Engormix/Agricultura/Artículos técnicos

El pachuli, el protector de los suelos agrícolas

Publicado el: 4/2/2019
Autor/es: Juan Castellanos Arias
El pachuli, el protector de los suelos agrícolas - Image 1
El nombre científico del pachuli es Vetiveria zizanioides y su origen es el sur de Asia (India, Ceylán, Indonesia y otros). Es una planta de 2 metros de altura, la cual reúne una serie de características que las hacen interesante para variadas situaciones en la zona rural. Dispone esta planta de un sistema radicular, el cual se desarrolla de forma vertical extendiéndose hasta 5 y 6 metros de profundidad. No es una planta invasora, no produciendo semillas con excepción de algunas variedades, las cuales son de menor utilidad. La reproducción se logra a través de hijuelos, los cuales estarán en condiciones de trasplantar a los 12 meses de sembrada la planta madre. Es planta de gran resistencia a la sequía y también a las inundaciones, en ambas situaciones puede durar más de 6 meses.
Tiene la propiedad el pachuli, de descontaminar el agua de metales pesados y de otros contaminantes. Puede perdurar por tiempo indefinido inundada de agua, siempre que sea de escorrentía. Resiste a P. H. (potencial de hidrogeno), fuertemente acido 3.0 – 3.5 y fuertemente alcalino 11.0. También se desarrolla en terrenos altamente salinos, donde otras especies no pueden desarrollarse. En la India y demás países del Sur de Asia y el África, se utiliza su parte foliar, en el techado de las casas. En los polos turísticos, también se utiliza en el techado de kioskos y otras construcciones. De sus tallos y hojas se fabrican carteras, sombreros, canastos, bolsas, etc., y con sus tallos en floración se fabrican escobas. Las plantas de pachuli también son utilizadas, como repelentes de insectos y en la limpieza de aguas residuales, también de piscinas y estanques de agua para diferentes usos. Para lograr esto, se colocan las plantas de pachuli en flotadores de bambú o de pvc, en la superficie del acuífero durante un tiempo determinado.
Las hojas tiernas del pachuli son utilizadas como forraje, principalmente en las épocas de sequias, época en que no hay forrajes de ninguna especie, que haya podido  resistir la falta de agua. Analizadas las hojas tiernas del pachuli, muestran un 12% de proteínas, cercano al contenido proteico de la alfalfa que está en 16.5%, la cual es denominada la “reina de las forrajeras”. Otro pasto muy utilizado por los ganaderos es la yerba de guinea, esta tiene de 5.5 % a 15 % de proteína. El pachuli o vetiver como hemos señalado en otras ocasiones, no es un pasto muy apetecido por los animales domésticos, pero cuando no hay otros forrajes, los animales lo consumen para saciar el hambre. También se ha comprobado que el pachuli logra extraer del aire, unas 70 toneladas de CO2, por hectárea por año, unas de las plantas más efectiva en cuanto a la reducción de este gas, en el aire que respiramos. De las raíces del pachuli se extraen aceites esenciales, los cuales son la base para la elaboración de perfumes de alta calidad. Según nos enteramos recientemente, en Haití todavía persisten empresas europeas, que tienen plantaciones de esta gramínea con la finalidad de extraer de sus raíces los aceites esenciales.
Con todas estas características tan interesantes, que muestran las plantas de esta gramínea, la que más nos interesa es la propiedad que tiene de detener el agua proveniente de las lluvias y permitir que esta penetre en el terreno,  a través de su amplio y muy desarrollado sistema radicular, hacia las profundidades del suelo. Es muy utilizada esta planta por los ingenieros de todas las especialidades. Los ingenieros de la construcción y arquitectos, las utilizan en los alrededores de los edificios, en los taludes de las carreteras, en las presas, con el fin de evitar los derrumbes y la erosión del suelo. Los ingenieros agrónomos ven en el pachuli, la forma de hacer más eficiente los trabajos de conservación del suelo.
El pachuli, el protector de los suelos agrícolas - Image 2

El productor Amable Nuñez, siembra con pachuli todo el borde de la cárcava, la cual le ha destruido media hectárea de terreno de superior calidad
Cuando se preparan zanjas siguiendo las curvas de nivel, para lograr mayor éxito con ese método, debe sembrarse en la parte superior de la zanja una hilera de pachuli. Esa barrera que se crea con el pachuli, logra evitar los derrumbes en la zanja y a la vez favorece la penetración del agua a las profundidades del suelo, almacenándose para las épocas de sequía. El pachuli o vetiver es lo más efectivo que se conoce, para detener el avance de las cárcavas y también evitar los derrumbes de taludes, en las vías de comunicación. Otra ventaja que presenta esta planta, es la esterilidad. Aunque existen algunas especies que producen flores y semillas, las que tenemos en el país provienen del Sur de la India, donde tiene el origen el pachuli estéril el cual no produce semillas. El pachuli que tenemos y que a la vez, estamos reproduciendo en la Regional Norte de Agricultura, se multiplica a través de hijuelos que brotan alrededor de la planta madre. A los 12 meses de sembradas, se pueden obtener los hijuelos listos para la siembra.
El pachuli, el protector de los suelos agrícolas - Image 3

En la determinación de la curva de nivel para terrenos inclinados o de pendiente, el caballete es el aparato ideal. Luego se siembra el pachuli en la parte superior de la zanja, construida siguiendo la curva nivel
¿Cuál es la ventaja de la esterilidad del pachuli? En primer lugar que no va a invadir el predio en aquellos lugares que están destinados para los cosechas tradicionales, desarrollándose solamente en las hileras dispuestas siguiendo las curvas de nivel, sin competir con los cultivos. En segundo lugar al ser un clon, no habrá variación genética por lo tanto seguirá siendo la variedad o especie, mejor para los proyectos de conservación de suelos, como también para la producción de aceites esenciales.
 
Autor/es:
 
Visualizaciones344Comentarios3EstadísticasCompartir