La siguiente publicación técnica esta relacionada al evento:
XXVII Reunión Internacional sobre producción de Carne y Leche en climas cálidos

Comparación de variedades de alfalfa y trébol en Sonora, México

Publicado el: 9/10/2018
Autor/es:
Resumen

El objetivo de este estudio fue comparar variedades de alfalfa y de trébol mediante el rendimiento de forraje seco y el contenido de proteína cruda. Los tratamientos fueron nueve variedades de alfalfa: Comet, Genex 9690, Genex 9890, Genex 9680, Genex 9580, Genex 9790, Pioneer 5715, Pioneer 5939 y Cuf-101; la variedad multicut de trébol berseem y ladino de trébol blanco. Se utilizó el diseño bloques al azar con cuatro repeticiones. Las variedades con mayor (P<0.05) rendimiento fueron Genex 9890 y Genex 9680, mientras que las variedades de alfalfa: Comet, Genex 9790 y Cuf-101; y de trébol: berseem var. multicut y blanco var. ladino tuvieron valores de rendimiento menores (P<0.05). En relación al contenido de proteína cruda, no se encontró diferencia significativa (P>0.05) entre las once variedades. Se concluye que para el área de Vicam, Sonora las variedades de alfalfa Genex 9890 y Genex 9680 presentan los mayores rendimientos de forraje seco y que el total de variedades estudiadas no difieren en contenido de proteína cruda.
Palabras claves: Forraje, alimentación animal, producción de masa.

INTRODUCCIÓN

Los cultivos forrajeros son utilizados en la alimentación del ganado en la mayoría de las regiones agrícolas del mundo. En todas ellas, muchos son los factores que contribuyen a afectar su persistencia y productividad al ser usados para heno, ensilaje o pastoreo. Entre esos factores podemos mencionar las condiciones del medio ambiente, características del suelo, manejo de cosecha, especies y/o manejo del cultivo. La decisión más importante que un productor de forraje tiene que tomar es la elección de la o las variedades las cuales presenten la mejor adaptación y que reúnan los requerimientos nutricionales del animal. Debido a que el rendimiento y calidad de las leguminosas forrajeras son afectados fácilmente por factores ambientales, se han realizado varias pruebas para evaluar su comportamiento en diferentes regiones del mundo. Varias líneas de Trifolium y Medicago han mostrado ser útiles en áreas con invierno moderado (Taylor y col., 1979). Por otra parte, Lodge y col. (1993) evaluaron el rendimiento de materia seca de 15 leguminosas forrajeras anuales y siete perenes, y encontraron rendimientos más altos en primavera e invierno para Trifolium hirtum cv. Hykon, T. subterraneum var. subterraneum cvv. Seaton Park y Woogenellup, T. subterraneum var brachycalycinum cv. Clare, Medicago aculeate, y M. sativa cv. Pionner 581. Los resultados antes mencionados fueron obtenidos con parcelas agronómicas; sin embargo, la respuesta de las leguminosas podría ser diferente al ser pastoreadas debido a una reducción más rápida del número de plantas en la pradera. Rossiter (1972), en una prueba de pastoreo, encontró mayor dominancia y persistencia

para T. subterraneum comparado con T. hirtum y T. cherleri. La alfalfa ha sido estudiada ampliamente por su uso para heno y pastoreo en sistemas intensivos y extensivos. Guyton y col. (1992) compararon 15 variedades de alfalfa en una región tropical y determinaron que Florida 66, Waterman-Loomis 60 y Florida 77 fueron las variedades más rendidoras y con aceptable contenido mineral para las necesidades del animal. Terrill y col. (1996) determinaron el rendimiento y calidad del forraje de cacahuate forrajero (Arachis glabrata Bentch) y alfalfa. Ellos no solo encontraron un rendimiento más alto para alfalfa que para cacahuate, sino también una más alta concentración de proteína cruda y más bajas concentraciones de FDN y FDA en alfalfa. Esta misma respuesta fue publicada por Zhu y col. (1996) quienes compararon seis especies de alfalfa contra trébol rojo var. Arlington. El objetivo de este estudio fue comparar nueve variedades de alfalfa y dos de trébol mediante el rendimiento de forraje seco y el contenido de proteína cruda.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

El estudio se realizó en el municipio de Vícam, Sonora, ubicado a 27º 38' 05'' latitud norte y 110º 17' 19 '' longitud oeste. El terreno se preparó con barbecho, rastreo, tabloneo y trazo de riego. Con el rastreo se incorporaron 100 kg de N/ha y 100 kg de P2O5/ha. Después de cada corte se fertilizó con 25 kg de N/ha. La siembra se llevó a cabo al voleo sobre terreno seco y se cubrió la semilla con un paso de rastra de ramas. La densidad de siembra fue de 20 kg de semilla/ha, con excepción de trébol blanco ladino cuya densidad fue de 10 kg de semilla/ha. En total se realizaron seis cortes con intervalo de 30 días en alfalfa con excepción de la variedad Genex 9690 (cinco cortes) y cinco cortes en las variedades de trébol. El área de cada unidad experimental fue de 32 m2. Los tratamientos fueron nueve variedades de alfalfa: Comet, Genex 9690, Genex 9890, Genex 9680, Genex 9580, Genex 9790, Pioneer 5715, Pioneer 5939 y Cuf-101; una variedad de trébol berseem (multicut) y una de trébol blanco (ladino). Se estimaron el rendimiento de forraje seco y porcentaje de proteína cruda. Los muestreos se realizaron cada 30 días y se tomaron tres observaciones de cada unidad experimental. Submuestras de forraje fueron secadas por 48 horas a 60 ºC en estufa de aire forzado. Después de cada muestreo se cortó el forraje restante en la parcela y se regó y fertilizó con 25 kg de N/ha, para su recuperación. Se utilizó el diseño bloques al azar con cuatro repeticiones y se usó el procedimiento ANOVA y la opción LSD del paquete SAS (SAS, 1995) para el análisis de los datos.

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

En el Cuadro 1 se muestra el rendimiento total de forraje seco de las variedades evaluadas de alfalfa y trébol. Las variedades con mayores (P<0.05) rendimientos fueron Genex 9890 y Genex 9680 con valores de 24.6 y 24.0 t/ha/, mientras que las variedades de alfalfa: Comet, Genex 9790 y Cuf-101; y de trébol: berseem var. multicut y blanco var. ladino tuvieron valores de rendimiento menores (P<0.05) de 21.0, 21.0, 21.0, 19.0 y 15.5 t/ha, respectivamente. En relación al contenido de proteína cruda, no se encontró diferencia significativa (P>0.05) entre las once variedades, promediando 25.4% ± 2.3. En la selección de variedades de leguminosas forrajeras para el noroeste

de México se deben de tener en cuenta varias características entre ellas destacan rendimiento de forraje, valor nutritivo, consumo, resistencia al pastoreo y respuesta a la aplicación de agua y de fertilizantes. Los resultados de este estudio concuerdan con aquellos obtenidos por Ibarra y col. (2007) quienes compararon nueve variedades de alfalfa en Carbó, Sonora. Las variedades Genex 9790 y Cuf-101 fueron iguales con producciones de 23.0 y 24.6 t/ha, pero también Genex 9680 fue igual con 24.5 t/ha de forraje seco, además, no encontraron diferencias en contenido de proteína cruda con promedio de 25% ± 2.3. Por el contrario, en Huepac, Sonora, Ibarra y col. (2004) encontraron mayores rendimientos con trébol berseem (23.8 t/ha) y alfalfa Genex 9790 (22.4 t/ha) en comparación con las variedades de alfalfa Genex 9890 (21.0 t/ha) y Genex 9680 (21.0 t/ha). El porciento de proteína fue igual entre variedades con promedio de 24.7%. Zapata y col. (1999) determinaron a las variedades de alfalfa Pioneer 5929, Genex 9680 y Cuf-101 como las de mayor rendimiento de forraje seco para el área de Moctezuma, Sonora. Al igual que en los resultados anteriores, el contenido de proteína fue igual entre variedades con promedio de 25.3%. Ibarra y col. (2002), para el área de Santa Ana, Sonora, recomendaron la siembra de las variedades de alfalfa Genex 9890, Cuf-101 y Astro y encontraron porcentajes de proteína cruda similares entre variedades con promedio de 25.0%.

 

CONCLUSIONES

En la actualidad se cuenta con variedades de alfalfa y trébol cuyas características anatómicas, fisiológicas y nutricionales, hacen posible su utilización bajo pastoreo y/o henificado. Su evaluación en el noroeste de México es fundamental, para determinar su integración a los sistemas productivos de carne o leche, que existen en la región. Se concluye que para el área de Vícam, Sonora las variedades de alfalfa Genex 9890 y Genex 9680 presentan los mayores rendimientos de forraje seco y que el total de variedades estudiadas no difieren en contenido de proteína cruda.

 

Referencias bibliográficas

 
Autor/es
 
remove_red_eye 865 forum 8 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved