Uso de levaduras vivas en la nutrición de Reproductoras: Una Alternativa para Incrementar el peso del Lechón

Publicado el: 18/7/2018
Autor/es:

Identificar las causas del bajo desempeño en granjas de cerdos y elevar su productividad es meta de la porcicultura competitiva y sostenible. Para eso, la búsqueda de productividad para el rebaño se constituye en un elemento esencial para el monitoreo del desempeño del sistema y para el diagnóstico de problemas de producción. La genética de los cerdos en Sudamerica es una de las más avanzadas del mundo y aún reúne condiciones ambientales compatibles a aquellas exigidas por la creación, siendo que esta búsqueda por desarrollo generó una gran presión para el número de animales nacidos vivos/parto lo que determinó gran presión en el peso de estos animales al nacimiento (Holanda et al., 2005).

Analizando los datos de Beaulieu et al. (2010), el peso al nacer y el tamaño de la lechegada son características importantes para la productividad. Los aumentos rápidos en el tamaño de la lechegada interfieren en la productividad anual de las reproductoras. El peso al nacer más ligero en lechones ha sido asociado a una mayor mortalidad al destete, tasas de crecimiento más lentas y disminución de la calidad de lechones. Estos datos se refieren, a un resultado de menor volumen de fibras musculares primarias. En general, existen animales que nacen con hasta 0,89 kg de diferencia entre los más leves y los más pesados, lo que influye en hasta 9,64 kg el peso al sacrificio (Tablas 1 y 2).

En el caso de los animales más pesados al nacer, un mayor volumen de fibras musculares de calidad debe estar presente lo que va a sostener un crecimiento futuro de este animal (Rehfeldt & Kuhn, 2006).

Tabla 1. Rendimiento de lechegada al nacimiento por número (#) de animales al parto. (Beaulieu et al., 2010). 

 
 
Tabla 2. Peso vivo (PV) de animales al nacer (día 0), destete (21 días), 5 semanas después del destete (56 días) ya los 140 días. (Beaulieu et al., 2010).
 

Una forma para sostener el crecimiento del peso de la lechegada al nacimiento se refiere al uso de levaduras vivas en la alimentación de las hembras porcinas reproductoras durante la gestación y la lactancia. De acuerdo con Wilcock (2010), aunque hay muchos factores que pueden afectar el peso del destete, el uso de levaduras vivas debe ser algo a considerar como una importante herramienta para elevarla.

De acuerdo con el autor, en un estudio norteamericano, se analizó la suplementación de levadura viva por medio de un período de 18 días de lactancia. Los resultados mostraron que las tasas de crecimiento en maternidad de lechones provenientes de matrices alimentadas con levaduras vivas se mejoraron en un 6% con respecto a los lechóns controles (0,30 kg extra en peso al destete). Además, los lechones de las madres alimentadas con levadura viva tuvieron una mortalidad reducida antes del destete en comparación con los lechones del grupo control. Esta reducción de la mortalidad pre-destete resultó en 0,5 lechón más por destete. Los trabajos europeos mostraron que para lechóns destetados con edades más altas (> 21 días), la tasa de crecimiento pre-destete aumentó (+ 12%) y hubo un volumen extra de 0,4 lechón destetado cuando las madres fueron alimentadas con levadura viva durante el período de lactancia. Con base en tres ensayos, la ganancia de peso medio al destete fue de +0,86 kg/lechón.

Tabla 3. Efecto de levadura viva durante la fase de lactancia sobre el rendimiento de destete de lechóns. (ABVista)

En otro trabajo, el uso asociado de levadura viva durante la fase de gestación, generó un beneficio de hasta 3.1 kg de peso de la lechegada (Tabla 4).

Una importante pregunta que queda por responder sería: ¿ Por qué la levadura viva beneficia a la matriz porcina a punto de elevar el peso al nacimiento de la lechegada y mejorar su desempeño en la maternidad?

Existen diferentes razones para los resultados presentados en estos trabajos, pero esencialmente la levadura viva optimiza la salud del intestino, mejorando así la utilización de nutrientes para el aprovechamiento gestacional de los animales y produce una mejor composición de la leche en la maternidad. La levadura viva es eficaz en la reducción de la carga patógena en el tracto gastrointestinal. En un ensayo interno, conducido en la empresa ABVista, resultados in vitro realizados en una muestra de la capa de mucosa gastrointestinal de lechón que contenía Salmonella enterica y E. coli K88 fueron incubadas en solución con y sin levadura viva.

En la presencia de la levadura, la unión de E. coli K88 y Salmonella enterica se redujo en un 30% y un 33%, respectivamente, lo que ayuda a promover bacterias "benéficas" en el intestino que reducirá el costo de energía de mantenimiento de la matriz debido a la mejor utilización de nutrientes para el crecimiento.

Se sugiere que el uso de levadura viva también altere el microambiente intestinal, aumentando la presencia de bacterias celulíticas en el intestino grueso. Esto mejorará la fermentación de la parte posterior del intestino y una mayor producción de ácidos grasos volátiles que pueden ser utilizados como fuente de energía por la matriz, lo que mejorará su eficiencia.

Esperamos que en el futuro el uso de estas estrategias de nutriología sea cada vez mejor aplicado para mejorar la eficiencia productiva animal y un desarrollo sano del tracto gastrointestinal. 

 
remove_red_eye 476 forum 12 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved