La siguiente publicación técnica esta relacionada al evento:
V Congreso Internacional de Producción Animal Tropical 2015

Efecto de la sustitución parcial del boniato por miel B en las características del alimento ensilado para cerdos

Publicado el: 31/3/2016
Autor/es:
Resumen

El objetivo del presente trabajo fue evaluar el efecto de la sustitución parcial del boniato en las características químicas del alimento ensilado para cerdos, que se obtiene al ensilar la mezcla de boniato (Ipomoea batata), crema de Saccharomyces cerevisiae, vinaza concentrada y miel B de caña de azúcar. Para esto se realizó un experimento según diseño completamente aleatorizado con tres tratamientos y tres repeticiones por tratamiento. El porcentaje de boniato en la formulación del alimento se sustituyó parcialmente con miel B (0, 10, 20 %). A las muestras de los ensilados se les determinó pH, ºBrix y porcentaje de materia seca, cenizas, proteína bruta y fibra bruta. Solo se detectaron diferencias para los indicadores pH y porcentaje de materia seca y fibra bruta. La materia seca (33,75-43,29 %), se incrementó al sustituir de forma creciente el boniato. Efecto contrario al del contenido de fibra bruta (2,211,20 %). Los valores de pH fueron bajos y menor en la variante donde se empleó mayor porcentaje de boniato. Se concluye que, los tres ensilados obtenidos tienen propiedades nutricionales adecuadas para su uso en la alimentación de cerdos, aunque la sustitución del boniato en la mezcla inicial varía algunas de sus características químicas.

Palabras clave: ensilaje, alimento para cerdos, composición química 

Introducción

La utilización de productos y subproductos agroindustriales en la alimentación animal es una alternativa viable en el trópico. Sin embargo, en múltiples ocasiones, por sus características se aplican técnicas o tratamientos con el objetivo de aumentar la calidad de los productos finales, reducir los costos de producción y dar un uso adecuado a materiales potencialmente contaminantes (Guzmán et al. 2012). En este sentido, la técnica de ensilaje ha demostrado ser una alternativa adecuada para preservar y mejorar el valor nutritivo de los alimentos. Lo anterior se tuvo en cuenta para el estudio de nuevas combinaciones de productos y subproductos agroindustriales (boniato, crema de levaduras, vinaza concentrada y miel B de caña de azúcar) y la obtención de un alimento ensilado destinado a la producción porcina (AEC) y su posible diversificación. De ahí que el objetivo del presente trabajo fue determinar el efecto de la sustitución parcial del boniato en las características químicas del alimento ensilado para cerdos.

 

Materiales y Métodos

El estudio se realizó en el Instituto de Ciencia Animal (Mayabeque, Cuba) en los meses de febrero-mayo de 2012. Como unidades experimentales se utilizaron frascos de vidrio de 500 mL con volumen efectivo de 440 mL, según diseño completamente aleatorizado con tres repeticiones. El alimento ensilado de boniato se obtuvo según know-how en proceso de patente. El porcentaje de boniato en la formulación del alimento se sustituyó parcialmente con la inclusión de miel B de caña de azúcar como fuente energética (0, 10, 20 %), que se corresponde con los tratamientos experimentales del estudio.

Las características de las fuentes utilizadas fueron las descritas por García-Hernández et al. (2015). A las muestras del alimento ensilado se les determinó pH en pHmetro digital (Sartorius) de precisión ± 0,01 unidades, sólidos solubles totales (ºBrix) en un refractómetro visual portátil y porcentaje de materia seca, cenizas, proteína bruta y fibra bruta, según el manual de la AOAC (1995).

Los datos experimentales se analizaron con el paquete estadístico InfoStat (Di Rienzo et al. 2012). La comparación entre medias se realizó a través de la dócima de Duncan (1955). 

 

Resultados y Discusión

La composición química de los alimentos ensilados evaluados se muestra en la tabla 1. Se detectaron diferencias para los indicadores pH y porcentaje de materia seca y fibra bruta. El contenido promedio de materia seca se encontró entre 33,75 y 43,29 %, valores que se incrementaron al sustituir de forma creciente el boniato empleado en la formulación del ensilado por la miel B. Efecto contrario, se observó para el contenido de fibra bruta. El comportamiento de estos indicadores es lógico si se tiene en cuenta que la materia seca de la miel (75-80 %) es superior a la de la vianda empleada (24-30 %), y que está ultima fuente es la única de las utilizadas en la formulación que aporta fibra al ensilado. Según Bernal et al. (2012) la raíz de boniato fresca puede contener 1,18 % de FB y en forma de harina 8,37 %.

Por otra parte, se encontró que los valores de pH fueron bajos para todos los tratamientos y mayor en la variante donde se empleó menor porcentaje de boniato. Resultados que pueden deberse a la disminución de la concentración bacteriana asociada al boniato que se sustituye y que es, principalmente, la responsable del proceso fermentativo que ocurre durante el ensilaje. Al disminuir la concentración bacteriana, principalmente de bacterias ácido lácticas presentes en el ecosistema de los ensilajes, pueden disminuir las concentraciones de ácidos orgánicos y, consecuentemente, aumentar los valores del pH. También, al sustituir el boniato por miel B, se incrementa la concentración de azúcares en el ensilado, lo que pudiera inhibir el crecimiento microbiano, disminuir la producción de metabolitos y aumentar el pH. Aspectos que deben ser corroborados en estudios posteriores. La miel B y la raíz de boniato o su harina presentan bajos tenores de proteína bruta, por lo que los valores medios encontrados de este indicador en el ensilado (8,35-10,01 % en base seca) pueden deberse al aporte proteico hecho por la crema de levadura y la vinaza utilizadas. 

Además, del aporte de proteína microbiana sintetizada durante el proceso fermentativo que ocurre en el ensilaje. Los ensilados en estudio presentaron un contenido de cenizas de aproximadamente 11 %, sin diferir entre tratamientos, valor que está en correspondencia con lo informado por GarcíaHernández et al. (2015) para el ensilado de boniato. El contenido en sólidos solubles totales, a su vez no difirió, aunque era de esperarse que con el incremento del contenido de miel B en la formulación se incrementaran los valores de este indicar. Aspectos que también deberán ser corroborados.

 

Conclusiones

Los ensilados obtenidos con las tres formulaciones evaluadas tienen propiedades nutricionales adecuadas para su uso en la alimentación de cerdos, aunque la sustitución del boniato en la mezcla inicial varía algunas de sus características químicas.

 

Referencias

  • AOAC. 1995. Official Methods of Analysis. Ass. Off. Anal. Chem. 15th Ed. Arlington, V.A.
  • Bernal, H., Rodríguez, B. & Valdivié, M. 2012. Utilización de la raíz y follaje de batata (camote o boniato). En: Alimentación de aves, cerdos y conejos con yuca, batata, banano, arroz, caña, DDGS y amaranto. Capítulo III. M. Valdivié y H. Bernal (comps.). Universidad Autónoma de Nuevo León, México – Instituto de Ciencia Animal, República de Cuba. p. 45-60
  • Di Rienzo J.A., Casanoves F., Balzarini M.G., Gonzalez L., Tablada M., Robledo C.W. InfoStat versión 2012. Grupo InfoStat, FCA, Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. Disponible en: http://www.infostat.com.ar
  • Duncan, B. 1955. Multiple range and multiple F test. Biometrics. 11:1
  • García Hernández, Y., Sosa, D., Boucourt, R. & Scull, I. 2015. Chemical characterization of an ensiled food for pigs. Technical note. Cuban J. Agric. Sci. 49:91
  • Guzmán, O., Lemus, C., Martínez, S., Bonilla, J., Plasencia, A. & Ly, J. 2012. Chemical characteristics of silages of mango (Mangifera indica L.) by products for animal feeding. Cuban J. Agric. Sci. 46:369
 
remove_red_eye 136 forum 2 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved