engormix
search
search
El servicio no esta disponible para contactar a esta empresa desde Estados Unidos de América

Mario Penz sobre el mercado porcino: Oportunidades post pandemia para Argentina y Brasil

Fecha de publicación: 11/12/2020
Empresa: Provimi Argentina
Fuente: Provimi Argentina
Información del video
Ver más

Provimi Cargill Nutrición Animal continúa con su ciclo de charlas en vivo con destacados especialistas para discutir los temas más sobresalientes del negocio porcino. En esta oportunidad Antonio Mario Penz Junior, Director Global para Cuentas Estratégicas de Cargill, junto a Guillermo Cáceres, Gerente Técnico Comercial de la División Cerdos de la compañía, atendieron un ciclo de preguntas en vivo a través de agroconsultasonline.com.ar.

Mario Penz sobre el mercado porcino: Oportunidades post pandemia para Argentina y Brasil - Image 1

Este fue el quinto encuentro de un ciclo de webinarios organizado por Provimi Cargill Nutrición Animal para profesionales y productores del sector. En esta oportunidad, el especialista Antonio Mario Penz Junior, destacó -desde Brasil- las características de la nueva sociedad en un escenario post pandemia que podrían afectar a la industria. Consideró que la inteligencia artificial es el nuevo gurú y que hay que estar preparados  para afrontar los desafíos de los nuevos consumidores, que se ubican entre 2 generaciones: la generación millennials y la Z.

Guillermo Cáceres, Gerente de División Cerdos de Provimi Cargill, ofició como moderador del encuentro. En sus palabras de bienvenida presentó al Doctor en Nutrición Animal y hoy Director Global para Cuentas Estratégicas de Cargill en el mundo. “Para mí es un gusto poder hoy presentarles a nuestro disertante Mario Penz. Él nos va a dar una mirada sobre la nueva realidad en este contexto, en la postpandemia,  cómo será la producción a partir de ahora. La mirada de Mario va ser muy interesante, porque es un gran conocedor experimentado y un gran actor de producción animal y cárnica mundial”.

Penz es ingeniero agrónomo (1972) y estuvo en permanente desarrollo en la producción animal y la industria cárnica, principalmente en monogástricos. Continuó sus estudios con una maestría en Ciencias de la Producción (1976) en Brasil y es doctor en nutrición animal de la Universidad de California en Estados Unidos (1980). Adicionalmente, tuvo una carrera docente en la Universidad de Rio Grande do Sul (Brasil) y la Universidad de Georgia (EEUU), tutor de más de 35 estudiantes para sus maestrías y doctorados en nutrición animal. Dictó casi 500 conferencias en más de 30 países del mundo y es autor y coautor de más de 385 papers en producción animal, así fue presentado por Guillermo Cáceres.

El Director Mundial de Clientes Estratégicos para Cargill Animal Nutrition, Mario Penz, empezó su ponencia explicando  su intención de ofrecer una visión optimista ante esta nueva realidad producto de la pandemia mundial del COVID-19. “No hay un manual de instrucciones sobre Coronavirus. Nos podemos imaginar todo desde una perspectiva pesimista u optimista. Yo voy hacer un esfuerzo para que sea desde una visión optimista, porque países como Argentina y Brasil tenemos una ventaja sobre otros países, ya que tenemos grandes capacidades de producir y una población rural muy fuerte, activa, productora y dedicada a su negocio del campo”.

Penz considera que la pandemia es una oportunidad para salir de la zona de confort, pensar en cuántos cambios ocurrieron en la industria durante estos meses y cuántos negocios se tuvieron que adaptar de una manera muy rápida para tener más fuerza y enfrentar la realidad.

“Sí, estuvimos 8 meses con la pandemia y no podemos volver atrás; los 8 meses ya pasaron, esperemos que no demoren otros 8. Tenemos que ser optimistas y no pesimistas, tenemos que ser activos y no reactivos. Hacer más de lo mismo seguramente no nos llevará a muchos lugares importantes. Estas son situaciones para salir de la zona de confort, tomar más riesgos, sentarnos a hacer lo que hasta ahora no hicimos. Una situación que no esperábamos, además... yo creo que hasta podíamos esperar una tercera guerra mundial, pero no algo como esto.  Qué suerte que no ocurrió una tercera guerra mundial  todavía, espero que nunca suceda, pero esto llegó de una manera particular y que no tenía una perspectiva futura”.

El experto en nutrición animal consideró que “la inteligencia artificial será el nuevo gurú de la producción. Los algoritmos, cómo ponemos los datos de nuestro negocio de una manera organizada y estos números a través de modelos muy importantes y robustos, serán los responsables para decir de verdad cuáles son los caminos que debemos seguir. Los seres humanos somos muy cartesianos, nosotros siempre pensamos en (X) y (Y), miramos el entendimiento como una película muy sencilla. La vida real en producción animal es mucho más compleja que eso”.

Advirtió que, según datos del Departamento de Economía y Asuntos de Negocios de las Naciones Unidas, en el año 2050 el área urbana será de 66%, es decir, dos tercios de la población del mundo estará en las ciudades y, con esto un tercio de la población mundial tendrá que producir comida para 100%. “Lo estamos viviendo en este momento y no nos estamos dando cuenta, los chinos están saliendo de la zona rural, pasando de productores a consumidores”.  Agregó que según datos del Instituto de Desarrollo Rural de la Academia de Ciencias Sociales en China, la evolución de la población urbana en 5 años pasará de 60.6% a 65.5%, más o menos 80 millones – “casi dos Argentinas” - en las ciudades de China. Ademá s, la población que quedará en la zona rural (355 millones de chinos) será vieja (más de 60 años) y con menos capacidad de producir. 

“Lo más preocupante de todo es que la FAO dice sobre la falta comida en el mundo, donde 10% de las personas no tiene acceso a la comida. Pero, por otro lado, un tercio de todo el alimento producido para la alimentación humana es desperdiciado. Entonces, nos damos cuenta que no falta comida en el mundo, lo que falta es una distribución de logística y socieconómica que atiendan a las personas. El problema es llegar a las personas pobres y será un desafío impresionante de la sociedad de aquí para adelante”.

Según la Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO), los ciudadanos con alto ingreso gastan menos de 10% en alimentos y las personas de bajo rendimiento gastan entre 45% y 50% de lo que ganan en comida. “Tenemos dos tercios de una población que requiere mucha atención. El desequilibrio económico en nuestros países están aportando un valor altisimo de su sueldo para comer. Por esto, nosotros en la producción animal, podemos seguir sofisticando los productos, pero por otro lado tenemos que producir alimentos de bajo costo, para atender la población en desarrollo, que representa la más grande del mundo”.

La FAO planteó 17 objetivos de desarrollo sustentable que se refieren a: fin de la de pobreza; hambre cero y agricultura sustentable;  salud y bienestar; educación de calidad; igualdad de género; agua potable y saneamiento; energía limpia; trabajo decente y crecimiento económico; industria, innovación e infraestructura; reducción de desigualdades; ciudades y comunidades sustentables; consumo y productos responsables; acciones contra las incidencias globales del cambio climático; vida en el agua; vida terrestre; paz, justicia e instituciones eficaces y planes de implementación.

“Por lo menos dos corresponden a nosotros: hambre cero y agricultura sustentable, consumo y producción sustentable. Los demás puntos son temas a los que los urbanos, como normalmente yo digo, tendrán que prestar igual o mayor atención que los que viven en el campo o produciendo. Las personas hablan de sustentabilidad, pero no se preguntan cuál: ¿económica? ¿social? o ¿ambiental? No hay almuerzo gratis, si yo tengo que alimentar a 8.5 mil millones de habitantes en el mundo, yo no consigo lograr sustentabilidad económica, social y ambiental al mismo tiempo. Nosotros contribuimos muy poco a la producción de CO2, incluso en Europa la producción ya empieza a ser negativa. Los autos son contaminantes,  la producción de energía por carbón es con taminantes, que nos dejen demostrar que somos eficientes en nuestro negocio de la producción cárnica!”.

En cuanto a la nueva sociedad, Penz se refirió a las nuevas características del consumidor actual. Ahora están definidos por diferentes segmentos que buscan seguridad en la alimentación, marcas de confianza y capacidad de compra; ponen énfasis en el precio de los productos. Por lo general, buscan ofertas más baratas; quieren espacios de conviviencia, servicios seguros de fácil acceso y exclusivos; aumento de las entregas online; ahora hay más personas en casa, promueven el consumo de productos locales. “Tenemos que estar muy preparados, es una sociedad super exigente”.

Esta misma sociedad hace que el uso de la  tecnología y la innovación  sea  mucho más urgente.  En el caso del negocio porcino hay que acercar al productor y colaboradores ubicados en toda la cadena de producción a entrenamientos diferenciadores, que las instalaciones para la cría de cerdos sean más sofisticadas para corresponder a la sustentabilidad y bienestar animal, prepararse para el análisis de datos y la producción en tiempo real, tanto en el campo como en la planta de alimentos. “Es importante tener los datos en tiempo real. Cada vez más hay que robotizar, ese es un trabajo que Cargill está haciendo en todo el mundo. Está desarrollando cámaras que van poder obtener el peso de los cerdos que están dentro de sus galpones sin tocarlos; esta te cnología ya está disponible: la cámaras midieran temperatura, CO2, sonidos... identificando para el bienestar animal, con diferentes tipos de sonidos, para saber si los animales están confortables o no”.

 
remove_red_eye 317 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios