Engormix/Micotoxinas/Artículos técnicos

Ventajas de la suplementación con paredes celulares de levadura: efecto adsorbente de micotoxinas, antibacteriano e inmunoestimulante

Publicado el: 24/10/2020
Autor/es: Anne Sophie Hascoët, DVM, MSc., PhD, Export Manager de MPA Veterinary Medicines and Additives S.L. para Latinoamérica
Según la FAO, las micotoxinas son metabolitos secundarios tóxicos de hongos pertenecientes en su mayor parte a los géneros AspergillusPenicillium y Fusarium. Se estima que el 25% de los cultivos alimentarios mundiales se ve afectado por hongos productores de micotoxinas (FAO, 2020). Las micotoxinas son perjudiciales para la salud animal y humana y se han descrito entre 300 - 400 tipos de micotoxinas. En producción animal, se controla especialmente la presencia de aflatoxinas, ocratoxinas, zearalenona, deoxinivalenol (DON o vomitoxina) y fumonisinas. Las micotoxinas impactan negativamente el rendimiento productivo (menor consumo de alimento, menor crecimiento, peor índice de conversión, etc.) y causan inmunosupresión, aumentando la susceptibilidad a otras infecciones, empeorando los resultados de los programas de vacunación, entre otros. Los alimentos están generalmente contaminados por múltiples micotoxinas, lo cual amplifica sus efectos tóxicos.
Los cerdos son especialmente sensibles a la zearalenona. Esta última es una toxina estrogénica no esteroidea producida por Fusarium spp. La zearalenona y metabolitos pueden unirse a los receptores de estrógenos conduciendo a trastornos en la reproducción (reducción de la fertilidad y calidad seminal, aumentar la frecuencia de mortinatos, entre otros) (Zinedine et al., 2007). Los primeros signos clínicos del síndrome estrogénico suelen manifestarse tras 3 a 7 días después de la ingestión de una dieta contaminada con zearalenona a razón de 1,5 mg/kg de pienso (Boudergue et al., 2009).
Una de las estrategias más prácticas para controlar los efectos perjudiciales de las micotoxinas es la suplementación del alimento con adsorbentes de micotoxinas. Los adsorbentes forman complejos irreversibles con las toxinas, no digeribles y éstas son excretadas a través de las heces. Existen múltiples tipos de adsorbentes, entre ellos se encuentran los adsorbentes orgánicos como las paredes celulares de levadura (Vila-Donat et al., 2018).
Las paredes celulares de levadura, por ejemplo, Saccharomyces cerevisiae, son ricas en manano-oligosacáridos (MOS) y β-glucanos, y presentan una gran variedad de localizaciones viables para la adsorción de micotoxinas, así como diferentes mecanismos de unión (enlaces de hidrógeno, interacciones iónicas o hidrofóbicas) (Ringot et al., 2007). Estos extractos celulares han mostrado tener gran eficiencia de adsorción y, además, frente a un amplio espectro de micotoxinas como zearalenona, ocratoxinas, fumonisinas (Pfohl-Leszkowicz, et al., 2015), incluido el deoxinivalenol, siendo la fracción β-D-glucano de las paredes celulares de levadura la responsable del proceso de unión (Faucet-Marquis et al., 2014). Los manano-oligosacáridos también han demostrado ser eficaces en la neutralización del DON a diferentes valores de pH (Cravet et al., 2010). Los MOS y β-glucanos presentan además otras ventajas ya que son capaces de ejercer un efecto antibacteriano e inmunoestimulante (Figura 1). 
Ventajas de la suplementación con paredes celulares de levadura: efecto adsorbente de micotoxinas, antibacteriano e inmunoestimulante - Image 1

Figura 1. Principales efectos de los MOS y β-glucanos. Modificado de Chacher et al. (2017).
Como muestra la Figura 1, los manano-oligosacáridos se unen competitivamente a las fimbrias tipo-1 de bacterias Gram negativas como E. coli y reducen así la adhesión de patógenos al epitelio intestinal (Chacher et al., 2017). Tanto la suplementación con MOS como β-glucanos genera un efecto inmunoestimulante. Los β-glucanos promueven la inmunomodulación y favorecen además la producción de anticuerpos post-vacunales. Recordemos que ≈3/4 partes de todas las células inmunitarias están localizadas en el intestino formando el “Gut-associated lymphoid tissue” (GALT), de allí el considerable impacto de estos suplementos.

¿Qué solución ha desarrollado MPA Veterinary Medicines and Additives?
MycoActive Plus es un adsorbente de micotoxinas con amplio espectro de actividad y estimulante del sistema inmunitario. Combina bentonita de sodio activada y paredes celulares de levadura con alto contenido en MOS y β-glucanos. Ambos adsorbentes presentan un espectro de acción complementario. La bentonita de sodio activada, en comparación con otros aluminosilicatos, posee una alta capacidad de adsorción (micotoxinas y toxinas bacterianas). El proceso de activación optimiza las propiedades fisicoquímicas de la bentonita sódica maximizando su capacidad de adsorción. La eficacia de MycoActive Plus ha sido demostrada mediante estudios liderados por el Dr. Antonio Ramos, catedrático de Tecnología de Alimentos, en la Universidad de Lleida – España.

Referencias:
  • Boudergue, C. et al. (2009). Review of mycotoxin-detoxifying agents used as feed additives: mode of action, efficacy and feed/food safety. External Scientific Report Submitted to EFSA.
  • Cavret, S., et al. (2010). Assessment of deoxynivalenol (DON) adsorbents and characterization of their efficacy using complementary in vitro tests. Food Addit. Contam, 27: 43-53.
  • Chacher, M. F. A. et al. (2017). Use of mannan oligosaccharide in broiler diets: an overview of underlying mechanisms. World’s Poultry Science Journal, 73: 831–844.
  • FAO, 2020. Food and Agriculture Organization of the United Nations. Food safety and quality. Micotoxinas, listado completo
  • Faucet-Marquis, V. et al. (2014). Development of an in vitro method for the prediction of mycotoxin binding on yeast-based products: case of aflatoxin B1, zearalenone and ochratoxin A. Appl. Microbiol. Biotechnol., 98: 7583-7596.
  • Ringot, D. et al. (2007). In vitro biosorption of ochratoxin A on the yeast industry by-products: comparison of isotherm models. Bioresour. Technol., 98: 1812-1821.
  • Pfohl-Leszkowicz, A. et al. (2015). Assessment and characterization of yeast-based products intended to mitigate ochratoxin exposure using in vitro and in vivo models. Food Addit. Contam, 32: 604-616.
  • Vila-Donat, P. et al. (2018). A review of the mycotoxin adsorbing agents, with an emphasis on their multi-binding capacity, for animal feed decontamination. Food and Chemical Toxicology, 114: 246–259.
  • Zinedine, et al. (2007). Review on the toxicity, occurrence, metabolism, detoxification, regulations and intake of zearalenone, an oestrogenic mycotoxin. Food Chem. Toxicol., 45: 1-18.
 
Autor/es:
 
Visualizaciones558Comentarios3EstadísticasCompartir