engormix
search
search

Estudio sobre micotoxinas en alimentos secos para mascotas

Publicado el:
Autor/es:

Las micotoxinas son productos secundarios altamente tóxicos del metabolismo de los hongos. Las especies Fusarium, Aspergillus y Penicillium son generalmente las productoras de las mismas y se encuentran en alimentos convencionales como el grano. La discusión sobre los riesgos potenciales de las micotoxinas para los animales de compañía ha cobrado importancia debido al aumento de las retiradas de diversos alimentos para mascotas en los últimos años. Las micotoxinas constituyen efectivamente una potencial amenaza para los animales de compañía. Los alimentos secos para mascotas suponen una preocupación especial debido a su alto contenido en cereales.

Böhm et al. (2008) investigaron la contaminación por micotoxinas en 76 muestras de comida seca para perros en Austria. Los resultados de este estudio demostraron que el 97% de las muestras analizadas estaban contaminadas con deoxinivalenol (DON) con concentraciones de hasta 1386 μg/kg. En un 47% de las muestras se encontró zearalenona (ZEN) con concentraciones de hasta 664 μg/kg y en un 42% fumonisinas con concentraciones de hasta 568 μg/kg.

El estudio de micotoxinas de Nutriad en 2016 incluyó muestras de 14 alimentos secos para mascotas (perros y gatos) disponibles comercialmente y adquiridos en Brasil. Estos 14 alimentos secos de marcas premium y súper premium se compraron en tiendas convencionales para animales en Brasil. Se realizaron casi 100 análisis para comprobar la presencia de las siete micotoxinas que se encuentran más a menudo en los productos agrícolas destinados a la producción de comida para mascotas. El estudio ofreció una perspectiva de la incidencia de: aflatoxina B1 (AfB1), ZEN, deoxinivalenol, toxina T-2, fumonisina B1 (FB1), fumonisina B2 (FB2) y ocratoxina A (OTA) en las distintas regiones de Brasil.

Las siete micotoxinas se analizaron por cromatografía líquida en tándem con espectrometría de masas (LC MS/MS), cromatografía líquida rápida de alta resolución en tándem con espectrometría de masas (HPLC MS/MS) y cromatografía líquida de alta resolución (HPLC) en el laboratorio de análisis micotoxicológicos (LAMIC, Brasil). Para el análisis de datos se basaron los niveles no detectables en los límites de cuantificación (LDC) del método de análisis para cada micotoxina de la forma siguiente: AfB1 < 1 μg/kg; ZEN < 20 μg/kg; DON < 200 μg/kg; FB1 < 125 μg/kg; FB2 < 125 μg/kg OTA < 2 μg/kg y toxina T-2 < 100 μg/kg.
 

Resultados

Los resultados del estudio mostraron que un 93% de las muestras de alimentos para mascotas estaban contaminadas con FB1 y un 85% con FB2. Casi un 22% de las muestras tenían AfB1. La mayoría de las micotoxinas identificadas se encontraban en concentraciones consideradas como medias (> LDD pero menores que los niveles recomendados por la UE), mientras que las concentraciones más elevadas de FB1 y FB2 que se alcanzaron llegaron a 2831 μg/kg y 2609,8 μg/kg respectivamente. Un dato interesante es que el 42,85% de las muestras presentaron ZEN, una micotoxina con efectos sobre la capacidad reproductora en animales de cría. Su concentración máxima llegó a 76,5 μg/kg lo que se considera un nivel no significativo. Como se esperaba, ninguna de las muestras presentaba contaminación por DON, toxina T-2 u OTA, una micotoxina típica del almacenamiento.


Tabla 1 –
Contaminación por micotoxinas en el alimento para mascotas en Brasil

Figura 1 – Porcentaje de muestras positivas (>LOQ)

Conclusiones

El estudio sobre micotoxinas en alimento para mascotas llevado a cabo por Nutriad en 2016 concluyó que el alimento para mascotas de calidades premium y súper premium de este año tiene una calidad preocupante en lo relativo a la contaminación por micotoxinas. Según los resultados de este estudio, se puede decir que el alimento para mascotas que contiene granos no se debe considerar como seguro para perros y gatos en Brasil. El grano y sus derivados, como maíz, harina de gluten de maíz, trigo, soja, etc. son las fuentes principales de micotoxinas en el alimento para mascotas.

Siempre es recomendable seguir un control ya que los cereales en la comida para animales proceden de múltiples fuentes. Los resultados en estudios previos indican que el maíz cosechado en cualquier año en Brasil presentaba contaminación en concentraciones de medias a altas por fumonisinas y aflatoxinas.

Las micotoxinas de Fusarium, como DON y toxina T-2 y de Penicillium como la ocratoxina A, tienen una menor incidencia. La última línea de defensa posible es la detoxificación de las micotoxinas in vivo. La adición de desactivadores demostrados de micotoxinas al alimento para mascotas es un método muy común de prevención de micotoxicosis y es una estrategia efectiva para mantener el riesgo de contaminación por micotoxinas bajo en cualquier tipo de condiciones.

Por ello, con el fin de proteger a los animales de compañía de los efectos nocivos de las micotoxinas es indispensable acudir a los aditivos alimentarios. Estos productos desactivan las toxinas directamente en el tracto gastrointestinal de los animales, basándose bien en la adsorción de estas micotoxinas con grupos funcionales polares situados del modo apropiado o por medio de la degradación biológica (bioinactivación).

Las líneas de productos Unike® y Toxynil® de NUTRIAD son unos aditivos alimentarios especialmente desarrollados para la protección de los animales de compañía frente a la micotoxicosis. Llevan a cabo esta labor mediante la adsorción, bioinactivación orgánica, reforzamiento de los sistemas inmune y antioxidante y representan una solución óptima para el control de micotoxinas para animales de compañía.


Referencias

  • Böhm J, Koinig L. y Razzazi-Fazeli E. (2008) Micotoxinas en alimento seco para perros, 8ª Conferencia Internacional “Micotoxinas y hongos”, Bydgoszcz, pag. 44
 
Autor/es
 
remove_red_eye 770 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios