Engormix/Porcicultura/Artículos técnicos

Prevalencia y Efectos de Micotoxinas en Monogástricos

Publicado el: 24/11/2021
Autor/es: Ing. Edgar Bottle Villalobos
Investigaciones alrededor del mundo han hecho evidente que una gran parte de los alimentos están contaminadas con micotoxinas, estudios recientes han demostrado que alrededor del 76% de las muestras de alimento están contaminadas por una o más micotoxinas, un aumento significativo de estimaciones anteriores probablemente debido a la mejora en tecnologías de detección, así como mejores protocolos de muestreo[1]. Las micotoxinas son metabolitos secundarios de algunas especies de hongos filamentosos y hay más de 200 especies que las producen, en el caso de los animales monogástricos como pollo y cerdo, la Aflatoxina B1, Zearalenona, Ocratoxina, Fumonisina, Tricotecenos como el Deoxinivalenol y T2 son los que más causan daño en el metabolismo y pérdidas económicas en la producción de proteína animal.
Las aflatoxinas son las micotoxinas más comunes en cultivos como maíz, la exposición crónica a este grupo de toxinas es nocivo para el ser humano por lo que se han establecido límites en varios países. Son producidas por el hongo Aspergillius spp., su crecimiento óptimo es entre 80-85% de agua y temperatura de 30°C. La ocurrencia de las distintas micotoxinas puede ser más prevalente por temporadas en donde la temperatura y humedades altas o en regiones con climas tropicales y subtropicales. Otro factor importante en la proliferación de micotoxinas en alimento es la actividad de agua, pH y composición nutrimental del producto.
Entre los efectos de las aflatoxinas en monogástricos se encuentran la reducción de ganancia de peso, menor eficiencia de crecimiento, mayor peso del hígado, cambio en los niveles de proteína animal, mala pigmentación, daño hepático y menor actividad enzimática en el intestino e inmunosupresión. En el caso de la ocratoxina, además de las afectaciones productivas, se puede notar un aumento en la mortalidad, animales más cansados y anémicos y alteraciones renales. Por otro lado, la fumonisina suele tener mayor afectación en cerdos pues su toxicosis lleva a un edema pulmonar porcino, resultando reducción de productividad y muertes súbitas. Por último, los tricotecenos como el T2, HT2 y Deoxinivalenol son altamente toxigénicos, a nivel celular, detienen la síntesis de proteínas elementales para el correcto funcionamiento celular y en un segundo plano la síntesis de ADN y ARN lo cual se ve reflejado en crecimiento retardado, falla en órganos y reducción de parámetros productivos.
La mayor parte de los alimentos vienen contaminados no solo con una micotoxina sino con una mezcla de varias, por lo que sus efectos pueden acumularse y resultar en pérdidas importantes en el sector agropecuario. Por mucho tiempo se han utilizado distintas arcillas que ayudan a capturar las micotoxinas y reducir su efecto tóxico en el organismo, sin embargo, se ha demostrado que la mitigación de este riesgo debe de ser desde distintos frentes. Multiprotect Y es un neutralizante de biotoxinas que detiene la absorción de micotoxinas por los animales y reduce el daño hepático causado por las distintas toxinas, su fórmula única protege el metabolismo del animal y reduce el estrés oxidativo causado por éstas.
En Tryadd, lo ayudamos a diseñar e implementar la mejor estrategia para mitigar el efecto de las biotoxinas en su granja, nuestro equipo de expertos se centra en analizar los problemas específicos de la granja a través de la detección y cuantificación de toxinas en el alimento, asesorías en manejo y dosificación de aditivos específicos para la situación de su granja.

Referencias bibliográficas

 
Autor/es:
 
Visualizaciones76Comentarios1EstadísticasCompartir