Investigación de un caso clínico de enfermedad de Aujeszky

Publicado el: 4/2/2013
Autor/es:

INTRODUCCIÓN:

El virus de la enfermedad de Aujeszky (VEA) infecta de forma natural numerosas especies de mamíferos, provocando una enfermedad de curso rápido y letal. La especie porcina se considera el hospedador natural del VEA, ya que es la única capaz de sobrevivir a una infección aguda y albergar la infección latente.

Las manifestaciones clínicas y la mortalidad de la enfermedad de Aujeszky (EA) varían en gran medida con la edad del animal afectado. Los lechones lactantes y destetados son más susceptibles a la infección, manifestando signos nerviosos típicos e índices de mortalidad cercanos al 100%.

Los animales de más edad muestran signos principalmente respiratorios, en tanto que los cerdos adultos presentan fallos reproductivos como azoospermia en machos, abortos, natimortos, nacidos débiles y reducción del tamaño de la camada en las hembras.

En ambos casos, en ausencia de complicaciones secundarias, el índice de mortalidad no supera el 2-3% (1,2). La presente comunicación tiene como objetivo la comunicación de un caso de EA en una granja comercial sin circulación en el plantel reproductor.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

El presente caso de EA se dio en una granja intensiva confinada en un solo sitio, recientemente poblada con genética procedente de una granja libre de la enfermedad. La misma está localizada al suroeste de la provincia de Santa Fe en una zona de alta densidad de granjas porcinas (a campo y confinadas) y que dispone de medidas muy básicas de bioseguridad. Al momento del caso clínico, la existencia de madres era de 260, 4 machos adultos, 650 lechones en recría y 1200 cachorros y gordos.

Se toma contacto con la granja por una consulta al Servicio de Monitoreo y Asesoramiento Sanitario en Porcinos de la FCV-UNR en el mes de Noviembre de 2011 a raíz de la presencia de problemas nerviosos y respiratorios con tos y estornudos en el destete y recría, que no responden a tratamientos antibióticos orientados a Streptococcus suis u otros agentes de poliserositis. La mortalidad en el sector era del 8% con un número creciente de afectados y aparición de animales con visible desmedro, pelo hirsuto y espina dorsal marcada. La sospecha clínica inicial fue de un cuadro de Influenza porcina (IP) y/o circovirosis (CV) y complicaciones bacterianas asociadas. Se realizó la necropsia completa, ordenada y sistemática, y la toma de muestras para estudios bacteriológicos, con resultados negativos para observación de meningitis y aislamiento bacteriológico correspondiente Luego del inicio de la investigación del cuadro clínico se notifica que en la granja ocurre la muerte de caninos con signos nerviosos tras presuntamente haber ingerido vísceras de cerdos sacrificados (3). Se concurrió a la granja para realizar una toma de muestras de sangre para realizar un perfil serológico y realizar mas necropsias.

Se utilizaron kits de ELISA comerciales para evaluar la presencia de Ac contra Mycoplasma hyopneumoniae (Mh), Actinobacilus pleuropneumoniae (App), Virus de Influenza A (VIP) y VEA. Para el estudio histopatológico se emplearon secciones obtenidas de muestras de sistema nervioso (SN) y pulmones, incluidas en parafina y teñidas con H-E. La detección de antígenos víricos se evaluó utilizando una técnica inmunohistoquímica (IHQ) indirecta, empleando un anticuerpo (Ac) policlonal frente al VEA, un monoclonal anti-VIP y un policlonal anti- Circovirus Porcino tipo 2 (PCV-2).

 

RESULTADOS

La serología para Mh y App mostró la presencia de Ac contra estos agentes en el 80% de las madres sangradas y 100% de los cerdos de 120 y 160 días. Por su parte la serología para detección de Ac de Influenza A resultó indicativa de circulación vírica al resultar positivas aproximadamente el 90 % de las madres y lechones desde destete hasta los 165 días de edad. La serología para detección de Ac contra el VEA resultó positiva en la línea de producción, siendo afectados el 100% de los cerdos mayores a 85 días, en tanto que las madres resultaron negativas en su totalidad. Se realizó otro estudio un mes después del primer sangrado, obteniéndose los mismos resultados. La técnica IHQ realizada sobre las muestras de pulmones lesionados (neumonía intersticial) mostró inmunorreacción al virus de Influenza. A nivel del SN se observó encefalitis no supurativa de carácter leve y neuronas positivas al Ac anti-VEA (2). En ningún caso se detectó la presencia de coinfección con PCV-2 mediante IHQ.


DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

Hasta el momento no se pudo identificar la fuente de ingreso del virus; aunque se encuentra localizada en una zona donde se han registrado numerosas granjas positivas a la enfermedad. Tratándose de una granja dispuesta en un solo sitio y con medidas de bioseguridad muy básicas, el plantel reproductor se ha logrado mantener negativo serológicamente hasta el momento de esta comunicación. Esto último realza la importancia de incluir en el muestreo a ambas categorías (reproductores y cerdos del desarrollo y terminación). El reporte del presente caso pretende alertar y recordar que en el estudio de los casos clínicos en granjas porcinas se debiera tener un enfoque amplio y tendiente a incluir todos los diagnósticos diferenciales posibles.

 

BIBLIOGRAFÍA

1 Pejsak, Z.K., Truszczyñski, M.J. Aujeszky’s Disease (Pseudorabies). Diseases of Swine . 9th Edition. Ed. Straw, B., Zimmerman, J.J., D’Allaire, S. Taylor, D.J. Blackwell Publishing. 2006.
2 Pomeranz, L. E., Reynolds, A. E. y Herngartner, J. (2005). Molecular biology of pseudorabies virus: impact of neurovirology and veterinary medicine. Rev. Microbiol. Mol. Biol. Rev. 69: 462-500.
3 Schöniger S., y col. (2012) Nonsuppurative Encephalitis in a Dog. Vet Pathol. 2012 Feb 3.

 
remove_red_eye 1338 forum 14 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved