Estacas para la producción integral de yuca

Obtención y manejo de estacas de calidad para la producción integral de yuca

Publicado el: 10/10/2006
Autor/es:
La yuca (Manihot esculenta Crantz) es una planta que posee numerosas potecialidades, tanto para su cultivo
como para su aprovechamiento del follaje y de la raíz en la alimentación humana, animal e industrial.
Este cultivoha despertado nuevamente el interés de diferentes instituciones oficiales y privadas, por lo que se nos presenta el desafío del incremento del área de cultivo y de los rendimientos.

La propagación se realiza principalmente en forma vegetativa, por lo que la buena calidad de las estacas destinadas para la plantaci n es de importancia relevante. Estas deben ser producidas bajo novedosos sistemas de producción y manejo, con el fin de garantizar un incremento en la rentabilidad sostenida del cultivo.

Las condiciones sanitarias y las características agronómicas de las plantas de las cuales provengan las estacas, están relacionadas con los efectos de desigualdad de vigor entre plantas de una misma variedad; igualmente las diferencias en producción por planta, la disminución del número de plantas en el momento de la cos echa en relación con el número de estacas plantadas y la presencia de algunas enfermedades también han sido relacionadas, además de ciertos factores climáticos y edáficos. Estos efectos se observan durante las diferentes fases del cultivo.

Diversas tecnologías han si o generadas y validadas por las instituciones de investigación, de las cuales algunas han sido adoptadas eficientemente por los agricultores. Sin embargo, existen otras que requieren de mayor difusión; entre ellas, y con alta prioridad, la,semilla seleccionada de alta pureza varietal, libre de plagas y enfermedades y su manejo integral.

Características de la calidad de la semilla asexual de yuca

Los factores que influyen para que la semilla de yuca sea buena para plantar se relacionan con su calidad, sanidad y período de almacenamiento. La calidad de la estaca implica tomar en consideración la presencia y daño por enfermedades y plagas, así como las propiedades que permiten la obtención de cosechas económicamente rentables.

La calidad de la estaca puede disminuir por la presencia de patógenos sistémicos localizados y organismos que se encuentran en el suelo, así como ácaros e insectos que se encuentran en la superficie de la estaca, dentro de ella y/o en el suelo.


Una estaca de regular o de mala calidad origina una planta aparentemente normal y sana, pero el rendimiento de ella será siempre menor, comparado con el rendimiento de una planta proveniente de una estaca de buena calidad. El uso de estacas infectadas es generalmente responsable de la diseminación de enfermedades entre-plantaciones, debido a la probable supervivencia de patógenos entre un período de cultivo y otro o entre un cuitiio y otro, así como por la diseminación de éstas a diferentes áreas.

El material de propagación debe tomarse de plantaciones dedicadas a la producción de semillas certificadas. En caso de falta de disponibilidad se pueden seleccionar lotes de plantaciones comerciales sanas, principalmente libres de superalargamiento, marchitez bacteriana causada por Xanthomonas campestris pv. manihotis y por Erwinia carotovora pv. carotovora, y de enfermedades virosas. Las plantas que se detecten con síntomas de virus o de organismos similares deben ser quemadas inmediatamente. Las plantaciones deben ser evaluadas principalmente durante los períodos lluviosos y al momento de la cosecha.

Aspectos agronómicas relacionados con la obtención y manejo de estacas de calidad

La eficiencia de los programas de producción de semillas de yuca de calidad se mide por el rendimiento de tallos por unidad de tiempo, en función de la obtención del mayor número de estacas apropiadas para plantar.
Para evitar la plantación de estacas con problemas filosanitarios, se debe realizar una observación muy cuidaciosa de los tallos de donde se van a cortar las estacas. Toda sección de tallo que presente lesiones externas o internas causadas por plagas y enfermedades debe eliminarse y quemarse. Con frecuencia la decoloración de la médula es un indicio de daños internos.

Por tal motivo, el conocimiento de la morfología y la edad de la planta influyen significativamente en la mayoría de los componentes relevantes.

Selección de tallos

La yuca presenta un tallo principal que da origen a divisiones secundarias dispuestas por lo general en números variables de dos, tres y hasta cuatro segmentos, las que influyen significativamente en el rendimiento útil de las plantas para semilla. Debe tomarse en cuenta que la brotación de las yemas en las estacas del tallo primario es mayor que aquellas obtenidas de tallos secundarios o terciarios, aunque en estas últimas se logra una buena brotación. Igualmente se obtienen mayores rendimientos de raíces frescas con estacas procedentes del tallo primario.

Para evitar la plantación de estacas con problemas fitosanitarios, se debe realizar una observación muy cuidadosa de los tallos de donde se van a cortar las estacas. Toda sección de tallo que presente lesiones externas o internas causadas por plagas y enfermedades debe eliminarse y quemarse. Con frecuencia la decoloración de la médula es un indicio de daños internos.

Edad de los tallos

Para la obtención de buenas estacas deben seleccionarse plantas maduras, con edad de 8 a 18 meses, en concordancia con las características de las variedades y las condiciones locales de explotación.

De los tallos muy jóvenes se obtienen estacas que no se pueden almacenar por mucho tiempo porque se deshidratan rápidamente, debido a su alto contenido de agua. Estas estacas poco lignificadas poseen poco potencial para la emergencia de las nuevas plantas y son particularmente susceptibles al ataque de daños por patógenos, insectos y ácaros. Además, de este tipo de "los se obtienen plantas de menor tamaño y con pocas hojas. De los tallos muy viejos se obtienen estacas que emergen tardíamente y producen brotes poco vigorosos.

Parte apropiada de la planta

Este factor se relaciona con la edad de la planta, de tal manera que es aconsejable utilizar principalmente el tercio medio de una planta vigorosa de ocho meses. En caso de una planta de 18 meses se puede usar, además, el tercio superior, eliminando 25 a 30 cm del ápice y descartando la parte basal.

Diámetro de la estaca

Las estacas contienen frecuentemente una cantidad alta de carbohidratos, los cuales constituyen las reservas de alimentos para el establecimiento inicial de las plantas. El vigor de las plantas recién emergidas eri el campo depende de la disponibilidad de esas reservas, las cuales generalmente está determinado por la edad y la sección de donde se corte la estaca. Se recomienda que el diámetro no sea inferior a la mitad del grosor máximo del tallo de la planta. Generalmente un diámetro de 2 a 3 cm es apropiado en una estaca para plantar.

Longitud de la estaca

El tamaño mínimo sugerido debe ser de 20 cm, siempre y cuando no existan resultados de investigaciones locales que indiquen que se debe variar esta longitud. Esta longitud permite asegurar de cinco a siete yemas, lo que es garantía de una buena emergencia.

El tamaño de 5 cm se utiliza generalmente bajo condiciones de escasez de material de propagación para semilleros en áreas pequeñas, con el fin de incrementar la tasa de multiplicación y en localidades donde existan mínimos riesgos para su producción.

Corte de la estaca y ángulo del mismo

El corte debe hacerse con un machete bien afilado o con una sierra circular. Cuando se usa el machete el corte se debe hacer en el aire, lo más u'niforme posible, evitando desgarrar la corteza o astillar el leño. Cuando se utiliza la sierra, al cortar las estacas se deben sostener con las manos los tallos a lado y lado. Nunca se deben cortar las estacas apoyando los tallos en cualquier soporte, ya que esto ocasiona el desgarramiento de los tejidos y se dañan las estacas. El corte puede ser recto o biselado.

Cuando se utilizan tallos que han sido almacenados durante algún tiempo, al hacer el corte se debe observar cuidadosamente la emisión del látex, ya que si éste demora en aparecer, el material se ha deshidratado y debe ser descartado para la siembra.

Signos de heridas mecánicas

Las estacas no deben presentar signos de heridas mecánicas, ya que podrían ser afectadas las yemas. En ello es indispensable el manejo apropiado de tallos y/o estacas durante la cosecha, el almacenamiento y el transporte.

Clasificación de los tallos

Esta se debe hacer por el largo del tallo y el número de yemas que contenga el mismo. lo vital es eliminar todo tallo que muestre signos de la presencia de agentes patógenos localizados (chancros y pudriciones locales externas) y daños de insectos (galerías y túneles). Además, se deben eliminar los tallos desgarrados y los que presenten lesiones en las yemas o heridas mecánicas. Esta práctica debe hacerse a la sombra para evitar que la incidencia de los rayos solares afecten el vigor y el poder de brotación de las estacas.

Los haces deben contener unos 50 tallos de aproximadamente 1 a 1,20 cm de longitud, que se deben orientar en un solo sentido; es decir, con todos los sectores basases a un extremo y todos los apicales al otro extremo. Bajo condiciones de sabanas, en el estado Monagas, utilizando el sistema formal de certificación de semillas, se determinó un rendimiento de 20.176 y 21.326 tallos/ha en las variedades Fenny 17 y Cachipo. Esto representa, en número de haces de 50 tallos/ha, el equivalente a 403 y 426 para ambas variedades.

Almacenamiento

En general, los agricultores almacenan las estacas mientras preparan el terreno para la siembra o mientras se inicia el período de lluvias. Un almacenamiento inapropiado ocasiona brotación de las yemas, contaminación por pat¿>genos e insectos y deshidratación de los tallos y/o estacas.

El almacenamiento se recomienda en lugares sombreados con humedad ambiental alta (alrededor de 80%), pero no excesiva y en donde las temperaturas sean moderadas (inferiores a 25 OC). Esto permite mantener la viabilidad de la semilla, la cual se evidencia con la secreción adecuada de látex.

Los rendimientos de raíces frescas es afectado por la longitud del período de almacenamiento. Esta disminución es significativa después de los 30 días, por lo que es aconsejable un período mínimo de almacenamiento.

Transporte

Se ha estimado que el peso de los haces necesarios para una hectárea está alrededor de 1.200 kg y ocupa un volumen de aproximadamente 5 m3. Esto indica que el material vegetativo de yuca demanda unidades de gran capacidad para transportarlo. A manera dea ejemplo: un camión 350, apenas tendrá capacidad de transportar semilla para 2 a 2,5 hectáreas.

Tratamiento de las estacas

El material de propagaci¿)n de yuca deberá tratarse con una mezcla (1 + 1) de insecticidafungicida antes de su comercialización. Cuando las estacas se van a plantar inmediatamente o cuando no van a ser almacenadas hasta por un período de 30 días se pueden utilizar mezclas de productos.
Esta práctica permite dar una protección efectiva a las estacas contra las plagas y patógenos que influyen en los rendimientos de las plantaciones comerciales.
Los tratamientos se pueden hacer en tambores cortados verticalmente o en otro tipo de envase, sumergiendo las estacas en las soluciones durante cinco minutos y luego dejándolas secar.
Con este tratamiento se logra un incremento de 6 toneladas por hectárea de rendimiento de raíces comerciales, en comparación con la producción obtenida de estacas no seleccionadas y no tratadas.

 
remove_red_eye 6511 forum 12 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved