Prevención, diagnóstico y tratamiento de babesiosis y anaplasmosis

Publicado el: 17/11/2017
Autor/es:
  • El diagnóstico diferencial de estas enfermedades (bebesiosis por Babesia bigemina, babesiosis por Babesia bovis y anaplasmosis) en los brotes de tristeza parasitaria es importante para instaurar medidas adecuadas de control y tratamiento.

 

Antecedentes

En términos generales en las babesiosis producidas por B. bovis y B. bigemina enferman y mueren muchos animales en un corto período de tiempo, y en la anaplasmosis, provocada por Anaplasma marginale, los casos y las muertes ocurren “en goteo”. Es usual que los brotes sucedan en potreros determinados en campos de montes en épocas de mayor actividad de las garrapatas, especialmente en otoño (mayor desafío larvario e inóculo del agente causal). En el caso de la anaplasmosis, debido a su largo período prepatente, se pueden presentar brotes al inicio del invierno. No se descarta la presencia de ambos agentes (Babesia spp. y A. marginale) en un mismo brote.

 

Prevención

Para prevenir la tristeza parasitaria en primer lugar es necesario realizar un diagnóstico de situación de equilibrio/desequilibrio enzoótico. Se debe realizar la extracción de sangre sin anticoagulante de 10-15 animales por cada categoría (sobreaño, adultos 2-3 años) y enviarlo a DILAVE para estudios serológicos. Con los resultados obtenidos se puede hacer inferencia al resto de la población en estudio y tomar decisiones específicas para cada establecimiento.

Si más del 80% del rodeo es diagnosticado como positivo para los tres hemoparásitos se considera en situación de equilibrio enzoótico. En esta situación no hay mayor riesgo de ocurrencia de brotes de tristeza parasitaria. Si se va a comenzar con un plan de control con la finalidad de disminuir la población de garrapatas del establecimiento es recomendable la vacunación a los terneros menores a 9 meses todos los años.

Si se diagnostica entre el 20-79% del rodeo positivo para alguno o para los tres hemoparásitos, se está frente a una situación de desequilibrio enzoótico. En esta situación, es muy probable que puedan aparecer brotes de tristeza parasitaria. En este caso, se recomienda vacunar a los terneros menores de nueve meses si es posible durante el invierno, cuando la población de garrapatas no es muy alta, de esta manera el desafío a los hemoparásitos será menor.

Cuando menos del 20% del rodeo es serológicamente negativo no hay riesgo de ocurrencia de tristeza, a menos que aumente la población de garrapatas. De cualquier forma es aconsejable vacunar, a menos que se decida por erradicar la garrapata del rodeo. Si hay garrapata y no hay animales serológicamente positivos es porque no hay hematozoarios. En este caso es necesario evitar la introducción de animales con garrapatas de otra región.

Recordar que una de las principales causas de trasmisión en Anaplasmosis, es por el uso de material contaminado. Por lo tanto, el cuidado de la desinfección de agujas, cuchillos, etc. entre un animal y otro es fundamental para la prevención de la misma.

 

Diagnóstico

En una primera instancia, los datos de la anamnesis del establecimiento y la sintomatología clínica podrán orientar al diagnóstico. Uno de los signos clínicos característicos causados por los tres agentes es la fiebre (40-41 0C). Si bien tanto A. marginale como Babesia spp. causan anemia, la presencia de hemoglobinuria se observa únicamente cuando el brote es causado por babesiosis. Además, en los brotes de babesiosis por B. bovis se observan signos nerviosos.

Para el diagnóstico de tristeza parasitaria es necesario enviar sangre con anticoagulante para hematocrito y frotis de sangre. Dado que B. bovis se adhiere a los endotelios, es necesario enviar un frotis de sangre periférica obtenida mediante punción de la oreja o la cola. El resultado del hematocrito es importante para determinar el grado de anemia. Además de auxiliar en el diagnóstico, permite realizar un pronóstico del animal y determinar la necesidad de una transfusión de sangre.

En los brotes donde ocurren muertes, la necropsia es importante dado que facilita el diagnóstico de la enfermedad. Las principales lesiones que se pueden observar son: ictericia, aumento de tamaño del hígado el que se presenta amarillento o marrón (Fig. 1), aumento del tamaño del bazo (esplenomegalia) (Fig. 2) y hemorragias cardiacas (Fig. 3). En el caso de babesiosis es importante observar el cerebro que presenta marcada congestión (enrojecimiento) de la corteza cerebral (Fig. 4); esta lesión se considera indicativa de babesiosis por B. bovis. Para el diagnóstico de babesiosis es importante observar el contenido de la vejiga, para constatar hemoglobinuria (Fig. 5), aunque en algunos casos crónicos puede no presentarse esta alteración. En algunos casos de babesiosis se observa el riñón marrón oscuro y con edema perirenal (Fig. 6).

 

 

 

 

 

 

 

Para el diagnóstico de laboratorio se debe enviar sangre con anticoagulante, frotis de sangre periférica y, en el caso de necropsias, bazo, cerebro, miocardio y riñón refrigerados a los laboratorios de diagnóstico de DILAVE (Paysandú, Treinta y Tres, Tacuarembó, Montevideo) para el Centro Universitario de Salto (Drs José Venzal, y Teresa Armua) o para un laboratorio privado que ofrezca este servicio (ANEXO 1).

 

Tratamiento

Para el tratamiento es necesario confirmar si se trata de babesiosis o anaplasmosis. En ambos casos, es recomendable realizar el tratamiento de los animales enfermos, y tomar medidas para evitar más pérdidas, tanto por animales enfermos como por muertes. Es necesario identificar y tratar a los animales enfermos lo antes posible antes que la anemia sea severa. Animales con severa anemia van a responder menos al tratamiento y la recuperación se retrasará (2-3 meses). Los principios activos recomendados para babesiosis son Aceturato de diminazene (Dosis: 3,5mg\kg) o Imidocarb (Dosis: 1-2mg\kg).

Para prevenir que otros animales del rodeo se enfermen se recomienda el monitoreo diario de los bovinos en riesgo para el tratamiento de animales enfermos. En caso de que el monitoreo no sea posible se recomienda la aplicación de Imidocarb (Dosis: 2mg\kg) a todos los bovinos en riesgo. Este fármaco protege a los animales por 3-5 semanas.

Para el tratamiento de anaplasmosis se recomienda utilizar Oxitetraciclina (Dosis de 6-10 mg\kg hasta 3 días) o Tetraciclina de larga acción (Dosis de 20 mg\kg por vía intramuscular). También se puede administrar Imidocarb a la dosis de 3mg\kg. Para proteger a los animales que todavía no enfermaron, se recomienda la administración de 20mg\kg de Tetraciclina de larga acción cuya protección es de 28 días. Puede ser necesario repetir la dosis a los 28 días para mantener a los animales protegidos. Si los animales están siendo racionados o suplementados con sales minerales se puede agregar Tetraciclina (Dosis: 1,1 mg\kg) diariamente en el alimento hasta que no sea necesaria más protección.

Los animales con signos clínicos deben ser manejados con cuidado para impedir su muerte. Si el resultado del hematocrito es inferior al 15% se recomienda una transfusión de sangre. En casos de muertes de bovinos por babesiosis, la utilización de medicamentos con vitaminas no contribuye demasiado dado que es probable que las muertes sucedan antes (anemia aguda) de que los fármacos Laboratorios donde remitir las muestras: - Laboratorios de diagnóstico de DILAVE (Paysandú, Treinta y Tres, Tacuarembó, Montevideo) - Laboratorio de vectores y enfermedades transmitidas del Centro Universitario de Salto (Drs José Venzal y Teresa Armua) - Plataforma de Salud Animal, INIA La Estanzuela. - Laboratorios privados que ofrezcan este servicio. En caso de sospecha de casos de tristeza parasitaria obtener las siguientes muestras de animales que presenten sintomatología clínica y sin tratar: actúen. Sin embargo, cuando el brote haya finalizado, el uso de vitaminas y cambios en el manejo nutricional, favorecerán la recuperación del rodeo.

Asimismo, tanto en la anaplasmosis como en la babesiosis es necesario tratar al rodeo con acaricidas para disminuir la infestación por garrapata. Es aconsejable que los animales tratados permanezcan en un potrero seguro (con baja población de huevos y larvas de garrapatas). Debemos considerar que en anaplasmosis puede ser transmitida por otros vectores (como los tábanos) y en forma iatrogénica, mediante el uso de agujas u otros instrumentos cortantes. Por esta razón, es necesario utilizar una aguja hipodérmica por animal, tanto en la aplicación de medicamentos como en la extracción de sangre.

 

ANEXO 1.

Acondicionamiento y remisión de muestras para diagnóstico de brotes de tristeza parasitaria

En caso de sospecha de casos de tristeza parasitaria obtener las siguientes muestras de animales que presenten sintomatología clínica y sin tratar:

A) Muestras de sangre:

  • Sangre extraída de la vena yugular o de la coxígea con anticoagulante (Hematocrito, B. bigemina y A. marginale)
  • Frotis finos de raspado de punta de cola (B. bovis)

B) Material de necropsia:

  • Improntas de órganos u órganos refrigerados: riñón, corazón, bazo, hígado, cerebro

Es importante secar rápidamente al aire los frotis y las improntas de órganos

Laboratorios donde remitir las muestras:

  • Laboratorios de diagnóstico de DILAVE (Paysandú, Treinta y Tres, Tacuarembó, Montevideo)
  • Laboratorio de vectores y enfermedades transmitidas del Centro Universitario de Salto (Drs José Venzal y Teresa Armua)
  • Plataforma de Salud Animal, INIA La Estanzuela.
  • Laboratorios privados que ofrezcan este servicio.
 
remove_red_eye 14483 forum 28 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved