Manejo proactivo de la resistencia a herbicidas en malezas del maíz

Publicado el: 3/4/2014
Autor/es: Dr. Enrique Rosales Robles , Especialista en manejo de malezas. México
Información del video
Ver más

La resistencia a herbicidas puede definirse como la capacidad evolutiva de una población de malezas para sobrevivir a la aplicación de un herbicida que se sabe que previamente la controlaba. Mientras que la tolerancia a herbicidas es la capacidad inherente de una especie para sobrevivir y reproducirse después de un tratamiento herbicida (WSSA). 

 

Un ejemplo de tolerancia a herbicidas es que el Peak (prosulfuron) controla al girasol  (Helianthus annuus)  pero el trompillo (Solanum elaeagnifolium) es tolerante a este herbicida, es decir, nunca ha sido controlado por este herbicida. Y un ejemplo de resistencia es que el glifosato no controla a algunos biotipos de altamisa (Ambrosia artemisiifolia), en EUA, maleza que anteriormente era controlada por este herbicida “esta maleza ha generado resistencia al herbicida”.

La generación de resistencia a herbicidas es un problema latente, especialmente en cultivos como maíz ya que es necesario realizar cambios en las prácticas de manejo de las malezas y del cultivo, el cual incrementa el costo del manejo de dichas malezas, reduce las opciones de herbicidas viables para el control y provoca pérdida del rendimiento potencial e ingresos del productor.

Estado actual de la resistencia a herbicidas

Actualmente siguen las investigaciones para encontrar nuevos mecanismos de acción de los herbicidas, el último se introdujo hace más de 20 años (inhibidores de pigmentos), esta situación preocupa pues el número de malezas resistentes a herbicidas continúa incrementándose en el mundo, así como malezas resistentes a más de un herbicida, este último conocido como resistencia múltiple, el cual ya se presenta en 50 especies, por ejemplo la Ambrosia trífida, Amaranthus Palmeri y Ambrosia artemisifolia presentan resistencia a 2 mecanismos de acción. Un caso extremo es el Amaranthus rudis que ya tiene resistencia a 3 mecanismos de acción.

El ingrediente activo (AI) más usado en la actualidad es el glifosato, este herbicida sigue presentando nuevos casos de resistencia, no es una excepción puesto que todos los grupos por modo y mecanismo de acción tienen el mismo problema. Sin embargo, la resistencia no ha provocado la pérdida total de ningún herbicida, pero si obliga a los productores y empresas a cambiar su modo de aplicación.

Reportes presentados en el 2013 por la ciencia de las malezas señalan que Estados Unidos es el país con más casos de resistencia a herbicidas (163 biotipos con 74 especies), otro país con este problema es Brasil (34 biotipos con 20 especies). Mientras que en México se presenta en 5 biotipos con 5 especies. En Venezuela se reportan 10 casos de resistencia a herbicidas, en Costa Rica 7 casos y en Honduras y Guatemala sólo uno.

Cuadro 1. Estado actual de la resistencia por mecanismo de acción de los herbicidas. (www.weedscience.org)

Tipos de resistencia a herbicidas

Resistencia a Herbicidas Simple. Resistente a sólo un herbicida. Por ejemplo el Zacate Johnson Sorghum halepense resistente a fluazifop.

Resistencia a Herbicidas Cruzada. Resistente a dos o más familias de herbicidas con el mismo mecanismo de acción. Mecanismo de resistencia único.

Resistencia a Herbicidas Múltiple. Resistente a dos o más herbicidas con mecanismos de acción diferentes. Puede ser el resultado de dos o más mecanismo de resistencia.

Cómo confirmar la resistencia a herbicidas

Cuando no se tienen problemas de resistencia a herbicidas se observa una respuesta uniforme de los individuos dentro de una población y el patrón espacial de las plantas que quedan en el lote puede ser correlacionado con la aplicación de herbicidas. Factores como la velocidad del viento, lluvias o incluso la hora de aplicación pueden afectar la eficiencia y es importante saber diferenciarlos de la resistencia.

Por otro lado, cuando se presentan casos de resistencia  se observa que sólo una especie de maleza está presente, especialmente al final del ciclo, todas las otras especies de malezas citadas en la etiqueta del herbicida deben estar controladas. La respuesta de las malezas individuales sobrevivientes varía de poco daño o sin daño a la muerte y el patrón espacial de las malezas sobrevivientes es al azar o consiste de muchas plantas en manchones.

Cómo se desarrolla la resistencia a herbicidas

La principal causa de la resistencia es el uso de monocultivos y otros factores como el uso repetitivo de herbicidas con el mismo modo de acción, aplicaciones repetitivas durante el ciclo del cultivo, sistemas de labranza reducida o labranza cero, evitar el paso de escardas y no controlar “escapes” de malezas.

Las malezas que son resistentes generalmente presentan las siguiente características: tienen hábito de crecimiento anual, alta producción de semillas, varios flujos de emergencia por ciclo, poca latencia de semillas y muy susceptibles al herbicida.

Cómo evitar la resistencia a herbicidas

La diversidad en las prácticas de control de las malezas es la mejor estrategia para evitar resistencias, es muy indispensable que los productores y técnicos comprendan que el uso de herbicidas no es el único método para el control de malezas, se recomienda usar prácticas mecánicas, culturales y biológicas. Otra recomendación es aplicar varios herbicidas con diferentes mecanismos de acción cuyo espectro de control se sobrepone y cada herbicida es activo sobre la misma maleza susceptible.

 Foto: WWSA

La forma más eficiente para prevenir la resistencia es implementar el Manejo Proactivo, este es la implementación de tácticas antes de que se manifiesten las malezas resistentes a herbicidas, contrario al Manejo Reactivo, el cual es la implementación de tácticas después de que la resistencia a herbicidas se ha confirmado en campo, lamentablemente la segunda estrategia es la más usada.

Es por ello que es muy importante enfocarse más sobre tácticas de manejo proactivo, el cual engloba la aplicación eficiente de herbicidas, prácticas mecánicas y culturales. 

Fuente: WSSA

El esquema anterior presenta las herramientas que hay que aplicar para un manejo proactivo de las malezas. El cual deja en claro que el control químico es solo una parte del manejo integrado y su correcta aplicación puede evitar la resistencia.

 
Autor/es
Investigador Asesor en Manejo de Malezas INIFAP y consultor privado en manejo de malezas
 
remove_red_eye 3900 forum 26 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved