algunas cifras de CIC de Raíz y Hojas de plantas cultivadas
 
CIC DE PLANTAS MONO Y DICOTILEDONEAS EN HOJAS Y RAÍCES
 

HOJAS PLANTA

C I C

HOJAS PLANTA

C I C

TRIGO

21.2

CEREZA

19,5

AVENA

23.3

PERA

25.9

ALFALFA

36.7

MANZANA

48.8

FRIJOL

43.0

DURAZNO

53.7

TOMATE

58.6

   

CAFÉ *

7 / 11*

Papa *

64 *

       

RAÍCES PLANTA

CIC

RAICES PLANTA

CIC

TRIGO

23.0

MAIZ

29.0

FRIJOL

54.0

TOMATE

62.0

   

SORGO *

29,9*

Betarraga

100/70

   
Fuente: cuadro extraído del libro Fertilización Foliar Total, mismo autor
Expresados en meq/100 grs de materia seca
Algunas notas de comentario al cuadro de CIC.
Existe cierta relación directa entre CIC de Hoja y raíz para una misma especie, En general y por experiencia propia, una mayor CIC de raíz, va ligada a una menor densidad radicular de la especie. Son estos, entre otros,  los aspectos a considerar en un régimen de bio fertilización para adecuar dosis.
 
Las CIC de hojas y raíces de cada planta, están conectadas por la mini energía química que motoriza el metabolismo del reino vegetal2
 
Nos referimos científicamente al rol del ATP y las reacciones bioquímicas al interior de células y órganos que constituyen las plantas; a la energía de las moléculas  liberada en el transcurso de las reacciones de oxidación,  a los factores que modifican la velocidad de las reacciones químicas, etc.
 
Cada especie vegetal cultivada, dispone de un ritmo absorción, de una capacidad de propia de absorción, un código genético propio; dicho en palabras de campo, una lechuga no podrá absorber más nitrógeno que un maíz; o una caña de azúcar requiere más nitrógeno que un cultivo de fresa.
 
Lo convencional de la herencia de la revolución verde, es la determinación de unidades de N P K, en función de las extracciones de estas unidades conforme a la parte cosechada y retirada del campo, y que el suelo debería recuperar; por esto  se debe contabilizar para cada cultivo un aporte de unidades de macro nutrientes, restando lo disponible que pueda ofrecer el terreno que se utilizará.
 
No podría objetarse, que la composición nutricional de cada especie y variedad,   debe contener  nutrientes dentro de un rango que le es propio; así el contenido de N del grano soya (por método Khejldal) se estima dentro del rango entre 30,04 a 55,82 gr/100; para el aguacate el rango de 1,3 a 1,9 gr/100 por el mismo método; lo mismo para la manzana 0,32 a 0,55 gr/100 etc.   La idea es afirmar que sin importar cúal sea el método de fertilización que se utilice, la nutrición que reciba el fruto debe estar comprendida dentro del rango de la especie.
 
De esta manera se relaciona la extracción de nutrientes del suelo que realizan las plantas, para lograr su composición nutricional.
 

El circuito virtuoso de la bio fertilización, para suplir las extracciones.
 
La otra forma de suplir las extracciones, se refiere a como despejar la incógnita de la cantidad de los aportes del suelo, cuando NO se incorporan fertilizantes sintéticos en las unidades determinadas para desarrollar un cultivo comercial, y éste, es reemplazado algún tipo de bio fertilizantes cuya concentración y volumen no refleja un equivalente “claro” de correspondencia a las unidades NPK, del sistema convencional.
 
Lo que se plantea aquí,- y por esto hemos enfatizado, dos aspectos asociados intrínsecamente, rol dinámico del suelo y CIC especifica de raíz y hoja de cada especie-, es lo siguiente:
#Las plantas cultivadas tienen una capacidad de capturar o absorber nutrientes, a un ritmo propio y variable, para un depósito suficiente de nutrición que ofrece el suelo, manejado con bio fertilizantes#.
 
Lo mismo dicho desde otro enfoque;  un suelo manejado con los criterios sustentables anotados, puede garantizar requerimientos nutricionales bajos o altos (lechuga o maíz), en conformidad a la CIC del cultivo. Entregará más nutrición si la demanda (CIC raíz/microorganismos/CiC suelo) es mayor y se auto regulará, si la demanda del cultivo es menor. No hay pérdida de nutrientes, en esta lógica.  
 
Lo que sucede, es un auto incremento de actividad de la biótica (el exudado de la raíz actúa como informante), una aceleración de la CIC radicular (demanda nutricional en función de sumideros fenológicos de la planta), eso crea mayor gradiente de absorción; se intensifica la entrega (desde la CIC suelo) de cationes a la reposición de la “solución del suelo” donde se ubican las raíces activas. Inteligencia natural de las plantas cultivadas.
 
Para que no disminuya la CIC del suelo, se requiere un % de Calcio en Saturación de base, relativamente alto. Este respalda la CIC química del suelo.
Este es el circuito virtuoso de la seguridad nutricional de las plantas cultivadas, bajo una bio fertilización.
 

Producción de nutriente  en suelo bio fertilizado.
 
La fuente de N, proviene de las bio moléculas inyectadas o aplicadas foliarmente; otra importante fuente es la que generan los microrganismos productores de N orgánico (rhizobum, klebsiella, azotobacter, clostridium, bradyrhizobium    nitrosomas, nitrobacter, etc., por si solas sin manipulación desarrollan alrededor de 30 kilos o más de N fijado.
 
Rhizobium solo es capaz de generar 80 kilos con frijoles; 400 kilos con alfalfa. Otra fuente de N son los materiales orgánicos que contiene N reducido, así las Azotobacter se estima que en rastrojos de maíz darían la posibilidad de fijación de 1039 kilos de N/ha/año.
 
La fuente de P proviene fundamentalmente de bacterias fosfato solubilizadoras (pseodomonas)  y hongos (penicillinun, sclerotinium, fusarium, actinomicetes del tipo streptomices. Estos microorganismos son capaces de extraer P orgánico y P inorgánico a través de la producción de ácidos orgánicos, pero que además liberan Ca y otros nutrientes. Además del rol activo de las micorrizas3
 
La fuente de K proviene del efecto solubilizador del hongo thricoderma y bacterias del género pseodomonas y azospirillum. 4
 
Importa sobre manera mencionar que no tan solo generan nutrientes minerales, sino sustancias promotoras y reguladoras del crecimiento vegetal: giberelinas, auxinas, y ácido indolacético. Varias sustancias fitoestimulantes, de contro biológico, bioremediación,etc. Y muchos micro quelatos de minerales que son los sideróforos.
 
La propuesta nos conduce a definir con mayor precisión contenidos de la composición de los bio fertilizantes y el rol que debe cumplir cada uno.
 
1° La CIC de raíz y hoja de cada especie cultivada es conocida y solo se la puede modificar, disminuyéndola y no aumentándola. Se disminuye con stress hídrico, eólico, de temperaturas frías, y escasa nutrición.
2° la biótica aborigen del suelo (microorganismos) se debe incrementar alimentándola, o inoculando nuevas cepas; en cualquier caso el prolongado efecto se obtiene con humedad acorde al coeficiente de evapotranspiración y alimentación constante a base de Carbono orgánico. Esto es incorporando ácidos húmicos y fúlvicos
3°La CIC del suelo, requiere conocer como cosa previa el % de Calcio en Saturación de base, comprendiendo que su óptimo fluctúa dentro del rango 75 a 85 %; aunque son niveles ideales, pero apuntan a considerar este criterio, como un punto matemático de referencia, para lograr un suelo sustentable en el largo plazo, en circunstancia de un bajo % inicial. Enmiendas que no son otra cosa que los ácidos húmico y fúlvicos .
4° La materia orgánica oxidada del suelo. Actúa igual al coloide,  se agrega al suelo (y produce efecto en el pH, en la retención humedad); aumenta la CIC (más coloide simulado, da aumento disponibilidad nutrientes) Ca,Mg;  alimentan la  biótica (rizobacterias) ; acción dinámica; limpia suelo: alelópata, metales pesados  (remediador del suelo); poderoso agente quelatante de nutrientes minerales; mejoran la fertilidad biológica del suelo, lo que es la clave del asunto. La materia orgánica oxidada, no es otra cosa que los ácidos húmicos y fulvicos.
5° la aplicación de biomoléculas, que no son otra cosa que aminoácidos libres para la fertilización, de composición diferente a los bio estimulantes. El aminograma completo.
 
El conjunto de estos factores componentes, aseguran que mediante la bio fertilización, se suplen la totalidad de los macro nutrientes.
 
Podría emplearse una fracción de la bio fertilización por la vía foliar, aunque el factor determinante, es la capacidad del suelo de generar macro nutrientes
 
 
Todavía falta definir cantidades. 
 
El asunto de las cantidades de bio fertilizantes, es totalmente dependiente de la calidad y composición de los insumos anotados, por una parte; y por otra parte, dependerá de la condición de cada suelo (su composición, su historia productiva y su manejo, su calidad de agua de riego, su carácter acido o alcalino); en consecuencia no es posible aventurar cifras sin estar in situ.
 
Sin embargo, se pueden mencionar algunas consideraciones referentes a las bio moléculas de tipo aminoácidos: es implícito que identifique un aminograma completo, una composición y concentración conocida, puesto que si se define aplicar XX kilos de N de aminoácidos/ha, el envase comercial que lo contiene debe informar su concentración para definir los litros o kilos, correspondiente los XX kilos de N.
 
Y en atención a los ácidos húmicos y fúlvicos, deben satisfacer al menos estas condiciones: un balance proporcional entre ambos ácidos y su concentración dentro del envase, para así determinar, litros o kilos a aplicar por superficie cultivada
 
Nunca un bio fertilizante, con régimen normal de riego a base de coeficiente evapotranspiración, sea bio moléculas y ácidos húmicos/fulvicos, se lixiviará o perderá, siempre actuará la fracción no utilizada como un mejorador del suelo cultivado. Si se mantienen altas tasas de riego, el lavado de las moléculas de los bio fertilizantes, también se perderán en parte importante.
 
Desde el punto de vista de la fisiología vegetal, una exacerbación de la fase auxínica, no existirá por el mecanismo virtuoso explicado. Es decir, no existirá una vegetación exuberante y poco productiva.
 
En nuestra experiencia en diferentes países y distinto cultivos (hortícolas, frutícolas y cereales en pivote central), la ausencia de fertilizantes sintéticos sustituidos por estos bio fertilizantes, ha sido correcta y sin vuelta atrás.
 
Aquellos que transitan hacia una producción sustentable, aquellos que sienten sensibilidad por la huella de carbono y huella hídrica, como atenuantes al calentamiento global, este es el camino correcto.
 
Este artículo, se dirige a productores y asesores de criterio formado en la observación del crecimiento y desarrollo de las plantas cultivadas y que exige un necesario ajuste; los conceptos son referentes y apuntan a incentivar el acercamiento a esta nueva tecnología sustentable.
 
Hemos dado por conocidos numerosos mecanismos articuladores a esta tecnología, no omitidos, sino facilitar centrarnos en lo crucial de la propuesta; el circuito virtuoso.
 
He ha dicho también en otras ocasiones, que la agronomía no es una ciencia exacta, que todos los conocimientos de otras ciencias (fisiología, botánica, microbiología, geología, climatología, etc. etc.) que confluyen  en ella, entregan innumerables factores  que intervienen en cada Causa/Problema que aparece u ocurre en los cultivos y que por lo tanto, existirán  múltiples interpretaciones frente al  mismo problema/causa. Esto quiere decir, que esta no es la última palabra en la bio fertilización, sino una más entre otras.
 
 
Referencias Bibliográficas
1. Extraído del Libro "Fertilización Foliar Total", del mismo autor.
2. INTRODUCCIÓN AL METABOLISMO: Silvia Márquez – Sergio D. Ifrán – Nancy Fernández – Gladys Gálvez – Luis Fernández
3. Según FAO. La inoculación de microrrizas  puede reducir un 80% las aplicaciones de fertilizantes fosfóricos.Microorganismos del suelo y Biofertilización (Crops for better soil Life 10 ENV es 471)
4. Beneficios de microorganismos solubilizadores de P y K en la recuperación y mantenimiento de suelos agrícolas. Velázquez y Ramos (Applied Biotechnoloy South America S.A. de CV.,Mexico)
 
remove_red_eye 2555 forum 28 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
Copyright © 1999-2021 Engormix - All Rights Reserved