Monitoreo durante la etapa de vaca seca: Cómo se gestiona el manejo durante la etapa de vaca seca?

Publicado el: 2/12/2013
Autor/es:

La vaca lechera sufre importantes cambios metabólicos y fisiológicos desde el momento del secado hasta el posparto. La vigilancia y monitoreo del preparto es esencial para prevenir inconvenientes. Los cálculos costos/beneficio indican que un buen programa de manejo durante la vaca seca puede lograr aumentos entre 500 y 900 Kg. de leche en la próxima lactancia. El monitoreo permanente y OBJETIVO (para cada caso en particular) es válido para detectar errores y cambiar a tiempo.

La gestión durante ésta etapa resulta esencial

 

El planteo de alimentación y manejo durante durante el periodo de transición  (tres semanas antes hasta tres semanas posteriores al parto) tiene un impacto importante en la producción de leche post-parto, sanidad del rodeo, desempeño reproductivo y rentabilidad. La etapa de vaca seca precede y forma parte de ésta importante etapa.

Es fuertemente reconocida la importancia de la etapa preparto en la vaca lechera. Su monitoreo permanente es una necesidad como herramienta de manejo para lograr eficacia en la etapa peripartal. Es sabido que durante ésta etapa se ocasionan causas de enfermedades y provocan muertes y el 70% de ellas tienen su origen durante éste lapso.

El manejo durante la etapa de vaca seca deberá abordar tres pilares: la sanidad, la alimentación y en manejo de los comederos/bebederos e instalaciones/sombras asignadas a éste lote. La alimentación incluye el manejo adecuado de la oferta de agua de bebida para la vaca durante el periparto, bebederos, flotantes adecuados, ubicación, higiene y limpieza del agua de bebida.

La sanidad involucra las vacunaciones y otras acciones de manejo que pueden realizarse al momento del secado:

  • Terapia del secado correspondiente
  • vacunación contra IBR-DVB. Dosis inicial Rotacolli (inmunidad pasiva calostro) y enfermedades respiratorias. (de acuerdo a cada Plan Sanitario)
  • Diagnóstico complementario/ adicional Brucelosis y tuberculosis(opcional)
  • Medición de la condición corporal (mantener CC)
  • Fortalecer el sistema inmune, suplemento mineral (Vitamina E Selenio, etc.)
  • Desvasado correctivo. Salud preventiva de pezuñas

Ha sido investigado que con periodos  de secado menores de 40 días no existe tiempo suficiente para regenerar el tejido mamario y pueden resultar pérdidas de producción durante la posterior lactancia entre el 20 y el 40%. Periodos mayores de 70 días no promueven una mayor producción de leche y pueden complicar la futura parición.

En ese orden, ha sido demostrado que vacas con periodo seco entre 10 y 40 días han producido 450 a 680 kg menos de leche en lactancias siguientes comparando con aquellas cuyo periodo de vaca seca fue 40 días o más.

Vaquillonas de 1º y 2º lactancia  tienen  poca pérdida de producción con periodos secos cortos (40-45 días) pero,  en vacas adultas periodos de secado de 50 a 65 días son necesarios debido probablemente a su menor persistencia de la lactancia. A modo de conclusión se considera que periodos de secado menores de 30 días y mayores de 70 días reducen la producción de la vida útil.

En la mayoría de los rodeos bien manejados, se divide la etapa de vaca seca en dos lotes: Aquel de vacas “lejanas al parto” que incluyen los primeros 30 días de vaca seca y el lote de las vacas “próximas al parto” que abarcan los últimos 20 o 30 días antes de parir. Esta división es muy importante y las instalaciones a utilizar, comederos en especial son esenciales durante un manejo racional. El confort, provisión de agua y sombras adecuadas son tres pilares básicos.

La alimentación durante la etapa de vaca seca se constituye en un pilar preventivo para evitar enfermedades digestivas, metabólicas y nutricionales y garantizar una etapa peripartal eficiente.

  • Suministrar entre1% a 2% de peso vivo como forraje de partículas largas, por ejemplo heno de gramíneas. El aporte de fibras disminuye el riesgo de enfermedades digestivas durante el post-parto. Evitar las leguminosas como alfalfa y trébol.
  • Aportar silo de maíz pero evitar el exceso dado que puede aportar demasiada energía y ocasionar  Hígado Graso. Sería indicado limitar el silo de maíz a aproximadamente un 50% del total de la materia seca de la ración.
  • Aporte de grano, cantidad para acostumbramiento de rumen aproximadamente 20% respeto al consumo posparto.
  • Aporte de Calcio menor a 100 gramos por día. Ser muy cauto con Ca y K.
  • Asegurar el aporte de Fósforo adecuado: 35-40 gramos por día.
  • Considerar el Mg (Magnesio).

En cuanto al potasio (K):

  • Algunas plantas acumulan K en sus tejidos a concentraciones superiores a lo  requerido.
  • Las gramíneas tienen menos contenido de K que las leguminosas.
  • Los henos tienen menos K que los silajes.
  • El 86% del K ingerido es excretado por orina (importancia pH urinario)

DESAFIOS:

     Establecer un protocolo de control durante la etapa de vaca seca.

     Diagnosticar, medir, mejorar. CONTROLAR LA GESTION

     Compromiso, participación activa y concienciación del personal

En control de la etapa de vaca seca puede asegurarse:

  • Mantener condición corporal (la vaca no debería perder ni ganar CC).
  • Medir pH urinario en el 10% de las vacas. (normalidad 6,5).
  • Observar materia fecal (no diarréica, no olor acidez, no dureza negruzca)
  • Aspecto del animal.(tranquilidad y confort)
  • Nunca realizar modificaciones bruscas. Consultar con asesores previamente.

Condición Corporal:

  • El objetivo es no tener cambios en condición corporal durante el periodo de vaca seca.
  • Las vacas que pierden condición corporal durante el periodo de vaca seca tienen niveles más altos de ácidos grasos en sangre. Estas vacas tienen mayor riesgo de contraer cetosis y desplazamiento de abomaso.

La CC y el manejo de la alimentación condicionan el estado sanitario  después del parto, el pico de producción de la subsiguiente lactancia. Por ese motivo es importante controlas las enfermedades de mayor incidencia en esa etapa como hipocalcemia, acidosis ruminal y cetosis subclínica

Se propone Planilla para monitoreo. Mide valores y permite detectar puntos críticos  que deberían recibir las correspondientes acciones correctivas. En los renglones figuran las variables a evaluar, ellas recibirán la categoría de ACEPTABLE, NO ACEPTABLE, etc. y en cada caso su correspondiente seguimiento.

Se plantea la necesidad de controlar/monitorear una etapa muy delicada y sensible, con importante efecto sobre la productividad de la vaca lechera, como lo es la etapa de vaca seca. La propuesta de utilizar  planillas para monitorear la etapa de vaca seca forma parte de un Plan basado en la “filosofía” HACCP (Análisis de riesgos y puntos críticos de control) en el tambo. La planilla es de fácil confección, sencilla y de práctica aplicación. Ayuda a detectar problemas, identificar riesgos y promover soluciones. Debería completarse con una frecuencia quincenal (para controlar las mejoras) y coordinar las respuestas y correcciones con el grupo de trabajo involucrado (tambero, nutricionista, veterinario, etc.). 

 
remove_red_eye 1471 forum 12 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved