Engormix/Porcicultura/Artículos técnicos

Importancia de las proteínas en la dieta de cerdos

Publicado el: 22/4/2021
Autor/es: Dpto. Técnico Provimi Cargill Nutrición Animal
La producción porcina moderna constantemente pasa por un intenso mejoramiento genético, permitiendo una producción de animales con elevado potencial de crecimiento, mejoramiento de la eficiencia alimenticia y composición de la carcasa (Trindade Neto et al., 2008). En tanto, estas mejoras generan dependencia cada vez mayor de nutrientes para atender los requerimientos fisiológicos involucrados en el crecimiento óptimo de los cerdos.
Importancia de las proteínas en la dieta de cerdos - Image 1
La influencia de los niveles dietéticos de Proteína Bruta (PB) para el desempeño y la composición de la carcasa del cerdo deben ser directamente relacionados con el potencial genético de cada animal, por lo tanto, aquellos con mayor deposición muscular son más sensibles a las variaciones de los niveles proteicos. Por esto es grande el desafío de la nutrición para atender la demanda de los animales, la formulación de programas nutricionales diferenciados y más precisos son la garantía de lograr mayor éxito en la producción de cerdos.
De hecho, el crecimiento de los cerdos está estrechamente ligado al aporte de aminoácidos proveniente de la cantidad de proteína aportada en la dieta, normalmente, las dietas son formuladas a partir da PB. Sin embargo, al elaborar una dieta basándose principalmente en proteína bruta es común incurrir en el error de ofrecer un exceso de nutrientes que puede elevar los costos de producción y generar aumento de nutrientes excretados por los cerdos, lo que desde el punto de vista ambiental no es deseable.
Las exigencias proteicas y energéticas son los principales factores para una formulación adecuada, y dependen de la edad y genética del animal. En tanto, para la formulación de dietas precisas debemos considerar conjuntamente los requerimientos de proteína, aminoácidos y energía, pudiendo así definir la relación entre ellos (Suida, 2001). Es importante también saber que los cerdos no poseen exigencias nutricionales para PB y sí para cada uno de los aminoácidos esenciales que servirán, por un lado, para deposición de tejidos corporales y por otro, para atender la cantidad de nitrógeno para la biosíntesis de los aminoácidos no esenciales (Noblet, 2001).
En vista de esta situación, se ha recomendado el uso de conceptos modernos en la alimentación de los cerdos, incluido el uso del concepto de proteína ideal mediante la adición de aminoácidos industriales, debido al mejor uso de nutrientes en la dieta, la reducción del desequilibrio entre aminoácidos y menos excreción de nitrógeno en el medio ambiente a través del estiércol porcino (Suida, 2001).
En un estudio liderado por Trindade Neto et al., 2001, al evaluar los efectos de la variación de proteínas en la dieta sobre el rendimiento y las características de la canal de cerdo, las dietas se diseñaron con diferentes niveles de proteína cruda y se complementaron con aminoácidos sintéticos cuando fue necesario para mantener los requisitos nutricionales mínimos establecidos por la fase, señalaron los autores. Se descubrió que no había diferencias estadísticas para las variables de rendimiento al final de la fase de crecimiento; sin embargo, las diferencias numéricas presentadas sugirieron que el nivel de proteína en la dieta de 16.80% fue el más favorable (Tabla 1), siendo también mejor para la evaluación económica, al considerar los costos finales de cada tratamiento. Estas respuestas confirman la posibilidad de reducir el nivel de proteínas de la dieta hasta en un 4% sin afectar el rendimiento del cerdo, siempre que se complementen los aminoácidos principales de la dieta.
Tabla 1. Rendimiento de cerdos en las fases de crecimiento alimentados con dietas con diferentes niveles de proteína
Importancia de las proteínas en la dieta de cerdos - Image 1
Fuente: adaptado Trindade Neto et al., 2001
Otros estudios también confirman que la reducción de la proteína de la dieta entre 2.0 y 4.0% no deprime el rendimiento del cerdo, si se complementa con los principales aminoácidos limitantes (Shriver et al., 2003; Kerr et al., 2003; Otto et al., 2003). Sabiendo, entonces, la importancia del suministro adecuado de aminoácidos para mantener los niveles de rendimiento de los cerdos, podemos proporcionar dietas con bajo contenido de proteína cruda, optimizando las fórmulas con algunos aminoácidos como lisina, metionina, treonina, triptófano, entre otros, lo que permite reducir la inclusión de harina de soja. Esto reduciría los costos y la emisión de contaminantes en el medio ambiente (GLOAGUEN et al., 2014).
Vale la pena mencionar que los investigadores también señalan que se debe respetar un nivel mínimo de PC para tener una mejor eficiencia de alimentación. Pluk y Krimpen en 2018, al evaluar los efectos del nivel de proteína en algunos parámetros de rendimiento de los cerdos en la fase de engorde -entre ellos, el aumento de peso diario (Gráfico 1)- observaron que existe una relación con respecto al nivel mínimo de PC para satisfacer los requerimientos nutricionales de cada fase y garantizar el mejor rendimiento.
Gráfico 1. Efecto del nivel de PC (%) en GPD (kg/día) en cerdos en fase de engorde.

Importancia de las proteínas en la dieta de cerdos - Image 2

Por lo tanto, desde el punto de vista de la nutrición, la cantidad consumida y la eficiencia del uso de nutrientes para el crecimiento y el desempeño de otras funciones productivas son de suma importancia. Conocer los métodos de modelaje matemático ayuda a estimar los requisitos en situaciones específicas y nos permite reducir estratégicamente la cantidad de algunos nutrientes en la dieta y, al mismo tiempo, aumentar la eficiencia del uso de muchos otros.

Referencias bibliográficas

 
Autor/es:
 
Visualizaciones372Comentarios1EstadísticasCompartir