engormix
search
search
El servicio no esta disponible para contactar a esta empresa desde Estados Unidos de América

Hallazgos para la prevención de enfermedades virales de alto impacto

Publicado el: 22/11/2019
Autor/es:

Para todos quienes participamos en la industria de la producción animal es clara la importancia y el riesgo que representa la proliferación de las enfermedades, principalmente respiratorias y gastrointestinales, en las granjas.

Novus, fiel a su compromiso de ofrecer soluciones a los retos que nuestra industria enfrenta, y de cara a la situación global respecto a dos problemas sanitarios que son una realidad para los porcicultores, tales como la Fiebre Porcina Africana (FPA) y la Diarrea Epidémica Porcina (PED por sus siglas en inglés), presenta Activate DA, el cual en estudios recientes ha demostrado tener un efecto mitigante en el riesgo de contaminación, a partir del alimento, de estos y otros virus, que incluyen SVA y PRRSV. Activate DA pertenece a la familia de ácidos orgánicos de Novus, que en su fórmula incluye una mezcla de ácidos orgánicos e hidroxianálogo de metionina.

El equipo de Investigación y Desarrollo de Novus, así como otros renombrados investigadores, han llevado a cabo diversos estudios en Asia, evaluando el efecto de Activate DA en la supervivencia del virus de FPA. A continuación, presentamos lo más relevante de esa información, así como de otros estudios con diversos agentes patógenos.


Esquemas de bioseguridad, la primera barrera de defensa

La presencia de fauna silvestre o perniciosa, falta de higiene por parte del personal al ingresar a granjas, y la entrada de vehículos e insumos, son los principales vectores de ingreso de agentes patógenos a los sistemas de producción porcina. Algunos pueden ser transportados por vía aerógena, por lo que la ausencia de buenas prácticas en el manejo del alimento representa también un vacío en bioseguridad.

De acuerdo con el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA por sus siglas en inglés) se estima que el costo por PRRS y PEDv es de entre USD$7.0 y $9.0/cerdo/año. A pesar de las estrategias de vacunación, los problemas persisten por prácticas tan comunes como el reciclaje en el uso de “big bags” utilizadas en el transporte de materias primas para la fabricación de alimentos.


¿Qué sabemos sobre la Fiebre Porcina Africana (FPA)?

De acuerdo con el Profesor Qiu Hua-Ji del Instituto Harbin de Investigación Veterinaria, durante la 7ª edición de la Leman China Conference 2018, FPA es la enfermedad No.1 en relevancia para la industria porcina pues es una enfermedad devastadora y puede tener una incidencia y mortalidad hasta del 100%. Sus principales vectores de infección son garrapatas, cerdos infectados, carne de cerdo contaminada, alimento y vehículos. El tracto digestivo y respiratorio son las rutas de infección más importantes. Una vez diagnosticada, debe contenerse, deben desecharse animales y deben desinfectarse las instalaciones. El método más efectivo es el control biológico.

Hasta septiembre de 2019 no se ha reportado presencia en América, solo en África, Asia y Europa.

El virus de la FPA es una enfermedad contagiosa y el brote está directamente relacionado a la dosis del virus durante la infección. Aunque el alimento es una ruta de infección no convencional, es una ruta importante de transmisión del virus, por lo tanto, controlar la dosis del virus de la FPA en el alimento puede reducir efectivamente el riesgo de infección.


¿Qué medidas se pueden seguir a fin de mitigar el riesgo de transmisión vía el alimento?

El alimento puede ser protegido con el uso de ácidos orgánicos. Los ácidos orgánicos deberán ser de fácil aplicación y dispersión en el alimento, granular, y no tener efectos nocivos para los nutrimentos de la dieta.

Novus International realizó trabajos de investigación para demostrar la eficacia de Activate DA en la mitigación del riesgo de transmisión viral en los alimentos. Nuestro objetivo fue evaluar la eficacia de éste producto en la reducción del riesgo de infección después del consumo de alimento contaminado con PRRSV 174, PEDv y SVA.

Se controló la contaminación del alimento (dieta con base en maíz y soya) con virus de PRRS 174, PED, y SVA. La contaminación se llevó a cabo bajo el modelo del bloque de hielo (454g/454ml) el cual fue congelado a -80° y cuya composición fue la siguiente:

– 100 mL SVA (5 logs TCID50*/mL, Ct = 20.72)
– 100 mL PRRSV 174 (5 logs TCID50/mL, Ct = 21.38)
– 100 mL PEDV (5 logs TCID50/mL, Ct = 24.25)
– 154 mL MEM (Minimum essential media)

*Tissue culture infectious dose 50%

Una vez formados los bloques de hielo, éstos fueron arrojados a los silos de alimento los días 0 y 6 del estudio, los bloques de hielo s derritieron y el líquido permeo el alimento.

El alimento fue transportado a la sala, y los cerdos fueron alimentados.

La unidad experimental fue la sala de destete, cada sala contó con aproximadamente 100 cerdos. Un silo fue destinado en forma exclusiva a cada sala. Se utilizaron tres grupos de tratamiento:

– Dosis recomendada en la etiqueta: 0.5% ACTIVATE DA
– Dosis reducida: 0.15% ACTIVATE DA
– Control Positivo: Sin tratamiento

A los 0, 6 y 14 días post inoculación se realizó una colección de fluidos orales a través de cuerdas orales. También se tomaron muestras de alimento, las cuales fueron raspadas directamente de los comederos. Se pesó a los animales el día de inoculación (día 0), y a los 14 días post inoculación. Se sacrificó a los cerdos a los 14 días y se analizaron tonsilas para SVA, sueros para PRRS-v, e hisopos rectales para PED-v.


Resultados

La presencia de RNA viral en el alimento al día 6 post contaminación (estimada por valores Ct), hubo una mejor respuesta a la adición de Activate DA a dosis de 0.5% y 0.15% y en donde se observó un incremento (P<0.03) en los valores Ct para virus de SVA. Solo se observó un incremento numérico para los valores Ct del virus de PRRS y del PED para Activate DA al 5%. Para la presencia de RNA viral en el alimento a los 14 días post contaminación, hubo una respuesta en los valores Ct para el virus del PED, en donde se observó un incremento (P<0.01) de estos para el tratamiento de Activate DA al 0.5%, comparado con el tratamiento de Activate DA al 0.15% y el control. No se observaron diferencias entre tratamientos para los virus del PRRS y SVA a 14 días.

Por otro lado, la presencia de RNA viral en cuerdas orales a los 6 días post infección, se observó un incremento de valores Ct para el virus del PRRS (P<0.01) en el alimento de animales tratados con Activate DA 0.5% comparado contra los tratamientos del mismo producto al 0.15% y el tratamiento control. Para los valores Ct de los virus SVA se observó una tendencia a valores Ct mayores (P<0.10) con los tratamientos con Activate (0.5 y 0.15%) comparado al control. Finalmente, para él caso de valores Ct del virus del PED, solo se observó un incremento numérico (P<0.66) para el tratamiento de Activate DA al 0.5% comparado a Activate 0.15% y al control. Adicionalmente, para la presencia de RNA viral en tejidos se observó un incremento (P<0.01) en los valores Ct para el virus de PED (en tonsilas) para el tratamiento de Activate DA al 0.5% comparado con Activate DA al 0.15% y el control. Para el caso de valores Ct para el virus del SVA (tonsilas) y del PRRS (suero) no se observaron diferencias. Finalmente, durante el seguimiento a la presentación de signos clínicos en 30 animales infectados con cada uno de los virus (SVA, PRRS y PED), no se observaron signos clínicos para animales tratados con Activate DA a 0.5% o 1.5%. Para animales en el tratamiento Control, 46% presentaron signos clínicos sugerentes a infección de PRRSv, 75% presentaron signos clínicos sugerentes a PEDv y 17% signos clínicos sugerentes a SVA.

En conclusión, Activate DA a dosis de 0.5% fue efectivo en la reducción de signos clínicos del virus del PRRS y SVA y mitigó efectivamente el impacto negativo del virus del PED.

A dosis de 0.15%, Activate DA fue efectivo en la reducción de la presencia del virus del PRRS y SVA, lo cual fue evidente por la reducción de los tiempos de ciclos de PCR para estos agentes.

Finalmente compartimos los hallazgos de un ensayo realizado cuyo objetivo fue simular la contaminación de alimento por virus de la FPA y evaluar el impacto de la inclusión de Activate DA (o no) en el alimento, sobre la presencia de ácido nucleico (ciclos de PCR - valores Ct-) y titulación viral (TCID50) en el alimento.

Los ciclos de PCR (valores Ct) se incrementaron 1 unidad de valor Ct para el alimento tratado con Activate DA 0.6% a las 2 semanas de contaminado el alimento. A las 4 semanas, esta diferencia entre alimento tratado con Activate DA comparado contra el control, fue de 1.6 unidades de valor Ct. Este incremento en los ciclos de PCR en Activate DA, podrían interpretarse como menor cantidad de ácido nucleico viral a las dos semanas de la contaminación del alimento.

En términos de la dosis infecciosa de Tejido celular al 50%, estos hallazgos demuestran que Activate DA disminuyó los títulos virales”. El alimento tratado con Activate DA, comparado con el control, disminuyó los títulos TCID50 al 25% al término de la primera semana de iniciado el ensayo, 68% a la tercera semana y hasta un 76% al término de la cuarta semana.

En conclusión, estos descubrimientos demuestran que Activate DA al 0.6% disminuyó e inhibió el ácido nucléico viral (FPA) en el alimento después de 4 semanas de la aplicación del producto. Adicionalmente, estos hallazgos demuestran una disminución de hasta el 76% los títulos virales (TCID50) tras 4 semanas de haber sido tratado el alimento, cuando fue comparado al alimento control (no tratado).

 
remove_red_eye 199 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
Productos
La familia de productos acidificantes para alimentación animal ACTIV...