Uniformidad en Gallinas Reproductoras Pesadas

Publicado el: 15/5/2015
Autor/es:

En la crianza de reproductoras pesadas, la uniformidad del peso corporal, es quizás el factor más importante y determinante para poder obtener resultados homogéneos en el periodo de producción de huevos, en el rendimiento de incubación y en la variabilidad de los pesos a mercado de los pollos de engorde.

El termino uniformidad, es utilizado como parámetro para definir la variación en el peso corporal de un lote de aves, ya que es una forma fácil, práctica y repetible de evaluar el desempeño de crecimiento de un lote de reproductoras (Mattioli, 2011).

Para obtener el parámetro de la uniformidad, se toma el número de aves que están más menos (+/-) 10% del peso promedio. Con esto se establece el rango mínimo y el rango máximo. Las aves que están entre ambos rangos, representan el % de uniformidad de la muestra y/o de la población (Cobb-Vantress, 2008).

Hay que tomar en consideración que las reproductoras, como en cualquier otra población de seres vivos, hay individuos que se desarrollan con diferentes tasas de crecimiento a otros, aun cuando las condiciones de manejo son similares para todas. En la figura 1, se muestra el comportamiento de  la uniformidad, deseado en una población de reproductoras.

Figura 1: Distribución optima de una población de reproductoras. 

Existen factores claves para un adecuado manejo de la uniformidad:

  • Condiciones de recibo: temperatura, humedad, densidad, alimentación, agua, etc.
  • Espacio de comedero
  • Distribución del alimento
  • Oportunas clasificaciones de peso
  • Criterio técnico para cálculo semanal de la ración
  • Estado sanitario de las aves

Desarrollo Fisiológico de las aves

Las aves presentan un específico desarrollo fisiológico según su edad (figura2), que permite al técnico, definir cuáles son los momentos oportunos para hacer una clasificación de peso al 100% de las aves del lote. Por ejemplo, hasta la 4ª semana de edad, se desarrolla el sistema inmune, sistema cardiovascular, sistema esquelético y el plumaje. Para la 12ª semana, se ha desarrollado hasta el 95 % del desarrollo esquelético (talla del ave) y además se inicia el desarrollo de órganos reproductivos internos. A partir de la 15ª semana, se da un rápido desarrollo  muscular, de órganos y hormonas sexuales (Aviagen, 2001).

Figura 2: Desarrollo Fisiológico de la Reproductora Pesada. - Fuente: Aviagen, 2001.

Basados en el desarrollo fisiológico de la gallina, se puede utilizar el cuadro 1, como referencia para la programación de las clasificaciones 100%, que se deben hacer en un lote de reproductoras pesadas, para poder distribuir las aves en secciones diferentes según su peso y alimentarlas consecuentemente.

Clasificaciones de peso

Si las pollitas reproductoras que llegan a la granja el primer día, provienen de madres de diferentes edades, se deben alojar por separado, para disminuir la competencia entre aves de diferentes tamaños y favorecer el desarrollo óptimo en la primera semana. Aunque las pollitas provengan de madres de una sola edad, siempre habrá variabilidad en los tamaños de los animales. Por esta razón es que la selección por tamaño, hecha mediante revisión ocular, es recomendable. Con esto aseguramos poder brindar cuidados especiales a las aves más pequeñas, para que el rendimiento general del lote al final de la primera semana, sea el deseado.

Cuadro 1: Clasificaciones de peso

Hay que tener en consideración que todos los lotes, no se comportan igual, por lo tanto es necesaria la supervisión técnica y analítica a la hora de tomar decisiones, en el cuándo hacer las clasificaciones y en especial, como y cuanto se debe alimentar a las aves con pesos diferentes, de manera que al final del ciclo de crianza todas estén muy cerca del peso idóneo y esto de como resultados niveles de uniformidad mayores al 80%, previo al inicio de la postura. Eso confirma la frase que “criar reproductoras pesadas, más que una labor es un arte”.

Hacer una clasificación de peso, necesita una programación previa de todas las actividades, por ejemplo, poder anticipar cual sería el porcentaje de aves según peso y cuáles serán las secciones donde vamos a alojar las aves. Esto permitirá distribuir las aves en secciones donde la densidad por área y por espacio de comedero y bebedero, sean las ideales, figura 3.

Figura 4: Espacio de comedero ideal, en crianza de reproductoras. - Fuente: Bakker, W. 2010.

Las aves livianas, son las aves con las que más hay que hacer esfuerzos, puesto que su ganancia de peso es menor al promedio del grupo y recurrentemente baja la uniformidad del grupo. Esto es una realidad que muchas veces hace olvidar que las mejores aves del grupo son las aves pesadas y se las castiga tratando de frenar su crecimiento de forma súbita, lo cual irremediablemente afectara su desarrollo fisiológico normal.

Cuando el peso promedio de los grupos de las aves livianas como el de las aves pesadas, está alejado del peso promedio, es preciso hacer nuevas curvas de peso meta para cada uno de los grupos de manera que su recuperación, en el caso de las livianas y la evolución del peso en el caso de las pesadas, sea gradual y que al cabo del ciclo estén idealmente cerca del peso promedio del grupo.

Espacio de comederos

De poco valdrá hacer una clasificación excelente, si vamos a poner las aves en secciones donde las pollas cuenten con poco espacio de comedero. A la vuelta de 15 días, la uniformidad será peor que al inicio y esto le provocara a las aves, altibajos severos que pueden alterar su normal desarrollo fisiológico. En la figura 3, se muestra una tabla sugerida para el espacio de comedero en pollonas.

Figura 3: Espacio de comedero en pollonas, según la edad. - Fuente: Bryant, C. 2012.

Uniformidad después de las 15 semanas

Si el manejo de la uniformidad ha sido bueno y el lote presenta una uniformidad superior al 80% al llegar a la edad de 14 semanas, resultara mucho más fácil para el técnico, el manejo del lote en esta última etapa, tanto para la programación del alimento, como del inicio de la foto estimulación. De lo contrario, será necesario hacer ajustes en las curvas de peso para los grupos de aves más pequeños y para el grupo de las más grandes también.

Cuando se tengan las aves en grupos separados por peso, es importante programar que el acercamiento del peso promedio del grupo hacia el peso meta, sea en una forma lenta y progresiva. Hay que recordar que lo que se pretende es que el ave gane musculatura (fleshing) y no depósitos de grasa. Pues si se aumenta indiscriminadamente el consumo del alimento, las aves ganaran peso fácilmente, puesto que su base genética se lo permite, pero esas aves tenderán a parecerse a los pollos de engorde y tendrán problemas con la postura de huevos. En la figura 5, se muestra como debe ser la forma de la pechuga (fleshing) de las hembras de acuerdo a la edad.

Fleshing o Encarnamiento de la Pechuga

Figura 5: Conformación de la Pechuga, según la edad. - Fuente: Bakker, W. 2010.

Como se especificó en el cuadro 1, la última clasificación de las aves, entre las 15 y 16 semanas de edad, se puede hacer mediante la palpación de la pechuga, lo cual tiene una relación directa con el peso corporal del animal. En la figura 6 se muestra como es la conformación de la pechuga, según el grado de fleshing y en la figura 7, se demuestra cómo debe hacerse la palpación de las aves.

Figura 6: Conformación de la pechuga, según el grado de fleshing. - Fuente: Bakker, W. 2010.

Con personal bien entrenado se puede hacer una clasificación mediante la palpación de la pechuga y ser muy efectivo en la separación de las aves según su peso y conformación.

Figura 7: Grados de fleshing, según la edad. - Fuente: Bakker, W. 2010.

La uniformidad y la tecnología

Una clasificación 100% de las aves, para hacer separaciones de peso, significa que se debe manipular todas y cada una de las pollonas de forma manual. Este trabajo resulta ser una labor muy tediosa y cansada para el personal, lo cual repercute en constantes errores a la hora de poner cada ave en la sección que le corresponde. Además hay que contar las aves, lo que resulta más trabajo para la cuadrilla y mucho más estrés para las aves. Hoy en día, existen muchas opciones en cuanto a romanas digitales, para este tipo de labores, las cuales facilitan el cálculo de los estadísticos y cuentan las aves de forma automática


Figura 8: Romana Inteligente. - Fuente: Aviesa, 2015. 

En Costa Rica, recientemente se ha desarrollado una báscula, que mediante conexión inalámbrica a una computadora, transfiere la información en tiempo real, procesa los datos y los muestra o los envía mediante correos electrónicos a los usuarios preestablecidos. Si hay conexión con internet, el supervisor, gerente o cualquier persona autorizada, puede seguir en tiempo real lo que está sucediendo durante las labores de pesaje.

Es ideal para pesajes semanales, ya que la información de los muestreos será hecha por el software y no por el personal, evitando errores de cálculo y además evita que alguien pueda manipular la información.

Esta romana está diseñada especialmente para las clasificaciones de peso. En la mañana se hace un muestreo de peso, el software procesa la información y mediante cálculos estadísticos, sugiere al usuario, los rangos de peso en los cuales debería separar las aves. Sin embargo, si el usuario prefiere, él puede establecer los rangos de peso que se van usar para separar.

Una vez definido los rangos de peso, se inician las labores de pesaje. Con cada ave que se pone en la romana, el software le indica al operario, mediante la pantalla de la romana, no el peso del ave, pero si a que sección de peso debe ir esa ave. De esta forma, no deja la decisión en manos del operario y esto evita errores, en especial cuando el cansancio se hace presente en el personal.


Conclusiones

  • Para mantener uniformidades optimas, se debe brindar a las aves el confort necesario, especialmente espacio de comedero.
  • Las labores de uniformidad, inician el mismo día que ingresan las aves al galpón.
  • Previo a una clasificación, se debe hacer obligatoriamente la programación de donde y como se albergaran los futuros grupos de aves.
  • Una vez hecha la clasificación, no terminan las labores ahí. Se debe alimentar las aves apropiadamente, para mantener los niveles de uniformidad.
  • Las clasificaciones de peso deben hacerse oportunamente, basadas en decisiones técnicas y no necesariamente basándose en edades fijadas previamente.


Recomendaciones

  • Se debe usar tecnología disponible para que las clasificaciones, sean efectivas y de una alta confiabilidad.
  • Se debe reducir la intervención humana en los cálculos de campo, para reducir al mínimo los errores.
  • El manejo de la uniformidad, debe hecho siempre basado en conocimiento técnico, ya que no hay recetas ni tampoco todos los lotes se comportan igual.


Bibliografía

  1. Aviagen. 2001. Manual de Manejo Reproductora Ross 308. Alabama. Ross Breeders Mgt Guide Spanish. Aviagen. USA. 
  2. Aviesa. 2015. Basculas Digitales Rotem. México. 
  3. Bakker, W. 2010. Manejo de Reproductores Pesados Durante la Fase de Crianza. Cobb-Vantress. US.
  4. Bryant, C. 2012. Evaluación y clasificación de pollonas reproductoras para mejorar la uniformidad de la parvada. Cobb-Vantress. USA. 
 
remove_red_eye 6290 forum 17 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved