engormix
search
search
El servicio no esta disponible para contactar a esta empresa desde Estados Unidos de América

Cuidando el hígado de nuestra mascota

Publicado el: 9/6/2014
Autor/es: Luis A. Chávez B. 1 1 BVM, Asistente de Investigación, Diseño e Innovación de Agrovet Market Animal Health

La salud de las mascotas es un tema delicado de tratar, debido a la gran cantidad de factores que intervienen en esta. Sin embargo, la salud integral del animal debe ser siempre un asunto de preocupación en todo momento, sobre todo durante problemas de salud y convalecencia. Entre los principales cuidados que se deben tener, se encuentra la integridad hepática. El hígado es un órgano muy importante para la salud y bienestar general del animal, y entre sus funciones más importantes podemos mencionar la descomposición de toxinas del cuerpo; la eliminación de los elementos desechables; participación en la coagulación; metabolismo de carbohidratos, proteínas y lípidos; almacenamiento de  vitaminas; participación en la digestión mediante la secreción biliar; glicogénesis, gliconeolisis y gluneogénesis; la descomposición de la insulina y otras hormonas e incluso juega un rol importante en la inmunorregulación mediante las células de Kupffer y el metabolismo y síntesis del complemento. Cuando el hígado de un animal no funciona correctamente, se observa debilidad, letargia e ictericia, y muchos otros síntomas, que pueden enmascarar el principal problemas en muchos casos (Moberg & Mench, 2000; Boothe, 2001; Baggot, 2001; Buang, 2011).

Como se hace evidente, el cuidado de la integridad hepática es un tema de especial cuidado tanto para los dueños como para los médicos veterinarios a cargo. Para tal fin existen ciertas sustancias con un efecto benéfico para el hígado y que constituyen una gran ayuda para lidiar y prevenir los problemas hepáticos. Entre estas sustancias podemos mencionar al ácido tióctico, la metionina, la nicotinamida (vitamina B3) y la cianocobalamina (vitamina B12).

El ácido tióctico; también llamado ácido lipoico, es una coenzima partícipe de gran cantidad de reacciones en el organismo. Posee efectos antioxidantes, hipoglucemiantes y energizantes. Sus efectos antioxidantes, le permiten capturar gran cantidad de radicales libres que tienen un efecto negativo en la membrana celular de muchos tejidos causando muerte celular, así como también quelando transicionalmente metales. El ácido tióctico es tanto hidrosoluble como liposoluble, lo que le permite cruzar membranas biológicas y actuar en cualquier parte del organismo, previniendo incluso el estrés oxidativo y los daños celulares. Puede también regenerar o reciclar otros antioxidantes en la sangre, como son la Vitamina C, la Vitamina E y el glutatión peroxidasa. En el hígado participa en numerosas reacciones, y al aumentar los niveles de glutatión, aumenta la detoxificación y ayuda en la regeneración hepática. Estudios han demostrado, que el uso del ácido tióctico pueden reducir las transaminasas elevadas por los fármacos o hepatitis (Packer et al, 1995; Schupke et al, 2001; Bast & Haenen, 2003; Suh et al, 2004; Bilska & Wlodek, 2005; Goraca et al, 2011).

La metionina es un aminoácido esencial, indispensable para el crecimiento y desarrollo de los mamíferos en general; este rol se debe a la participación de esta, y sus derivados, en la síntesis de proteínas, poliaminas, y en las muchas reacciones de transmetilación. La homocisteina, derivado de la metionina, es un cofactor en el metabolismo de folatos y de la colina, la cual es formada cuando la metionina transfiere su grupo metilo a la etanolamina. La colina formada es un componente de los fosfolípidos, estimula la conversión de grasa hepática en fosfolípidos que contienen colina como esfingomielina, fosfatidilcolina, entre otros. Estos fosfolípidos sintetizados pasan a formar parte de la bicapa lipídica de las membranas biológicas. Cabe mencionar que la metionina también contiene azufre en su molécula, el cual elimina determinados compuestos tóxicos del organismo; y se ha demostrado que la metionina es capaz de prevenir el hígado graso y problemas enzimáticos (Finkelstein & Martin, 1986; Finkelstein et al, 1988; Botana et al, 2002; Mato et al, 2008)

 

La nicotinamida, también conocida como Vitamina B3, tiene una gran variedad de funciones bioquímicas, dentro de las cuales e puede mencionar las mediadas por su metabolito dinucleótido de nicotina-adenina (NAD2+), el cual actúa como coenzima y substrato en distintas reacciones. Tanto el NAD2+ y su forma reducida NADH, son los principales aceptores y donadores celulares de electrones en reacciones de óxido reducción; reacciones que el hígado también desempeña en el proceso de detoxificación de distintas sustancias. Cuando el NAD2+ es fosforilado se forma NADP2+, el cual es reducido a NADPH cuando participa como coenzima en la oxidación de la glucosa-6-fosfato. El NADPH tiene múltiples funciones, entre las cuales destaca mantener al glutatión en su forma reducida. En adición la nicotinamida no afecta los valores lipídicos de la sangre o el sistema cardiovascular, lo que puede ser de gran ayuda en casos y prevención de hígado graso (Sumano y Ocampo, 2006; Surjana et al, 2010; Plumb, 2011).

La cianocobalamina o vitamina B12 es convertida en metil-cobalamina y cobalamina, sus formas activas, en el organismo. Estas sirven como cofactores enzimáticos en gran variedad de reacciones bioquímicas que intervienen en el crecimiento celular, reproducción, síntesis de nucleoproteínas, metabolismo de aminoácidos y eritropoyesis. La metil-cobalamina participa en la reparación y regeneración de tejidos mediante la regeneración del ADN, y participa en la transferencia de grupos metilo para la regeneración de metionina a partir de la homocisteina, estando sus funciones estrechamente relacionadas a las de la metionina. Animales con deficiencias de cobalamina se notan inapetentes, con pérdida de peso y puede ocurrir metilmalonilaciduria (Matthews, 2001; Sumano y Ocampo, 2006; Plumb, 2011).

Cabe mencionar que cuando estos productos son administrados al animal por vía parenteral su absorción es mucho más rápido, cumpliendo su función y efecto positivo de manera más rápida y completa, metabolizándose en mayor cantidad y generando un mayor efecto (Sumano y Ocampo, 2006).

Como se puede observar, la aplicación de estas sustancias puede ser de gran utilidad en procesos que afecten directa o indirectamente el hígado; acelerando el proceso de regeneración, o suministrando las enzimas o cofactores necesarios para que su función no se vea afectada.

 

Bibliografía

Baggot JD. 2001. The physiological basis of veterinary clinical pharmacology. Blackwell Science Ltd.

Bast A, Haenen GR: 2003. Lipoic acid: a multifunctional antioxidant. Biofactors, 2003, 17, 207–213.

Bilska A, Wlodek L. 2005. Lipoic acid-the drug of the future. Pharmacol Rep, 2005, 57, 570–577.

Botana LM; Landoni F; Martín-Jiménez T. 2002. Farmacología y terapéutica veterinaria. McGraw-Hill Interamericana.

Boothe D. 2001. Small Animal Clinical Pharmacology and Therapeutics. W.B. Saunders Company. Philadelphia, Pennsylvania 19106.

Buang Y. 2011. Dietary food fortified with orotic acid and liver function. Makara, Sains, Vol. 15, Nº 2, November 2011:101-105.

Finkelstein JD, Martin JJ. 1986. Methionine Metabolism in Mammals: Adaptation to methionine excess. The journal of biological chemistry Vol. 261, Nº 4, Issue February 5, pp 582-1587.

Finkelstein JD, Martin JJ, Harris BJ. Methionine Metabolism in Mammals: the methionine-sparing effect of cysteine. The journal of biological chemistry Vol. 263, Nº 4, Issue August 25, pp 11750-11754.

Goraca A, Huk-Kolega H, Piechota A, Kleniewska P, Ciejka E, Skibska B. 2011. Lipoic acid- biological activity and therapeutic. Pharmacological Reports 2011, 63, 849-858.

Mato JM, Martínez-Chantar ML, Lu SC. 2008. Methionine metabolism and liver disease. Annu Rev Nutr. 2008; 28:273-93. doi: 10.1146/annurev.nutr.28.061807.155438.

Matthews RG. 2001. Cobalamin-Dependent Methyltransferases. Acc. Chem. Res, 2001, 34 (8), pp 681-689.

Moberg GP, Mench JA. 2000. The biology of animal stress: Basic Principles and implications for animal welfare. CABI publishing, New York, NY 10016

Packer L, Witt EH, Tritschler HJ. 1995. α-Lipoic acid as a biological antioxidant. Free Radic Biol Med, 1995, 19, 227–250.

Plumb DC. 2011. Veterinary drug handbook. 7° edition. Iowa State Press. Blackwell Publishing Company. PharmaVet Publishing, White Bear Lake, Minnesota, USA.

Schupke H, Hempel R, Peter G, Hermann R, Wessel K, Engel J, Kronbach T. 2001. New metabolic pathways of α -lipoic acid. Drug Metab Dispos, 2001, 29, 855–862.

Suh JH, Shenvi SV, Dixon BM, Liu H, Jaiswal AK, Liu RM, Hagen TM. 2004. Decline in transcriptional activity of Nrf2 causes age-related loss of glutathione synthesis, which is reversible with lipoic acid. Proc Natl Acad Sci USA, 2004, 101, 3381–3386.

Sumano HS, Ocampo L. 2006. Farmacología Veterinaria. MacGraw-Hill Interamericana. 3º Edición.

Surjana D, Halliday GM, Damian DL. 2010. Role of Nicotinamide in DNA Damage, Mutagenesis, and DNA Repair. Journal of Nucleic Acids. Volume 2010, Article ID 157591, 13 pages

 
remove_red_eye 134 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios