Engormix/Porcicultura/Artículos técnicos

Logrando un efecto dual en pro de la salud intestinal y hepática de los animales

Publicado el: 27/1/2021
Autor/es: Nathalia María del Pilar Correa Valencia, MV, MSc, DSc.
La eficacia de la alimentación con niveles sub-terapéuticos de antibióticos para modular la microbiota intestinal, buscando mejorar el rendimiento productivo de los animales es un tema que queremos dejar en el pasado y más aún, teniendo en cuenta que las nuevas tendencias y exigencias del mercado nos invitan a un uso de alternativas naturales en pro la salud tanto humana como animal.
Logrando un efecto dual en pro de la salud intestinal y hepática de los animales - Image 1
El uso de aditivos alimentarios naturales con el fin de producir animales libres de trazas de antibióticos y de patógenos ha sido una bandera que comenzó a ondear recientemente y que, de manera obligatoria, debe seguir en astas. Aditivos como los prebióticos, probióticos, simbióticos, postbióticos y la combinación de los mismos se han utilizado comomejoradores de eficienciaen reemplazo de los antibióticos.
En este respecto, la empresa BIOTECNO desarrolló su producto DUALPROT®, combinando efectivamente un componente prebiótico (Inulina; Cichorium intybus), un eupéptico natural -mejorador de la digestión- (Alcachofa; Cynaras colymus) y un pro-antioxidante endógeno (Metionina), logrando una acción dual en pro de la salud intestinal y hepática de los animales de producción.
Iniciativas de este tipo buscan optimizar los procesos relacionados con el mantenimiento de la homeostasis orgánica en animales bajo los sistemas modernos-metabólica y productivamente más exigentes cada vez-. El concepto de homeostasis orgánicacorresponde a la tendencia de los organismos vivos a adaptarse a las nuevas condiciones cambiantes, conservando el equilibrio a pesar de los cambios.
DUALPROT® ayuda a lograr una respuesta efectiva ante los retos internos y externos a los que son sometidos los animales de producción bajo los sistemas actuales, permitiéndole a los mismos adaptarse efectivamente, garantizando un mejor desempeño productivo.
Su componente principal es la Inulina, una mezcla de oligómeros y polímeros lineales de fructosa. En el tracto gastrointestinal, la inulina es un sustrato de hidrólisis y fermentación para la microbiota comensal, logrando el aumento de sus poblaciones, principalmente de bacterias del género Bifidobacterium (Gibson et al.,1995) y algunas especies de Lactobacillus (Kleessenet al., 2001; Han et al., 2014).
Dada la presencia de alimento fermentable en el lumen intestinal, las bacterias presentes en el mismo (comensales y nocivas), generan enzimas como parte de la degradación y metabolismo bacteriano. A partir de éste se genera una gran cantidad de metabolitos tóxicos, principalmente en el intestino grueso, incluyendo amoníaco, aminas, nitrosaminas, fenoles, cresoles, indol, skatole, estrógenos, aglicona, ácido biliar secundario, entre otros. Los efectos de estos metabolitos incluyen hepatotoxicidad (e.g. amoníaco, aminas), carcinogenicidad (e.g. nitrosaminas, fenoles, cresolesetc), y efectos mutagénicos (i.e. aglicona), a partir deuna población casi exclusiva de bacterias patógenas, entre ellas Escherichia coli, Clostridiumspp., Bacteroidesspp., Streptococcusfecalis y Proteusspp. (Samanta et al., 2013). Esta idea sustenta la importancia de la estimulación del crecimiento de poblaciones bacterianas comensales, que competirán activamente con las nocivas por nutrientes y receptores, disminuyendo la producción de los metabolitos tóxicos mencionados y las consecuencias, directas e indirectas, de sus efectos.
Adicionalmente, como así lo muestran las investigaciones realizadas por van de Wiele et al.(2007), la suplementación con Inulina se acompaña de una mayor producción deácidos grasos de cadena corta (AGCC). Se ha demostrado que la Inulina mejora la biodisponibilidad de minerales como el calcio, fósforo, magnesio, hierro y zinc(Coudray et al., 2006; Lobo et al., 2009), siendo consecuencia lógica del aumento de los niveles de AGCC y la inevitable reducción del pH en los contenidos del lumen intestinal, lo cual aumenta la solubilidad dedichos minerales.
Del mismo modo, se observa una mayor proliferación de las células del epitelio intestinal en respuesta a la formación de los AGCC, conduciendo al aumento del área disponible para la absorción de nutrientes (Yeung et al., 2005).
Beneficios a diferentes niveles se han observado en cerdos, pollos de engorde y peces (Samolinska and Grela, 2017). En el caso particular de las aves de corral, se han reportado mejoras en el rendimiento productivo en términos de ganancia diaria de peso, índice de conversión, así como en característicasestructurales y morfológicas de los glóbulos rojos (Nabizadeh et al., 2012; Huang et al., 2015), esto dado el efecto directo de la homeostasis mineral, lo cual influye fuertemente en los procesos eritropoyéticosde las aves (Harvey, 2008).

Referencias bibliográficas

 
Autor/es:
MV, MSc, DSc. Docente/Investigador UdeA. Asesora en Investigación y Desarrollo BIOTECNO,
 
Visualizaciones88Comentarios0EstadísticasCompartir