ddgs en cerdos

Utilizacion de los granos secos de destilerías con solubles (ddgs) obtenidos a partir del maíz en la alimentación de cerdos

Publicado el: 22/11/2010
Autor/es:

Resumen

Se estudió el efecto de la inclusión en la dieta de 0 (T1), 10 (T2), 20 (T3) y 30% (T4) de granos secos de destilería con solubles de maíz sobre los resultados productivos de cerdos en crecimiento y cebo entre  70  y 175 días de edad .

Hubo diferencias significativas (P<0,001) entre tratamientos en el consumo (kg/día) 2,74, 2,75, 2,72 y 2,61; ganancia diaria (g/día) 715, 681, 623 y  549; conversión alimentaria (kg consumo/kg ganancia) 3,83, 4,04, 4,37 y 4,75 y peso final (kg) 100,16, 96,43, 90,57 y 82,74, respectivamente para T1, T2, T3 y T4.

Se concluyó que la dieta de cerdos en crecimiento-cebo puede incluir hasta el 10% de DDGS de maíz  sin que se afecten los resultados productivos.

 

Abstract 

The effect of different inclusion levels in the diet: 0, 10, 20 and 30% of distiller dry grains with soluble obtained from the maize on the productive results of growing-fattening pigs between 70 and 175 days of age, was studied in this experiment.  

There were significant differences (P <0,001) between treatments for the consumption (kg/d) 2,74, 2,75, 2,72 and 2,61; daily gain (g/d) 715, 681, 623 and 549; alimentary conversion (kg consumption/kg gain) 3,83, 4,04, 4,37 and 4,75 and final weight (kg) 100,16, 96,43, 90,57 and 82,74, respectively for T1, T2, T3 and T4.  

It was concluded that the diet of growing-fattening pigs allows including until 10% of DDGS of maize without the productive results are affected.  

 

Introducción

Los granos de destilería desecados con solubles (DDGS, siglas en inglés) son un subproducto de la fermentación del maíz, proceso durante el cual la concentración de los nutrientes remanentes en el grano se incrementa por tres veces (Weigel y col. , 1997, Cook y col. , 2005). Los DDGS  se han clasificado como un producto mediano, en cuanto a su contenido de fibra, pero presentan un alto contenido de aceite, lo cual permite su utilización en los alimentos para cerdos (DeDecker y col. , 2005).

A lo largo de los últimos 60 años, se han llevado a cabo trabajos de investigación evaluando tres tipos de subproductos de destilería en dietas para cerdos (solubles de destilería secos (DDS), granos secos de destilería (DDG) y los DDGS). En 1940 y 1950, la mayor parte de la investigación utilizando los subproductos de destilería en cerdos, se enfocó principalmente a los solubles de destilería secos (DDS). Se llevaron a cabo pruebas de comportamiento para medir la tasa de crecimiento y la conversión alimentaria de los cerdos cuando se adicionaba DDS a dietas de iniciación (Krider y col. , 1944, Catron y col. , 1954) y dietas de crecimiento- finalización (Beeson y col. , 1959). También se llevaron a cabo varios trabajos para determinar si los DDS podían reemplazar a las fuentes de proteina normalmente utilizadas (Hanson y col. , 1948) y los suplementos vitamínicos (Winford y col. , 1951)  en dietas a base de maíz durante varias fases de la producción.

Desde  finales de 1950, los investigadores continuaron evaluando el comportamiento en el crecimiento de los cerdos consumiendo subproductos de la destilería (Combs y col. , 1970), pero la mayor parte de la investigación se enfocó a identificar los "factores de crecimiento no identificados" en productos derivados de la destilería y sus efectos sobre los cerdos en crecimiento (Wallace y Combs , 1968).

Cromwell y sus colaboradores realizaron estudios para determinar los rangos máximos de inclusión de los DDGS que podían utilizarse en dietas de iniciación (Cromwell y col. , 1985) y en dietas de crecimiento- finalización (Cromwell y col. , 1983). Estudios adicionales se enfocaron al contenido de aminoácidos de los DDGS y el efecto de la suplementación con lisina de las dietas de cerdos que incluían DDGS (Cromwell y Stahly , 1986).

Aunque hay una considerable variación en el contenido y la digestibilidad de nutrientes entre las fuentes de DDGS, varios trabajos de investigación han demostrado que los DDGS producidos en plantas de etanol de "nueva generación" tienen mayores niveles de nutrientes esenciales que los encontrados en el NRC (1998) y otras fuentes publicadas (Spiehs y col. , 2002). Otros estudios han demostrado que la concentración de energía (Spiehs y col. , 1999), la digestibilidad ileal aparente de aminoácidos (Whitney y col. , 2000) así como la relativa bio-disponibilidad de fósforo (Whitney y col. , 2001) son mayores que los esperados inicialmente.

A pesar de su contenido en fibra, diferentes autores han documentado que los DDGS de maíz pueden suministrar efectivamente porciones de la energía, proteína y otros nutrientes importantes a los cerdos durante todas las etapas de la producción (Weigel y col. , 1997, Feedstuffs 1999).

En Cuba las investigaciones referidas al uso de los DDGS en las dietas de los cerdos son escasas; es por esta razón que el objetivo de este trabajo fue estudiar el efecto sobre los resultados productivos de la inclusion en la dieta de cerdos en crecimiento y cebo de diferentes niveles.

 

Materiales y Métodos 

Se utilizaron 48 cerdos machos castrados y hembras de cruce comercial Yorkshire Landrace x CC21 con un peso vivo promedio de 25 kg y de 70 días de edad procedentes de la granja de producción ¨Paredones¨ de la Empresa Porcina Habana. Los animales se alojaron en jaulas individuales y se distribuyeron según un experimento diseñado en bloques al azar con cuatro tratamientos, dos replicas (posición en la nave) y seis repeticiones por tratamiento en cada replica. 

Los animales se distribuyeron en cuatro tratamientos de 12 animales cada uno. Los tratamientos/dietas consistieron en dietas a base de maíz y harina  de soya conteniendo 0, 10, 20 o 30% de DDGS (T1, T2, T3 y T4 respectivamente). Entre los 25 y os 30 kg de peso vivo, todos los cerdos se alimentaron con la dieta sin DDGS. A partir de los 30 kg de peso vivo, los cerdos del T1 siguieron consumiendo pienso sin DDGS (tratamiento control), los del T2, T3 y T4 consumieron pienso con 10, 20 y 30% de inclusión respectivamente, hasta terminada la etapa de ceba.

La composición analizada de los DDGS fue: 90,97% de materia seca, 26,43% de proteína bruta (N x 6.25), 8,14% de fibra bruta y 3,96 de cenizas. En las tablas 1 y 2 se exponen las fórmulas de los piensos utilizados. En la tabla 3 se muestra la composición química analizada de los piensos terminados.

 

 

Tabla 1. Composicion del pienso de crecimiento (% BS) utilizado hasta los 30 kg de peso vivo

Ingredientes

Fórmula

 

Maíz

73.90

 

Soya

22.48

 

DDGS

-

 

Fosfato di cálcico

2.50

 

Cloruro de sodio

0.50

 

Premezcla Vit Min

0.50

 

Cloruro de colina

0.12

 

 

Tabla 2. Composición de los piensos a partir de  los 30 kg de peso vivo

 

Ingredientes

Tratamientos

T12

T23

T34

T45

Maíz

77,08

72,09

67,07

62,09

Soya

19,39

14,38

9,40

4,38

DDGS

-

10,00

20,00

30,00

Fosfato di cálcico

2,50

2,50

2,50

2,50

Cloruro de sodio

0,50

0,50

0,50

0,50

0Premezcla vitamínico-mineral

0,45

0,45

0,45

0,45

Cloruro de colina

0,08

0,08

0,08

0,08

0Segun los requerimientos de NRC (1998)
20% de inclusión de DDGS en al dieta.
310% de inclusión de DDGS en al dieta.
420% de inclusión de DDGS en al dieta.
530% de inclusión de DDGS en al dieta.

 

Tabla 3. Composición química de los piensos utilizados

 

Tratamientos

Ingredientes

T12

T23

T34

T45

Analisis, % BS

 

 

 

 

MS

89,41

89,54

89,61

89,54

PC (N x 6.25)

16,94

16,94

17,19

16,25

FB

3,65

3,65

5,02

5,87

CZ

5,68

5,68

4,65

6,02

20% de inclusión de DDGS en al dieta.
310% de inclusión de DDGS en al dieta.
420% de inclusión de DDGS en al dieta.
530% de inclusión de DDGS en al dieta.

Las raciones experimentales se ofrecieron desde el comienzo de la prueba sin adaptación previa. La alimentación fue a voluntad, no obstante se estimó un consumo promedio diario según las normas de alimentación propuestas en el Manual de Crianza Porcina de Cuba (2007) y en el NRC (1998). Diariamente se pesó el sobrante a primera hora de la mañana para controlar el consumo. Los cerdos se pesaron cada 14 días. La composición química de los piensos (materia seca, proteína bruta, fibra cruda y cenizas) se realizó según la metodología descrita por AOAC (1995).

Los datos se analizaron estadísticamente según las recomendaciones de (Steel y col., 1997) y se llevaron a cabo comparaciones de medias mediante el procedimiento de Duncan (1955) de comparación múltiple de medias cuando existieron diferencias significativas, utilizando el paquete estadístico MINITAB (1999).

 

Resultados 

En la tabla 4 se muestran los resultados de los rasgos de comportamiento de los cerdos alimentados con las dietas experimentales.

Tabla 4. Resultados productivos de cerdos alimentados   con diferentes niveles de inclusión de DDGS en la dieta entre 70 y 175 días de edad.

Medidas

Tratamientos1

0%2

10%3

20%4

30%5

ES±

Peso inicial, kg

25,12

24,94

25,20

25,09

0,43

Peso final, kg

100,16ª

96,43b

90,57c

82,74d

0,45***

Consumo, kg/d

2,74ª

2,75ª

2,72b

2,61c

0,08***

GMD, g/d

715ª

681b

623c

549d

0,06***

Conversión alimentaria,  kg alimento/kg ganancia

3,83d

4,04c

4,37b

4,75a

0,41***

Días de estancia

105

105

105

105

0,43

1Los tratamientos T2, T3 y T4 consumieron el DDGS a partir de los 30 kg de PV , (10, 20 y 30 %, respectivamente)
***P< 0,001
abcd Medias sin letra en común en la misma fila difieren significativamente (P<0.05) entre sí
20% de inclusión de DDGS en al dieta.
310% de inclusión de DDGS en al dieta.
420% de inclusión de DDGS en al dieta.
530% de inclusión de DDGS en al dieta.

El peso al sacrificio, y la GMD disminuyeron progresivamente (P< 0,001) al aumentar la concentración de DDGS en la dieta. El consumo, aunque significativamente distinto entre los tratamientos (P<0,001) solamente se redujo de forma importante en el grupo T4. Igualmente, la conversión alimentaria (consumo/ganancia) aunque distinta entre tratamientos  (P<0,001) fue notablemente peor en los grupos T3 y sobre todo en el T4.  

 

Discusión

A medida que aumenta el nivel de inclusión de los DDGS en la dieta de los cerdos se afectan  todos los resultados productivos de manera significativa (P<0.001). Estos resultados no estan en correspondencia con investigaciones precedentes realizadas por otros autores (DeDecker y col., 2005) quienes evaluaron la inclusión del DDGS (0, 10, 20 y 30 %) en dietas para cerdos en crecimiento-ceba, asegurando que estos niveles de inclusión  no afectaron el consumo voluntario de los cerdos ni los resultados productivos. Resultados similares fueron informados por (Hansen y col. , 1997; Whitney y Shurson , 2004; Fu y col. , 2004; Cook y col., 2005).

La afectación del consumo voluntario por parte de los cerdos evidentemente fue el factor limitante en este experimento. Como han referido otros autores anteriormente (Falius y Gries, 1969;  Kiriazakis y Emmans, 1995; Kiriazakis y Emmans,1999) la aceptabilidad y el consumo voluntario de un alimento por parte de los cerdos se ven limitados por factores que afectan la palatabilidad de las dietas y se reflejan en los resultados productivos de manera desfavorable.  Otras investigaciones (Cherbut y col. , 1989 y Kaiser, 2006) refieren que el nivel de fibra en las dietas de los cerdos esta limitado,  no solo desde el punto de vista digestivo sino también del consumo voluntario, afectando por consiguiente la ganancia de peso y el peso final de los animales. Sin embargo, (Diaz y col., 2007) opinan que los DDGS, a pesar de mostrar niveles de fibra elevados, son un alimento palatable y bien aceptado por los cerdos en niveles de 10, 20 y 30 % de inclusion, tal como fueron evaluados en este experimento. 

El hecho de que los DDGS sean de naturaleza variable en cuanto a su composición bromatológica y calidad, producto del propio proceso llevado a cabo durante la extracción de etanol (Shurson y col. , 2005) hacen posible que aun bajo las mismas condiciones de experimentacion los resultados no coincidan. Sin embargo, resultados similares fueron obtenidos Almaguel y col.  (2007).

 

Conclusiones 

Según los resultados obtenidos en el presente estudio es posible incluir hasta 10% de DDGS de maíz en la dieta de cerdos en crecimiento-ceba desde los 30 kg de peso vivo sin detrimento de los índices productivos.

Artículo original publicado en REDVET Volumen 10 Número 2 Febrero 2009, enviado gentilmente por el autor

 
remove_red_eye 1368 forum 2 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved