Comportamiento reproductivo del cerdo en Venezuela efecto de la época

Publicado el: 12/4/2018
Autor/es:

Un trabajo de investigación realizado por Investigadores del Instituto Nacional Investigaciones Agrícolas (INIA), contempló, la evaluación seminal de machos reproductores porcinos, en varios estados, durante ocho años y en diferentes explotaciones comerciales, para determinar los factores de variación de su calidad (Fuentes y col. 1992). Estos estudios, permitieron determinar el patrón espermático (Cuadro 1) de esta especie en el trópico venezolano y las variaciones de la calidad y producción de acuerdo a las variables estudiadas, especialmente por efecto del medio ambiente climático, las razas explotadas y la región de ubicación de dichas explotaciones.

El patrón espermático del verraco a nivel de granjas comerciales, bajo régimen de monta natural, en Venezuela, se determinó a partir de la metodología descrita por Martin Rillo (1982) en España, científico de gran renombre y profundo investigador del comportamiento reproductivo de esta especie. Hecho que se mantiene hasta el momento, como referencia nacional para los estudios y planes reproductivos.

Tal como se observa en el gráfico 1 de variación de la producción espermática, el incremento sostenido del número de espermatozoides en el eyaculado es según la edad, pudiéndose considerar un verraco maduro a los 9 meses de edad, cuando llega a un nivel de producción mayor de 60 mil millones de espermatozoides.

Las variaciones en la producción espermática y la relación de espermatozoides anormales, dependiendo de la edad, es indicativo de cuál es el momento propicio para iniciar la actividad reproductiva del verraco en las granjas, tal como se dijo anteriormente el cual se ubica hacia los 9 meses cuando se considera maduro desde el punto de vista reproductivo.

La valoración espermática, desde temprana edad, nos dará un indicativo del comportamiento reproductivo del futuro reproductor. Si bien, nos permitirá la desincorporación temprana del nuevo reproductor, solicitando la sustitución o el mantenimiento y acondicionamiento para incorporarlo al programa reproductivo de la granja.

Para que un verraco sea aceptado como reproductor o donante de semen en un centro de producción de dosis para inseminación artificial, es necesario realizarle la evaluación seminal de rutina, como lo es, el análisis macro y microscópico del semen. En algunas empresas requieren de análisis más especializados con equipos modernos que valen una fortuna, pero que, en la práctica resultan muy costosos y reflejan los mismos resultados que el análisis de rutina

Las variables a medir y analizar, son las que mayormente repercuten sobre la respuesta reproductiva de la cerda y son: Motilidad, vitalidad, espermatozoides totales por eyaculado, anormalidades o atipias, volumen, concentración espermática, color y olor.

Fuentes (1989), observó variaciones de la calidad seminal en las diferentes épocas del año, que permiten trazar estrategias de manejo para mantener niveles satisfactorios de Productividad. La época comprendida entre los meses de febrero y abril, se caracteriza por presentar las mayores temperaturas del año, provocando disminución de la producción espermática, así como disminución de la motilidad, con incremento de las anormalidades espermáticas. Esto trae como consecuencia incremento de las repeticiones de celo, en las cerdas servidas durante esa época (gráfico 2). El comportamiento reproductivo del macho, repercute en la respuesta de la cerda.

Se puede considerar que el trimestre febrero-abril, como el más crítico desde el punto de vista reproductivo, en la que se deben tomar ciertas medidas que disminuyan el impacto negativo en la productividad de la empresa, ya que es el trimestre cuando se están sirviendo las cerdas que nos darán los lechones a comercializar a final de año, donde hay mayor demanda y mejores precios. Uno de esas alternativas para disminuir los impactos negativos, es utilizar la mejor herramienta que disponemos hasta ahora, y es la Inseminación Artificial.

De acuerdo al gráfico 1, podemos observar que el trimestre más favorable desde el punto de vista reproductivo, es el de noviembre-enero (nde), por presentar menores temperaturas y baja humedad relativa. Estas condiciones ambientales permiten la mejor respuesta del macho repercutiendo positivamente en las cerdas y por ende sobre la productividad. La mejor calidad seminal del verraco, y la disminución de las repeticiones de celo, permiten obtener un mayor número de partos futuros, con el respectivo incremento del tamaño de la camada al parto, de las cerdas servidas en ese periodo o trimestre.

La respuesta más evidente y que se ve altamente afectada y repercute sobre la productividad de la empresa es “LA RESPUESTA REPRODUCTIVA”, incidiendo sobre los demás indicadores productivos y económicos.

Según trabajos de investigación reproductiva (Fuentes, 1989), realizados en la zona donde se ubican el 70 % de las explotaciones, la respuesta observada obedece a cambios del medio ambiente climático, que afectan tanto la respuesta del verraco como de la cerda. Este trabajo demuestra de cómo las altas temperaturas ambientales del trimestre “febrero-abril” y “agosto-septiembre” ocasionan una disminución de la calidad espermática, repercutiendo en la respuesta de la cerda, con incremento de las repeticiones de celo. Por lo tanto, en nuestro medio tropical, los cerdos deben ser manejados muy cuidadosamente durante las horas de mayor temperatura ambiental. Considerando que el trimestre febrero-abril, como el más crítico desde el punto de vista reproductivo, en la que se deben tomar ciertas medidas que disminuyan el impacto negativo en la productividad de la empresa, ya que es el trimestre donde se están sirviendo las cerdas que nos darán los lechones a comercializar a final de año, donde hay mayor demanda y mejores precios. Uno de esas alternativas para disminuir los impactos negativos, es utilizar la mejor herramienta que disponemos hasta ahora, y es la Inseminación Artificial.

El uso de ambiente controlado, aunque algunos lo consideren muy costoso, hay que verlo como una inversión a mediano plazo, ya que los resultados positivos sobre la productividad son muy bien conocidos y los beneficios económicos no se harán esperar.

Cuando analizamos el efecto ambiental sobre el retorno al celo, observamos en el gráfico 3 como se incrementan las repeticiones en el trimestre 1 (fma) cuando se presentan las mayores temperaturas ambientales. También se puede observar un incremento menor durante el trimestre 3 (aso), cuando se presentan la mayor humedad relativa con incremento de la temperatura en el mes de septiembre. Con igual efecto sobre el tamaño de la camada (grafico 4)

 

En ambos gráficos se puede observar que el mejor trimestre para la reproducción de los cerdos en Venezuela, corresponde al trimestre 4 (nde), con mejor condición ambiental, tanto para la temperatura como la humedad relativa, para las cerdas servidas en ese trimestre.

En otro trabajo realizado sobre la calidad espermática (gráfico 5), se sometieron dos grupos de verracos mantenidos a la sombra. Uno de los dos grupos (sol), era sometido a la exposición solar por media hora todos los días, durante 3 meses. Los verracos mantenidos a la sombra respondieron con mayor producción espermática y menor porcentaje de espermatozoides anormales. Mientras que los sometidos diariamente media hora al sol del mediodía, presentaron menor producción espermática y mayor porcentaje de anormalidades. En el grafico 6, vemos el efecto de la exposicion solar sobre el porcentaje de anormalidades, mes a mes mientras duró el ensayo, incrementandose paulatinamente, mientras que el otro grupo se mantuvo igual en los tres meses de ensayo. En conclusion, una exposicion prolongada de los verracos al sol, ademas del efecto negativo indirectol u hormonal, el efecto es directo sobre las gonadas.

En los gráficos 7 y 8 se muestran los resultados obtenidos de la calidad espermática de verracos de la misma edad y de las razas Yorshire y Landrace, que llegaron a la pubertad en el verano con temperatura ambiental alta y en el invierno con temperaturas más bajas. En ambas razas, los verracos que presentaron mayor producción espermática y menor concentración de anormalidades corresponde a los que llegaron a la pubertad en la época más favorable, pudiendo recomendarse, tomar esto en consideración a la hora de seleccionar verracos de reposición.

En este sentido, la producción espermática y la calidad, están afectadas por las temperaturas ambientales a lo largo del año, tal como puede verse en el gráfico 9. Las altas temperaturas de los meses febrero, marzo y abril provocan un efecto negativo sobre la espermatogénesis observándose semanas después en un descenso en la producción espermática, que se mantiene en el tiempo mientras dure el efecto de la temperatura. Otros estudios demuestran que la baja calidad seminal, repercute negativamente en la respuesta de la cerda.

De este trabajo se deduce, sin introducirnos en la problemática alimenticia, que el medio ambiente afecta negativamente la productividad de la empresa, por lo que la inversión en tecnologías, repercutiría positivamente en beneficios económicos.

 
Autor/es
 
remove_red_eye 46 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved