engormix
Estaremos presentes en:
15 al 17 de Agosto de 2018
Tepatitlán, Jalisco, México

Calidad del Calostro: Clave para la Transferencia de Inmunidad

Publicado el:
Autor/es:

El consumo de calostro por parte de los lechones es crucial para su supervivencia durante el periodo de lactancia.

Las probabilidades de supervivencia de los animales durante este periodo crítico están determinadas por la producción de calostro por parte de la cerda y por el consumo que haga el lechón.

El calostro no es solo la principal fuente de energía, sino también de inmunidad para los lechones, que son parcialmente inmunocompetentes al nacimiento.

Gracias a publicaciones recientes en los que se han identificado ingredientes dietéticos que modulan las funciones de defensa, se abren nuevas perspectivas con respecto a las estrategias nutricionales.

Los Lechones son Parcialmente Inmunocompetentes en el Momento del Nacimiento

Los lechones son solo parcialmente inmunocompetentes desde el día 70 de gestación. Pero esta inmunidad no está todavía completamente desarrollada y se muestra insuficiente. La completa protección del lechón se garantiza de 2 maneras:

  • Exponiendo a los lechones, tras el nacimiento, a determinados niveles de patógenos, obligando a su sistema inmunitario a madurar y ser plenamente competente en un periodo muy corto de tiempo. 
  • Mediante la transferencia pasiva de anticuerpos desde la madre, a través del calostro, pues la placenta epiteliocorial de las cerdas no permite la transmisión de ningún tipo de inmunoglobulinas.

 

Sin embargo, los lechones presentan anticuerpos propios en su sangre al nacer, tras su contacto con antígenos durante el último mes de gestación, pese a no ser suficientes para una protección adecuada tras el parto.

Con el fin de estimular la producción y transmisión de anticuerpos a través del calostro, se han desarrollado estrategias de vacunación en cerdas.


El Calostro Fuente de Inmunidad

El calostro contiene numerosas células de defensa y un nivel de inmunoglobulinas 60 veces superior al de la leche. Alrededor del 65-90% de estas inmunoglobulinas son IgG, que proporcionan una protección sistémica. Su absorción no es selectiva, estando presentes en el plasma de los lechones 2 horas después de la ingestión del calostro y alcanzando su punto álgido a las 12 horas.

El perfil de inmunoglobulinas del calostro depende de los antígenos a los que la madre está expuesta. Durante la lactancia, las inmunoglobulinas IgG son progresivamente sustituidas por las IgA, cuya función es aportar una protección intestinal.

Dada la complejidad de los factores que influyen en la producción y asimilación del calostro, es frecuente implementar estrategias, como la inmuno-adaptación de las cerdas (exposición controlada a antígenos), para que generen anticuerpos que serán transferidos a través del calostro.


Objetivos de la Vacunación de las Cerdas: Transferir la Máxima Cantidad De Anticuerpos

Si bien E. coli es el principal problema con el que se encuentran las granjas de cerdas reproductoras, este no es el único patógeno frente al que se debe proteger al lechón.
Los programas de vacunación dependen del patógeno y de la capacidad del anticuerpo generado para alcanzar el tejido objetivo del lechón donde el patógeno está actuando.
Según la situación, las cerdas podrán requerir una doble o triple vacunación y los lechones también necesitarán ser vacunados.

La inmunidad generada por el lechón recién nacido puede estar parcialmente inhibida por la presencia de anticuerpos maternos en el desarrollándose posteriormente o incluso verse alterada.
Esta situación genera un dilema para los veterinarios: ¿Hasta dónde deberíamos llegar en la protección a través del calostro?
La evaluación del nivel de anticuerpos en suero en los primeros días de vida del lechón, junto con una estimación de su velocidad de desaparición, puede ayudar a identificar correctamente el momento más apropiado para la primera vacunación.


Objetivos de la Vacunación
Es vital incrementar el nivel de anticuerpos plasmáticos en la sangre de la cerda para que los transmita al calostro. 


El nivel de anticuerpos en el lechón y su supervivencia son proporcionales al nivel de anticuerpos en el calostro.
Esta es la única manera de maximizar la protección del animal cuando está expuesto a patógenos.


Estimulando el Sistema Inmunitario a través de la Nutrición

Tradicionalmente, el sistema inmunitario ha recibido más atención por parte de los veterinarios que de los nutricionistas.
Sin embargo, la identificación de ingredientes dietéticos que modulan el sistema inmunitario han revelado nuevas perspectivas para estimular la formación de anticuerpos a través de estrategias nutricionales en madres gestantes vacunadas.
Diferentes estudios publicados han demostrado la utilidad de la suplementación con fitonutrientes para modular el sistema inmune.
Entre los prometedores microingredientes identificados, dos de ellos son de particular importancia y revelan la sinergia de su combinación.


Curcuminoides
Los primeros, los curcuminoides (presentes en la oleorresina de la cúrcuma), aceleran el reconocimiento de antígenos y, por tanto, son responsables directos de la correcta producción de anticuerpos. Sin embargo tienen una baja biodisponibilidad.


Capsaicinoides
La biodisponibilidad de los curcuminoides puede mejorarse a través de la adición de un segundo ingrediente: los capsaicinoides, presentes en la oleorresina de Capsicum.
Además del potencial de este ingrediente para aumentar la disponibilidad de los curcuminoides, son reconocidos por sus propiedades antiinflamatorias.
La utilidad de la incorporación de un aditivo a base de oleorresinas de cúrcuma y capsicum (XT - XTRACT Nature) en los piensos como complemento a los programas de vacunación, se evaluó por primera vez por el USDA (Lee et al., 2011).
Los resultados en aves de corral demostraron el efecto potenciador de la vacunación frente a coccidios y el nivel de anticuerpos producidos. 

Más allá de su efecto local, destacaron los beneficios de este aditivo a nivel sistémico, al dotar de protección al animal frente a la coccidiosis (determinaciones en bazo y plasma), cimentando la base para estudios posteriores en otras especies.

Recientemente, se ha realizado un estudio de campo destinado a comprobar si el aditivo dietético podría:

1) Incrementar el nivel de anticuerpos en el suero de cerdas gestantes vacunadas
2) Estimular la transferencia de estos anticuerpos al calostro, potenciando la inmunidad de los lechones y favorecer su supervivencia al destete.

En este contexto, en España (Tamaporc, Aragón) se llevó a cabo un experimento en colaboración con Avena Nutrition, empresa española líder en nutrición animal.

RESULTADOS

Los beneficios de la suplementación ya se observaron en el porcentaje de lechones nacidos vivos, que aumentó en un 1,9% (P= 0,002), antes incluso de ingerir el calostro enriquecido de las cerdas.
Al evaluar la calidad del calostro se vio un incremento de las proteínas totales, aumentando tanto el nivel de albúmina como de las globulinas (Tabla 1).
Los lechones de cerdas suplementadas recibieron un calostro de mejor calidad desde sus primeros días de vida, reduciéndose la mortalidad durante el periodo de lactancia (Gráfica 1).
Este efecto fue particularmente visible e interesante en cerdas en sus 2 primeras paridades.


Inmunidad y Rendimiento: ¡El Calostro en la Encrucijada!

Tradicionalmente, se consideraba que la inmunidad se consideraba que la inmunidad era un asunto veterinario y un factor clave para la rentabilidad de los ganaderos.
Como complemento a las estrategias de aclimatación de cerdas, que han demostrado sus efectos beneficiosos al lograr la producción de un calostro con un mejor perfil para los lechones, ha surgido recientemente una nueva estrategia.
Algunas opciones pueden ser gestionadas directamente por nutricionistas y pueden acompañar la labor de los veterinarios.
Una de estas opciones consiste en incluir pequeñas cantidades de una combinación definida de fitonutrientes con el objetivo de estimular la formación de anticuerpos maternales en las cerdas gestantes, que serán posteriormente transferidos al calostro.
Los lechones recibirán un refuerzo inmunológico desde el primer día de vida, lo que les garantizará una transición tranquila hacia la siguiente fase productiva.

¡Esta estrategia ya ha demostrado sus efectos beneficiosos en varias especies animales!

 
654 5 Estadísticas
Compartir:
Ver todos los comentarios