engormix
search
search
El servicio no esta disponible para contactar a esta empresa desde Estados Unidos de América

Peste Porcina Africana y riesgo de contaminación por alimentos y sus materias primas

Publicado el: 13/9/2019
Autor/es:

Es conocido el impacto mundial que ha generado el brote de Peste Porcina Africana en China y sus consecuencias y cabe recordar que esta enfermedad está presente en tres continentes y 15 países.

Los brotes están causando estragos en la producción de carne de cerdo, principalmente en el hemisferio oriental y principalmente en China y como consecuencia lógica la oferta mundial de carne porcina se verá reducida en no menos de un 14%. Cabe recordar que esta enfermedad origina una mortalidad del 100 % en los animales infectados y que no existe una vacuna.

El objetivo de este estudio fue evaluar la capacidad de sobrevivir de importantes virus patógenos del ganado en las materias primas/ingredientes de los alimentos o productos alimenticios para animales frecuentemente importados por los Estados Unidos.

Los virus considerados fueron los de Aftosa (FMDV), Fiebre Porcina Clásica (CSFV), Peste Porcina Africana (ASFV), virus A de la Influenza Porcina (IAV-S), virus de la Pseudorabia (PRV), el Nipah virus (NiV), virus del Síndrome reproductivo y Respiratorio Porcino (PRRSV), virus de la enfermedad Vesicular porcina (SVDV), virus de la Estomatitis Vesicular (VSV), Circovirus Porcino Tipo 2 (PCV2) y el virus de la Exantema Vesículas Porcina (VESV). 


Antecedentes en la producción porcina de EE.UU:

Se destaca como un antecedente reciente e importante la introducción del virus de la diarrea epidémica porcina (PEDV) en los EE. UU en el 2013, un ejemplo del impacto que las enfermedades exóticas pueden tener en la industria ganadera de los EE. UU y del riesgo que puede presentar para otros países. Aunque la diarrea epidémica (DEP) no es una enfermedad de declaración obligatoria de la OIE, la introducción del virus en los Estados Unidos provocó la pérdida de aproximadamente 7 millones de cerdos o el 10% de la población anual de cerdos. La causa raíz de la introducción de PEDV a los EE. UU. no se ha determinado de manera concluyente; sin embargo el alimento contaminado y los ingredientes del alimento pueden haber servido como vehículos para la introducción y transmisión del PEDV. Además, dado que la cepa PEDV original detectada en los EE. UU. compartía una identidad de nucleótidos del 99.7-99.8% con una cepa PEDV de China, la circulación activa en China planteó la cuestión de si la alimentación contaminada podría haber servido como vehículo para la entrada inicial del virus en la población porcina de los Estados Unidos. Mediante el uso de un modelo de transporte Trans-Pacífico también se evaluó la posibilidad de que PEDV sobreviviera a un viaje de China a los Estados Unidos. Al aumentar los ingredientes del alimento comúnmente importados de China a los EE. UU. con PEDV, y al someter las mezclas a condiciones ambientales que simulan un viaje de 37 días desde Beijing a Des Moines, se demostró que el PEDV sobrevivió al período de transporte en cinco ingredientes clave utilizados para formular raciones porcinas, incluida la harina de soja (orgánica y convencional), vitamina D, clorhidrato de lisina y cloruro de colina.

Para el nuevo trabajo que se aborda los ingredientes y/o alimentos se enriquecieron con patógenos o virus sustitutos y se sometieron a incubación en condiciones ambientales que simulan el envío transfronterizo de Asia o Europa del Este a los EE. UU.

Fueron seleccionados un panel de 11 ingredientes de alimentos para animales y / o productos de origen animal que se sabe que se importaron a los EE. UU. desde Asia y / o Europa del Este. Estos incluían harina de soya orgánica y convencional, torta de soja, granos de destilería secos con solubles (DDGS), clorhidrato de lisina, vitamina D, cloruro de colina, alimento balanceado húmedo de perros y gatos, balanceado seco de perros y envolturas de salchichas de cerdo naturales.

Los resultados demostraron la supervivencia de varios virus en múltiples ingredientes o productos alimenticios y confirman hallazgos previos sobre la supervivencia del virus de la Diarrea Epidemica Porcina (PEDV) en los alimentos. Estos hallazgos respaldan la hipótesis de que los ingredientes de alimentos contaminados podrían servir como vehículos para el transporte de patógenos virales entre regiones, países o incluso a través de continentes.

Lo que es más importante es que estos hallazgos amplían el alcance y destacan la necesidad de mejorar la "bioseguridad alimentaria" en los productos importados que están destinados a ser utilizados en dietas para animales. Las conclusiones específicas extraídas de este proyecto incluyen lo siguiente:

Los virus pueden sobrevivir en el alimento, pero la supervivencia es variable y depende de las propiedades específicas de cada virus. Ciertos ingredientes o productos alimenticios presentan una mejor matriz para la supervivencia del virus que otros.

La primer conclusión es que claramente la supervivencia difiere entre los virus. La capacidad de los virus seleccionados para sobrevivir en el alimento puede deberse a sus características estructurales específicas. La diferencia en la estabilidad de los virus con y sin envoltura está bien documentada, y los datos corroboran que los virus sin envoltura son más resistentes en el medio ambiente. Sorprendentemente, el PRRSV, Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino, un virus envuelto que se sabe que es sensible a la desecación sobrevivió al período de transporte de 37 días en 2 ingredientes: harina de soja convencional y DDGS. Aunque no se recuperó ningún virus viable en el cultivo celular, dos bioensayos porcinos independientes confirmaron la supervivencia del virus en estos dos ingredientes. Estos hallazgos plantean dudas sobre si los ingredientes de alimentos contaminados, como los productos a base de soja o maíz, podrían desempeñar un papel en la propagación del área de PRRSV a nivel nacional, o pueden haber jugado un papel en la difusión de PRRSV en toda la industria porcina mundial.

El siguiente cuadro indica en color rojo con un (+) indica que el virus se recuperó en una forma viable de un ingrediente específico, mientras que las casillas de color verde con un (-) indica que el virus viable no se recuperó por VI y / o bioensayo porcino. Finalmente, en la casilla azul con NT indica que estos ingredientes no se usaron en este estudio y, por lo tanto, no hay resultados disponibles.

Cuadro 1- Supervivencia de patógenos virales en ingredientes de alimentos para animales bajo modelos de envío transfronterizo. Viabilidad del virus en ingredientes de alimento.

La segunda conclusión es que aunque ciertos ingredientes respaldaron la supervivencia del virus, otros no. Quizás el ejemplo más sorprendente fue la diferencia en la supervivencia entre la harina de soya convencional y la variedad orgánica. Una posible explicación podría ser el bajo contenido de grasa de la fuente convencional en contraste con el presente en la variedad orgánica, ya que se han descrito los efectos viricidas de las mezclas de ácidos grasos de cadena media.

Finalmente, la tercera conclusión se basa en el hecho de que, con la excepción de ASFV, Peste Porcina Africana, la mayoría de los virus no sobrevivieron en ausencia de una matriz de alimentación.

Los resultados del trabajo demuestran la supervivencia de ASFV, Peste Porcina Africana una de las amenazas más importantes para la industria porcina en todo el mundo.

En conclusión, este estudio ha proporcionado nueva información que respalda la hipótesis de que las "combinaciones de alto riesgo", es decir, "el virus correcto en conjunto con el ingrediente correcto", pueden ser un mecanismo para el transporte transfronterizo de patógenos, que es claramente un nuevo paradigma. Estos datos son aplicables a enfermedades virales en muchas especies de ganado, incluidas varias enfermedades de cerdos, rumiantes, aves y humanos.

Finalmente, se espera que los resultados de este estudio estimulen la comunicación y la colaboración entre las industrias de alimentación y ganadería, lo que dará como resultado una mayor investigación sobre el concepto emergente de "bioseguridad alimentaria global". Idealmente, esta nueva información mejorará la precisión de las evaluaciones de riesgos, promoverá el desarrollo de estrategias eficaces de mitigación basadas en alimentos y, en última instancia, dará como resultado un cambio en la filosofía con respecto al comercio global de ingredientes de alimentos de uno basado en el precio, a uno donde el estado de salud del país de origen es una consideración importante.

Este resumen está basado en el trabajo científico “Supervivencia de patógenos virales para animales en ingredientes de alimentos bajo modelos de envío transfronterizo” de los siguientes autores: Scott A. Dee, Fernando V. Bauermann, Megan C. Niederwerder, Aaron Singrey, Travis Clement, Marcelo de Lima Craig Long, Gilbert Patterson,Maureen A. Sheahan Ana M. M. Stoian, Vlad Petrovan, Cassandra K. Jones, Jon De Jong Diego G. Diel. 

 
Autor/es
 
remove_red_eye 516 forum 1 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios