engormix
search
search
El servicio no esta disponible para contactar a esta empresa desde Argentina

La vida después del óxido de zinc: 3 consejos para abordar la diarrea posdestete

Publicado el: 10/1/2019
Autor/es:

La diarrea posdestete es un problema para los productores porcinos de todo el mundo que tiene un gran impacto en el futuro desempeño productivo de los cerdos. Con la eliminación de los antibióticos y ahora también del óxido de zinc de las dietas de los lechones en la UE, la industria porcina está desviando la atención hacia nuevas estrategias para superar este problema en los cerdos jóvenes.

Durante el destete, el lechón pasa de una dieta líquida a alimento seco. El animal también debe adaptarse a un nuevo alojamiento, a menudo con nuevos compañeros de corral. Este período de múltiples factores de estrés conduce a una disminución drástica del consumo de alimento, lo que genera un déficit de nutrientes conocido como brecha posdestete. La deficiencia de nutrientes compromete la funcionalidad del tracto gastrointestinal y su morfología, permitiendo el crecimiento y desarrollo de patógenos. En unidades de producción porcina de todo el mundo, cerrar la brecha posdestete constituye un desafío constante. Una de las cepas patógenas más comunes es la Escherichia coli enterotoxigénica (ECET), que causa diarrea posdestete (DPD).

La creciente popularidad del zinc

En el pasado, la DPD solía prevenirse usando antibióticos en el alimento como promotores de crecimiento, así como agentes antimicrobianos. Sin embargo, la creciente incidencia de bacterias resistentes a los antibióticos y la importancia de algunos antibióticos para la medicina humana obligaron a la Unión Europea a prohibir el uso de antibióticos como promotores de crecimiento. La prohibición entró en vigor el 1 de enero de 2006. Actualmente, otros países del mundo han adoptado esta política.

La primera investigación académica sobre la eficacia del óxido de zinc (ZnO) para su uso contra la DPD fue presentada en 1989 durante la 40.a reunión anual de la Asociación Europea de Protección Animal en Dublín. Si bien fue la primera publicación, el uso en la explotación de niveles farmacéuticos de ZnO para evitar la DPD ya se venía registrando en Europa en aquel entonces.

A principios de la década de 1990, el uso del ZnO para controlar la DPD era práctica común en todo el mundo. Es probable que el óxido de zinc haya contribuido a una fácil transición para abandonar el uso de los antibióticos promotores de crecimiento. En la actualidad, el uso del óxido de zinc está permitido en la Unión Europea bajo prescripción veterinaria. Sin embargo, debido a problemas ambientales, la Unión Europea ha estado considerando prohibir el uso medicinal del ZnO. El estiércol rico en zinc puede causar acumulaciones en el suelo, lo que representa un riesgo de escorrentía hacia aguas subterráneas.

La UE prohíbe el ZnO para 2022

A finales de 2016, el Comité de la Agencia Europea de Medicamentos para Productos Medicinales de Uso Veterinario determinó que los riesgos ambientales de utilizar ZnO superaban los beneficios de prevención de la diarrea en los lechones. El comité recomendó negar futuras autorizaciones de productos medicinales que contengan zinc, así como revocar las aprobaciones para productos existentes.

A partir del 21 de junio de 2017, la UE otorgó a todos sus estados miembros un máximo de cinco años para eliminar gradualmente el ZnO a niveles medicinales de los alimentos para lechones. Todo uso del ZnO debe restringirse a 150 partes por millón, recomendado como el requerimiento nutricional de zinc en los cerdos; algunas publicaciones establecen un nivel menor, de hasta 75 partes por millón. El zinc a menudo se usa junto con el sulfato de cobre (CuSO4), que causa estreñimiento moderado, disminuyendo los síntomas de la diarrea.

Tratamiento de la DPD sin antibióticos ni zinc

Es más probable que el uso de antibióticos en la producción animal sea reemplazado por múltiples productos sustitutos o enfoques combinados (Allen et al., 2013). Según Pluske (2013), las alternativas futuras a los antibióticos y el ZnO incluyen acidificantes, enzimas, fermentación e inoculación del alimento, y prebióticos. Los mejores resultados se obtendrán cuando productores y cuidadores de animales estén capacitados y sean totalmente responsables de asegurar la calidad del agua de bebida, administrar las vacunas necesarias, ofrecer calostro de alta calidad y estimular un elevado consumo de alimento posdestete, mantener altos niveles de higiene, adoptar procesos de producción todo dentro-todo fuera y garantizar la bioseguridad (Figura 1).

Calostro y destete

El calostro es el alimento de la vida. Cada lechón debe ingerir un mínimo de 3000 ml de calostro para enfrentar con éxito los desafíos de las primeras semanas de vida y el destete. Las cerdas de primer parto tienen menos anticuerpos y producen menos calostro, por lo que los lechones nacidos de estas cerdas jóvenes reciben menos protección, son los primeros en sufrir los desafíos del destete y pueden comprometer el crecimiento de lechones más fuertes. La separación de los lechones de las cerdas jóvenes en el destete es ventajosa para todo el lote de destete.

Soluciones de BIOMIN

Soluciones en base a aditivos y propuestas de prácticas de manejo, estan a disposición a través de representantes técnicos de ventas de BIOMIN. Incluir en la dieta una mezcla de desactivadores de micotoxinas (línea de productos Mycofix®), moduladores Gram-negativos (línea de productos Biotronic®) y fitógenos (línea de productos Digestarom®) ayudará a regular el microbioma intestinal y a alcanzar altos niveles de desempeño productivo en los animales.


 Artículo publicado en la revista Science & Solutions Número 56 - Cerdos, de Biomin.

Referencias bibliográficas

 
remove_red_eye 57 forum 2 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
Productos
La solución para la gestión de riesgos de micotoxinas La l&i...
La solución para una acidificación dinámica Lí...
Mejor digestión para una mejor eficiencia alimenticia Digestarom&re...