Efecto del estres por calor y el enfriamiento de las vacas en el verano en la eficiencia alimenticia de las vacas

Publicado el: 13/5/2020
Autor/es:

En las últimas tres décadas se ha publicado mucha información sobre el efecto negativo del estrés por calor del verano en los rasgos productivos y reproductivos de la vaca de alto rendimiento. Sin embargo, existía información muy limitada hasta los últimos años, sobre el efecto del estrés por calor en la eficiencia alimenticia de las vacas (según lo estimado por la relación alimento / leche).

Una publicación especial de NRC de los años ochenta, mostró que los requerimientos de energía para el mantenimiento de las vacas lecheras eran 25% más altos para las vacas expuestas a temperaturas ambiente de 35 C, en comparación con las vacas mantenidas a 20 C. Si traducimos estos datos a vacas de alto rendimiento que comen dietas de mantenimiento × 4, sus esperados requerimientos de alimentación, cuando están estresadas por el calor son más del 5% por encima de los requerimientos de vacas mantenidas en temperaturas normales.

Estudios llevados a cabo en las instalaciones del USDA en los años sesenta mostraron que el requerimiento de alimento para producir un litro de leche era 10% más alto en las vacas de partos del verano, en comparación con las de partos del invierno. La energía de la leche solía estar cerca del 60% de la consumida, cuando las vacas estaban en temperaturas normales, pero solo el 35%, cuando las vacas estuvieron expuestas durante 2 semanas a condiciones de estrés por calor en cámaras climáticas (32 C).

En una encuesta realizada en 13 granjas lecheras comerciales en Alabama durante los meses de invierno, se produjo la cantidad de 1,4 kg de leche por cada kg de MS consumida, en comparación con 1,32 kg de leche producida por kg de MS consumida en meses del verano (5% de disminución en la eficiencia de alimentación).

Investigadores de la Universidad de Arizona publicaron recientemente un estudio realizado en las nuevas cámaras climáticas ubicadas en Tucson. En las vacas de alto rendimiento mantenidas en condiciones climáticas normales, cuya ingesta de alimento estaba restringida, a la de las vacas estresadas por calor, la disminución del rendimiento de la leche fue solo la mitad de la obtenida en las vacas estresadas por calor (30% y 15% en las vacas estresadas por calor y alimentadas en condiciones normales, respectivamente). La reducción en el consumo de alimento, obtenida en las vacas estresadas por calor en este estudio, podría explicar solo la mitad de la disminución en la producción de leche, suponiendo que el resto fue energía utilizada para la activación de los mecanismos corporales para la disipación de calor y los cambios en el metabolismo y en la funccion intestinal de las vacas. En otras palabras, el estrés por calor causa "ineficiencia nutricional".

Basado en el mismo protocolo, formé parte de un equipo de investigadores de los servicios de investigación y extensión agrícola del ministerio de agricultura del estado de Israel, en una investigación realizada en las instalaciones de la granja experimental del ministerio.

Se instalaron dos grupos de vacas de alto rendimiento, con un promedio de 45 kg / d. En el mismo lado de un establo, alimentadas ad lib, una ración TMR (provista en cajas de alimentación individuales con un peso diario) y ordeñadas 3 veces al día. Todas las vacas se enfriaron intensamente mediante una combinación de rociadores y ventilación forzada. La investigación comenzó el 1 de Julio y duró hasta fin de mes. Todas las vacas se enfriaron y se registraron diariamente el consumo de alimento, la producción de leche y otros parámetros. Durante la última semana de Julio, el enfriamiento se detuvo gradualmente en uno de los grupos, mientras que el suministro de alimento al otro se restringió (por pares) al que consumen las vacas no enfriadas y sometidos a estrés por calor.

Los resultados del experimento realizado en Israel se presentan en la tabla siguiente

 

-  Grupo 1 -  Consumo ad lib en julio y restringido al nivel del grupo 2 en agosto
-  Grupo 2 -  Consumo a voluntad en Julio y Agosto.
   *  Las vacas se enfriaron en Julio y Agosto.
 **  Las vacas se enfriaron en Julio y sin enfriamiento en Agosto.
***  Relación Leche: MS -  (kg de leche producida por 1 kg de MS consumida).

 

Al igual de lo que se obtuvo en el "estudio de Arizona", también en el "estudio israelí", la disminución del 20% en el consumo de alimento, de 24.4 a 19.4 kg / Vaca / día, en las vacas que su enfriamiento fue detenido, explicó solo la mitad de la disminución en la producción de leche, y la caída de leche en vacas estresadas por calor fue casi el doble de la obtenida en vacas enfriadas (14 y 8 kg / vaca / día), aunque el consumo de alimento fue el mismo. Se puede decir que las vacas enfriadas en el verano mejoran la eficiencia alimenticia al reducir en 5 a 10% la cantidad de alimento requerido para cierta cantidad de leche producida, en comparacion a vacas estresadas por calor.

En base a los resultados obtenidos en nuestro estudio, se puede hacer el siguiente cálculo:

Si tenemos en cuenta que el costo promedio de alimentación diaria por vaca es de 6 USD y hay 150 dias estresantes de verano en el año, entonces, enfriar las vacas en verano tiene el potencial de reducir el costo de alimentación y aumentar las ganancias anuales por vaca en 50-100 USD. Esta cantidad de dinero está en muchas partes del mundo, por encima del costo necesario para operar los sistemas de enfriamiento para las vacas en el verano.

 
remove_red_eye 81 forum 1 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved