Utilización de burlanda seca de maíz (DDGs) en la producción porcina

Publicado el:
Autor/es:
En Argentina desde el año 2012 comenzaron a funcionar las plantas de Bioetanol en base a Maíz, existiendo tres plantas en la provincia de Córdoba que producen etanol con destino al corte de naftas y otra planta que destina la producción para fabricar alcohol de consumo humano, mientras que las dos restantes se ubican en las Provincia de San Luis y Santa Fe, respectivamente.
 
Como ejemplo de valor agregado al Maíz produciendo este biocombustible, el valor de la tonelada transformada de maíz es muy distinto al que se obtiene comercializando el mismo en el puerto de Rosario a unos 380 kilómetros en promedio, desde la zona de cada planta. 
 
Esta nueva producción de etanol de maíz en Córdoba producirá en el corriente año 2014 unos 480.000 m³ de etanol y 360.000 toneladas de BURLANDA (DGS) en base seca (Granos Destilados con Soluto). El residuo de la destilación del maíz que en base seca contiene un 28 a 32 % de proteína, 6 a 7 % de almidón y 10 a 12 % de aceite o grasa. Este producto, será destinado en gran parte a consumo interno para producción aviar, porcina y bovina, pero también existen muchos mercados globales que demandan este producto (commodities).
 
En Estados Unidos, un 64 % de la BURLANDA (DGS) es SECA (DDGS o Burlanda Seca, con- 10 % de humedad) y un 36 % es HUMEDA (BURLANDA HÚMEDA o WDGS - 65 a 70 % de humedad); la diferencia entre ambos productos es el agua que contienen y el nivel de conservación. En el caso de la BURLANDA SECA o DDGS, con menos del 12 % de humedad su conservación es de 8 meses y resulta fácil formular y manejar raciones para las distintas producciones pecuarias, entre ellas la PORCINA, mientras que  la Burlanda Húmeda (WDGS) con 65 % de agua la conservación está en el orden de 12 a 15 días, dependiendo de la temperatura, siendo  utilizada para formular raciones en bovinos exclusivamente.
 
 Por razones de costos en Estados Unidos la BURLANDA DE MAIZ (DGS), reemplaza en gran medida al uso del grano de maíz y también a la harina y expeller de soja en las raciones pecuarias. El uso en cerdos fue de 4,5 M/t. El principal importador de DDGS de Estados Unidos es China, le siguen América Central y el Norte de África. 
 
Frente a todo el potencial desarrollo de explotaciones pecuarias ubicadas estratégicamente en un radio de 150 kilómetros alrededor de las plantas de etanol de maíz de Argentina, INTA, realizo una búsqueda bibliográfica, viajo y realizo consultas técnicas para conocer y facilitar el mejor aprovechamiento de la BURLANDA  (DGS), que es el residuo del grano de maíz destilado para etanol, denominado BURLANDA en Argentina. De este trabajo, se puede aconsejar los niveles de uso del DDGS en las diferentes dietas animales, entre ellas para los porcinos. 
Algunos trabajos de investigación de Estados Unidos aconsejan diferentes niveles de inclusión de BURLANDA SECA (DDGS) en las dietas animales, como se detalla en la siguiente tabla:
 
Diferentes niveles de inclusión de DDGS en las dietas animales- Producciones pecuarias principales 
 
Porcentaje máximo de BURLANDA SECA (DDGS) en la dieta
 
PORCINOS:
Cerdos de iniciación 30 %
Cerdos en crecimiento y terminación 20 %
Cerdas en gestación 50 %
Cerdas de reposición 20 %
Cerdas en lactación 20 %
 
AVIAR:
Gallinas ponedoras 20 %
Pollos de engorde 24 %
 
BOVINO:
Vaca lechera en lactancia 20 %
Rodeo Lechero en recría 40 %
Ganado de carne (Feed Lot) 40 %
 
Fuente: Universidad de Minnesota, 2011 y Consejo de granos de los Estados Unidos, 2008.
 
Entre el 70 y el 80 % de las producciones de cerdo de Estados Unidos están utilizando BURLANDA SECA (DDGS) en la ración. Dentro de estas producciones el 80 a 85 % de las dietas de crecimiento y terminación lo incorporan entre un 10 y un 40 %, siendo aconsejable una inclusión de hasta el 20 % de la dieta de dichas categorías  sin problemas nutricionales, ni de calidad de la carne. 
 
Según esta última recomendación, una tonelada de DDGS podría formar parte de la ración de aproximadamente 1.640 cerdos en etapa de terminación (según el consumo promedio diario de cerdos de 55 a 105 kg de peso vivo).
 
En aves no existen condicionamientos al uso del mismo hasta un 10 % de inclusión en la ración de ponedoras y pollos de engorde, pero al superar este valor, llegando a los valores máximos recomendados en la tabla, se debe hacer un buen ajuste de aminoácidos y energía en la ración.
 
En ganado lechero se lo incluye sin problemas hasta en un 20 % de la materia seca (MS) de la ración, sin efectos sobre la grasa y proteína de la leche, es decir entre 4,5 a 6 kg/día. De esta manera, una tonelada de BURLANDA SECA (DDGS) podría ser parte de las raciones de 170 a 220 vacas en ordeñe aproximadamente. 
 
En ganado de carne (Feed Lot), se lo incluye normalmente hasta un 40 % en la MS de la ración reemplazando en su totalidad al aporte de proteína (harina de soja, pellet de soja, girasol, etc.) y parcialmente al aporte de energía (maíz, sorgo, etc.). Según estas recomendaciones, una tonelada de BURLANDA SECA  (DDGS) podría ser parte de las raciones de 270 novillos en engorde de 300 kg de peso vivo o de 200 novillos de 400 kg aproximadamente. 
 
Es importante valorar y evaluar estas alternativas de uso de la BURLANDA SECA  (DDGS) en Argentina, dado que los datos de este trabajo fueron extraídos de material publicado por  la Universidad de Minnesota (www.ddgs.umn.edu) y de un manual de uso de la BURLANDA SECA (DDGS) del Consejo de Granos de Estados Unidos. El desarrollo territorial (pecuario, económico, comercial, estructural, etc.) que generaron las plantas de etanol en Estados Unidos se replicará en Argentina, con la diferencia que el maíz argentino tiene mayor rendimiento industrial en etanol (Laboratorio de Calidad, Alimentos, Suelos y Agua INTA Pergamino) y también calidad nutricional. 
 
Los nuevos estudios de Estados Unidos (USDA, Octubre de 2011) indican que el DDGS puede sustituir cada vez más maíz y harina de soja en las raciones alimenticias de lo que se pensaba o sabía hasta el momento.
 
El grano de maíz y la harina de soja son excelentes materias primas utilizadas a nivel mundial en la formulación de raciones pecuarias. A pesar de esto en EEUU en las últimas campañas  fueron reemplazadas 35,3 M/t de alimento pecuario (grano de maíz 28,6 M/t y harina de soja 6,7 M/t) por 29,1 M/t de BURLANDA SECA (DDGS), ya que ha sido la fuente energética y proteica más competitiva en precio en el mercado mundial. Es decir que una tonelada de BURLANDA SECA (DDGS) reemplazó en volumen a 1,21 toneladas de alimento (grano de maíz y harina de soja). 
 
La BURLANDA SECA (DDGS) contiene la misma o más energía que el maíz, pero además el DDGS posee concentraciones superiores de calcio, fósforo, azufre que el maíz, siendo su principal aporte que suministra a las dietas,  el proteico, producto de la concentración de la proteína como consecuencia del proceso de producción del bioetanol. 
Como se comentó anteriormente, en Argentina existen actualmente 6  plantas productoras de etanol de maíz, 4 en la provincia de Córdoba,  convirtiéndose esta misma en la provincia de mayor producción de etanol en base a maíz, 1 en San Luis y 1 en Santa Fe.
La experiencia del Estado de  Iowa uno de los estados de mayor producción de maíz de Estados Unidos, indica que en la campaña 2004/05 no producía leche e importaba la misma de estados vecinos. A raíz de la gran cantidad de plantas de etanol de maíz que se establecieron en Iowa y la disponibilidad de la burlanda (granos destilados) con flete a costo reducido, los productores de la región  se transformaron en lecheros y luego de 5 años no solo abastecen al estado de Iowa con leche, sino que también pasaron a ser proveedores de otros estados. En el año 2010 Iowa produjo también el 25 % de los cerdos del país y representó el 20 % del valor de exportación de los Estados Unidos, siendo este país el principal exportador mundial de carne porcina con el 34 % (2,2 M/t) del volumen de mercado.
 
La extracción del aceite a la BURLANDA SECA, permitirá la producción de DDGS de bajo aceite.- Este alimento tiene mayor porcentaje de proteína cruda y mayores niveles de aminoácidos, siendo positivo para la alimentación de animales monogástricos (aves y cerdos); mientras que el ganado lechero es capaz de tolerar más proporciones de DDGS en la dieta, gracias al menor nivel de grasa en los DDGS de bajo aceite. 
 
El negocio de la bioenergía debe complementarse con el agregado de valor al residuo alimenticio BURLANDA seca y/o húmeda (DDGS-WDGS) para producción animal, esto generará mayor trabajo por hectárea cultivada, mayor renta local, mayor desarrollo del territorio productivo de granos, que como se sabe hoy solo genera crecimiento económico para pocos y renta tributaria para el estado que luego es devuelta como coparticipación federal pero no siempre eso significa movimiento económico en origen con desarrollo.- 
 
Autor/es
 
remove_red_eye 3441 forum 1 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved