Linfoma Epiteliotrópico Canino: Presentación de dos Casos Clínicos. Su Tratamiento.

Publicado el: 15/10/2014
Autor/es:

Resumen.

Se describen dos casos de linfoma cutáneo canino, con manifestaciones dermatológicas distintas, y el tratamiento instaurado.

Introducción.

El linfoma canino, uno de los tumores cutáneos menos frecuentes en la práctica diaria,  se clasifica en dos grupos: el Linfoma Cutáneo no Epiteliotrópico, y el Linfoma Cutáneo Epiteliotrópico (LCE), constituido fundamentalmente por Linfocitos T.

El LCE a su vez se subdivide en tres categorías:

a) Micosis fungoides, con cuatro presentaciones clínicas:

  • Eritrodermia exfoliativa, con eritema, prurito generalizado y escamas, el que usualmente es mal diagnosticado como alergia, sarna o seborrea.
  • Presentacion mucocutánea, con eritema, depigmentación y ulceración, comúnmente diagnosticada como Enfermedad Autoinmune.
  • Placas o nódulos cutáneos solitarios o múltiples , y
  • Enfermedad oral, con la mucosa ulcerativa e infiltrativa, mal diagnosticada como estomatitis crónica.

b) Síndrome de Sézary, con eritrodermia exfoliativa generalizada, prurito, linfoadenopatía periférica, múltiples placas y nódulos y leucemia linfocítica.- Prácticamente es similar a la M. Fungoides, incluso histopatológicamente, y se piensa que ambas patologías son variantes del mismo Linfoma T.

c) Reticulosis Pagetoide, en su forma localizada (Woringer-Koloop) o generalizada,( Ketron-Goodman) siendo esta última la mas frecuente en caninos. Se presenta como pápulas eritematosas, placas, erosiones, úlceras en las uniones mucocutáneas, mucosa oral, almohadillas, abdomen, con metástasis.

Materiales y Método.

Caso Clínico 1: Canino, macho, 6 años,  raza indefinida.

Desde hace un año se encontraba en proceso de desensibilización por enfermedad atópica.

Hace unos 6 meses atrás el propietario notó la aparición de lesiones induradas, rojizas, firmes, con algunas áreas de ulceración y exudación, costrosas,  que afectaban abdomen, cabeza, pabellones auriculares, manos y patas (Fotos 1 a 6).- El prurito, que en un principio había cedido al tratamiento desensibilizante, había retornado dramáticamente.

Ante la sospecha de estar ante una patología neoplásica, se indican análisis sanguíneos de rutina (los que no revelan más que una leve neutrofilia), y una biopsia cutánea, con un diagnóstico presuntivo de linfoma cutáneo.

El resultado de la biopsia fué: “Hiperqueratosis ortoqueratosica epidérmica, áreas de ulceración epidérmica marcada, acúmulos focales de linfocitos atípicos y pleomórficos dentro de la epidermis (microabcesos de Pautrier).Núcleos de linfocitos  con proyecciones de aspecto dedos de guante (células de Sézary).- Dermatitis liquenoide compuesta de células linfóideas pleomórficas, células plasmáticas, neutrófilos y eosinófilos, se observa en la dermis superficial  y en forma periadnexial.

Diagnóstico: Micosis Fungoides Canina.

Con este diagnóstico, el paciente fue derivado al servicio de Oncología.

Caso Clínico 2: Canino, macho, 12 años, Cocker Spaniel.

Desde hace 12 meses atrás comenzó con lesiones cutáneas que se observan en la consulta presente como lesiones alopécicas,  dermatitis exfoliativa, escamas blanquecinas sobre el tronco, eritema y úlceras en abdomen, depigmentación y úlceras en nariz y  labios, y estomatitis.(Fotos 7 a 10).

El aspecto clínico, muy sugerente de neoplasia, indicaba la toma de muestras para biopsia cutánea, lo que se hizo en este caso.

Los resultados histopatológicos fueron prácticamente similares al primer caso, con un diagnóstico final de LINFOMA EPITELIOTROFICO.-

En este caso, el paciente fue derivado al servicio de Oncología.

Tratamiento:

Los animales fueron medicados según el presente protocolo:

  • Lomustina, 80 mg/m2. cada 3 semanas (3 aplicaciones).
  • Metilprednisolona, 1era. Semana 40 mg/m2./día, y continuar con 20 mg/m2. c/48 hs. Indefinidamente.
  • Tiempo de sobrevida estimado: 10 meses a 1 año.

Discusión.

Quizás la Micosis Fungoides sea la presentación cutánea más frecuente del linfoma canino epiteliotrópico. En ambos casos observamos presentaciones distintas: en el Primer caso, se observan lesiones en forma de placas y nódulos ulcerados, mientras que en el Segundo caso se aprecian eritrodermia exfoliativa, lesiones mucocutáneas y enfermedad oral, es decir que en ambos casos se resumen las presentaciones más frecuentes de la Micosis Fungosa Cutánea Canina.- Desgraciadamente, no se ha logrado una sobrevida mas allá del año, luego de iniciada la quimioterapia.

Conclusiones

Es de esperar que la evolución de los pacientes tratados con este nuevo protocolo de Lomustina/Prednisolona, aparentemente más efectivo, con efectos secundarios menos severos y una mejor tolerancia por el paciente que el tradicional protocolo de Ciclofosfamida, Vincristina y Prednisolona, les asegure una mejor calidad de vida y una progresión mas lenta y menos agresiva de esta patología que, lamentablemente, sigue siendo fatal.

Fotos 1 a 6: Corresponden al primer caso presentado. Puede observarse como principal manifestación clínica las lesiones granulomatosas, nodulares, ulceradas, exudativas y eritematosas que corresponden a la presentación en placas y nódulos de la Micosis Fungoide.-

Fotos 7 a 10: Corresponden al segundo caso. Aquí se observan lesiones descamativas, eritematosas, exfoliativas, que afectan el tronco y la naríz del paciente, con úlceras y depigmentación. Corresponden a la presentación de eritrodermia exfoliativa,  mucocutánea y ulceración de la cavidad bucal de la Micosis Fungoides.-

Bibliografía

Wilcock, B.P, Yager JA: The behavior of epidermotropic lymphoma in25 dogs. Can.Vet.J. 30:754, 1989.

Walton, D.K.: Canine epidermotropic lymphoma (mycosis fungoides and pagetoid reticulosis). En Kira, RW: Current Veterinary Therapy IX, W.B.Saunders, Co. Philadelphia, 1986, p. 609.

Smoller, BR et. Al:Reassement of histologic parameters in the diagnosis of mycosis fungoides. Am. J. Surg. Pathol 19:1423, 1995.

Shapiro, PE; Pinto, FJ: The histologic spectrum of mycosis fungoides/Sézary syndrome (cutaneous T cell Lymphoma): a review of 222 biopsies, including newly described patterns and the earliest pathologic changes. Am. J. Surg. Pathol. 18: 645, 1994.

Moore, PF; Olivry, T: Cutaneous Lymphoma in companion animals. Clin. Dermatol. 12:499, 1994.

Beale, KM et al: An unnusual presentation of cutaneous lymphoma in two dogs.. J. Am. Anim. Hosp.

Beale, KM, Bolon B.: Canine cutaneous lymphosarcoma: epitheliotropic  and nonepitheliotropic, a retrospective study. En: Ihrke, PJ, et al.: Advances in Veterinary Dermatology II. Pergamon Press, New Cork, 1003, pag. 273.

Millar, WH Jr.: Canine cutaneous lymphoma. En Kira, RW: Current Veterinary Therapy VII, WB Saunders ed., P hiladelphia, 1980, p. 493.

***El trabajo fue originalmente publicado por Revista Veterinaria Argentina.

Vet. Arg. – Vol. Nº XXVI – Nº 256 – Agosto 2009.

La republicación de los artículos de la Revista Veterinaria Argentina se hace por autorización expresa de Veterinaria Argentina.

*http://www.veterinariargentina.com/revista/2009/08/linfoma-epiteliotropico-canino-presentacion-de-dos-casos-clinicos-su-tratamiento/

 
remove_red_eye 449 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved